7 trucos para matar el antojo de una forma sana
Tips y Consejos

7 trucos para matar el antojo de una forma sana

Por Kiwilimón - Diciembre 2015
Cuando estamos a dieta o comiendo puros ingredientes sanos es normal que nos empiece a dar hambre a deshoras, y esto es peligroso pues ahí es cuando uno cae ante la tentación de comer comida chatarra. Por eso hoy queremos recomendarte siete tips muy útiles para que no pases hambre cuando trata de cuidar la figura y así no caigas en la trampa de consumir ingredientes con demasiada grasa o azúcar. Come más fibra La fibra te mantiene llena por más tiempo y elimina todos tus deseos de comer azúcar. Puedes obtener mucha fibra comiendo frutas, manzanas en especial, y vegetales, granos enteros, nueces como las almendras y semillas como la linaza. Si quiere una botana de media tarde las palomitas de maíz sin mantequilla también son pura fibra. Como valor agregado, comer mucha fibra mejorará tu digestión. Crema de tomate Come más proteína Al igual que la fibra, comer proteínas también te hace sentir llena y te mantiene satisfecha durante más tiempo, de tal manera que tendrán menos deseos de comer en exceso y vas a perder mayor cantidad de peso. Si incluyes más proteínas en tu dieta te ayudarán con tus ansias por el azúcar ya que está probado que cuando no consumimos suficiente proteína animal que nos da energía nuestro cuerpo las quiere reemplazar con azúcar o carbohidrato. Dieta de la proteína Bebe más agua Debes consumir al menos dos litros de agua al día para mantenerte 100% hidratada. Además, tomar agua nos hace sentir satisfechos por lo que es menos probable que te levantes por una botana indebida cuando has tomado mucho agua. Puedes mezclarla con jugo de limón o alguna fruta para mejorar el sabor y también para tener la sensación de estar alimentándote con algo más que agua simple. Agua de chía Toma jugo de verduras Hay varios estudios que han mostrado que beber jugo de vegetales antes de las comidas ayuda a bajar tu apetito haciendo que comas menos calorías en cada comida. Esto tiene que ver con dos puntos anteriores: primero que estás consumiendo mucha fibra a través de las verduras y segundo que el agua te llena. Si el jugo es energetizante aún mejor pues tu cuerpo no te pedirá azúcares o carbohidratos para sentirse con fuerza. Jugo verde Come algo  cada 3 o 4 horas No debes limitarte a comer durante el desayuno, la comida y la cena, al contrario, la mayoría de los nutriólogos recomiendan consumir al menos cinco comidas pequeñas y sanas por día para bajar de peso. Esto mantiene tu metabolismo más activo, pero también te deja sin hambre por toda la jornada así que te resistirás a caer presa del hambre y el antojo pues seguro habrás acabado de comer o estarás a punto de hacerlo. Botana de espinaca y alcachofa Nunca te saltes el desayuno No consumir la comida más importante del día hará que se disminuyan los niveles de azúcar en tu sangre y esto causará que tengas fuertes deseos por comer durante el resto del día. Lo mejor es comer un desayuno balanceado con el que obtengas mucha fibra y carbohidratos saludables para que llenes tu tanque de energía y no necesitas nada más hasta tu primera colación del día. También asegúrate de incluir frutas en tu desayuno pues sus azúcares naturales te harán sentir satisfecha. Waffles con zarzamora Bebe té verde El té verde es un supresor del apetito bastante fuerte y también quema grasa de una manera completamente natural por lo que conviene cambiar tu ingesta de café por una de té verde. No te preocupes, el té verde también tiene cafeína así que si lo necesitas para despertar también te ayudará, pero vendrá con todos los otros beneficios que te permitirán seguir con tu día sin caer en los antojos. Smoothie de té verde
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La Navidad está a la vuelta de la esquina, por lo que este es el momento perfecto para comenzar a planear tu cena navideña, pues así podrás organizarte mejor y cocinar en menor tiempo. Por otro lado, sabemos que además de tu sazón tan especial, es importante cocinar todos tus platillos de manera correcta, pues de esta manera los disfrutarás al máximo. Si elegiste platillos navideños tradicionales como pavo, pierna o lomo, en kiwilimón tenemos los mejores consejos para cocinar estos platillos a la perfección y que queden jugosos y deliciosos. Recuerda, no hay mejor manera de demostrar tu amor hacia tu familia y amigos que con una cena de Navidad casera.Cómo preparar un pavo jugoso para NavidadPara que el pavo quede increíblemente jugoso, todo lo que necesitas es un poco de agua con sal. Esta técnica consiste en sumergir el pavo en una mezcla de agua con sal, ya que de esta manera, el pavo tendrá más líquido y la carne no se secará demasiado en el horno. Para remojar tu pavo y que quede muy jugoso, solo necesitas:4 litros de agua¾ de taza de salHierbas de olor, clavo de olor, pimienta o especias al gustoInstruccionesCalienta el agua hasta que esté tibia, añade la sal y disuelve. Deja que la mezcla se enfríe.Coloca el pavo descongelado dentro de un recipiente grande, añade las especias y hierbas de olor y después vierte el agua con sal.El pavo debe estar cubierto con agua por completo. Tapa el recipiente y guárdalo en el refrigerador.Deja reposar entre 12 a 24 horas.Una vez que haya pasado este tiempo, tira el agua y usa una toalla de papel para quitar el exceso de agua del pavo.El pavo estará listo para el horno, solo debes añadir especias, mantequilla, aceite de oliva y vegetales. Recuerda ya no agregar más sal al pavo.También puedes leer: 10 consejos para hacer el mejor puré de papaCómo cocinar un pavo a la perfecciónPrecalienta el horno a 232 °C y cuando pongas el pavo en el horno, cocina a 176 °C.Hornea el pavo dependiendo de su peso. Para un pavo jugoso, deberás hornear por alrededor de 13 minutos por cada ½ kilo, es decir, si tu pavo pesa 4 kilos, tendrás que hornear por alrededor de 1 hora con 45 minutos.Una vez que el pavo esté listo, déjalo reposar por lo menos 15 minutos antes de cortar y servir.¿Cómo cocinar un lomo navideño?Precalienta el horno a 200° C, estoy ayudará a que el lomo retenga el jugo de la carne.Prepara una mezcla de especias para el lomo, pues incluir sal, pimienta, aceite de oliva, ajo en polvo, cebolla en polvo, etc.Coloca el lomo en la charola para hornear, pero recuerda que la parte con más grasa debe colocarse hacia arriba, pues de esta manera la carne no perderá su jugo.Una vez que el lomo esté dentro del horno, baja la temperatura a 175 °C y cocina 20 minutos por cada medio kilo.Cuando el lomo de cerdo esté listo, cúbrelo con aluminio y deja reposar por al menos 20 minutos.También puedes leer: 8 formas de usar el pavo para el recalentadoConsejos para preparar una pierna jugosaMarina la carne con una mezcla de especias, chiles, ajo, cebolla y cualquier otro ingrediente, ya que entre más tiempo se marine, mejor sabor tendrá.Precalienta el horno para que la carne se dore y después baja la temperatura para que se cocine de manera perfecta, pero sin perder su jugosidad.Las mejores recetas de pavo, lomo y pierna para NavidadAhora que ya sabes cómo hacer que la carne quede muy jugosa, solo necesitas inspiración para encontrar la receta perfecta de pavo, lomo o pierna.Pavo a la MostazaPavo Relleno de Manzanas y Trenzado de Jamón SerranoPavo al Vino Tinto y Compota de UvasLomo de Cerdo con Salsa Cremosa de ChipotleLomo de Cerdo Relleno de Manzanas y ArándanosLomo de Cerdo HojaldradoPierna de Cerdo Glaseada en Salsa de PiñaPierna de Cerdo a la CervezaPierna de Cerdo Adobada con Naranja
Uno de los regímenes alimenticios que ha cobrado relevancia en los últimos años por sus beneficios visibles en la reducción y mantenimiento del peso es la “Dieta Paleo”, que se refiere a un tipo de alimentación basado en lo que se consumía en la prehistoria –justamente en la era paleolítica, de ahí su nombre–, antes de que existiera la agricultura, es decir, en lo que se obtenía mediante la caza y la recolección, como carnes, pescado, frutas, verduras, semillas y frutos secos. Su fundador, el Dr. Loren Cordain, profesor en la Universidad Estatal de Colorado, señala que su concepto es extremadamente simple y lo resume así: “debemos comer alimentos similares a aquellos en los que evolucionamos y debemos evitar los alimentos que no fueron parte de nuestra evolución”. Aunque muchos de los alimentos que consumía el hombre ancestral ya no existen, este movimiento explica que “la Dieta Paleo moderna imita los alimentos que hubiéramos consumido en nuestro pasado histórico. Es lo más cercano que podemos llegar a una dieta no adulterada por métodos agrícolas modernos, cría de animales o alimentos procesados”. ¿Y por qué evitarlos? Este movimiento considera que gracias a la incorporación de los alimentos provenientes de la agricultura, como los lácteos, cereales y leguminosas, ahora tenemos enfermedades como obesidad, diabetes y padecimientos cardiacos, por eso convendría retomar esta dieta primaria. Voltear o no hacia un régimen “Paleo” Pero, ¿qué tan sencillo sería trasladar esta idea a nuestras condiciones actuales de vida? La nutrióloga del deporte Raquel Pérez de León García señala que el fundamento de esta dieta es que “el cuerpo está genéticamente preparado para una alimentación paleolítica”. Sin embargo, agrega la experta, aunque este régimen incluye alimentos base de un estilo de vida saludable, la ausencia de cereales integrales y leguminosas, que son buenas fuentes de fibra, vitaminas y otros nutrientes, podría generar deficiencias. En general, la Dieta Paleo es un régimen muy saludable, sin embargo no es para todos, aclara la especialista Pérez de León García: “una dieta correcta es la que incluye todos los grupos de alimentos y, por ejemplo, si eres una persona físicamente activa, puede ser que con el régimen Paleo no cubras tus requerimientos y que tu rendimiento baje al excluir muchos alimentos que son ricos en hidratos de carbono y fibra, como los cereales y las leguminosas”. De hecho, médicos, nutriólogos y diversas investigaciones sugieren que se pueden obtener los mismos beneficios de esta dieta si se come de todo pero de manera equilibrada y haciendo ejercicio. Si en tus planes está seguir la “Dieta Paleo”, ten en cuenta sus beneficios y posibles inconvenientes, aunque lo mejor que puedes hacer es acercarte con un nutriólogo para que pueda orientarte: Pros y contras de la Dieta Paleo Beneficios Se alcanza un peso saludable al evitarse casi todos los alimentos que son ricos en hidratos de carbono y que realmente son los que nos hacen subir de peso: harinas, azúcares, pastas y todos los alimentos procesados. Ayuda a controlar los niveles de glucosa y triglicéridos en sangre, así como la presión arterial, lo que contribuye a prevenir enfermedades cardiometabólicas como la diabetes tipo 2, sobrepeso, obesidad y padecimientos del del corazón, aunque en los estudios clínicos que se han realizado con ella, todavía no hay resultados a largo plazo de los posibles riesgos y beneficios de la dieta. Inconvenientes Seguir la Dieta Paleo no es algo muy práctico, ya que no se puede consumir ningún alimento procesado o empacado. Aunque implica comer más natural, lo cual es muy bueno, explica la nutrióloga Pérez de León García, necesitarás mayor tiempo para preparar tus alimentos, además de que deberás buscar formas para adaptarte en caso de que te inviten a comer o tengas alguna reunión social. Es mucho más caro comer así, por eso no está al alcance de todos. Si la dejas de hacer y empiezas a comer harinas, cereales y azúcares, puede venir el efecto rebote (si no lo haces correctamente).Lo que sí y lo que no en un régimen Paleo Alimentos permitidos Frutas Verduras Semillas Frutos secos Carnes bajas en grasa Pescado Aceites de oliva, aguacate, macadamia y coco Agua y tés herbales Raíces Alimentos prohibidos Cereales como el trigo, avena y cebada Leguminosas como las habas, lentejas, garbanzos y alubias Productos lácteos como leche y yogur Azúcar Comida procesada Sal Muy rara vez puedes comer o beber Café Vino y cerveza Azúcares naturales como la miel Harina de almendra o coco ¡Aliméntate en serio con Santander!
Agradecer es uno de los actos más elevados de la existencia. El poder que esconde esta sencilla acción es magia pura: nos conecta con las frecuencias divinas, con el don creador que manifiesta y le da boost a lo que agradecemos. Esto a colación de que estamos a una semana de la celebración más relevante para los norteamericanos, el Thanksgiving (los canadienses también la celebran, pero en otra fecha). Esta fiesta no tiene un día fijo en el calendario, sino que sucede el cuarto jueves de cada noviembre y, aunque conmemora un hecho histórico cuya veracidad sigue generando debates, agradecer es un acto universal y amoroso, cercano a todas las culturas.Según Philip David, hotelero y restaurantero americano residente en México, el Día de Acción de Gracias comenzó en Plymouth, Massachusetts, con los peregrinos llegados de Inglaterra, quienes al haber enfrentado escasez de alimento agradecieron la primera cosecha. Su fruto y la benevolencia de los indios wampanoag asentados en el área hicieron posible la supervivencia en el duro invierno. El Día de Acción de Gracias quedó como una celebración importante en la religión protestante y en la cultura anglosajona en general, pero se convirtió en una fiesta nacional en 1789, por iniciativa de George Washington. “Algo que no se tiene claro es que el Thanksgiving no es una fecha de consumismo –como la Navidad– sino de estar y permanecer en familia. La familia es lo importante en este día”. Es con ella y alrededor de la mesa que desfilan platos como el puré de camote, la ensalada con nueces y arándanos, el pay de nuez o el de manzana. El pavo es imprescindible. Sobre el porqué se celebra con esta proteína existe todo tipo de teorías. El guajolote es originario de Norteamérica y se cree que, con esta ave, otrora salvaje, y con ternera, se celebró en aquella primera ocasión. La familia, la comida y el agradecimiento, ¿acaso hay una mejor celebración?¿Por qué es tan bueno agradecer?Gabriel Ángel, facilitador de sanación cuántica, dice que “cuando agradeces, aumentas tus frecuencias y esto genera cambios celulares positivos en el organismo. Nuestros ancestros estaban conectados a la Tierra. Ellos agradecían todo lo que podían porque entendían que este acto era una especie de retribución al universo, a Dios, a la fuente creadora, por todo lo que recibían”.Mirar en conciencia lo que nos rodea nos hace desmenuzar su magnificencia. Cuando somos capaces de hacerlo, el agradecimiento viene con facilidad y valoramos a las personas con quienes compartimos camino, lo que hacemos, lo que somos, lo que tenemos, los frutos de nuestro trabajo y, claro, las cosechas. Hay un regalo en todo, si sabemos verlo. En esta sintonía muere el miedo a dejar de poseer porque no existen límites en la abundancia del universo. “El sistema divino es un sistema; tiene sus propias reglas, sus propias leyes. En el agradecimiento te conectas con esas leyes, con la divinidad y eso claro que genera resultados: te conviertes en una herramienta de manifestación”, asevera Gabriel Ángel. El agradecimiento que se comparte en la mesa, por ejemplo, como en el Thanksgiving, no se exime de dicho encanto. Gabriel Ángel explica que hay que agradecer el ser y el estar, el cómo llegaron nuestros alimentos a la mesa y por quienes la rodean; por la providencia que generó el momento en una maquinación perfecta. Luego lo que queda es conectarnos con el gozo en cada cucharada, cada bocado.Yo particularmente celebro la conexión que genera el dar gracias con la esperanza, con el aquí y el ahora, con la alegría de vivir. Para Gabriel Ángel, lo importante es ir hacia el corazón y apreciar. "Hay que pagar con amor lo que se recibe: agradecer es una faceta más de la energía del amor". En agradecer estar el recibir: el Día de Acción de Gracias es la oportunidad que tenemos para que, a través de la unión familiar, de la comida rica, de sabernos bendecidos, alegremos nuestro corazón para recibir más. Si ya se te antojó ponerte en la sintonía te dejo un menú delicioso que podrás compartir en familia:Pechuga de pavo con salsa de frutos rojos como plato fuerteRelleno de pavo para acompañarPuré de papa con jamón como guarnición clásicaPay de nuez o cheesecake de calabaza como postre
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD