4 tips para un desayuno energético
Tips y Consejos

4 tips para un desayuno energético

Por Kiwilimón - Febrero 2014
Todas conocemos la importancia del desayuno. Nos lo han repetido hasta el cansancio, el desayuno es el alimento más importante del día. Bueno, es cierto, porque ayuda a nuestro organismo a arrancar como debe.  

El problema es que muchas de nosotras no tenemos el hábito, o el tiempo, o la imaginación para prepararnos un desayuno diariamente. Si estás dispuesta a cambiar esto y hacer del desayuno tu primer alimento en forma, nuestras amigas de ActitudFEM nos dejan 4 tips comprobados que te garantizarán primero, que dentro de 1 mes tendrás el hábito y la necesidad de desayunar, y segundo, verás un cambio en tu metabolismo que se reflejará en tu peso y salud:

1. Desayuna diario

Al principio te costará trabajo pero oblígate, póntelo como reto y cúmplelo. Después de 2 semanas de hacerlo diario, incluidos sábados y domingos, verás cómo tu cuerpo comienza a pedírtelo y será más fácil hacerlo parte de tu rutina. Un estudio realizado por el National Wieght Control Registry en Estados Unidos con un grupo de 5,000 personas que perdieron 15 kilos durante un año y no los han vuelto a subir, 78% reportó que el principal cambio que hicieron en su alimentación fue el desayuno.

2. Desayuna temprano

Entre semana, sobre todo si trabajas fuera toda la mañana o haces ejercicio, intenta comer en cuanto te levantes. Que sea lo primero que hagas para que tengas la energía suficiente para arrancar tu metabolismo y  no sientas hambre 2 horas después. Hay gente que desayuna fuera, o se espera a llegar a la oficina. Durante este tiempo tu organismo no tiene energía con la que funcionar, así que consume tus reservas y aunque desayunes a las 10 a las 2 estarás muriéndote de hambre. Los fines de semana trata de no retrasar el desayuno más de 2 horas después de levantarte.

3. Desayuna bastante

El desayuno es el momento de explayarte. Come todo lo que quieras, no hay límite, lo que te comas ahorita es un alimento menos que te comerás durante la noche. Si estás a dieta planea un desayuno balanceado, pero no te limites en cantidad. Desayuna claras de huevo, fruta, algo de proteína, pan, jugo, etc. Un buen desayuno evitará que tengas antojos grasosos durante el día y tendrás menos hambre en la noche. Debemos desayunar de 20 a 25% de nuestro consumo, entiéndase 350 calorías si estás siguiendo un plan alimenticio de 1, 500.

4. Desayuna inteligentemente

Planear tus desayunos evitará que comas demás durante el día. Elige alimentos que contengan fibra, como el pan tostado o la avena, frutas que aceleren tu metabolismo como la papaya, y proteínas bajas en grasa, como el jamón de pavo. Lo ideal es que tú cocines el desayuno para que puedas medir la grasa que le pones, limites el consumo de mantequilla, y no comas productos tan procesados que sean altos en sodio o químicos.   Ver artículo original.  

Recetas de Desayuno

   
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si haces el mandado el fin de semana, y para el martes o miércoles los plátanos y aguacates ya se han echado a perder, tal vez el problema no es que no sepas elegir tus alimentos, sino que no sabes cómo guardarlos. Descubre las mejores formas de conservar tus frutas y verduras en buen estado por más tiempo.Algunos alimentos (al igual que las flores) producen un gas llamado etileno. Este gas hace que las frutas y verduras maduren más rápido. Para evitar que tus frutas y verduras se echen a perder en poco tiempo, separa los aguacates, plátanos, kiwis, mangos, papayas y tomates de las manzanas, espárragos, zanahorias, pepinos, lechugas, papas y melones.Existen verduras o frutas climatéricas (como el aguacate, durazno, higo, kiwi, mamey) y no climatéricas (por ejemplo, aceitunas, fresa, cereza, arándano). La diferencia entre estas dos es que las primeras pueden comprarse sin estar aún maduras, mientras que las segundas deben adquirirse cuando ya están maduras. Si los alimentos climatéricos aún no están listos para comerse, déjalos fuera del refrigerador y espera hasta que maduren para guardarlos.El apio requiere cuidados especiales. Para que dure más tiempo fresco, crujiente y con un verde intenso lo mejor que puedes hacer es envolverlo en papel aluminio. Después, solo tienes que guardarlo en una sección del refrigerador en la que nada más pueda aplastarlo. papayas y tomates de las manzanas, espárragos, zanahorias, pepinos, lechugas, papas y melones. Las papas en realidad no requieren refrigeración. Solo debes guardarlas en un lugar fresco, seco y sin luz. Nada  más te recomendamos estar muy al pendiente y no olvidarlas, ya que cualquier gota de humedad puede provocar un brote y convertir tus papas en unas plantitas.La lechuga, kale, espinaca y ese tipo de alimentos no tienen la misma caducidad que otras frutas y verduras. Aunque lo ideal es que las consumas uno o dos días después de comprarlas, también puedes extender su tiempo de frescura envolviendo las hojas en una toalla de papel y después guardándolas dentro de una bolsa de plástico.Los hongos son muy delicados, por lo que no duran mucho tiempo después de cortarlos. Para evitar que se echen a perder debes guardarlos en un lugar fresco y seco. Recuerda que es muy importante mantenerlos alejados de la humedad, ya que esta hace que se acelere el proceso de descomposición de los champiñones.Uno de los errores más comunes que cometemos es poner los tomates en el refrigerador. Para conservar en buen estado los tomates por más tiempo hay que ponerlos en un recipiente a temperatura ambiente. Ten presente que las frías temperaturas del refrigerador afectan el sabor y la textura del tomate, así que lo mejor es tenerlos en la barra de la cocina, lejos de las fuentes de calor y de la luz directa del sol. Aplica estos tips en casa y verás cómo te duran más tus frutas y verduras.
Tener hierbas y verduras frescas todo el tiempo es más sencillo de lo que crees. Solo hace falta que cultives unas cuantas cosas en tu hogar. Aquí te explicamos qué verduras y hierbas necesitas para comenzar un huerto en casa.AlbahacaEsta planta requiere de temperaturas cálidas para germinar, por lo que es recomendable sembrarla durante la primavera. Coloca la tierra dentro de la maceta y después pon las semillas en la superficie. Cubre con una capa de tierra muy ligera y finalmente humedécela con un atomizador. La albahaca  necesita luz para crecer, así que lo mejor es ponerla en un lugar de tu casa que esté iluminada por el sol. RomeroEl romero puede sembrarse a partir de otra planta. Lo único que debes hacer es elegir una ramita joven con brotes. Corta más o menos 10 cm de rama usando unas tijeras bien afiladas. Retira las hojitas de los últimos 4-5 cm para que quede la rama sola. Colócala dentro de un vaso con agua en un lugar cálido sin que reciba luz directa del sol. Cambia el agua cada tercer día. Espera unas 6 semanas para que la rama crezca las raíces y después traspasa la plantita a una maceta. MentaLa menta es otra planta que también puede cultivarse con las ramas de otra planta. El proceso es muy similar al del romero. Debes cortar una ramita de unos 8 cm, justo debajo del punto donde surgen las hojas. Coloca las ramas dentro de un vaso con agua en un espacio bien iluminado y con suficiente ventilación. Cuando veas que las raíces han crecido lo suficiente (esto normalmente ocurre en un par de semanas) traspasa la planta a una maceta. LechugaAl igual que las hiernas, la lechuga es un alimento que puede reproducirse infinitamente (con los cuidados necesarios). Corta la lechuga a unos centímetros del corazón y después colócala en un bowl con muy poca agua. Déjala en un lugar soleado y cambia el agua todos los días. Después de unos días comenzarán a salir retoños; ese es el momento justo para plantarla. Espera a que crezca unos 15 cm para cortarla nuevamente.ApioLimpia con agua la base de un apio y ponla dentro de un envase con agua en un lugar soleado. Cambia el agua cada tercer día y usa un atomizador para humedecer la planta. Después de una semana, más o menos, debes pasar la planta a una maceta. Ten cuidado de no cubrir con tierra las hojitas nuevas y de mantener la planta bien regada.Así de fácil ya puedes comenzar tu propio huerto en casa. Como puedes ver no necesitas herramientas especiales o un lugar súper acondicionado para hacerlo. Basta con que consigas algunas semillas, ramitas o restos de verdura para cultivar tus primeras plantitas. Comienza tu huerto y cuéntanos cómo te va.
Los niños no desarrollan por arte de magia el gusto por todo tipo de alimentos, así como tampoco empiezan a adoptar costumbres saludables por sí mismos. Si quieres que tus hijos adquieran buenos hábitos alimenticios, tienes que guiarlo y acompañarlo. Sigue estos tips para que esta tarea sea más sencilla. Crea un ambiente agradable.Algo importante que debes tener en cuenta es que los niños relacionan todo. No puedes esperar que ellos vean la ingesta de alimentos como algo bueno si siempre les gritas o regañas a la hora de la comida. Trata de establecer un ambiente tranquilo para que tus hijos poco a poco relacionen su alimentación con un momento agradable.Pon el ejemplo.Como todo en la vida, una acción vale más que mil palabras. Enseña a tus hijos buenos hábitos alimenticios asumiéndolos tú también. Procura comer alimentos variados, sigue una rutina saludable y disfruta de todo lo que comes, de esta manera tus pequeños también querrán seguir tus pasos.Involucra a tus pequeños en la cocina.Conforme los niños van creciendo pueden ir asumiendo mayores responsabilidades en el hogar. Puedes aprovechar esto para pedirles que te ayuden en las labores de la cocina. Cuando permites que tu hijo elija sus alimentos o los prepare él mismo, estás desarrollando en él un mayor sentido de compromiso y responsabilidad hacia sus alimentos, sin necesidad de obligarlo o regañarlo.Toma en cuenta sus necesidades.Los niños son niños. Punto. No puedes pretender que tu pequeño coma las mismas cantidades ni los mismos alimentos que un adulto. Si bien es importante que lo ayudes a descubrir nuevos sabores, tampoco lo obligues a probar alimentos demasiado fuertes o muy condimentados. Recuerda que el paladar de tu pequeño es muy diferente al tuyo.Mantén una relación saludable con los alimentos. Esto incluye tanto tu alimentación como la de ellos. Si te la pasas quejándote de las calorías y siempre estás hablando de dietas, es muy probable que tus hijos crezcan creyendo que la comida es algo malo. Asimismo, el usar ciertos alimentos como castigo también hace que los niños desarrollen aversión hacia estos.¿Tienes algún otro tip para enseñar a los niños buenos hábitos alimenticios? Comparte tus ideas en los comentarios. Recetas ideales para niños:Gelatina de Yoghurt con FresaRollitos de crepas confetiMacarrones con carnePan francés fácil 
Los amantes del pescado y los mariscos son felices en esta época del año porque los menús en el hogar suelen tener varias opciones con estos alimentos. El único detalle es que estos ingredientes suelen ser bastante “chismosos” por lo que, incluso días después de haberlos preparado, su aroma sigue presente en la cocina. No trates de esconder los olores perfumando toda tu casa con aromatizantes artificiales. Estos remedios naturales te ayudarán a quitar el olor a pescado de manera rápida y sencilla:Agua y Vinagre: Pon a hervir en una olla dos tazas de agua con una taza de vinagre. La evaporación de esta mezcla ayudará a disminuir el olor a pescado. También puedes agregar canela, romero o tu esencia favorita para sustituir el aroma por uno más agradable.Pasta dentalOk, no es deseable que tu casa huela a pescado, pero ¿qué pasa cuando son tus manos las que están impregnadas con el aroma de tu comida? La manera más sencilla de eliminar el olor a pescado de tus manos es frotándolas con pasta dental (si tiene sabor a menta, mejor).Bicarbonato y LimónEnjuaga muy bien todos los utensilios y ollas que hayas usado, y después frótalos suavemente con una mezcla de bicarbonato de sodio y limón. Deja que actúe un par de minutos y después enjuaga nuevamente. Al finalizar puedes lavar tus trastes como sueles hacerlo.SolAunque no lo creas, a veces es buena idea asolear tus utensilios de cocina, sobre todo después de preparar platillos con alimentos con olores fuertes. Retira los residuos de comida y enjuaga muy bien las ollas antes de sacarlas. Déjalas una media hora y después lávalas con agua y jabón.DesinfectanteMuchas veces lo más preocupante de hacer recetas con pescados o mariscos no es el olor, sino las bacterias que pueden quedar en la cocina. Asegúrate de eliminar todos los residuos, limpiar bien las superficies y finalmente higienizar toda la cocina con desinfectante. Granos de Café:Cuando ya has limpiado y desinfectado cada centímetro de tu cocina, pero aún puedes oler el pescado del fin de semana, el café puede ayudarte. Coloca un envase con granos de café (si está recién tostado, mucho mejor) y déjalo abierto toda la noche en la barra de tu cocina. Deja de preocuparte por los olores de tu cocina. Pon en práctica estos tips para disfrutar las mejores recetas con pescados y mariscos sin dejar evidencia por días.Deliciosa Cazuela de MariscosTostada de Camarón al PastorPizza Fácil de Atún al PastorHuachinango a la Jamaica
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD