5 tés y esencias naturales para relajarte
Tips y Consejos

5 tés y esencias naturales para relajarte

Por Marielle Henaine - April 2020

En tiempos de crisis, los niveles de estrés y ansiedad suelen elevarse más, es por eso que te presentamos un par de formas infalibles para calmar los nervios: 5 tés y esencias naturales para relajarte que tú mismo puedes preparar en casa.  

El estrés y la ansiedad se han convertido en uno de los problemas más frecuentes entre las personas, sin mencionar que traen consigo diversos problemas de salud como dolores de cabeza, insomnio, mareos y hasta diarrea. Así que si te encuentras atravesando por un momento de incertidumbre, estos 5 tés y esencias naturales te ayudarán a tomar las cosas con más calma.

Recuerda que las fragancias producidas por algunas hierbas, frutos y flores silvestres tienen propiedades que alteran nuestro estado anímico, y de la misma manera, existen algunas cuyos componentes pueden ayudarnos a relajarnos si las mezclamos en infusiones o tés. A continuación te presentamos aquellos que fácilmente puedes preparar en casa con ingredientes naturales.



Té de orégano

Además de ser una bebida llena de antioxidantes naturales, el té de orégano tiene el poder relajarte en momentos de mucho estrés. Su sabor es delicioso y puedes tomarlo durante la cena o más noche, ya que también ayuda a conciliar el sueño.

Esencia de limón

La esencia de limón ayuda a combatir la ansiedad y la tensión muscular que esta misma provoca. Puedes preparar un poco rallando la cáscara y guardándola dentro de un paño de algodón cerrado. Hiérvelo dentro de una olla con agua destilada hasta que se forme un aceite en la superficie. Guárdalo en un recipiente de vidrio cerrado y disfruta de su aroma cuando necesites relajarte.

Té de manzanilla

La manzanilla comúnmente es utilizada para aliviar malestares relacionados con la digestión, pero también posee propiedades calmantes y sedantes. Además, puedes combinarla con azahar y sus efectos serán más fuertes para aliviar el estrés o la ansiedad. Puedes tomarlo como té en bolsita o prepararlo como infusión al hervir las hiervas dentro de una olla pequeña.

Esencia de lavanda

La lavanda tiene importantes propiedades relajantes, ya que ayuda a disminuir la presión arterial y la frecuencia cardíaca. También se utiliza para regular el tratamiento del insomnio y muchos la usan para combatir la depresión. Para preparar la esencia de lavanda, puedes dejar secar unos ramitos al sol durante un día, después ponerlos a hervir con agua destilada en una olla y colar el resultado con un paño limpio. Guárdalo en un recipiente oscuro y cerrado y disfruta del aroma cuando más lo necesites.

Té de tila

La tila es una bebida ideal para descansar, conciliar el sueño y olvidarse de las preocupaciones de la vida diaria; no por nada es un remedio bastante recomendado por las abuelitas para que sus nietos lo tomen antes de un examen y así calmen sus nervios.

¿Conoces algún otro remedio o esencia que ayude a relajarse y a calmar los nervios? No olvides compartirlo en los comentarios.
Califica este artículo
Calificaciones (2)
María Hernández
03/05/2020 20:11:38
Muy educativo
Melina Luna
18/04/2020 01:42:21
Excelentes consejos
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La armonía en tiempos de Covid-19 no es una montaña inalcanzable. Para corrientes como el Ayurveda, el yoga o la Trofología, una buena alimentación es el camino recto hacia ella. Si no pregúntense, ¿qué es la armonía de un cuerpo sino su salud? Y ¿qué es la armonía sino mantener el equilibrio, a pesar de los acontecimientos externos de los cuales no tenemos control?De ahí la importancia de la Trofología. Esta palabra rara es una rama de la nutrición natural que estudia la bioquímica del cuerpo y las reacciones que los alimentos provocan en él. Y al hablar del estrés –adivinaron, es una reacción química del organismo– es vital adentrarnos en su estudio. Según Majo Ortiz, fundadora del Colegio Mexicano de Trofología, no hay nada más real que la frase <somos lo que comemos>. “Nuestras células son un resumen, entre otras cosas, de los alimentos que consumimos”, afirma. Darle algo estresante a nuestros órganos es arrebatarle la paz al organismo.Es cierto: comer es un acto instintivo. No hay que estudiar para saber cuál es la mejor forma de atajar una buena hamburguesa. Comer sabiamente sí es un arte. Majo explica que la magia está en seleccionar correctamente nuestros alimentos; que de preferencia “estén vivos”. Y no es que salgamos a cazar ni que le metamos una mordida a una vaca, sino procurar que nuestra comida sea 100% natural: que tenga el poder de descomponerse; que no tenga componentes químicos que alteren lo que la naturaleza ya creó en perfección. Los alimentos vivos que ofrecen los supermercados, sin embargo, son los menos. A diferencia de otros tiempos ya no suena absurdo buscar “ingredientes orgánicos” porque la mayoría está modificada. Desde la selección de alimentos podemos armonizar nuestro cuerpo para por fin liberarnos de las cadenas del estrés. Los alimentos procesados nos sobreestimulan. El exceso de azúcar brinda placer momentáneo y luego, un bajón. Majo en cambio recomienda elegir alimentos altos en vitamina c como los frutos rojos, el limón, la naranja y la guayaba que desinflamarán el cuerpo. “Un órgano inflamado es un órgano estresado”, asegura. Alimentos como el jengibre y cúrcuma infusionados en agua o adicionados a la comida conseguirán un buen resultado. Las semillas de girasol le devolverán minerales al cuerpo mientras que el yogurt con búlgaros aportará B12 para darle energía y frescura a la mente. Majo explica que el arte más difícil es el de combinar los alimentos. Y no, no todo cabe en un jarrito sabiéndolo acomodar. El Ayurveda ha explicado el tema siglos atrás. Lo difícil puede ser hacer combinaciones efectivas, de esas que el organismo pueda descomponer fácilmente y donde el desdoblamiento de carbohidratos sea sencillo. Si esto no sucede se generan toxinas y, por lo tanto, el cuerpo se estresa. Por ejemplo, Majo explica que ponerle limón a una papa hace que sus carbohidratos no se desdoblen bien. En cambio, una buena combinación de alimentos sería mezclar alimentos verdes con algo de grasas buenas como las almendras, las nueces o el aguacate e incluir carbohidratos complejos como la papa. El tercer punto para liberarnos del estrés a través de los alimentos es prepararlos correctamente. El chiste es ser consciente de que cada técnica, cada ingrediente y cada decisión a la hora de cocinar puede tener consecuencias en el organismo. Ella recomienda comer “lo más natural posible. Lo más crudo posible. Sin muchas añadiduras. Así, nos estaremos comiendo el proceso de la fotosíntesis que sucede en las plantas. Estaríamos tomando el sol, el agua y el aire que cada verdura y fruta adquirió”.La correcta selección, combinación y preparación de los elementos puede evitar la acumulación de toxinas que acaban por desarmonizar el cuerpo. El cuerpo desequilibrado es más propenso a ser irritable y a sentirse cansado en el mediano plazo, y a enfermarse a la larga. Por eso la desintoxicación regular vigilada por un experto es recomendable. Algunos alimentos que ayudan a desintoxicar el cuerpo son los fermentados, como la kombucha o el kimchi coreano, y los probióticos que producen reacciones bioquímicas buenas para el organismo. Si comemos limpio, o sea, sin exceso de ingredientes procesados, azúcares, sodios y harinas, la salud mental y física será viable.A la alimentación consciente súmale descanso, meditación, yoga y algo de cardio para oxigenar el organismo. La risa y las emociones positivas también suman. Cuando los elementos se conjugan nuestro cuerpo saca a relucir su poder autocurativo y autosanador. La armonía aparece porque lo natural del cuerpo es estar bien. No hay que obstaculizarlo nosotros.
Las fiestas patrias son sinónimo de alegría, comida, música, baile y muchas otras celebraciones para los mexicanos. Por suerte y a pesar de la cuarentena a causa del coronavirus, este guateque no se tiene que cancelar del todo, ya que aún se nos permite festejar en el hogar. Por eso, no te puedes perder estos maravillosos tips para celebrar el 15 de septiembre sin salir de casa. Vístete de México Inicia los rituales de festejo desde el momento en el que te vistes y si no tienes vestimenta tradicional mexicana, como camisas bordadas, guayaberas o vestidos de colores, puedes pintarte de verde, blanco y rojo. Celebra con bebidas y comida mexicana Bien dicen que la comida es una fiesta, así que elige tus platillos mexicanos favoritos y prepáralos sin complicarte la vida. Te dejamos algunas opciones de comida y bebidas mexicanas, además, aquí puedes encontrar más. Pambazo mexicano de papa con chorizoAtole de mazapánEsquites tradicionalesSopes de tingaCantaritos locosDisfruta de música y baile mexicano ¿Quién dice que necesitas salir a la plaza para sentir el espíritu patriótico? Basta con poner un poco de música mexicana, despejar la sala y ponerte a bailar con los que habitan tu hogar; no importa si es con tu familia o sólo tus mascotas. Entre las canciones que no pueden faltar en tu playlist, están: México lindo y queridoEl son de la negraLa lloronaDiviértete con juegos tradicionales mexicanos ¡Olvídate del celular y la computadora! Para este 15 de septiembre en casa, regresa a las raíces de tu infancia y celebra con tu familia o con quienes compartas tu hogar, juegos tradicionales mexicanos. ¿Qué opinas de estas ideas? LoteríaCanicasNo te enojesBalerosDa el tradicional Grito de IndependenciaFinalmente, para honrar la tradición donde el cura Miguel Hidalgo pronunció las palabras que convocaron a la independencia en 1810, el 15 de septiembre a las 11:59 pm, puedes dar el grito para decir con toda la fuerza de tus pulmones “¡Viva México!”. Si algo hemos demostrado los mexicanos, es que somos capaces de enfrentarnos ante cualquier adversidad, así que con estos consejos y mucha creatividad, podremos festejar con sana distancia el 15 de septiembre desde casa.
La linaza tiene propiedades medicinales importantes, pues entre las investigaciones que se han hecho, hay evidencia de que puede ayudarte a reducir el riesgo de enfermedades cardiacas o diabetes, pero en específico, la linaza puede ser una gran aliada contra el estreñimiento.Actualmente, la linaza es considerada un súperalimeto, pero ha sido utilizada desde hace mucho tiempo gracias a sus propiedades benéficas para la salud. De hecho, Carlomagno ordenó a sus súbditos que comieran semillas de lino por su salud e incluso su nombre Linum usitatissimum, significa “el más útil”.Las propiedades medicinales de la linaza en la digestiónLas semillas de lino o linaza son uno de los cultivos más antiguos y existen dos tipos: marrón y dorado, igualmente nutritivos. Aunque la linaza se puede comer entera, molerla permite que el cuerpo se beneficie por completo de sus beneficios nutricionales, los cuales principalmente incluyen: proteína, ácidos grasos omega-3, fibra dietética (particularmente fibra soluble), vitaminas, minerales y lignano fitoquímico.Ya que son semillas o semillas molidas, la linaza se consume en pequeñas porciones, cuyo tamaño típico es de 1 cucharada, es decir, alrededor de 7 gramos de linaza molida. Si te preguntabas cuántas calorías tiene la linaza, esta pequeña porción contiene sólo 37 calorías, además de 2 gramos de carbohidratos y 1.9 gramos de fibra.Entre las vitaminas y minerales que aporta, se encuentran la vitamina B1 (con 8% de la ingesta diaria recomendada o IDR), vitamina B6 (2% de la IDR), folato (2% de la IDR), calcio (2% de la IDR), hierro (2% de la IDR), magnesio (7% de la IDR), fósforo (4% de la IDR) y potasio (2% de la IDR).Los ácidos grasos omega-3, los lignanos y la fibra que contiene la linaza son los componentes relacionados en mayoría con las propiedades medicinales de la linaza. Los primeros están relacionados a controlar el colesterol y reducir la inflamación en las arterias; los segundos son compuestos vegetales que tienen propiedades antioxidantes y estrogénicas, las cuales pueden ayudar a reducir el riesgo de cáncer y mejorar la salud.Foto de Wesual Click, en Unsplash.La linaza contra el estreñimientoPor último, la fibra que contiene la linaza tiene beneficios especiales porque no es cualquier fibra. Las semillas de linaza contienen dos tipos de fibra dietética: soluble (20–40%) e insoluble (60–80%). Ambas son buenas y, por un lado, la fibra soluble aumenta la consistencia del contenido del intestino y ralentiza la tasa de digestión. Por otro, la fibra insoluble permite que las heces contengan más agua, lo cual aumenta su volumen y tiene como resultado heces más blandas. Esto es lo que hace la linaza para prevenir el estreñimiento y ayuda a quienes tienen síndrome del intestino irritable, colitis o enfermedad diverticular.Aunque se pueden comer las semillas enteras, se recomienda comer la linaza molida porque es más fácil de digerir y la linaza entera puede pasar por el intestino sin ser digerida, lo que significa que no aprovecharías todos los beneficios.Una forma muy popular de integrar estas semillas en tu alimentación es el té de linaza, que sirve para bajar de peso de acuerdo con muchos, pues un estudio encontró que agregar 2.5 gramos de extracto de fibra de lino molido a una bebida reducía la sensación de hambre y el apetito general, probablemente debido a la fibra soluble que contiene.Cuando tomas té o agua de linaza, hay una sensación de tener menos hambre porque la fibra ralentiza la digestión en el estómago, lo que desencadena una serie de hormonas que controlan el apetito y proporcionan una sensación de saciedad, así que definitivamente, el contenido de fibra dietética de las semillas de lino puede ayudarte a controlar el peso al suprimir el hambre y aumentar la sensación de saciedad.Otras formas en las que puedes añadir linaza molida a tus comidas es espolvorearla sobre tu yogurt o cereal, añadirla en tus panes y galletas horneadas, incluirlas en tus smoothies para aprovechar todos sus beneficios y evitar estreñirte tan seguido.Nuestras mejores recetas con linaza:Licuado de mamey y linazaDeditos de pescado empanizado en avena y linazaLicuado de papaya y linazaCrema de cacahuate con chía y linaza
El plato del buen comer es una guía propuesta para que todos sepamos cómo deberían estar compuestas nuestras comidas del día, es decir, qué deben llevar de entre los 3 grupos de alimentos que engloba.Cereales, frutas y verduras y leguminosas y alimentos de origen animal son los tres grupos que se muestran en el plato del buen comer y a partir de ellos puedes hacer varias combinaciones deliciosas y muy nutritivas para ti y toda tu familia.Para saber cómo hacer combinaciones del plato del buen comer, lo mejor es guiarte por los colores que usan para señalar qué debes consumir en mayor o menor porción. Por ejemplo, las frutas y verduras se encuentran representadas en la zona verde, la cual indica que las debes incluir y consumir en mayor porción.En color amarillo se clasifican los cereales y tubérculos, y estos deben ser comidos en una porción menor, de acuerdo con el plato del buen comer, deben abarcar un cuarto de un plato y lo mejor es que incluyas cereales integrales combinados con leguminosas.Finalmente, el plato del buen comer resalta en color naranja las leguminosas y en rojo, los alimentos de origen animal. Este grupo completa el plato y debe abarcar el otro cuarto para así conformar la mitad de frutas y verduras, mientras que la otra mitad debe ir compuesta por una porción de cereal combinada con leguminosas y una porción de origen animal.Ya que conoces la cantidad aproximada de la porción, estas son algunas opciones de la comida que puedes incluir en cada grupo. Primero, dentro de frutas y verduras, aprovecha las de temporada e incluye las siguientes:FrutasDurazno o melocotónFresaGuayabaJícamaLimónMangoManzana o peraMelón o sandíaNaranja o mandarinaPapayaPiñaPlátanoToronjaUvasVerdurasAguacateBrócoli o coliflorCalabacitaCebollaChayoteChile poblanoChiles secos como el morita o pasillaColEjotesEloteHojas verdes (acelgas, espinacas, quelites)JitomateLechugaNopalesPepinoVerduras congeladas como chícharo, zanahoria, brócoli, coliflor, ejotesVerduras envasadas como chícharo, zanahoria, champiñones y ejotesZanahoriaDentro del grupo de cereales y tubérculos se encuentran la tortilla, que está compuesta por maíz, la pasta, que se hace con trigo, el arroz, el amaranto, la avena, y entre los tubérculos están la yuca, la papa y el camote, por ejemplo.Por último, las leguminosas son los frijoles (no importa si los preparas de la olla o refritos), las lentejas, el garbanzo, las habas amarillas o las alubias; mientras que en los alimentos de origen animal entran las carnes, ya sea de pollo, de res o de cerdo, por ejemplo, el pescado, pero también los lácteos, como el yogurt, el queso y la leche, además de el huevo y los embutidos.Así, una buena combinación del plato del buen comer se formaría llenando la mitad de tu plato con una ensalada que incluya frutas y verduras en abundancia, por ejemplo, una ensalada de jícama con zanahorias, pepino y piña.Como guarnición, podrías incluir un puré de papa o de papa o de camote, el cual podrías mezclar e incluir dentro del plato fuerte, como un pastel de carne, por ejemplo. Y como entrada, frijoles de la olla o una sopa de habas, así no sólo tendrías una comida de dos o tres tiempos, sino que sería una buena combinación del plato del buen comer.Otra combinación siguendo el plato del buen podría ser preparar fajitas de pollo acompañadas de una ensalda de nopales tatemados, que incluye frijoles y más verduras.No olvides hidratarte con agua simple, principalmente, y una vez que conozcas qué alimentos puedes incluir, hacer tus propias combinaciones siguiendo el plato del buen comer será fácil y tendrás como resultado comidas completas y nutritivas.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD