8 consejos para mantener a tu corazón sano
Tips y Consejos

8 consejos para mantener a tu corazón sano

Por Kiwilimón - Enero 2015
Las cifras no dejan lugar a dudas.  La Organización Mundial de la Salud reporta que 17.3 millones de personas murieron en 2008 a causa de las enfermedades cardiovasculares (ECV), lo que representa un 30 por ciento del total de muertes registradas en todo el planeta.  Si no hacemos nada para evitarlo, se calcula que para el 2030 morirán alrededor de 23.3 millones de personas debido a EVC, que seguirá siendo la causa principal de muerte a nivel global. Quedarte cruzado(a) de brazos es imperdonable si tienes en cuenta que el 80 por ciento de las enfermedades cardiovasculares se pueden prevenir. Basta con que pongas en práctica una serie de hábitos saludables para proteger la salud de tu corazón y la de todos los miembros de tu familia. Mantén tu corazón sano con estos 8 consejos: 1. Deja de fumar y evita el humo de segunda mano. Si hasta ahora no habías encontrado una buena razón para dejar este hábito tan nocivo, ¡ya la tienes! El tabaco es uno de los factores de riesgo principales de la enfermedad cardíaca. Si dejas de fumar, o estimulas a familiares, amigos y compañeros de trabajo o escuela a que lo hagan, evitarás además el riesgo de desarrollar cáncer del pulmón y/o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y librarás a los que viven a tu alrededor del humo de segunda mano, que es tan dañino. Y en pocos años el riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca se reducirá al mismo nivel que el de los que no fuman. 2. Ponte en movimiento. Un estilo de vida sedentario perjudica a todo el organismo y especialmente al corazón, así que si te gusta algún deporte, no esperes más para practicarlo. Ocomienza a incorporar algún tipo de actividad física en tu vida diaria. Una caminata de 20 minutos al día es un excelente comienzo que te proporciona los mismos beneficios que 75 minutos a la semana de ejercicio más vigoroso (nadar, trotar o montar bicicleta).  Tú decides. Además de un corazón contento, reducirás el estrés, dormirás mejor y mejorarás tu expectativa de vida.. 3. Mejora tu alimentación.  Si estás a cargo de la compra de víveres y de la preparación de los alimentos, aprovecha la oportunidad para ir cambiando poco a poco los gustos y hábitos alimenticios en tu hogar. Evita el consumo de alimentos procesados, fritos y con exceso de azúcar. Es mejor que procures seleccionar: frutas y vegetales frescos, granos integrales, productos lácteos bajos en grasa, así como pescado y carnes magras. Cuando estos alimentos son la base de los menús de tu hogar, ayudas a todos a controlar el peso, la presión arterial, el nivel de azúcar en sangre y el colesterol.  La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) sugiere consumir por lo menos de 4 a 5 tazas de frutas y vegetales al día; pescado al menos 2 veces a la semana; granos integrales altos en fibra (como la avena o el arroz por ejemplo) diariamente. Y en cuanto a la sal, reducirla al mínimo (menos de 1,500 mg al día o el equivalente a media cucharadita). 4. Controla tu peso. El sobrepeso hace que tu corazón tenga que trabajar de más, por lo que debes hacer un esfuerzo por eliminar los kilos o libras que te sobren. Si modificas tu dieta y haces más ejercicio, ese sobrepeso irá desapareciendo poco a poco. Ten presente que demasiada grasa, especialmente si se acumula en el área del abdomen, aumenta tu riesgo de desarrollar presión alta, colesterol elevado y diabetes, todos ellos factores de riesgo para el síndrome metabólico y la enfermedad cardíaca. Dale un descanso a tu corazón reduciendo el sobrepeso, ¡no flaquees! 5. Cuidado con el colesterol.  A pesar de su mala reputación, necesitamos el colesterol para mantener nuestra salud (es un componente importante de las células, es importante para la producción de varias hormonas, para la producción de la bilis y de la vitamina D, entre otras funciones), pero debemos buscar un equilibrio entre el llamado colesterol malo (lipoproteína de baja densidad o LDL) que en cantidades excesivas obstruye (tapa) las arterias y perjudica al corazón y el colesterol bueno (lipoproteína de alta densidad o HDL) que ayuda a quitar el colesterol malo de las arterias y protege tu salud cardiovascular.  Para lograr este equilibrio, haz ejercicio, limita las grasas saturadas de tu dieta, reduce el consumo de carne roja, los productos lácteos altos en grasa y todas las grasas trans. Una prueba de sangre le dirá a tu médico cómo está tu colesterol: idealmente tus niveles totales deben estar por debajo de los 200 mg/dl. 6. Vigila tu presión arterial. Uno de cada tres adultos (en los Estados Unidos) tiene presión alta y sin embargo, uno de cada cinco ignora que la tiene porque la hipertensión frecuentemente no da síntomas hasta que es demasiado tarde. No esperes a enterarte cuando se desarrollan complicaciones (un ataque al corazón, un accidente cerebrovascular). Una presión arterial saludable debe estar por debajo de los 130/90 mm Hg. 7. Controla la glucosa (azúcar) en la sangre. La diabetes puede llegar a cuadruplicar tu riesgo de un ataque cardíaco o de accidente cerebrovascular, por lo que debes, en lo posible, tratar de evitar desarrollar diabetes tipo 2, y si ya la padeces, en mantener tu glucosa en la sangre bajo control. De nuevo, la dieta, un peso saludable y el ejercicio son vitales en esta tarea. 8. No te olvides de procurar combatir el estrés. Atender las responsabilidades es una cosa y olvidarse de uno es otra. Dedica algún tiempo del día a desconectarte de todo y a dedicarlo a algo que te apasione y te relaje. Un pasatiempo, clases de yoga, o tocar un instrumento son algunos ejemplos de formas efectivas de contrarrestar el efecto negativo del estrés en tu vida y tu salud. El corazón es el motor de tu organismo y para que pueda seguir impulsándolo adecuadamente tienes que echarle una mano. Como te habrás dado cuenta, todo se interrelaciona. Si cambias tu alimentación, eliminas toxinas y estrés y haces más ejercicio, automáticamente mejora tu presión arterial, tu control de la glucosa, tu peso y tu salud cardiovascular.  Comienza a cuidar a tu corazón (y el de tus seres queridos) hoy mismo, un paso a la vez, ¡y no te detengas!  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Llega el otoño y con él, la fecha oficial para empezar las festividades del cierre del año en Norteamérica, es decir, el Día de Acción de Gracias o Thanksgiving.Esta fiesta se celebra el cuarto jueves de noviembre en Estados Unidos y otros países, como Alemania, Japón y algunas islas del Caribe, tienen festividades similares, todas en otoño, para agradecer las cosechas.El origen de la celebraciónEl origen del Día de Acción de Gracias es una comilona en la que se reunieron los pobladores locales y los primeros colonizadores en Nueva Inglaterra, con el objetivo de celebrar la cosecha y riquezas que ofrecía la nueva nación. Según los registros, los festejos duraron tres días y conforme los colonizadores se fueron estableciendo en otras regiones de Estados Unidos, continuaron la celebración. Pero la fecha se volvió oficial cuando, al promulgar la Constitución, el presidente George Washington proclamó que se debería expresar gratitud en ese día por el fin de la guerra de Independencia. Los presidentes posteriores se olvidaron de la fecha, hasta que Abraham Lincoln la retomó y reestableció, en 1863. Al paso de los años, se estableció como un día para estar agradecidos por las bendiciones del año.¿Cuándo es Thanksgiving 2019?Una vez establecido el cuarto jueves de cada noviembre como el día para estar agradecidos de las bendiciones de la vida, la tradición dicta que se haga una cena que, si bien ya no dura tres días, es especial y está destinada a que todos la recuerden con emoción. Este año, el Thanksgiving 2019 se celebrará el 28 de noviembre.Generalmente, el centro del festín es el pavo, animal nativo de nuestro continente, junto con otros alimentos que se consumían en Nueva Inglaterra en ese tiempo. La cena del Día de Acción de Gracias es una de las primeras grandes fusiones culinarias, en donde se combinaron en el mismo banquete ingredientes de América y Europa.Los platillos típicos de la cena de Acción de GraciasCasi tan sustanciales como el pavo se encuentran los platos de guarnición. Una que no puede faltar es la salsa de arándano, la cual a veces se sirve fría y que es deliciosa si se perfuma con naranja o canela, además de que combina muy bien con el pavo, por su sabor ácido y frutal.Las guarniciones con camote también son indispensables, aunque hay quien prefiere puré de papa para poder disfrutar mejor el jugo del pavo. Un gran favorito es la preparación de ejotes, que generalmente tiene una salsa blanca espesa y cubierta crujiente, pues se hornea hasta que todo esté dorado y suave.Los postres tradicionales son pays, especialmente el de calabaza y, en segundo lugar, el de manzana. Al preparar estos postres, es el momento perfecto para sacar las especias cálidas y perfumar tus postres con canela, nuez moscada y clavo. Toda tu casa se llenará de olor a fiesta.Sin embargo, la verdadera tradición es la que tú creas para tus seres queridos y no habrá mejor forma de dar gracias que con tu receta favorita, sin importar cuál sea. El Día de Acción de Gracias es la mejor ocasión para poner la mesa usando elementos naturales que celebren las delicias que nos da la tierra. Piensa en una gama de colores otoñales para tener un efecto más dramático, como calabazas en naranjas o verdes, complementadas con hojas en los mismos tonos. Otra gran opción son mazorcas secas de elote, o canastas con frutas que puedas usar después, por ejemplo, peras o manzanas de diferentes variedades. No olvides amarrar las servilletas con ramitas o algún otro detalle. Es muy significativo que pongas los nombres de los invitados en los lugares de la mesa.En la lista de invitados, por supuesto que debe estar toda la familia. Es el momento para juntar a varias generaciones y sembrar en los chiquitos un fuerte sentido de pertenencia. Claro que esta también es una gran oportunidad de reunir a la familia que tenemos por elección, nuestros amigos. Es una gran ocasión para agradecerles todas las aventuras del año y las que vendrán.Finalmente, la tradición más importante de todas y la razón por la que quizá te gustaría adoptar el festejo es dar gracias, por supuesto. Una vez que estén todos en la mesa, tomen turnos para mencionar algo que tengan que agradecer este último año.La gratitud es una de las partes del carácter más asociadas con la felicidad y si lo ideal es practicarla todos los días, por qué no celebrarla en su magnífico esplendor una vez al año.Si estás planeando una cena de Thanksgiving, estos platillos te pueden funcionar:Pavo Fácil con GravyPechuga de Pavo Rellena de UvasGelatina de Ponche de Frutas
Existe la creencia de que comer bien es caro, pero eso no es necesariamente verdadero. Sabemos que es importante cuidar del presupuesto familiar así como de la nutrición, así que nos dimos a la tarea de buscar los ingredientes que además de ser versátiles y deliciosos, también son nutritivos y muy económicos, para que no olvides anotarlos en tu lista del súper.HuevoEl huevo es una fuente importante de proteínas y posee mayormente grasas beneficiosas. Además, contiene lecitina, una sustancia responsable de disolver las grasas y fluidificar la sangre. Un kilo de huevo cuesta aproximadamente 35 pesos, por lo que es accesible y fácil de conseguir.Leche La leche es rica en proteínas y te ayudará a sentirte saciada. Además, es una buena fuente de calcio, vitamina D, potasio, fósforo, magnesio, zinc y vitamina B12. El litro de leche va de los 20 a los 35 pesos.EspinacaLa espinaca es una de las verduras más completas y nutritivas que existen, ya que a pesar de que no tiene tanto hierro como pensábamos, está llena de vitaminas y minerales como el folato, el magnesio, vitamina A, K y E. Un ramo de espinacas en los mercados cuesta aproximadamente 10 pesos y en los supermercados la espinaca empacada tiene un precio entre 25 y 35 pesos. FrijolesLos frijoles son una fuente de proteína vegetal y además son una excelente manera de aumentar el contenido nutricional de una comida. Contienen potasio, fibra y antioxidantes, y su precio por kilo ronda los 35 pesos.PlátanosLos plátanos contienen potasio y vitamina B, fibra y carbohidratos, además lo puedes usar como sustituto de endulzante para tus smoothies y postres. El kilo está en alrededor de 15 pesos. AvenaLa avena es una buena fuente de fibra que ayuda a que el sistema digestivo funcione correctamente y ayuda a reducir el colesterol. Contiene ácidos grasos omega-3, potasio y ácido fólico. Es barata, pues el precio por kilo está cerca de los 20 pesos si la compras a granel y es accesible en cualquier súper o mercado. Pasta En cuanto a este ingrediente, te recomendamos la pasta de grano entero porque es más nutritiva que la pasta común, ya que contiene tres veces más fibra, el doble de calcio, proteínas adicionales y mayores cantidades de sustancias como el selenio, fósforo, vitaminas B, magnesio, manganeso y cobre. El precio ronda los 45 pesos. Esta lista te ayudará a acabar con el mito de que comer saludable es costoso, y verás que estos ingredientes los puedes usar de muchas formas para darle variedad, sabor, nutrición y calidad a tus comidas, al mejor precio.Aquí te dejamos algunas ideas para usarlos en tus comidas:Espinacas a la Crema con HuevoAvena con Puré de ManzanaEnsalada de Ejotes y Frijoles
Aunque la pasta es italiana, el Día Mundial de la Pasta se celebra a lo grande en todo el mundo, y es que cada país le ha ido dando un toque especial con salsas, guarniciones y hasta con formas.El Día Mundial de la Pasta se festeja el 25 de octubre y es oficial desde 1995, fecha en la que en un Congreso Mundial de la Pasta en Roma, la cuna de la pasta, sus fabricantes acordaron que este producto merecía un reconocimiento anual y mundial.La pasta está hecha de una preparación a base de trigo y agua, y tiene una larga historia, pues se dice que su origen se remonta hasta la época del famoso explorador Marco Polo, y que fue él quien introdujo la forma de hacerla y comerla en la península itálica.Aunque esta historia es sólo una anécdota, hoy en día, existen muchísimas formas de comer este alimento y, por ejemplo, marcas como La Moderna cuentan con una gran variedad de tipos y figuras de pasta.Además, la pasta hecha en México por La Moderna está elaborada 100% con sémola de trigo durum, el cual le da el color natural amarillo a la pasta y contiene vitaminas y proteínas.Entre las razones para amar comer pasta, podemos mencionar grandes bondades como que es súper práctica y se cocina de forma rápida, puedes transportarla con facilidad para la hora del lunch, de la comida o incluso para sorprender a alguien con una exquisita cena. También es un ingrediente que combina con todo: ensalada, carne, verduras, camarones o algunos mariscos, mantequilla, una salsa picosita… y muchas opciones más. Lo mejor de todo es su versatilidad, ya que la pasta puede servirse como plato fuerte, guarnición o sopa, e incluso es ideal para la comida de los pequeños por sus divertidas figuras como munición, moñito o corbata, y hasta los clásicos coditos. Con La Moderna puedes elegir entre pastas cortas, largas o fideos, todas funcionarán para tus platillos.¿Y tú cómo celebrarás el Día Mundial de la Pasta?Aquí te dejamos algunas opciones:Fettuccine en Salsa de NuezPluma con Pollo y Brócoli, Estilo AlfredoPasta con Albóndigas al ChipotleSopa Aguada con Queso Panela
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD