17 cosas que tienes en tu casa y que no sabías que tienen doble uso
Tips y Consejos

17 cosas que tienes en tu casa y que no sabías que tienen doble uso

Por Kiwilimón - Marzo 2015
Hay cosas en nuestra casa a las que se les puede dar un doble uso y eso me encanta. Por ejemplo, a una pashmina la puedes combinar de mil formas diferente. O el plátano, te puede además de ser muy rico te puede ayudar a quitarle los rayones a un disco; sólo necesitas pasarlo por la parte rayada y listo.
  • Seguro tampoco sabías que puedes usar una liga cuando quieras hacerte un manicure francés, con está puedes hacer la separación y no pintarte de más.
  • Para las quemaduras de sol en tu cuerpo, sólo ponte bolsitas de té negro húmedas y desaparecerá el ardor.
  • Si tus flores no duran mucho tiempo, sólo tienes que poner una cucharada de vodka y otra de azúcar para que no se marchiten tan rápido.
  • Cuando sin querer hayas provocado fuego en la cocina, por ejemplo con aceite hirviendo; puedes apagarlo con bicarbonato de sodio pero nunca lo hagas con agua.
  • Si te llegas a quemar tus manos en la estufa o cualquier otra parte de tu cuerpo con fuego,  sólo ponte un poco de mostaza para que el ardor desaparezca.
  • Para cortar queso puedes utilizar hilo dental.
  • A veces en las mesas se quedan marcados los vasos, aplica mayonesa en esas marcas y se quitarán.
  • Muchas veces compramos cosas que vienen en empaques que nos cuesta mucho trabajo quitar, utiliza el abrelatas para cortar todos estos empaques.
  • Si quieres que tu perro no se orine en algunos lugares o que no muerda algunas cosas sólo tienes que poner VapoRub y dejarán de hacerlo.
  • Cuando viajes guarda tus zapatos en una gorra de baño para que no les pase nada, ni se hagan feos.
  • Puedes quitar todas las manchas de pluma de tu ropa de manera sencilla con gel antibacterial.
  • Usa papel periódico para absorber los olores de comida o de algún alimento.
  • Cuando te pique algún mosco o un animal, ponte barniz de uñas para que no te de comezón.
  • Si tu pelo se decoloró con el cloro de la alberca dejándolo de un color verde espantoso, sólo tienes que poner 8 aspirinas disueltas en agua caliente y aplicártelas en el pelo.
  • El dolor de garganta lo puedes quitar comiendo malvaviscos, aparte es delicioso.
  • Cuando cuelgues algún cuadro en tu casa las fichas de latas te ayudarán a que no se muevan los tornillos y lo puedas colgar más fácil.
Ver nota original Artículo cortesía de 

Notas recomendadas

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Pelar ajos puede no ser una tarea tan ardua, pero cuando quieres ahorrar tiempo en la cocina, todo truco es bueno y válido para evitar las tareas tediosas.Para pelar ajos, algunas personas ruedan los dientes de ajo sobre superficies con la palma de la mano, lo cual funciona bien para quitar la cáscara a los ajos, aunque duele un poco, sin embargo, este truco de Tik Tok vendrá a revolucionar tu cocina, pues promete ajos sin cáscara con sólo usar el microondas.¿Cómo pelar ajos en 30 segundos?Tik Tok se ha vuelto la mejor fuente de trucos de cocina que existe, así que obviamente teníamos que ver aquí cómo pelar ajos rápido y fue la usuaria Kushi Ali quien le hizo este regalo al mundo.El truco consiste en hornear ligeramente los ajos y lo que tienes que hacer es colocar los dientes ya separados en un tazón pequeño. Luego, meter el recipiente en el microondas y programarlo para calentar 30 segundos. Si tú repites esto, probablemente escuches un ruido parecido a un silbido y luego parecerá que truenan palomitas mientras los ajos están en el microondas, pero no te preocupes, los dientes no explotarán. En el video de Kushi Ali, parece que el ajo se separa perfectamente de su cáscara después de salir del microondas. En la vida real, esto sí sucede con éxito, pero este truco también tiene efectos secundarios como que los ajos salen calientes y blandos después de estar en el micro.También les baja un poco el sabor fuerte y el aroma, y quizá no puedas cortar o picar los dientes porque se vuelven muy suaves, así que es probable que este truco no sea la mejor opción para tus ajos si necesitas ajos firmes y picados.Pero si necesitas ajos para cocer junto con alguna carne o caldo en una olla, este es el truco para pelar ajos que necesitas usar. ¿Cuál es tu forma más rápida para pelar ajos?
Que me perdonen los oaxaqueños y los yucatecos pero la CDMX es el caldero de la comida popular del país. Nadie puede negar que los chilaquiles, las quesadillas con y sin queso, los tlacoyos y las tortas tienen su templo sagrado en Chilangolandia. Y aún así, a diferencia de otros estados con comida típica de alta estima, la capital no brilla por su cocina regional tanto como por la popular. O si no, ¿cuántas veces se han cruzado con unas míticas enchiladas defeñas, un tradicional mole tepitense o un adobo cuauhtemense? De ahí que el caldo tlalpeño sea de esos estandartes a los cuales haya que aferrarse como niño héroe. El caldo tlalpeño –de Tlalpan– es insignia estatal. En ese entonces, cuando se originó el caldo, Tlalpan no era parte del DF; formaba parte de los pueblos aledaños que orbitaban la gran capital como planetas heliocéntricos. Los fines de semana era común visitar aquellos rumbos para echarse una o dos copitas en una cantina o, si ya se venía de la fiesta y lo que se quería era salir de ella, había de todo para curarla. Una de las teorías del origen de este caldo tiene como nombre propio a Doña Pachita. Ella tenía su puesto de comida junto al tranvía que llegaba hasta el poblado. De entre los platillos que vendía para los usuarios del tren, ninguno como su caldo. Cucharada a cucharada el caldo de Tlalpan se fue haciendo famoso por su sabor y por sus efectos revigorizantes. El resto es historia. Esa infusión picosita y abundante resulta mejor que cualquier entramado de electrolitos: es un elixir para recuperar las fuerzas del alma y las del cuerpo deshidratado. De recetas de caldos tlalpeños no paramos. Ya saben: todo mundo le mete su cuchara y sus reglas. Titita, la queridísima chef detrás del restaurante El Bajío, recomienda prepararlo sin atajos para que quede mejor: “Hay que hacerlo todo el tiempo con el pollo, abundante agua, buenas verduras y mucha paciencia”. Zahie Téllez, la chef experta en los platos de cuchara mexicanos, revela que “el secreto es licuarle las hojas de hierbabuena y de cilantro una vez que rompe el hervor para aportarle una nota herbal al caldo”. Para Pepe Salinas, el chef a cargo del Balcón del Zócalo, “el caldo debe quedar con una claridad súper rica, potente en sabor y en picante, pero siempre claro. Para lograrlo hay que hidratar bien los chiles en vinagre y pasarlos por un ligero tostado”. Él los muele con suficiente agua; fríe en manteca esa base de chiles con especias, ajo y cebolla y los retira de la lumbre hasta que haga ojitos la grasa. Al final lo cuela todo. Al lado de él mi consejo carece de gran ciencia. Me gusta saltear la verdura cortada en trozos medianos en suficiente mantequilla infusionada con laurel –o ghee–. Sólo hasta que el pollo está casi listo las incorporo al caldo. Esto hace que las verduras no se sobrecuezan, se vean bonitas en el emplatado y conserven todas sus propiedades. Si les quedaron dudas, la chef Zahie Téllez nos comparte su receta de caldo tlalpeño. No sé ustedes, pero estos días de suéteres tejidos y calcetines de lana se antoja atravesarlos con un tazón de barro en la mano. Caldo Tlalpeño de Zahie2 pechugas de pollo cocidas y deshebradas1½ litros de caldo de pollo en el que se cocieron las pechugas1 taza de garbanzos cocidos250 g de zanahorias en cubos pequeños y cocidos½ cebolla picada para freír ½ cebolla picada para servir encima del caldo350 g de jitomate asado2 dientes de ajoAceite para freír1 rama de epazote¼ de taza de hojas de cilantro¼ de taza de hojas de hierbabuena2 chiles chipotles adobadosaguacate al gustoSal y pimientaEn una olla calienta un poquito del aceite e incorpora el ajo, la cebolla y el jitomate. Déjalo ahí unos 5 minutos. Cuando queden sofritos, licúalos con un poco del caldo y reserva. El caldo restante agrégalo a una olla y calienta a fuego medio. Una vez que rompa el hervor, agrega la rama de epazote. Toma un poquito de este caldo y licúa en él la hierbabuena y el cilantro y vuelve a agregarlo al caldo. Incorpora los garbanzos cocidos para que se empiecen a sazonar, y también los chiles chipotles. Incorpora las verduras ya cocidas, sólo unos minutos, para tomen el saborcito del chile. Para servir agrega el pollo deshebrado, la cebollita picada y el aguacate al gusto –que siempre nos gusta mucho–.
El té de jengibre y limón en la noche no sólo te caerá muy bien si tienes frío, estás adolorido por el ejercicio o ayudarte a desinflamar el vientre, gracias a sus propiedades y sus beneficios para la salud.Aunque el uso principal del té de jengibre y limón suele ser para aliviar las náuseas —por ejemplo, es muy bueno para las personas embarazadas cuando tienen síntomas de náusea y vómito—, esta bebida también tiene poderosas propiedades antiinflamatorias, sobre todo gracias al jengibre. El jengibre contiene gingerol, un compuesto bioactivo con fuertes efectos antiinflamatorios, antioxidantes y anticancerígenos, el cual es responsable de muchas de las cualidades curativas del jengibre.Así, el té de jengibre puede ser la bebida ideal para después de una intensa sesión de entrenamiento, pues un estudio mostró que consumir 2 gramos de jengibre durante 11 días tenía como resultado una mejora significativa en el dolor muscular causado por el ejercicio. De hecho, el jengibre puede facilitar mucho el proceso de recuperación y se puede utilizar como un analgésico natural eficaz.Por si no fuera poco, esto también se aplica al dolor menstrual y otro análisis mostró que tomar 250 mg de cápsulas de polvo de rizoma de jengibre cuatro veces al día era tan efectivo como el ibuprofeno para tratar los dolores que se presentan con el periodo menstrual.Té de jengibre y limón para desinflamar el vientrePara las mujeres en particular, no es algo extraño luchar con el exceso de agua después de disfrutar de ciertos alimentos, es decir, muchas nos hinchamos por ‘retener líquidos’. Si este es tu caso, el té de jengibre y limón por la noche será lo que necesitas para desinflamar tu vientre y amanecer sin esa hinchazón.Hay muchas formas de incluir jengibre en tus bebidas, pero sin duda el té de jengibre es la más fácil. Agrégale limón para darle un toque más de sabor y tómalo por la noche, la mañana o la tarde, si tienes dolor, náuseas o necesitas de su efecto antiinflamatorio. ¿Cómo hacer té de jengibre y limón?La receta del té de jengibre y limón es muy sencilla. Sólo necesitas un pedacito de jengibre pelado, una taza de agua, medio limón y miel, si te gusta dulce. Corta el jengibre en rebanadas pequeñas y hierve a fuego lento en una olla pequeña con el agua y unas rodajas de limón. Una vez que hierva, apaga y deja reposar el té de 5 a 10 minutos. Cuélalo y sirve el té caliente con una rodajita de limón para decorar y miel para endulzar, si quieres.No dudes en hacer del té de jengibre y limón tu bebida para combatir de manera natural la inflamación del cuerpo, el dolor y las náuseas.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD