6 formas sencillas de quitar el ardor de chile en las manos
Tips y Consejos

6 formas sencillas de quitar el ardor de chile en las manos

Por Eloísa Carmona - June 2020
Cocinar con chile es algo de todos los días si eres mexicano, porque no podemos concebir unos chilaquiles sin picante, pero a pesar de estar acostumbrados a usarlo y disfrutar de su sabor al comerlo, aún nos enchilamos y sentimos el ardor del chile en las manos al cocinarlo.

Descubre cómo cortar chile con este tip.

Esta sensación de ardor por el chile es causada principalmente por la capsaicina, un compuesto químico que se encuentra en la capita blanca y esponjosa que tiene dentro, llamada placenta, y cuando lo comemos o nuestra piel entra en contacto con ella, nuestro cerebro realmente piensa que la boca o la piel se está quemando.

Así que eso es lo que sucede cuando lo cortas para añadirlo a alguno de tus platillos y sientes que tus manos ya nunca volverán a estar normales, porque incluso después de lavarte las manos, el efecto del chile sigue ahí.

Haz tu propio chile en polvo con este paso a paso.

Cómo quitar el ardor de chile en las manos

La mejor prevención para evitar el ardor de chile en las manos es usar guantes, porque además de que evitan que los aceites de chile y la capsaicina entren en tus manos, también son una gran forma de evitar tocarte la cara o, peor aún, tallarte los ojos.

Aprende a pelar chiles poblanos aquí.

1. Alcohol

La primera forma de quitar el ardor de chile es frotar alcohol en tus manos para eliminar la capsaicina, que es un aceite. El aceite del chile y la capsaicina son más solubles en alcohol que en agua, e incluso puedes usar alcohol de alta resistencia como el vodka.
Luego puedes sumergir las manos en leche u otro producto lácteo. Si te enchilaste los ojos, solo usa agua o solución salina para enjuagarlos.

2. Aceite

El aceite vegetal o de oliva ayuda a disolver los aceites de chile picante. De hecho, algunas personas frotan sus manos con solo un toque de aceite antes de cortar el chile como prevención y así evitan que las manos les ardan.

3. Jabón para trastes

Muchos jabones para platos pueden disolver aceites y son más efectivos que el jabón de manos común, por lo que sólo tienes que lavarte bien las manos con jabón para trastes después de cortar chile.

4. Leche entera o yogurt

La teoría detrás de esto es que el chile también es más soluble en grasas y aceites que en agua. Remojar las manos en la leche o el yogur hasta que la sensación de ardor se detenga le funciona a muchos.

5. Solución con cloro diluida

Alton Brown, presentador de comida y chef, recomendó en uno de sus programas usar una solución de cinco partes de agua y una de cloro para poder quitar el chile de las manos y dejar de tener un par de armas mortales pegadas a tu cuerpo.

6. Pasta de bicarbonato de sodio

Haz una pasta espesa de bicarbonato de sodio y agua y aplícala directamente en las manos. Déjalo actuar hasta que se seque y luego enjuaga.

Ojalá que alguno de estos seis remedios caseros te ayude a quitar el ardor de chile en las manos y si tienes otro remedio más efectivo, no dudes en compartírnoslo.


Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La historia del pan en San Cristóbal de las Casas inicia con las alforjas cargadas de trigo que viajaban, junto a rebaños y otros productos comestibles, con los castellanos que se asentaron en el Valle de Hueyzacatlán. Al asentamiento le siguieron consecuencias. Algunas evidentes, como la hegemonía del trigo en San Cristobal, indisputable hasta el siglo XIX y en relativa competencia con los tuxtlecos, que entraron en la escena en el XVII. Para entonces, las cartas estaban sobre la mesa: San Cristobal tenía ya una vocación panadera, una vocación imborrable, imperecedera.   Aunque de los molinos de la época quedan poco más que recuerdos —y una ruta que se puede hacer por la montañas en bicicleta—, en este destino chiapaneco la identidad sigue ligada al pan: al tradicional y al moderno, al coleto y al europeo. Así, el pan se asoma a la mesa del desayuno, se ofrece como colación a medio día o como cierre de la merienda. El pan está en las casas, en las cafeterías —que tampoco son pocas— y en los restaurantes. Mi primer encuentro con la panadería de la región fue fortuito —poco antes de enterarme que iba a escribir este artículo—. Fue en Sibactel y Aldama, dos de las 60 comunidades que producen café en Chiapas. Fue después de recorrer los cafetales, cerca del medio día. Fue en el patio de secado del beneficio comunitario de Sibactel, con una taza de pozol. Fue en casa del caficultor Pedro Vázquez, donde sus hijas disponen café de olla, horchata y una canasta copada de pan dulce como un gesto de hospitalidad. En esa primera ronda se me quedó impregnada la consistencia firme de los panes —muy distinta a la de los europeos con aire, suaves, esponjosos— y una nota de humo, siempre presente en las cocinas y los hornos de leña que, en este lado del mundo, todavía son comunes.  A mi vuelta al centro de San Cristóbal, y gracias a las recomendaciones de los chefs de Tierra y Cielo, llegué con más intención a la puerta de la panadería Fátima, un local de fachada bicolor —morado con blanco, reconocible a leguas— en la calle Benito Juárez, que tiene más de 30 años en operación.Los anaqueles de Fátima son una librería del amplio repertorio del pan coleto que además de lo ya dicho, es diverso en forma y fondo. Aquí verán montañas trigueñas de panes planos, enroscados o trenzados —mis favoritos—, con cortezas cubiertas de azúcar o ajonjolí, con migajones oscuros o amarillentos, preparados con piloncillo, canela y muchas veces con manteca. Los reconocerán también por su nombre de pila: cazuelejas —quizás las más famosas—, rosquillas, marquesotes, pan de yema o pan de manteca. Los amarán un poquito más porque son una ganga. A riesgo de parecer disco rayado —o la burra al trigo, en una analogía más pertinente—, quiero hacer hincapié en la textura de estos panes: esa que es firme, porosa, a veces arenosa, a veces crujiente. Si me preguntan, esa textura es pretexto, una provocación, un estado ideal que pide a gritos el ahogo de una bebida caliente —café, chocolate, atole, ustedes digan—.  Estudiosos del tema, como Edgar Zulca Báez, atribuyen esta característica a cuestiones más prácticas como la conservación, a que “su estructura compacta garantiza su integridad en el transporte y es resistente a la descomposición”, escribe el académico.Kievf y Marta —que en sus exploraciones panaderas preparan, entre otras cosas, panes de tascalate para el desayuno— me recomendaron complementar la expedición con las panaderías que siguen los pasos de la herencia danesa y francesa. Obediente, me dirigí a los hornos —de lugares como La Casa del Pan, Oh la lá y el Horno Mágico— que complementan, con bollería, croissants, empanadas de hojaldre, chocolatines y mantequilla, la escena panadera. Una historia que, por ahora, es harina de otro costal.
Conocido como té de mariposa azul, té de flores de guisante de mariposa, té azul o por su nombre en inglés, Butterfly pea flower tea, este té no sólo llama la atención por su cambio de color de azul a lila, sino también por sus beneficios y propiedades.Elaborado con las flores de la planta Clitoria ternatea (conchita azul), un arbusto medicinal y autóctono del sudeste asiático, la infusión de flores de guisante de mariposa se ha vuelto popular en los últimos tiempos gracias a los maravillosos beneficios que confiere para la salud humana, como promover la pérdida de peso, pacificar la mente, enriquecer la textura de la piel y mejorar el crecimiento del cabello.Para qué sirve el té de mariposaEl impresionante perfil nutricional del té azul lo convierte en una maravillosa bebida para bajar de peso, así como una bebida refrescante para enfriar el cuerpo cuando se sirve frío. Al ser naturalmente libre de cafeína y una mezcla completamente a base de hierbas, el té azul, al igual que el té verde, también es una fuente inagotable de antioxidantes. También contiene cantidades significativas de catequina EGCG - galato de epigalocatequina, así como una serie de componentes antiinflamatorios y estimulantes del sistema inmunológico como flavonoides, taninos y polifenoles.Facilita la digestiónYa que es rico en antioxidantes, estos ayudan a proteger el cuerpo contra la acción de los radicales libres. Beber una taza de té azul una o dos veces por semana con el estómago vacío elimina las toxinas acumuladas en el sistema y mejora enormemente la salud digestiva.Mejora la salud de la pielLos flavonoides presentes en el té de mariposa ayudan a estimular la producción de colágeno, los cuales a la vez ayudan a desarrollar y mantener la elasticidad de la piel. Estimula el crecimiento del cabelloLa flor del guisante de mariposa también es excelente para el cabello, ya que contiene antocianina, un compuesto conocido por aumentar la circulación sanguínea en la cabeza y, por lo tanto, mantener un cuero cabelludo saludable. También ayuda a fortalecer los folículos pilosos desde adentro.¿El té de mariposa sirve para relajarte?Se dice que el sabor terroso del té de flor de guisante azul mejora el estado de ánimo y que tiene efectos antiestrés que también pueden ayudar a reducir los síntomas de ansiedad. También se sabe que refresca el cerebro, refuerza los niveles de energía y la resistencia, influye en las emociones positivas y, por lo tanto, aumenta la productividad en el trabajo. El té azul también elimina el estrés y alivia los síntomas de ansiedad y depresión, así que es perfecto para relajarte.Ya sea frío o caliente, disfruta de esta maravillosa bebida y de sus beneficios.
La feijoada, que en español tiene una traducción literal de “frijolada”, es uno de los platillos emblemáticos de la gastronomía brasileña, el cual obviamente es un platillo con frijoles, complementado con carne de cerdo generalmente seca.Como muchos otros platillos nacionales del mundo, la feijoada tenía como fin sacarle provecho a los restos de cerdo; en la actualidad, es una comida tan famosa y reconocida, que ya es más bien un platillo gourmet.Su origen viene de Europa, en específico de Portugal, y la fusión de culturas que se produjo. Entre sus primeras apariciones en textos gastronómicos, se puede mencionar el libro de Luís da Câmara Cascudo titulado História da Alimentação no Brasil (Historia de la alimentación en Brasil), donde se habla sobre los orígenes de la feijoada.Así, el origen de la feijoada está también ligado a la esclavitud y se dice que estos esclavos africanos que los portugueses llevaron a Brasil, obligados a servirlos, recogían lo que sobraba de los festines y lo mezclaban con frijoles negros. Esto dio como resultado algo así como la primera versión de la feijoada.Ya que sus ingredientes son pocos, comunes en Brasil y su preparación es sencilla, la feijoada es además un platillo económico, que hoy en día sigue siendo muy consumido por los brasileños, pero para ellos, los días tradicionales para comerlo suelen ser los miércoles y los sábados, pues esos días no faltan en los menús de los restaurantes o en las reuniones familiares.¿Has probado la feijoada? Puedes prepararla en casa con nuestra receta si te ha despertado la curiosidad y contarnos qué tal te pareció o si conoces más de su origen en los comentarios.
El tequila es un destilado icónico en México, símbolo de nuestra identidad y tradiciones. Está elaborado con agave azul tequilana Weber y aunque existen alrededor de 295 especies de agaves distintas, sólo este se puede utilizar para hacer tequila.Cada tercer sábado de marzo se celebra el Día Nacional del Tequila. Celebra esta bebida con Denominación de Origen, desde 1974, en los estados de Jalisco, Guanajuato, Michoacán, Nayarit y Tamaulipas, con un buen tequila hecho 100% de agave. ¿Cómo catar el tequila? Para degustar tequila como un experto y celebrar el Día Nacional del Tequila sólo necesitas seguir las siguientes recomendaciones: Vista: sirve tu tequila en una copa o un caballito tequilero y observa su tonalidad. Esta te indicará si es joven o tuvo un tiempo de reposo en barricas. Nariz: el aroma depende de la memoria olfativa de cada persona, así como de diversos factores como la tierra donde se cultivó el agave, sus procesos de elaboración, añejamiento, entre otros. Para esta fase, coloca tu nariz en en el centro de la copa e inclínate un poco antes de inhalar, posteriormente, exhala suavemente por la nariz e intenta reconocer todos los aromas que hayas percibido antes (de flores, hierbas, frutas, etc.). Gusto: bebe sorbos pequeños de tequila y pasalos por tu boca para apreciar el sabor del agave en cada sorbo. Cocteles con tequila para celebrarSi prefieres celebrar este día con un rico y fresco coctel, te recomendamos dos margaritas que nunca olvidarás, además de que son muy fáciles de preparar: Margarita de JalapeñoIngredientes: 60 ml Tequila Patrón Silver15 ml Patrón Citrónge Orange5 ml de jarabe de agave30 ml de jugo de limón fresco3 rodajas de jalapeñoGajo de limón para decorarProcedimiento: En el fondo de un shaker, machaca una rodajita de jalapeño con jarabe de agave.Agrega todos los ingredientes líquidos y agita vigorosamente con hielo para enfriar.Sirve la mezcla colada sobre hielo en un vaso bajo.Decora con un gajo de limón y el resto de las rodajas de jalapeño.Margarita de pepino y cocoIngredientes:45 ml Tequila Patrón Silver60 ml de agua de coco15 ml de jugo de limón fresco15 ml de jarabe natural7 rodajas de pepino (3 para decorar)Procedimiento:Combina todos los ingredientes en un shaker (excepto los de decoración) y agita vigorosamente con hielo para enfriar.Sirve la mezcla colada sobre hielo en un vaso y decora con un abanico de pepino.¡Cuéntanos cómo celebrarás el Día Nacional del Tequila!  Información y fotos: Tequila Patrón. 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD