Cómo aumentar las ventas de un negocio de comida en esta cuarentena
Tips y Consejos

Cómo aumentar las ventas de un negocio de comida en esta cuarentena

Por Adriana Sánchez - Mayo 2020

Desde que México entró a Fase 3 por la pandemia de coronavirus, se dio la indicación a todas las empresas y negocios de suspender labores a menos que fueran considerados actividades esenciales por Covid-19, tal como lo son supermercados, tiendas de abarrotes y preparación de comidas para vender. Sin embargo, debido a que la mayoría de las personas se encuentran en la cuarentena, las ventas en restaurantes y servicios de comida han disminuido visiblemente, por lo que a continuación te mostramos algunos consejos sobre cómo aumentar tus ganancias si haces comidas económicas para vender.

Es importante comprender que la industria restaurantera representa 2.14 millones de empleos, lo que equivale al 8% de las personas empleadas en México y por eso debemos saber cómo adaptarnos a las nuevas exigencias de la cuarentena. No importa si tienes una fonda de comida, un restaurante o haces venta de gelatinas y otros postres, sin duda estos tips te ayudarán a reactivar tu negocio en plena cuarentena.

Ventas online y pick&go

Una de las estrategias que muchos restauranteros han elegido es saber cómo vender por Internet gratis y realizar comida casera para llevar. Es decir, presentan su menú y contratan un servicio de entrega a domicilio para llevarlo a los comensales o, al contrario, entregan la comida en su mismo local y son los clientes quienes la recogen para llevársela.

Apóyate en las redes sociales

El confinamiento por coronavirus ha provocado un alza en la demanda de tiendas en línea, por lo que ahora las redes sociales se convertirán en tu mejor aliado para promocionar tus productos y menús. Utiliza Facebook e Instagram para mostrar lo más delicioso que prepararas, pero no te olvides de brindar atención personalizada a través de otras plataformas como Whatsapp y darte de alta en las clásicas Uber Eats, Rappi y Didi Food. Revisa constantemente los mensajes y asegúrate de darle seguimiento a los pedidos con mucha amabilidad.



Actualiza tu menú o catálogos de productos

Recuerda avisarle a tus clientes con frecuencia acerca de los productos o platillos que conforman tus menús semanales y mantenlos siempre actualizados. Hazlo de una forma dinámica donde siempre incluyas una fotografía atractiva, información breve y concisa de lo que ofreces y los precios, así como un teléfono de contacto para aclarar cualquier duda. Es importante que adaptes tu menú para ofrecer lo más popular, que tenga menos ingredientes, por aquello del desabasto, y que requiera menos tiempo de preparación.

Informa a tus clientes del tiempo de entrega

Para evitar conflictos, es necesario que desde un principio le expliques a tus clientes la dinámica de venta. Por supuesto, debido a la contingencia las medidas de higiene y traslado deben ser más estrictas y esto puede ocasionar que la preparación de alimentos y tiempo de entrega tomen más de lo normal, así que no olvides informarlo y pedir un poco de paciencia en esto de las comidas para vender a domicilio.

Busca alternativas de entrega

Si en tu zona no existen plataformas de entrega a domicilio como las mencionadas anteriormente, entonces enfócate en chats de Whatsapp o grupos de Facebook en tu ciudad para promocionarte. Apóyate de tu automóvil o motocicleta para repartir y sino cuentas con uno, utiliza alternativas como radiotaxis, bicimensajería o servicios de paquetería exprés económicas.

Conquista con algunas promociones

Es cierto que el coronavirus ha traído consigo una fuerte crisis económica, pero hay que buscar darle la vuelta al generar paquetes de promociones o códigos de descuento; esto te ayudará a atraer nuevos clientes y fidelizar los que ya tienes. No tienes que rebajar tus precios en grandes cantidades pero puedes dar recompensas con descuentos o productos por cierto número de pedidos. Analiza bien tus posibilidades y sorprende a tus clientes.

Si ya has aplicado estas estrategias para sobrevivir a la crisis y mantener tu economía si haces comida para vender, cuéntanos cómo te funcionaron y si tienes algún otro tip que valga la pena aplicar.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Para las mañanas, hay personas que prefieren un jugo fresco para acompañar su desayuno y otras que religiosamente se preparan un licuado o smoothie en la licuadora para empezar el día con todo, pero, ¿será que una u otra técnica proporciona más beneficios?Lo cierto es que incrementar tu consumo de frutas y verduras es bueno para ti y de acuerdo con información de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016, “menos del 50% de la población estudiada consumió verduras diariamente”, así que aquí te contaremos un poco sobre los beneficios de hacerlo ya sea en forma de jugo o en forma de licuado o smoothie.Beneficios de consumir frutas y verduras a través de jugos y licuadosPrimero hablaremos sobre los jugos. Para hacer jugos, se lleva a cabo un proceso en el que la parte líquida de la fruta o verdura se separa de la pulpa o fibra, de esta forma se obtiene un producto líquido acuoso y concentrado que contiene vitaminas, minerales y otros fitonutrientes, que son compuestos bioactivos derivados de plantas asociados con efectos positivos para la salud. Por su parte, para hacer un licuado se usa la fruta o verdura entera, es decir, lo que pones en la licuadora es lo que consumes. El volumen de la bebida, que actualmente también se conoce como smoothie, será mayor que el de un jugo elaborado con la misma cantidad de frutas o verduras. Como en todo, ambas técnicas para hacer bebidas a base de frutas y verduras tienen ventajas y desventajas. Por ejemplo, los jugos proporcionan una bebida muy rica en nutrientes en una cantidad menor de líquido y para aquellos que necesitan una dieta baja en fibra, los jugos pueden ser una mejor opción. Sin embargo, el tamaño de la porción de jugo debe ser más pequeño que el de una bebida licuada, porque de lo contrario estarías consumiendo muchas calorías de azúcar en esa taza de jugo. Con los licuados conservas la fibra de la fruta o la verdura, lo que puede ayudarte a sentirte más lleno y mejorar tu salud digestiva. Además, puedes agregar otros tipos de alimentos a los batidos como nueces, semillas, cereales, o yogures para aumentar la ingesta de proteínas y grasas saludables. Cualquiera de los dos procesos puede ayudarlo a aumentar su consumo de frutas y verduras y generar menos desechos en la cocina, pues muchas veces compramos frutas que se echan a perder en el frutero, o verduras que se quedan rezagadas en el cajón del refri, porque no tuvimos tiempo de cocinar una comida o preparar la ensalada que estábamos planeando.Ya sea que elijas jugos o licuados, aquí te dejamos varias opciones para que comiences a intentarlo: Jugo verde clásicoJugo antigripalLicuado de fresa, plátano y amarantoLicuado de chocolate, amaranto y plátano
La comida de Cuaresma es una increíble oportunidad para dejar de consumir carnes rojas y comenzar una dieta más saludable, sin embargo, esto suele asustar a las personas porque tenemos la creencia de que los alimentos de esta temporada son más caros. Pero no te preocupes, ya que hemos creado un listado con recetas baratas que te ayudarán a disfrutar de un delicioso y nutritivo menú económico para los viernes de Cuaresma. Sopas para Cuaresma Inicia tu menú económico con alguna de estas deliciosas sopas repletas de ingredientes saludables que además de ayudarte a ahorrar unos cuantos pesos para tu bolsillo, llenarán de sabor a toda tu familia.Sopa de pescado Crema de pimiento morrón Sopa de brócoli con champiñones Crema de lentejas Sopa de habas con nopales y zanahoria Recetas económicas sin carne Porque no todas las comidas de Cuaresma deben ser únicamente con pescado, a continuación te presentamos una amplia variedad de platillos con ingredientes baratos y muy fáciles de conseguir.Pepinos rellenos de atún a la mexicana Sopes de vegetales parrillados Tortitas de papa y poblano en salsa roja Tacos de jícama con ensalada de jamón y queso Pescado en salsa morita Dulces de Semana Santa Para que cierres con broche de oro y consientas a tu familia con lo mejor de la comida de Cuaresma, te presentamos estos deliciosos postres que no pueden faltar en tu mesa cada viernes. ¡Pruébalos todos!Capirotada con amaranto Budín de pan duro Nieve de limón Guayaba en almíbar Pay de limón con leche condensada¿Qué comidas de Cuaresma prepararás para este viernes?
De la vista nace el amor y en el gusto se confirma. Para el Día de San Valentín no hay mejor manera de celebrar que con una buena copa de burbujas y nuestros seres amados. Por eso te presentamos, los consejos básicos para maridar el amor con vinos espumosos. ¿Cómo se elaboran los vinos espumosos? A diferencia de lo que podría creerse, todos los espumosos parten de un vino regular, conocido como tranquilo, al que se le somete a una segunda fermentación para que guarde el gas y desarrolle sus características burbujas. Hay dos métodos principales para elaborarlos. El método tradicional (usado en el Champagne y el Cava) tiene su segunda fermentación en la botella, a ésta se le añade una mezcla de vino base, con azúcar y levadura para que vuelva a fermentar. Este proceso lo hacen botella por botella con botella cerrada, así el gas de las levaduras, al no tener salida, se incorpora en el líquido y se obtiene una burbuja fina inconfundible. Por su parte, en el método charmat la segunda fermentación se hace en tanques de acero inoxidable. En éstos la burbuja tiene más espacio para expandirse y por eso resulta más gorda. Bajo este método se elaboran vinos espumosos como el Prosecco y el Lambrusco. ¿Cómo seleccionar tu vino espumoso? Recuerda que en los vinos espumosos, puede haber blancos, rosados y tintos. También podrás encontrarlos desde secos (Brut Nature) hasta extra dulces, que van de 0 a 60 gramos de azúcar residual. Así que lo más importante al elegir tu espumoso o espumante favorito es considerar su color, sabor y tipo de burbuja para elegir el que más se acomode a tu paladar. Nuestros favoritosTe recomendamos tres vinos espumosos para maridar el amor: Mionetto Prosecco, Italia Tere Delgado, sommelier de vinos y fundadora de Vinos y Maz Club, recomienda este espumoso elaborado bajo el método charmat por su versatilidad para acompañar las reuniones con amigos y todo tipo de comida, desde postres como cupcakes y tartas horneadas dulces, hasta botanas, mariscos y platos fuertes. “Es fresco, armónico y elegante, por eso es mi favorito”.Chandon Délice, ArgentinaMi vino espumoso favorito es Chandon Délice. Es de los primeros vinos espumosos que  puede tomarse con hielo y con un twist de sabor que potencie sus aromas, como un garnish de fresas, frambuesas, naranja, toronja o pepino e incluso hojas frescas como hierbabuena. Es ideal para cualquier momento del día: para un aperitivo o trago fresco durante el día. Brut Nature Gran Reserva, MéxicoElaborado con las uvas Macabeo, Chardonnay y Chenin Blanc por Freixenet México, este vino espumoso se elabora bajo el método tradicional por lo que tiene una burbuja fina, es seco en boca y con una acidez fresca. Es el aperitivo perfecto para acompañar botanas ligeras, pastas, pescados y todo tipo de mariscos.
Entrar a la tienda. Enfrentarse a un tótem de anaqueles. Las botellas apiladas, una sobre otra, producen vértigo. Las hay rosas, blancas, negras, verdes… ¿en serio, verdes? Las hay paradas, las hay acostadas. Las etiquetas que las nombran son aburridas, la mayoría. No importa. Con castillos o con diseños hípster: ninguna parece develar el sabor que resguardan. “¿Por qué, nadie me viene a ayudar?”, te preguntas. “No, mejor que nadie venga”, te respondes.Sí, todos hemos estado ahí, en ese momento incómodo en el que debemos escoger un vino que nos va a costar y que, o puede ser un chasco o la proeza más grande de la cena. La moneda gira en el aire. Tenemos miedo o nos sentimos avergonzados como si saber de vinos fuera nuestra obligación.No diré que escoger una botella, aun para alguien letrado en el tema, sea algo sencillo. A veces simplemente uno no puede escaparse de San Google antes de tomar a un vino por los cuernos. Pero no todo está perdido. Hay algunos indicadores que te pueden guiar razonablemente en esa rara decisión de compra. 1. El precio. Cierto, no siempre es un indicador de calidad. Apuntaría, sin embargo, que aquí hay una cuestión numérica. Considera los impuestos, los gastos del viaje, los kilómetros: si viene de lejos y cuesta barato, no me fiaría. En vinos mexicanos la cosa cambia porque mayormente las bodegas que ofrecen vinos baratos son empresas de buen volumen que se toman la hechura con respeto. Por aquí puede haber buenas opciones: Monte Xanic, Santo Tomás, L.A. Cetto.2. La región. Aprender las minucias de las regiones vitivinícolas te tomaría varios años de estudio, sin embargo, existen denominaciones de origen que son bastante estrictas en sus regulaciones de calidad. Tal es el caso de Ribera del Duero, el Friuli, Montepulciano d’Abruzzo, Rueda, Albariño, los vinhos verdes de Portugal, Sonoma, por mencionar algunas. A mí personalmente me encanta lo que se hace en Parras, Coahuila. Pocas veces he fallado. 3. La uva. Un sabio dijo: “hay de todo en la viña del Señor”. En las viñas del mundo sucede lo mismo. La opción de bajo riesgo es que, cuando pruebes un vino que te guste, anotes el nombre de la uva (y de la etiqueta, claro). Así en la tienda tendrás un punto de partida. Si te inclinas por explorar opciones de tu cepa favorita, recuerda que cada varietal se desarrolla mejor en una región que en otra. ¿Ejemplos? La pinot noir en Burdeos o Sonoma. La tempranillo, en Ribera del Duero; la syrah, en Australia (mejor si es del valle de Barossa); la malbec, de Mendoza en Argentina; la riesling, en Austria y Alemania; la pinot gris, en el Friuli; la nebbiolo, en el Valle de Guadalupe, y la semillón, en Aguascalientes. Todo con sus excepciones y reservas.4. Los premios.Odio decir que los premios importan porque, cuántas veces nos hemos decepcionado en los Óscar. En los vinos sucede igual, sin embargo, puede ser un punto de partida interesante. Allá fuera existe una serie de listas hechas por conocedores que catan a ciegas. Diría que a las que hay que prestar atención son el Concours Mondial de Bruxelles, Decanter World Wine Awards, la Guía Peñín, las puntuaciones Parker y Wine Spectator. En el caso de México, a mí me gusta la selección que hace Rodolfo Gerschman en su guía Catadores del vino mexicano. Que cómo te vas a enterar que un vino tiene premios, generalmente las botellas cuentan con un distintivo o calcomanía de la medalla que ganaron. 5. Sigue nuestras recomendaciones mensuales. En Kiwilimón te damos a conocer sobre nuestras cepas favoritas, sobre los vinos que ya hemos probado y que nos encantan. Un rosado sutil y de buena acidez es el Izadi Larrosa de la Rioja; si te quieres inclinar por algo nuevo de Parras, Coahuila, vete por el cabernet-shiraz de Hacienda Florida con sus notas a frutos negros. El malbec mendocino y especiado de Trumpeter nunca falla y, si lo que buscas es un Ribera del Duero de perfil fresco, Flores de Callejo y sus notas a confitería te gustarán.6. Experimenta.Nada como el hermoso aprendizaje Montessori vinícola de probar y fallar, de probar y acertar. ¿La viste y te vibró? Inténtalo. De un mal sorbo nadie pasará y al final, si la comida fue buena, tu experiencia también lo será. 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD