¿Cómo ahorrar en el supermercado?
Tips y Consejos

¿Cómo ahorrar en el supermercado?

Por Kiwilimón - Mayo 2011
En estos tiempos del retorno a lo frugal muchas personas queremos ahorrar en todos los aspectos de nuestra vida sin sacrificar calidad. En el supermercado esto es posible. Estos son algunos consejos:

Prepara tus menús

Suena laborioso y al principio lo es, pero es posible hacerlo, simplifica todo lo referente a la comida y nos ayuda a ahorrar porque no hay desperdicios, compras impulsivas ni gastos de última hora.

Evalúa tus recetas

Si tus recetas requieren ingredientes caros evalúa si vale la pena prepararlas o si puedes sustituirlos.

Prepara la lista de compras

Con el menú listo lo siguiente es la lista de compras. Si no tienes menús aun así puedes preparar tu lista de compras pero no es tan efectiva. Revisa que tienes en tu casa de lo que necesitaras y que necesitas comprar. Sigue la lista de compras evita las compras impulsivas que suman pequeñas cantidades pero se convierten en grandes en un año.

Prefiere las verduras y frutas de estación

Además de tener más nutrientes y mejor sabor son más baratas. Con la globalización podemos comer todas las frutas y verduras todo el año pero no es la mejor opción.

Compra en los mercados del agricultor o puestos de verdura

Además de estar ayudando a pequeños comerciantes y por lo tanto a tu comunidad estarás comprando productos más frescos y más baratos.  
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
A nadie le gusta limpiar después de cocinar. Con estas recetas puedes dedicarte a preparar deliciosos platillos sin tener que pasar horas después lavando trastes y recogiendo la cocina. Caldo de hongos con epazote No lo creerás, pero solo necesitas una olla para cocinar algo tan rico como este caldito de hongos. Asegúrate de usar una olla lo suficientemente profunda para que puedas agregar el caldo de pollo sin que se derrame. Tabule de lentejas Ahórrate unos cuantos trastes sucios y usa la misma olla donde cocines las lentejas para combinar todos los ingredientes. Cuela bien el agua y deja que se enfríen bien las lentejas (y el refractario) antes de agregar las verduras y las hierbas aromáticas. Risotto de amaranto y hongos Jamás te habrías imaginado que un platillo tan rico y original como este risotto solo requiere 25 minutos de preparación y una sola olla. Antes de servirlo, agrega unas láminas de parmesano para darle aún más sabor. Pasta con camarones al ajillo Aunque originalmente en la receta te pide que uses una olla para cocer la pasta y un sartén para los camarones, puedes cocinar todo en la misma olla. Después de que la pasta esté al dente quita bien toda el agua y ahí mismo cocina el resto de los ingredientes. Crema de champiñones Al momento de cocinar es muy importante leer los pasos para poder anticiparse. En este caso te sugerimos que desde un principio calientas la mantequilla en una olla o un sartén profundo para que no tengas que pasar la crema a otro refractario. Flan de cajeta en microondas Lo bueno de esta receta es que además de requerir solo un pequeño refractario, no es necesario prender el horno. La potencia de los hornos de microondas varía mucho por eso te recomendamos checar la cocción del flan cada 5 minutos. Pastel de chocolate en microondas No te quedes con el antojo de un postre. Con esta sencilla receta solo necesitas 6 ingredientes y una taza. ¿Quieres que quede aún más bonito? Espolvorea el pastel con azúcar glas y decóralo con frambuesas. Visita Kiwilimon para conocer más recetas fáciles de preparar.
Si parte de tu rutina diaria es correr todas las mañanas y comer media barrita de cereal mientras llegas al trabajo, es momento de hacer un cambio. Responde estas fáciles preguntas para descubrir cómo puedes planear tus desayunos diarios: ¿Qué te gusta desayunar? Esto es lo primero que debes tomar en cuenta. Hay personas que prefieren empezar el día con algo dulce, como una french toast, mientras que a otras les gustan los desayunos salados e incluso picantes, como los tradicionales chilaquiles en salsa verde. Ten claro cuáles son tus gustos para que puedas buscar opciones acordes. ¿Cuánto tiempo tienes? ¿Eres de las personas que se levanta a las 5 de la mañana para tener tiempo de arreglarse con calma, o tienes que poner 5 alarmas para poder levantarte? Esto es importante para saber de cuánto tiempo dispones para preparar y comer tu desayuno. ¿Prefieres las mañanas o las tardes? Esto no tiene tanto que ver con lo que puedes desayunar, sino con el momento ideal para prepararlo. Las personas que se levantan llenas de energía pueden tomarse unos minutos para hacer su desayuno, mientras que las personas que suelen desvelarse pueden adelantar la preparación de la comida una noche antes. ¿Qué tanto apetito tienes por las mañanas? ¿Te levantas con hambre o sueles tener el estómago cerrado? Considera esto para que el desayuno que elijas sea el más adecuado para ti. Una vez que sepas bien cuáles son tus preferencias te será más fácil planear tus desayunos. Aquí te compartimos algunas ideas para cada tipo de gusto: Para las personas que se levantan sin hambre Yogurt con mango Ensalada de frutas frescas   Para las personas que siempre están corriendo Smoothie de frambuesa y yogurt Batido de plátano con jengibre y leche de coco   Para las personas que les gusta arrancar el día con algo dulce Pancakes de avena Galletas de avena suaves   Para las personas que prefieren platillos picantes Huevos rancheros caseros Birria de res casera   Para las personas que se levantan con mucha hambre Chilaquiles con huevo y arrachera Tacos de barbacoa
Típico que un día amaneces con toda la actitud para probar nuevas recetas en tu cocina. Vas al súper a comprar los miles de ingredientes que se necesitan para cocinar ese platillo súper especial o exótico, y ocho meses después ves cómo los frasquitos se van llenando de polvo. Antes de que tomes cualquier decisión tenemos que decirte algo: ¡no tires la comida de tu alacena! Saca el máximo provecho a todo lo que se encuentra en tu cocina con estos tips: Vinagre de manzana Ese chorrito que queda en la botella es suficiente para convertir una ensalada aburrida en una verdadera experiencia culinaria. Prepara un delicioso aderezo para ensalada griega con solo dos cucharadas de vinagre de manzana. Azúcar morena Media taza de azúcar morena es lo que necesitas para disfrutar un buen pastel de zanahoria sin horno. Si ves que ya está muy dura, puedes guardar un trozo de pan de caja junto al azúcar para suavizarla antes de preparar el pastel. Cardamomo No eches a la basura la bolsita de cardamomo. Esta especia es tan aromática que una sola pizca puede transformar completamente una receta. Prueba estos hot cakes integrales de canela con fresas al cardamomo (solo necesitas ¼ de cucharadita). Pasta La pasta que compraste para preparar macarrones con queso también te puede servir para hacer una ensalada de pasta picosita. En esta receta se usa pasta de coditos, pero puedes usar la que te encuentres en tu alacena. Salsa de soya El alto contenido de sal en la salsa de soya hace que dure muchísimo, así que no importa si esa botella lleva tiempo en tu alacena. Aprovecha la última cucharada de salsa de soya para hacer una hamburguesa con salsa BBQ casera. Maicena Tal vez compraste fécula de maíz para espesar una crema y jamás la volviste a usar. Con lo poquito que te haya quedado, o 1/3 de taza, prepara una botana sabrosa y muy sencilla, como estos dedos de queso rápidos. Mostaza Dijon Aunque la mostaza puede usarse para preparar platillos tan sencillos como un sándwich o una ensalada, si no estás acostumbrado a su sabor lo más seguro es que el frasco termine olvidado en tu alacena.  Para que no desperdicies nada, usa media cucharadita de mostaza para cocinar unos espárragos con vinagreta de mostaza. ¿Tienes alguna otra idea para aprovechar las sobras de la alacena? Compártenos tus tips en los comentarios.
Prepárate para celebrar el 2 de noviembre a lo grande. Haz tu propio altar de muertos a la manera tradicional. Aquí te decimos cuáles son los elementos que no pueden faltar en tu altar de Día de Muertos. Flores Algo básico que siempre debe tener un altar de muertos son flores, pero no de cualquier tipo. Las tradicionales son las de cempasúchil y terciopelo. Si quieres variar un poco el color también puedes usar nube, clavel o crisantemo. Incienso Aunque puedes usar el aroma de tu preferencia, el incienso predilecto para el Día de Muertos es el copal. Desde la antigüedad se creía que el olor de esta resina tenía el poder de liberar un lugar de los malos espíritus para proteger el camino de regreso a casa de los difuntos. Velas Según la tradición, la luz de las veladoras guía a los difuntos hasta su altar, es por eso que es súper importante encenderlas (siempre bajo supervisión). Si tienes suficiente espacio, colócalas en forma de cruz en el piso. Sal De acuerdo con las creencias del Día de Muertos, la sal ayuda a purificar y proteger las ánimas en su viaje. Puedes colocar un poco de sal en un platito o formar una cruz con esta en el piso. Objetos personales Cuando el altar se ofrece al espíritu de un niño suelen colocarse juguetes para que cuando este lo visite pueda jugar. En el caso de los altares para adultos, siempre hay que agregar algún objeto personal. Por lo general se ponen gafas, sombreros, pipas, etc. Fotografía Algunas personas acostumbran esconder una foto del difunto, mientras que otras prefieren colocarla en el centro del altar para que sea visible. De cualquier manera, no olvides poner un retrato de la persona a la que dedicas el altar. Agua Jamás se te olvide poner un vaso de agua en un altar de muertos. Se cree que este elemento, además de ser un símbolo de pureza, permite que el espíritu se refresque después de su viaje. Comida Finalmente, el elemento más importante de un altar de muertos es, por supuesto, la comida. El Día de Muertos no se trata únicamente de honrar y de recordar con cariño a los difuntos. El altar del 2 de noviembre es una invitación para convivir con los espíritus de nuestros seres queridos, es por eso que los alimentos son tan importantes. Recuerda que sin una buena comida no hay fiesta. Ahora que ya sabes lo que necesitas para hacer tu altar de muertos, ¿qué estás esperando para ponerte a cocinar? Estos platillos son ideales para celebrar el 2 de noviembre: Calaveritas de azúcar para el altar Arroz rojo tradicional Mole con guajolote tradicional Alegrías   Fuentes: Mexicodesconocido.com.mx Vanguardia.com.mx Gob.mx Excelsior.com.mx Elsiglodetorreon.com.mx
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD