7 trucos para combatir el hipo que SÍ FUNCIONAN

Por Kiwilimón - Mayo 2017
  No hay nada más molesto que intentar llevar una conversación, comer o conciliar el sueño con una crisis de hipo. Si alguna vez has tenido, sabrás que no es tan sencillo deshacerte de los espasmos. En Kiwilimón nos dimos a la tarea de investigar y probar (sí, a nosotros también nos da hipo) los mejores remedios para combatir el hipo. via GIPHY

1. Reinicia el funcionamiento del nervio pneumogástrico

El hipo muchas veces comienza a raíz de alguna irritación en el nervio que nace en el bulbo raquídeo y llega hasta el estómago, páncreas e hígado. Para deshacerte del espasmo, solo tienes que estimular el nervio vago tomando agua fría, chupando un limón o tomando una cucharada de miel con agua tibia.

2. Respira con una bolsa de cartón

Hacer esto permite que el cuerpo retenga más dióxido de carbono, lo que obliga al diafragma a realizar una respiración más profunda para obtener más oxígeno. Alivia el hipo haciendo un par de respiraciones cubriendo tu nariz y boca con una bolsa de cartón.

3. Coloca tus rodillas frente a tu pecho

Dobla tus rodillas y acércalas lo más que puedas a tu pecho. Con este movimiento, estarás comprimiendo el diafragma. Ya que buena parte de los casos de hipo se origina en el diafragma, comprimirlo ayuda a detener las contracciones.

4. Haz la maniobra de Valsalva

Suena complicado, pero lo más probable es que ya lo hayas hecho. Inhala y llena tus pulmones; al cabo de unos segundos tapa tu nariz y cierra la boca, mientras exhalas. Esta técnica aumenta la presión en el interior de las vías respiratorias, lo cual ayuda a estimular el nervio pneumogástrico.

5. Aunque suene mal, eructa

El hipo puede manifestarse por problemas de digestión o simplemente porque comiste algo muy pesado. Si este es tu caso, puedes aliviar el espasmo provocando un eructo. Diluye unas gotas de aceite de menta con aceite de oliva y colócalo en tu paladar. Esto ayudará a provocar el eructo.

6. Coloca un cubo de hielo en tu abdomen

Si no tienes hielos en casa, puedes usar agua muy fría. Pon en tu ombligo un hielo o bebe agua muy fría. Cualquiera de estas dos acciones provocará un cambio repentino en la temperatura de tu área abdominal, con lo cual podrías detener el movimiento espasmódico.

7.  Ejercita tu diafragma

Inhala lentamente, hasta que todo tu diafragma se llene de aire, y sostén el aire lo más que puedas. Después, exhala poco a poco hasta que tus pulmones se hayan vaciado por completo. Realiza estas respiraciones un par de veces para estirar tu diafragma y detener las contracciones. via GIPHY Estos trucos funcionan genial para crisis ocasionales de hipo. Pero, si padeces hipo de manera recurrente, te recomendamos visitar a tu médico. Lo mejor es que descartes cualquier padecimiento que pueda esconderse detrás del hipo.

Estas recetas son fáciles de preparar y te caerán bien si te sientes recargada:

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Tamales y su historia en América Latina
En México se envuelven en hojas de maíz conocidas como totomoxtle o de plátano, y pueden estar rellenos de mole, de cerdo, de pollo… pero los tamales no son endémicos de este país, sino de América Latina y también se comen en Honduras, Belice, Perú, Colombia, Brasil, Puerto Rico y otros países.Tamal, humita, nacatamales, chamos, pamoña o pache son algunas de las formas en las que la preparación de masa y relleno envuelta en hoja de maíz, plátano, canak, aluminio o incluso plástico cocida por lo general al vapor puede llamarse, según el lugar en el que se prepare.En muchos casos, el punto de partida de los tamales es el maíz, cuyo consumo desde la época prehispánica es primordial en América Latina y, de acuerdo con el historiador Humberto Rodríguez Pastor, el ejemplo prehispánico más cercano a los procesos de preparación de los tamales actuales son las humitas peruanas.Estas primeras preparaciones relacionadas a las humitas peruanas incluían maíz pero no relleno y es aquí donde la llegada de los españoles, como en muchos otras áreas, contribuye con su granito de arena, que en este caso tiene forma de manteca y carne de cerdo.En México la historia es otra, pues arqueológicamente, los tamales se han encontrado relacionados a la vida cotidiana de algunas culturas y estaban presentes en rituales religiosos, ofrendas y tumbas, además de que ya llevaban un relleno como pavo, rana, ajolote, conejo, frutas o frijoles, y no usaban grasa para elaborarlos. Eran tan comunes, que incluso se mencionan en el Códice Dresde, un libro de los mayas del siglo XI o XII.¿Cómo se llaman los tamales en América Latina?El nombre tamal está bastante extendido y aparte de México, se usa en Argentina, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y Panamá. En Venezuela existen las hallacas (también hayaca), las cuales se preparan en específico para Navidad y se hacen con harina de maíz, caldo de pollo, y pueden ir rellenas de carnes diferentes, como de cerdo, de res o de gallina.El bollo es de Belice, se envuelven en hoja de plátano y sus ingredientes incluyen pollo, cebolla, cilantro y achiote, mientras que en Puerto Rico se conocen como guanime a un tipo de tamal dulce con leche de coco, azúcar y harina de maíz, también envuelto en hoja de plátano.Bolivia y Perú comparten nombre, pero diferencian entre maíz tierno llamándolos humitas y maíz, con el nombre de tamales. Los nacatamales de Nicaragua también se diferencian de los llamados tamales allá porque llevan carne.México tiene una gran variedad de tamales con nombres diferentes: canarios, uchepos, chanchamitos, pibipollos, corundas, vaporcitos, xocos… las variedades por región abundan y pueden ser tanto dulces como saladas.Conocer de tamales es conocer de América Latina y su pasado, así que si tienes la oportunidad, no dudes de probar todos los que lleguen a ti. 
¿Cómo usar fécula de maíz para limpiar?
En kiwilimón sabemos que siempre estás en busca de los mejores consejos y trucos para limpiar tu casa, ropa, muebles y cocina de manera natural y sin gastar mucho. En esta ocasión, te decimos todas las maneras en que puedes utilizar fécula de maíz para limpiar todo en casa, quedarás impactado con sus múltiples usos. ¿Qué es la fécula de maíz?La fécula de maíz, también llamada maicena, es un polvo blanco que es extrae de los granos de maíz. La fécula es un ingrediente básico en la cocina, pues es esencial para espesar todo tipo de platillos, desde atoles hasta salsas y cremas pasteleras. También se usa para preparar todo tipo de galletas y panes. Fécula de maíz: Un poderoso aliado para limpiarAunque parezca difícil de creer, la maicena es el ingrediente perfecto para limpiar tu cocina, alfombras, cubiertos, manchas y hasta los muñecos de peluche. No podrás creer lo versátil que es la fécula de maíz a la hora de limpiar.También puedes leer: 7 usos de la maicena para limpiar rápido y fácilDile adiós a las manchas de tintaSabemos que las manchas de tinta son muy molestas y difíciles de quitar, sin embargo, no es imposible. Utiliza un poco de maicena y leche para que tu ropa quede como nueva. Mezcla suficiente leche con fécula de maíz para formar una pasta, aplica la mezcla sobre la mancha y deja que se seque. Una vez que esté seca, remueve la mezcla con un cepillo pequeño. Lava la prenda y quedará como nueva. El mejor ingrediente para pulir la maderaNo gastes una fortuna en productos para limpieza que dejarán tus muebles pegajosos, de hecho, el mejor ingrediente para limpiar y pulir muebles de madera está en tu alacena. Mezcla un poco de fécula de maíz con agua y coloca la mezcla en un atomizador, aplica sobre la madera y limpia con un trapo seco. Fécula de maíz contra los malos oloresSi tu alfombra tiene mal olor, no necesitas comprar productos especiales para que quede como nueva, solo necesitarás un poco de maicena. Espolvorea un poco de fécula sobre la alfombra o tapete y deja reposar por 20 minutos, luego deberás aspirar la alfombra. ¡El mal olor será cosas del pasado en un dos por tres! Maicena para limpiar los peluchesSi nos sabes cómo limpiar los muñecos de peluche de tus hijos, en kiwilimón te damos el mejor consejo. Coloca el peluche dentro de una bolsa, añade una buena cantidad de fécula de maíz y cierra la bolsa. Agita la bolsa y dejar reposar por un par de horas. Saca el muñeco de la bolsa y sacude la maicena. Olvídate del mal olor en los zapatosSi ya no sabes qué hacer para quitar el mal olor de los zapatos, este truco es para ti. Aplica un poco de maicena en los zapatos y deja reposar por 24 horas. Remueve todo el polvo y listo, estos tendrán un olor fresco y los podrás usar sin problema.También puedes leer: Mascarilla de maicena para el cabello dañadoFécula de maíz para quitar manchas de grasaEn kiwilimón sabemos que remover manchas de grasa de tu ropa puede ser una pesadilla, pero no te preocupes, usa un poco de fécula de maíz y tu prenda quedará como nueva. Solo deberás colocar una cucharada de maicena sobre la mancha de grasa y deja reposar por al menos 12 horas, después lava la prenda. Gracias a que este ingrediente absorberá la grasa, no quedará ni rastro de la mancha. Maicena para pulir plataSi quieres pulir joyería de plata, la maicena es una gran opción para ti. Prepara una pasta espesa al mezclar alrededor de 1 cucharada de fécula de maíz con dos cucharadas de agua. Aplica la mezcla sobre la pieza de plata y enjuaga bien. Fécula para limpiar olla y sartenesSi quieres que tus ollas y sartenes rechinen de limpios, aquí te decimos cómo limpiarlas de manera rápida y sencilla. Mezcla dos cucharadas de maicena con cuatro cucharadas de agua y revuelve hasta obtener una pasta. Aplica sobre las manchas de grasa o la comida quemada, deja reposar por unos minutos, talla muy bien y enjuaga. Vidrios y ventanas perfectasAnímate a limpiar tus vidrios y ventanas con un poco de maicena, te sorprenderá lo bien que quedan. Añade una cucharada de fécula de maíz a tu limpiador de vidrios y limpia de manera habitual. Maicena para limpiar tu colchónSi quieres que tu colchón huela como nuevo, solo aplica un poco de fécula encima y deja reposar por un par de horas. Una vez que el polvo absorba la humedad, aspirar muy bien. Fécula de maíz para quitar manchas de la alfombraSi alguna de tus alfombras o tapetes se ha manchado de grasa, tenemos la solución perfecta para que luzca como nueva. Aplica una cantidad generosa de fécula de maíz sobre la mancha y deja reposar por 20 minutos. Una vez que la maicena absorba la grasa puedes aspirar la alfombra.También puedes leer: Cómo hacer almidón casero para planchar
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD