8 consejos infalibles para ahorrar gas en la cocina
Tips y Consejos

8 consejos infalibles para ahorrar gas en la cocina

Por Adriana Sánchez - Junio 2021
El precio del gas va cada día en aumento y si eres de los que se preocupan por su economía, entonces esto te interesa. Aprende cómo puedes aligerar tus gastos mensuales con estos consejos sencillos consejos sobre cómo ahorrar gas en la cocina.

1. Limpia tu estufa correctamente

Además de ser imprescindible para la higiene y tu salud, limpiar correctamente la estufa te ayudará a asegurarte de que los quemadores estén libres de obstrucciones, especialmente de grasa acumulada y hollín. Cuando estos se tapan, se produce una mala combustión y esto ocasiona un mayor gasto energético de gas, así que asegúrate de limpiar bien los quemadores de tu estufa.

2. Utiliza ollas y sartenes de acero

Procura utilizar ollas y sartenes que estén hechos de acero inoxidable, ya que este material es un excelente conductor de calor y te ayudará a usar menos gas al cocinar, a diferencia del barro y el hierro. Recuerda limpiar bien estos utensilios, ya que además de alargar su tiempo de vida, ayudarán a calentar más rápido tu comida.



3. Tapa las ollas

No olvides tapar las ollas cuando estés cocinando tus alimentos, pues te ayudará a tener una cocción más rápida, concentrar mejor los sabores y aromas de la preparación, y por supuesto, ahorrarás mayor cantidad de gas.

4. Mantén un buen nivel de temperatura

Puedes iniciar la cocción de tus alimentos con fuego alto e irlo bajando conforme avance tu proceso de cocina. De hecho, es recomendable apagar la lumbre cuando tus alimentos estén casi cocinados y así dejar que se terminen de preparar con el calor restante.

5. Prepara los ingredientes antes de cocinar

Muchas veces desperdiciamos gas al dejar la estufa prendida mientras esperamos que los alimentos se terminen de descongelar o mientras los lavamos, picamos y pelamos. Olvídate de esa vieja costumbre y mejor haz todos esos pasos primero para que cuando calientes tus ollas y sartenes, sólo sea cosa de cocer, mezclar y sazonar sin perder más tiempo y energías.

6. Cocina en grandes cantidades

Otro consejo infalible para ahorrar gas es cocinar en tandas grandes, ya que si preparas los guisados de toda la semana o toda tu comida del día, puedes recalentarla rápidamente sin tener que volver a utilizar tanto gas.

7. Utiliza ollas a presión

Piérdele el miedo a la olla de presión y aprovecha todos sus beneficios para cocinar tus alimentos, pues ésta cocina los alimentos mucho más rápido y ahorra hasta un 50% de gas.

8. Regula el uso del horno

Cuando utilices el horno de tu estufa, procura abrirlo lo menos posible. Cada vez que se abre el horno aunque sea por unos segundos, se pierde un 20% de calor y esto genera un mayor gasto de gas.

¿Ya aprendiste cómo ahorrar gas en la cocina?
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
No hay nada mejor que un domingo con asador y la familia, pareja o los amigos, pero te has puesto a pensar cuáles son los beneficios de cocinar al carbón. Te comparto algunas ventajas del porqué es una gran opción. La primera, y la cual nuestro paladar agradece, es que los alimentos adquieren una jugosidad incomparable, en específico con las carnes, pues cocinar a la parrilla asegura una temperatura uniforme que impide que se pierda la textura. Otra gran ventaja es que los nutrientes no disminuyen, al contrario, se mantienen intactos para nuestro beneficio. Por otra parte y no menos importante es que la parrilla también potencia el sabor de cada uno de los alimentos, pues no se requiere de más condimentos para su preparación. Asimismo, los alimentos suelen tener menos grasa al cocinarse en la parrilla, ya que ocupan su grasa natural y no se añaden aceites que perjudican a nuestra salud. Aquí algunas opciones de recetas que puedes preparar al carbón. Champiñones al ajillo: Asar con aceite de aguacate, ajo picado y un poco de cilantro. Agregar pimienta y sal de grano al gusto. Chiles poblanos con camarón: Asar primero los chiles, una vez que empiecen a cambiar de color, rellenarlos con queso manchego o oaxaca y camarones partidos en cachitos. Agregar jitomate picado fresco.Corazones de lechuga romana a la parmesana: Asar con aceite de oliva y colocar láminas de queso parmesano arriba. Al final agregar un toque de aceite balsámico espeso. Filetes de coliflor con sal de gusano: Asar los filetes de coliflor con aceite de oliva, agregar sal de gusano al gusto y un chorrito de mezcal para flamear. Bien, ahora ya lo sabes, además de un grato momento en compañía de los tuyos al cocinar al carbón, podrás deleitarte con platillos más livianos, menos calóricos y que ayudarán a un mejor funcionamiento de tu organismo. 
La gastronomía cubana, al igual que esta pequeña isla del Caribe, es una verdadera fiesta repleta de sabores, colores, aromas y texturas que todos deberían probar. Por eso te invitamos a viajar a ese exótico país a través de lo mejor de su comida. ¡Descubre los platillos más emblemáticos de Cuba! La comida tradicional de Cuba ha sido influenciada por indígenas de África, árabes, chinos, portugueses y hasta españoles. Es por eso que en ella podemos reconocer los sabores de especias como el ajo, el comino, el orégano, el laurel, mezcladas exquisitamente con otros ingredientes como carne, verduras frescas y frutas. Ropa vieja Uno de los platillos más emblemáticos de Cuba es sin duda la ropa vieja, un guisado hecho con carne de res deshebrada en una salsa de tomate que generalmente se acompaña con arroz y otros vegetales al gusto. Moros y cristianos Los tradicionales moros y cristianos hacen referencia a los suculentos frijoles negros acompañados de un arroz blanco bien esponjoso. Algunos cubanos sirven arroz con frijoles separados y otros lo mezclan, ¿a ti cómo se te antojan más? Vaca frita Muy similar a la ropa vieja, la vaca frita es un guisado con carne deshebrada, pero sin tomates. Ésta se prepara con un poco de cebolla, ajo, limón, sal y res. Puede acompañarse de arroz y unos platanitos fritos bien crujientes. Tostones Al igual que otros países latinos como Colombia, Puerto Rico y Venezuela, los tostones o patacones, son tortitas fritas de plátano macho que pueden combinarse con otros ingredientes como pescado o carne. Sándwich cubano Aunque este platillo se originó dentro de las comunidades cubanas en Estados Unidos, es un platillo cubano muy popular que consiste de un emparedado con jamón, cerdo asado, queso suizo, encurtidos, mostaza y, a veces, salami en pan cubano. Se puede prensar y calentar en una plancha. Ajíaco El ajiaco es un platillo originario del siglo XVI que se trata de un caldo con carne seca, arrachera, carne de cerdo, espigas de maíz, malanga, plátanos verde, yuca, calabaza, limas, sal y pimienta. Muchos lo aman a pesar de que podría parecer un poco fuerte para quien tenga estómago sensible. Caldosa La caldosa es un platillo tradicional cubano muy parecido al sancocho colombiano, pero éste se prepara con carne de pollo, con viandas como calabaza, plátano verde, yuca, malanga, papa, especias; además de vinagre, o limón, ajo, puré de tomate. ¿Qué platillo de Cuba se te antoja más?
Compuesto en su mayoría en agua, el pepino ofrece beneficios más allá de la hidratación, que no es poca cosa, pues además cuenta con un aporte relevante de vitaminas, minerales, fibra y puede ser un aliado útil para cuando buscas bajar de peso.Los pepinos son bajos en calorías y uno sin pelar de 300 gramos contiene sólo 45 calorías, 11 gramos de carbohidratos, 2 gramos de proteína y 2 de fibra. En cuanto a vitaminas y minerales, proporciona porcentajes de la ingesta diaria de vitamica c, k, magnesio, potasio y manganeso que oscilan entre el 10 y el 15 por ciento.Además, los pepinos se componen de aproximadamente 96% de agua, así que pueden ayudarte con tus requerimientos de líquido al día. A continuación, te contamos más sobre los beneficios del pepino.AntioxidantesLos antioxidantes son moléculas que bloquean la oxidación que se da por una reacción química que forma átomos altamente reactivos con electrones desapareados, conocidos como radicales libres. Estos radicales libres dañinos pueden acumularse y conducir a varios tipos de enfermedades crónicas, pero pueden combatirse con frutas y verduras, incluidos los pepinos, ricas en antioxidantes beneficiosos que pueden reducir el riesgo de estas afecciones.Esto está comprobado gracias a un estudio de probeta que investigó las propiedades antioxidantes de los pepinos y descubrió que contienen flavonoides y taninos, dos grupos de compuestos especialmente efectivos para bloquear los radicales libres dañinos.Puede reducir el azúcar en sangreVarios estudios han encontrado que los pepinos pueden ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre y prevenir algunas complicaciones de la diabetes. Por ejemplo, un estudio en animales examinó los efectos de varias plantas sobre el azúcar en sangre y se demostró que los pepinos reducen y controlan eficazmente los niveles de azúcar en sangre. Sin embargo, la evidencia actual se limita a estudios de probeta y en animales, por lo que se necesita más investigación para determinar cómo los pepinos pueden afectar el azúcar en sangre en humanos.Promueve el movimiento intestinal regularComer pepinos puede ayudar a mantener las evacuaciones intestinales regulares gracias a su alto contenido de agua. Mantenerse hidratado puede mejorar la consistencia de las heces, prevenir el estreñimiento y ayudar a mantener la regularidad. Además, los pepinos contienen fibra, que ayuda a regular las deposiciones. En particular, la pectina, el tipo de fibra soluble que se encuentra en los pepinos, puede ayudar a aumentar la frecuencia de las deposiciones.El pepino es además muy fácil de incluir en tus comidas diarias, desde una sencilla agua de pepino con limón, hasta ensaladas, snacks o sopas frías, no dejes de probar nuestras recetas con pepino en casa.Pepinos rellenos de atún a la mexicanaEnsalada cremosa de pepino, chayote, jamón y apioAguachile vegano
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD