9 frases para empezar la semana con el pie derecho
Tips y Consejos

9 frases para empezar la semana con el pie derecho

Por Kiwilimón - Abril 2016
[tps_header]Uno no siempre puede estar de buenas, de hecho, hay momentos en los que nos sentimos un poco caídos y es justamente en esos instantes cuando un buen empujón puede hacer la diferencia. La idea está en mantenerse positivos y tomar cada día como una oportunidad de crecer y pasarla increíble. Para que levantes ese ánimo aquí te dejamos 9 frases que te motivarán a empezar la semana como se debe.[/tps_header] [tps_title]Bien hecho es mejor que bien dicho.[/tps_title]   - Benjamin Franklin [tps_title]Es un buen día para tener un buen día.[/tps_title] - Kiwilimón [tps_title]Si el plan no funciona cambia el plan, pero no cambies la meta.[/tps_title] - Kiwilimón [tps_title]Disfruta cada momento[/tps_title] - Kiwilimón [tps_title]Hagas lo que hagas, hazlo con pasión.[/tps_title] - Kiwilimón [tps_title]Intenta que el niño que fuiste nunca se avergüence del adulto que eres.[/tps_title] - Kiwilimón [tps_title]Nunca mires atrás, te distrae del ahora.[/tps_title] - Kiwilimón [tps_title]Lo que decidas hacer, asegúrate de que te haga feliz[/tps_title] - Kiwilimón [tps_title]¡Duerme menos y sueña más![/tps_title] - Kiwilimón [tps_footer]¡También te dejamos nuestra página de tips donde podrás encontrar muchos consejos sobre cómo mejorar y disfutar de tu vida en familia![/tps_footer]    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Existen muchas teorías sobre la etiología de la depresión y la ansiedad. Algo que se sabe es que son padecimientos influenciados por factores sociales, ambientales, psicológicos, genéticos, hormonales, inmunológicos, bioquímicos y neurodegenerativos.Mientras muchos de estos factores son inmutables, algunos otros pueden modificarse y proveer la base para prácticas e intervenciones para la ansiedad y depresión. Específicamente, las variables influenciadas por el estilo de vida, como los cambios en la alimentación.Por ello, en #KiwiTeCuida lanzamos el #RetoContraLaAlimentaciónYAnsiedad, en el que te enseñaremos el próximo lunes 18 de octubre a cocinar recetas que pueden ayudarte a controlar estos padecimientos, de la mano de la chef Colibrí Jiménez, y el próximo 25 de octubre, Shadia Asencio, directora editorial, y Mayte Martín del Campo, nutrióloga con 23 años de experiencia, te compartirán los fundamentos básicos para alimentarte de una forma idónea si padeces de depresión o ansiedad. Sigue el reto completo en nuestro Instagram oficial, la cita es cada lunes a las 18 horas.¿Qué comer si tengo depresión y ansiedad?Se ha encontrado que las personas con alto consumo de frutas y vegetales presentan menos síntomas de ansiedad y depresión. Así, una dieta alta en vegetales y frutas, así como leguminosas, granos enteros, pescados o aceite de oliva, se relaciona con niveles bajo de marcadores inflamatorios.Otros factores que se ha comprobado que contribuyen a los trastornos del estado de ánimo son el Omega 3, los folatos, el magnesio y el zinc. Si se tiene deficiencia de ácidos grasos, como el Omega 3, puede incrementar el riesgo de padecer trastornos del estado de ánimo. Consumir folatos en la dieta cotidiana ayuda a mantenerse estable anímicamente, algunas fuentes de folato son las verduras de hojas verdes, las legumbres (frijoles, habichuelas, alubias, judías), algunas frutas y las verduras. Del mismo modo, tener una microbiota saludable y una dieta rica en minerales, como el magnesio y el zinc, ayudan a bajar el riesgo de padecer depresión y comportamientos con ansiedad. Estos últimos parecen estar estrechamente vinculados con altos índices de masa corporal (IMC), por lo que dietas altas en grasas y azúcares sí están asociadas a la depresión y la ansiedad. Recuerda que una alimentación balanceada te ayuda a evitar padecimientos físicos y mentales y tú construyes tus hábitos alimenticios. ¡Únete al #RetoContraLaAlimentaciónYAnsiedad con #KiwiTeCuida!
Los limpiadores caseros nos hacen sentir como adultos exitosos porque muchas veces podemos hacerlos con productos que ya tenemos en la alacena y así ahorrarnos unos pesos, al mismo tiempo que usamos opciones más sustentables con el medio ambiente.Además, existen sitios como Craftología.com donde podemos encontrar desde tips para hacer rendir más el jabón para trastes o un desengrasante natural, hasta formas caseras de eliminar hongos y bacterias del baño. Los limpiadores caseros fáciles de hacer existen y por eso aquí te dejamos 5, con ingredientes como vinagre, cáscaras y jugo de limón o bicarbonato de sodio.Limpiador natural para manchas difíciles1/2 limón1/2 taza de bórax en polvoEste limpiador es excelente para quitar las manchas de óxido en lavabos o baños de porcelana o esmaltados, pero evita usarlo en mármol o granito. Para hacerlo sólo tienes que sumergir el limón en el bórax y después con eso frotar la superficie, para luego enjuagarla.Limpiador de latón caseroVinagre blanco o jugo de limónSal de mesaPara limpiar manijas sin esmalte, el baño y más, puedes humedecer una esponja con vinagre o jugo de limón, espolvorear con sal y luego frotar ligeramente la superficie. Enjuaga bien con agua y seca inmediatamente con un paño suave y limpio.Limpiavidrios casero2 tazas de agua1/2 taza de vinagre blanco1/4 taza de alcohol isopropílico concentrado al 70%1 a 2 gotas de aceite esencial de naranja para oler (opcional)Combina estos ingredientes y viértelos en un atomizador para hacer un limpiavidrios casero con vinagre. Como tip eficaz, no limpies las ventanas en un día caluroso y soleado, porque esta solución se secará muy rápido y dejará muchas rayas. Para espejos, rocíea la solución en una toalla de papel o un paño suave, frota ligeramente y listo.Limpiador y desodorante de cocina4 cucharadas de bicarbonato de sodio1 litro de agua tibiaPara limpiar las superficies de la cocina, electrodomésticos e incluso el interior del refrigerador, la mejor opción es el bicarbonato de sodio, porque no sólo se encarga de los olores, sino que además se puede usar para dar brillo a fregaderos y electrodomésticos de acero inoxidable. Para desodorizar superficies, usa el limpiador casero con la solución de bicarbonato de sodio directamente. Para dar brillo y quitar manchas del acero inoxidable, haz una pasta con el bicarbonato de sodio y el agua, aplícala con un paño húmedo y frota suavemente en la dirección de la veta del metal, para finalmente enjuagar y secar.Limpiador multiuso Una parte de vinagre blancoUna parte de aguaCáscara de limónramitas de romeroCombina los ingredientes anteriores, vierte en un atomizador, agita y luego deja reposar para infusionar durante una semana antes de usar. Este limpiador multiusos casero sirve para eliminar las manchas de agua dura, limpiar botes de basura, quitar manchas de las paredes y mucho más, sólo evita usarlo en el granito.
Tlaxcala se ubica en un lugar estratégico, justo al centro de la megalópolis mexicana. Su geolocalización, cercana a la capital y a otros estados, históricamente le ha valido bendiciones y una serie de vuelcos a su destino que se tradujeron en el enriquecimiento de la cultura y un sinfín de delicias culinarias que no pasan desapercibidas.El origen de la cocina tlaxcalteca data de más de setecientos años, con el asentamiento de los primeros grupos que conformaron esta gran civilización. “Al estar cerca del eje neo volcánico Tlaxcala recibe muchas aguas de los deshielos que luego se van al subsuelo y que hacen rica y bondadosa a la tierra”, comenta Irad Santacruz, catedrático de la cocina de su entidad por la Culinary Art School. De ahí que la gastronomía emerge entre insumos inmejorables donde la tortilla es reina. No por nada, Tlaxcala significa lugar de tortillas. Para Francisco Molina, uno de los cocineros más emblemáticos del estado y cuyo restaurante Evoka es una parada imperdible en la visita, los ingredientes primordiales de la región son el maíz y el maguey. Este último es el ingrediente que más orgullo le genera: “De él se ocupa todo. Trato de utilizar la filosofía del maguey en mi restaurante”. Del agave se extrae el agua miel y la miel de agave con sus sabores herbáceos; al fermentarlo se produce el pulque; sus pencas se utilizan para cocciones como la barbacoa; hasta con la plaga del maguey, que es el gusano, se elaboran platillos de buena complejidad. Las milpas crecen por las planicies y ofrecen un puñado de ingredientes que terminarán en una buena sopa. Adicionalmente existe el llamado metepantle, un concepto proveniente de la agricultura prehispánica en el que el ecosistema se crea en torno al maguey. “Cada árbol le otorga ciertas características y ciertos nutrientes al piso, dándole una especie de equilibrio a la tierra. Para mí este es básicamente el origen de la cocina tlaxcalteca”, comenta el chef Francisco. No es un secreto que antes de la llegada de los españoles los tlaxcaltecas estaban sometidos a los aztecas. A forma de castigo por querer deslindarse de pagar impuestos a los habitantes de la región se les prohibió la compra de sal y otros insumos. De ahí que los guisos regionales ocupen pocos ingredientes, pero que aunados a la creatividad y las técnicas han hecho posible una buena variedad.“Aproximadamente se obtienen treinta y cinco ingredientes que forman parte de la culinaria tlaxcalteca, de la cocina tradicional” afirma Irad, en los que los más emblemáticos son el mole de ladrillo, el mole prieto y el atole agrio. “El mole prieto es un mole más ceremonial, un mole más líquido que espeso y que se hace con puerco. El mole de ladrillo es un mole también ceremonial de origen otomí”. Por su parte el atole agrio se elabora a partir de especies de maíz rojo y se sirve con un frijol o ayocote en el fondo.El mole que puede encontrarlo a uno en casi todo el estado es el mole de fiesta, pero claro, con ciertas sazones que van mutando en cada comunidad. Junto al estado de México e Hidalgo, comparte la tradición de la mejor barbacoa del país y la técnica del mixiote. De sopas están las tlatlapas, una sopa espesa que se preparara con frijol amarillo, el chileatole verde y la sopa de milpa común en temporada. El insumo predilecto de la época de lluvias es el hongo comestible que es proteína vegetal en guisos y moles típicos. Pero nada de eso terminaría de amalgamar sin el rey de las bebidas milenarias: el pulque. El pulque es cultura, es ingrediente en copiosos platillos, es la predilección de Quetzalcóatl y por lo que tuvo que redimirse en el exilio. En el lado dulce, Tlaxcala es un paraíso por descubrir. “Están los muéganos tradicionales de Humantla, de Santa Ana, de Santa Cruz y de la capital”; pero también están los tlaxcales –tortitas elaboradas con masa de maíz y azúcar–, los dulces de pepita, las conservas de guayaba, de camote, o de cualquier fruta de temporada. No hay que perderse tampoco los burritos –y olvida el gran envoltorio hecho con tortilla de harina–. En Tlaxcala están hechos de maíz a punto de reventar y van cubiertos por aguamiel, piloncillo o azúcar. Otros postres tradicionales son el chacualole, un postre elaborado a partir de calabaza u otras frutas y aromatizado con canela, piel de naranja y clavo, o los buñelos de rodilla y de viento. Por supuesto, en las fiestas patronales, hay que dejarse conducir hasta el aroma de unos panes de feria. Si de gastronomía callejera hay que hablar, el chef Francisco recomienda las tortas de la 2 de abril. “Son unas tortas que vienen con milanesa de cerdo, chalupa, quesadilla de huitlacoche o de queso, todo va frito. Viene con su ensalada, su jitomate y su pan”. Si se prefiere la tortilla por sobre el bolillo, hay que detenerse en una esquina por tacos de canasta, supuestamente originarios de la entidad. Irad recomienda asistir los viernes el mercado alternativo de productores agroecológicos que se instala en el parque de San Nicolás, el tianguis sabatino de Tlaxcala y el de los miércoles de la Loma: “Ahí no solamente encuentras el producto y a las personas, sino que también seguramente vas a comer delicioso en alguno de sus múltiples puestos”. Y es que sí, dar un paseo por este pequeño estado es probar tradiciones bien conservadas en un contexto de haciendas, de leyendas vivas y cruces de camino.
El pollo es uno de los principales ingredientes dentro de la cocina mexicana, pues se puede preparar asado, frito, al horno, el caldo y de mil maneras más. Sin embargo, es importante que no laves antes de cocinar las recetas con pollo que kiwilimón tiene para ti, aquí te explicamos por qué. Los peligros de lavar el pollo crudoMuchas personas lavan el pollo antes de cocinarlo, sin embargo, los expertos señalan que esto podría tener graves consecuencias para la salud. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC) indican que, en muchas ocasiones, el pollo puede estar contaminado con la bacteria Campylobacter, con salmonela o con la bacteria Clostridium perfringens. Cuando tú mojas en pollo, las bacterias podrían llegar a otras superficies a través del agua que salpica. Recuerda que puedes enfermarte de gravedad si consumes otros alimentos o bebidas que han sido contaminas con pollo crudo, podrías enfermarte, pues esa ahí donde se encuentran 3 temibles bacterias. Por otro lado, si no cocinas bien el pollo, podrías enfermarte. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la bacteria Campylobacter está dentro de las cuatro primeras causas detrás de la diarrea a nivel mundial y también se considera como la “la causa bacteriana más frecuente de gastroenteritis en el mundo”. Cabe mencionar que las infecciones causadas por esta bacteria pueden llegar a ser mortales en niños pequeños o en ancianos. Es por esto que es muy importante no lavar el pollo y cocinarlo muy bien. En cuanto a la salmonela, al igual que la Campylobacter, esta bacteria es una de las principales causas de enfermedades diarreicas a nivel mundial. Aunque la mayoría de los casos de salmonelosis no son graves, estos pueden llegar a ser mortales en algunas ocasiones. Para evitar contraer salmonela, lo mejor es no lavar el pollo, cocinarlo muy bien y seguir las reglas básicas de higiene. La bacteria Clostridium perfringens también causa diarrea y en algunas ocasiones puede llegar a ocasionar gastroenteritis, sin embargo, en casos extremos puede llegar a dañar el intestino delgado. Esta bacteria se encuentra en el pollo. ¿Por qué no se puede debe lavar el pollo?El pollo crudo no debe lavarse con agua, ya que puede contener las 3 bacterias mencionadas anteriormente, las cuales pueden transferirse a otros alimentos, trastes y bebidas debido a que el chorro de agua suele salpicar. ¿Cómo limpiar el pollo?Antes de cocinar el pollo, colócalo sobre una tabla limpia y pasa una toalla de papel por el pollo, de esta manera eliminarás el exceso de agua. RecuerdaRecomendaciones antes de cocinar polloColoca en pollo dentro de una bolsa limpia y bien sellada, para que el jugo no contamine otros alimentos.Lávate las manos antes y después de agarrar el pollo crudo.Usa una tabla solo para el pollo, así evitarás contaminar otros alimentos.Lava todos los utensilios y recipientes que hayan estado en contacto con el pollo crudo.Cocina el pollo muy bien, si está crudo, no te lo comas.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD