8 señales de que estás haciendo bien las cosas en tu vida
Tips y Consejos

8 señales de que estás haciendo bien las cosas en tu vida

Por Kiwilimón - Marzo 2017
  [tps_header] ¿Quién no ha sentido alguna vez ganas de llorar por estar exhausta? Los compromisos y las responsabilidades pueden llegar a ser abrumadores y, entre tanto ajetreo, es normal que de vez en cuando nos cuestionemos si lo que estamos haciendo está bien. Equilibrar la vida personal con el desarrollo profesional, mientras se cuida la salud, no es cosa fácil. Si alguna vez te ha ganado el cansancio y te has preguntado si todo ese sacrificio vale la pena, no te preocupes. No eres la única que vive con esa interrogante. Para descubrir si estás haciendo bien las cosas no es necesario que pasen años; puedes saberlo si reconoces estas señales en tu vida: [/tps_header]   [tps_title][/tps_title]

Disfrutas lo que haces.

via GIPHY Ya sea en tu trabajo o en tu vida personal. Has aprendido que la felicidad no depende de una circunstancia ajena a ti. Tal vez no tengas el trabajo de tus sueños, pero disfrutas lo que tienes en este momento. [tps_title][/tps_title]

Soltera o acompañada, eres feliz.

via GIPHY Al igual que en el campo laboral, no permites que situaciones hipotéticas o circunstancias del pasado condicionen tu felicidad en el presente. Como una buena mujer madura, has aprendido a reconocer y disfrutar las ventajas de cada situación. [tps_title][/tps_title]

No buscas pretextos o culpables.

via GIPHY Has dejado atrás los tiempos en los que buscabas una excusa para dejar de hacer algo y, en cambio, ahora buscas las herramientas para enfrentar los retos de manera inteligente. De igual manera, has aprendido a hacerte responsable de tus propias decisiones, sin culpar a otros por tus acciones. [tps_title][/tps_title]

Organizas tus finanzas.

via GIPHY Esta es una pieza clave, ya que el éxito no se basa en la cantidad de ceros de tu cheque mensual, sino en el uso que le des a ese dinero. Cuando planificas tus gastos y logras llegar a fin de mes sin problemas, sabes que las cosas van bien. [tps_title][/tps_title]

No buscas reconocimiento.

via GIPHY Ya no te importa recibir felicitaciones por tu trabajo ni estás esperando una ovación cada vez que haces algo bien. Aunque nunca está demás una buena retroalimentación, ya no haces las cosas buscando el reconocimiento de tu familia o compañeros. [tps_title][/tps_title]

Te has olvidado del drama.

via GIPHY Los gritos, las peleas tele novelescas y las relaciones tormentosas (tanto en el trabajo como a nivel personal) ya no son parte de tu vida. Simplemente ya no necesitas nada de eso. Ahora buscas rodearte de personas que te ayuden a crecer y que aporten elementos sanos y agradables a la relación. [tps_title][/tps_title]

Haces algo más que solo trabajar.

via GIPHY Aunque el compromiso laboral es necesario, dedicarse exclusivamente al trabajo no es sano. Después de mucho intentar equilibrar los diferentes aspectos de tu vida, finalmente has logrado empatar tu trabajo con tus intereses personales y tus relaciones. [tps_title][/tps_title]

Admiras y ayudas a otras personas.

via GIPHY En lugar de envidiar y criticar el éxito de otras personas, te alegras y buscas la manera de apoyar a más personas. Una persona segura de sí misma no procura su propio bienestar a costa del de otros, al contrario, quiere ayudar a los demás para que también sean felices.   [tps_footer] La próxima vez que te sientas exhausta y con ganas de dejar todo, recuerda que vas por buen camino. Los sacrificios de hoy darán frutos mañana, pero solo si sigues adelante podrás disfrutarlos.  [/tps_footer]  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Nutrición y deporte
En Kiwilimón nos preocupamos por tu salud, por eso creamos la sección Te Cuida, en donde puedes encontrar recetas nutritivas y mucha información y consejos sobre los mejores alimentos para mantenerte saludable. En esta ocasión, te platicaremos más sobre la importancia de la nutrición cuando realizas algún deporte, pues los alimentos que consumes serán el combustible que te permita dar lo mejor de ti y mantenerte con energía durante todo el día. Antes, durante y después de realizar alguna actividad física, recuerda que debes consumir alimentos que te preparen y te den suficiente energía, que te ayuden a mantenerte activo y a evitar la fatiga, así como alimentos que te ayuden a recuperarte y a almacenar la energía necesaria para tu siguiente sesión de ejercicio. Además de la alimentación, recuerda que la hidratación también será clave. ¿Qué comer antes, durante y después del ejercicio?De acuerdo con nuestras expertas en nutrición, es recomendable consumir ciertos tipos de alimentos, pero esto dependerá de la etapa en la que te encuentres, aquí te decimos cuáles son. Antes del ejercicio: Los carbohidratos de fácil digestión son la mejor opción, pues te darán mucha energía. Incorpora avena, pan, tortitas de arroz, crema de cacahuate, crema de almendra o bayas a tu alimentación. Durante del ejercicio: Consume un snack saludable, tal como arándanos, gomitas y geles de frutas. Después del ejercicio: Se recomienda ingerir proteínas como leche y huevo. Reservas: Para tener un buen nivel de energía después de la actividad física, te recomendamos comer carbohidratos complejos como avena, quinoa, tortillas de maíz, frijoles, lentejas y proteína.Errores comunes antes y durante el ejercicioAntes de realizar cualquier actividad física, lo más recomendable es asegurarte de cumplir con estos consejos: Evitar el consumo de alimentos difíciles de digerir o que provoquen inflamación. Nunca copies un plan de alimentación grupal, debes tener uno personalizado. Toma suficiente agua. Recuerda que el descanso es importante, se recomienda por lo menos 1 día. Únete al #RetoNutriciónYDeporteEl próximo lunes 30 de agosto, la chef Colibrí Jiménez preparará una fácil, rápida y nutritiva receta para todos nuestros seguidores: jitomate bola con huevo y espinacas. Esta receta es una gran opción para consumir después de hacer ejercicio, pues te dará toda la energía que necesitas y además es muy saludable. No te pierdas esta clase en vivo, se llevará a cabo el lunes 30 de agosto a través del Instagram oficial de Kiwilimón.Por otro lado, si estás pensando en iniciar una rutina de ejercicio, no te puedes perder el conversatorio entre Shadia Asencio, Directora Editorial de Kiwilimón, y la nutrióloga Mayte Martín del Campo, quien cuenta con más de 23 de años de experiencia. Esta charla se llevará a cabo el lunes 6 de septiembre a las 18 horas a través de Instagram. ¡Únete al #RetoNutriciónYDeporte! ¡No te pierdas las transmisiones de #KiwiTeCuida todos los lunes a las 18 horas a través de Instagram!
Alimentos que aceleran el proceso de envejecimiento
Envejecer es algo natural y no es algo que nos deba preocupar, sin embargo, es importante mantener un buen estado físico y así envejecer sin problemas de salud. Podemos lograr esto a través de ejercicio y una buena alimentación, la cual debe incluir alimentos ricos en antioxidantes.En el caso de nuestra dieta, esta será esencial para mantenernos sanos y fuertes a través de los años. Lo más recomendable es alejarnos de diversos alimentos, los cuales aceleran el proceso de envejecimiento, dañan nuestra piel y nos hacen lucir más arrugas y líneas de expresión. En Kiwilimón te decimos cuáles son los alimentos que debes evitar para lucir y sentirte radiante y joven. ¿Qué alimentos aceleran el proceso de envejecimiento?Sabemos que eliminar la comida chatarra, el refresco, la pasta, el pan y los postres de tu dieta sería muy difícil, sin embargo, lo más recomendable es liminar y disminuir el consumo de estos y otros alimentos, a continuación te platicamos por qué. También puedes leer: ¿Qué alimentos previenen las líneas de expresión?Comida frita y grasosaComo ya sabes, los radicales libres son un tipo de moléculas que tiene efectos dañinos para nuestra salud, las cuales se han ligado al cáncer y a enfermedades cardiacas. Cuando la comida se fríe en aceite caliente, esta contiene radicales libres, los cuales causan daños en nuestra piel, lo que acelerará el proceso de envejecimiento. Sabemos que no es fácil olvidarte de las papas fritas y las garnachas, es importante moderar su consumo, pues además son platillos con muchas calorías y grasa. AzúcarEl azúcar es un ingrediente básico en la cocina, pues lo utilizamos para preparar todo tipo de deliciosos postres y bebidas, sin embargo, debemos consumirlo con moderación y evitarlo si es posible. Al igual que el pan blanco, el azúcar es un "producto final de glicación avanzada", lo que significa que interfiere con la producción de colágeno y también se relaciona con la aparición de acné. Ya lo sabes, el azúcar amenaza la producción de colágeno y elastina, sustancias esenciales para lucir una piel fresca, radiante y libre de arrugas. Consume este producto con moderación, así evitarás la aparición de líneas de expresión y otras imperfecciones. También puedes leer: Mascarillas caseras con miel para cualquier tipo de pielEmbutidosAunque las salchichas y el tocino son alimentos muy sabrosos, la realidad es que no son buenos para tu piel, pues los embutidos contienes grandes cantidades de sodio y grasos saturadas, sustancias que deshidratan la piel e interfieren con la producción de colágeno y reducen la cantidad de vitamina C presente en el cuerpo, un antioxidante muy importante para lucir joven. Pan blancoOtro alimento que debes evitar en la medida de lo posible es el pan blanco, pues sus ingredientes forman "productos finales de glicación avanzada", una sustancia que acelera el proceso de envejecimiento. Por si fuera poco, también es un producto con un alto índice glucémico, lo que cause inflamación en todo el cuerpo, un padecimiento relacionado con el envejecimiento. Café y refrescosAunque para muchas personas el café es una parte esencial del desayuno, esta aromática bebida no es lo mejor para la piel, pues debido a que es un diurético, esto puede causar deshidratación en la piel. Por otro lado, el café también afecta tu ciclo del sueño, lo que tiene efectos dañinos en tu piel y causa la aparición de ojeras. Mientras que, en el caso del refresco, estas bebidas contienen una gran cantidad de azúcar. Lo mejor es incrementar tu ingesta de agua simple, tu piel lucirá sana e hidratada y también te sentirás mejor. Bebidas alcohólicasLas bebidas alcohólicas nos pueden causar varios problemas en la piel: hinchazón, pérdida de colágeno y aparición de arrugas. Además, el alcohol también deshidrata la piel y hace que pierdas nutrientes y vitamina A, lo que empeora la apariencia de las líneas de expresión y las arrugas. Carne rojaNadie puede resistirse a unos deliciosos tacos, sin embargo, es buena idea moderar tu consumo de carne roja si quieres retrasar el proceso de envejecimiento. Según un estudio publicado por la Universidad de Glasgow en 2016, comer demasiada carne roja, pero no suficientes frutas y verduras, podría acelerar el proceso de envejecimiento. Esto se debe a que la carne puede contener fosfato, una sustancia que en cantidades excesivas puede tener consecuencias devastadoras en nuestra salud. Recuerda que comer demasiados postres, pastas, embutidos, refrescos, bebidas alcohólicas, pan y comida chatarra afectan la producción de colágeno, elastina, vitamina A, vitamina C, entre otros nutrientes, lo que tiene un efecto negativo en tu piel. Así que ya lo sabes, llevar una dieta sana es lo mejor para lucir una piel libre de líneas de expresión y arrugas. También puedes leer: 5 exfoliantes y mascarillas caseras con café
¿Cuál es la diferencia entre la cocina mexicana y la cocina Tex-Mex?
Ah, la cocina mexicana. Preparaciones ancestrales, recetas memorables y un sinfín de platillos tradicionales son motivo de orgullo para todos los mexicanos. De ahí que cuando algún extranjero comete la osadía de equiparar al chilli con carne, a las chimichangas, a los nachos con queso y demás creaciones Tex-Mex con nuestra amada cocina mexicana nos sintamos gravemente ultrajados. Sin embargo, esa comparación es sumamente común, ya que la cocina Tex-Mex tiene su origen precisamente en la cocina mexicana. El término Tex-Mex no sólo se limita a un estilo de cocina muy peculiar, sino que es también una fusión geográfica y cultural profundamente significativa. Te podría interesar: La increíble historia de la comida Tex-Mex El término Tex-Mex ha estado en uso desde 1875 y proviene de la abreviatura del Texan Mexican Railway, un ferrocarril que fomentó la migración de miles de personas, ya que conectaba a México con Estados Unidos. No obstante, el término se comenzó a utilizar a discreción para describir el peculiar estilo de la cocina de la región fronteriza gracias a un artículo publicado en The New York Times Magazine en 1963, popularizándose sólo tras la publicación del libro Las cocinas de México de la autora y gastrónoma inglesa Diana Kennedy en 1972. Kennedy, conocedora de la cocina mexicana y ganadora de la Orden Mexicana del Águila Azteca, usó el término para hacer una distinción importante entre la auténtica cocina mexicana y su versión americanizada, sumamente popular en Texas. Cabe mencionar que los propietarios de restaurantes mexicanos se ofendieron por dicha distinción, pero con el tiempo abrazaron el término Tex-Mex. “El Tex-Mex fue rechazado en gran medida por la élite culinaria en la década de 1970 al ser señalado como cocina mexicana poco auténtica. Pero ese es el punto. Lo único auténtico del Tex-Mex es que no es auténtico: evoluciona y se adapta”, señala el chef Josef Centeno en el libro Ama: A Modern Tex-Mex Kitchen. De ahí que sea importante encontrar las similitudes y diferencias entre la cocina mexicana y la cocina Tex-Mex para poder entenderlas como dos estilos de cocina independientes con un patrimonio común. Guía rápida para diferenciar la comida Tex-Mex de la comida mexicanaLas diferencias entre la comida Tex-Mex y la comida mexicana se pueden resumir en el uso de algunos ingredientes—tortillas de harina, queso amarillo y comino principalmente—que son sumamente populares en los Estados Unidos, pero que son virtualmente inexistentes en la comida tradicional mexicana. Si bien, las tortillas de harina son bastante populares en la región norte del país, las tortillas de maíz son mucho más comunes en la comida mexicana. La suavidad de la tortilla es otro indicador importante, pues los emblemáticos hard shell tacos y los puffy tacos ostentan una característica tortilla crujiente, mientras que los tacos—a excepción de los tacos dorados y las flautas—se hacen con tortillas suaves en todo México. En lo que respecta al queso, en la comida Tex-Mex no puede faltar el queso amarillo ingrediente fundamental para el popular queso o para acompañar tacos, nachos y demás platillos, mientras que la comida mexicana prefiere el uso de quesos blancos y frescos—queso panela, queso Oaxaca, queso de rancho, requesón, por mencionar sólo algunos. El comino es otro ingrediente característico de la comida Tex-Mex, pues su intenso sabor terroso se hace evidente en muchos de sus platillos, a diferencia de la cocina mexicana que privilegia el uso de diferentes chiles, cocciones largas e incluso hierbas frescas como cilantro para realzar los sabores. A pesar de que la comida Tex-Mex ha cargado con el estigma de ser cocina mexicana poco auténtica, no podemos negar que es un tipo de cocina que ha traspasado fronteras y a conquistado a muchos por su sabor, así que celebremos el patrimonio común de esta cocina reconociendo las similitudes y abrazando las diferencias con la cocina tradicional mexicana.Anímate a probar esta vertiente de la comida mexicana en Estados Unidos con estas deliciosas recetas:Nachos con chiliLasaña Tex MexChimichanga de Arrachera
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD