¿Cómo blanquear tus dientes?

Por Kiwilimón - Julio 2014
Bien es sabido que todo el mundo quiere tener los dientes blancos, y para ello siempre recurrimos al dentista y pastas de dientes o enjuagues bucales blanqueadores. Las opciones a las que recurrimos son usualmente costosas y normalmente se abusa de productos químicos tóxicos y abrasivos. Asimismo, existen muchas restricciones, como las personas con dientes sensibles con restauraciones, coronas, los niños menores de 16 años, etc. Además, se puede producir irritación en encías, alergias, hipersensibilidad e incluso problemas gastrointestinales con estos métodos. Y así como los métodos comúnes, existen también opciones naturales y saludables para blanquear los dientes. Por ejemplo, uno de los mejores métodos de blanqueamiento dental es con cáscara de plátano, el cual no tiene abrasividad como otros blanqueadores naturales y es gratis. Recomendamos: Secretos de Lavado Método de blanqueamiento El metodo es sencillo, primero nos cepillamos los dientes como hacemos normalmente, de preferencia con una pasta de dientes natural, podemos incluso preparar nuesto propio dentífrico. Posteriormente, tomamos la cascara de una banana que este bien madura, ya que así tendrá mayor cantidad de potasio, y utilizamos la parte interior de la misma, frotándola suavemente por unos dos minutos contra los dientes. Los minerales contenidos en la parte interior de la cascara como magnesio, potasio y manganeso son absorbidos por los dientes y en este proceso se produce el blanqueamiento. El procedimiento se realiza dos veces al día, preferiblemente luego de almorzar y a la noche antes de acostarnos. Cabe destacar que aumentar el número de veces por día no va a blanquear los dientes más rápido. Hay otros métodos de blanqueamiento de dientes naturales, como el bicarbonato de sodio, pero la mayoría contienen algún tipo de ácido o abrasivo, lo que puede causar problemas incluso aunque el producto sea natural. Es importante destacar que hay que tratar de evitar malos hábitos que manchan los dientes como el cigarrillo, exceso de bebidas como el café, el te o el vino, colorantes alimentarios, demasiado flúor son cosas de las que hay que cuidarse, y recordar salvo respirar todo en exceso suele ser malo.
Como aliviar encías lastimadas Cómo aliviar encías lastimadas Como quitar las manchas de los dientes de manera natural Cómo quitar las manchas de los dientes de manera natural Como blanquear los dientes en casa Cómo blanquear los dientes en casa
  super secretos de cocina y belleza
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Tener hierbas y verduras frescas todo el tiempo es más sencillo de lo que crees. Solo hace falta que cultives unas cuantas cosas en tu hogar. Aquí te explicamos qué verduras y hierbas necesitas para comenzar un huerto en casa.AlbahacaEsta planta requiere de temperaturas cálidas para germinar, por lo que es recomendable sembrarla durante la primavera. Coloca la tierra dentro de la maceta y después pon las semillas en la superficie. Cubre con una capa de tierra muy ligera y finalmente humedécela con un atomizador. La albahaca  necesita luz para crecer, así que lo mejor es ponerla en un lugar de tu casa que esté iluminada por el sol. RomeroEl romero puede sembrarse a partir de otra planta. Lo único que debes hacer es elegir una ramita joven con brotes. Corta más o menos 10 cm de rama usando unas tijeras bien afiladas. Retira las hojitas de los últimos 4-5 cm para que quede la rama sola. Colócala dentro de un vaso con agua en un lugar cálido sin que reciba luz directa del sol. Cambia el agua cada tercer día. Espera unas 6 semanas para que la rama crezca las raíces y después traspasa la plantita a una maceta. MentaLa menta es otra planta que también puede cultivarse con las ramas de otra planta. El proceso es muy similar al del romero. Debes cortar una ramita de unos 8 cm, justo debajo del punto donde surgen las hojas. Coloca las ramas dentro de un vaso con agua en un espacio bien iluminado y con suficiente ventilación. Cuando veas que las raíces han crecido lo suficiente (esto normalmente ocurre en un par de semanas) traspasa la planta a una maceta. LechugaAl igual que las hiernas, la lechuga es un alimento que puede reproducirse infinitamente (con los cuidados necesarios). Corta la lechuga a unos centímetros del corazón y después colócala en un bowl con muy poca agua. Déjala en un lugar soleado y cambia el agua todos los días. Después de unos días comenzarán a salir retoños; ese es el momento justo para plantarla. Espera a que crezca unos 15 cm para cortarla nuevamente.ApioLimpia con agua la base de un apio y ponla dentro de un envase con agua en un lugar soleado. Cambia el agua cada tercer día y usa un atomizador para humedecer la planta. Después de una semana, más o menos, debes pasar la planta a una maceta. Ten cuidado de no cubrir con tierra las hojitas nuevas y de mantener la planta bien regada.Así de fácil ya puedes comenzar tu propio huerto en casa. Como puedes ver no necesitas herramientas especiales o un lugar súper acondicionado para hacerlo. Basta con que consigas algunas semillas, ramitas o restos de verdura para cultivar tus primeras plantitas. Comienza tu huerto y cuéntanos cómo te va.
¿Cuántas veces has pensado en hacer un postre bajo en calorías? Preparar un pastel que podrás comer sin sentir tanta culpa o sentir que excedes tu consumo diario de azúcar, es y fue posible en The House of Splenda ®.Para comprobar que esto sí se puede lograr, Splenda ® reunió a diecinueve mujeres que aman la cocina y quieren encontrar el perfecto balance entre un estilo de vida saludable pero sin dejar a un lado un antojo dulce.En una divertida mañana, algunas fans de kiwilimón se reunieron en un taller de cocina organizado por Splenda ® , en el cual pudieron preparar un Pastel Frío de Matcha hecho con la mitad de azúcar que se utilizaría regularmente. Al hacer este postre, aprendieron cómo reducir las cantidades de azúcar con un producto ideal que mantiene la textura de un postre rico y especial que se crea al combinar un ingrediente japonés con otros sabores.DA CLIC PARA VER LA RECETA COMPLETAPara aprender a hacer este postre para el que no se necesita horno, el chef Mauricio Eggleton explicó el paso a paso a las invitadas. Cada equipo, conformado por cinco expertas en cocina, se encargó de mezclar a la perfección cada ingrediente. Además, aprendieron cómo reducir el consumo de azúcar y sustituirla por ingredientes como Splenda ® Mascabado y Splenda ® Azúcar, con los que utilizas la mitad de azúcar y gracias a esto reduces a la mitad las calorías por porción.Actualmente, la Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el consumo de azúcar de una persona con una masa corporal normal no debe superar el 5% de la ingesta calórica diaria, es decir unos 25 gramos aproximadamente.Por eso, una de las mejores opciones para comer algún postre con la cantidad de dulce más regulado, es optar por las opciones que ofrece Splenda ® , que actualmente es la única marca con la que puedes endulzar con la mitad de azúcar sin perder sabor. Si quieres conocer más a detalle sus productos, visita su página de Facebook y su perfil de Instagram.Estas son recetas que te pueden interesar: Hotcakes de Plátano con ChíaStrudel de Manzana y Nuez
Tener hierbas y verduras frescas todo el tiempo es más sencillo de lo que crees. Solo hace falta que cultives unas cuantas cosas en tu hogar. Aquí te explicamos qué verduras y hierbas necesitas para comenzar un huerto en casa.AlbahacaEsta planta requiere de temperaturas cálidas para germinar, por lo que es recomendable sembrarla durante la primavera. Coloca la tierra dentro de la maceta y después pon las semillas en la superficie. Cubre con una capa de tierra muy ligera y finalmente humedécela con un atomizador. La albahaca  necesita luz para crecer, así que lo mejor es ponerla en un lugar de tu casa que esté iluminada por el sol. RomeroEl romero puede sembrarse a partir de otra planta. Lo único que debes hacer es elegir una ramita joven con brotes. Corta más o menos 10 cm de rama usando unas tijeras bien afiladas. Retira las hojitas de los últimos 4-5 cm para que quede la rama sola. Colócala dentro de un vaso con agua en un lugar cálido sin que reciba luz directa del sol. Cambia el agua cada tercer día. Espera unas 6 semanas para que la rama crezca las raíces y después traspasa la plantita a una maceta. MentaLa menta es otra planta que también puede cultivarse con las ramas de otra planta. El proceso es muy similar al del romero. Debes cortar una ramita de unos 8 cm, justo debajo del punto donde surgen las hojas. Coloca las ramas dentro de un vaso con agua en un espacio bien iluminado y con suficiente ventilación. Cuando veas que las raíces han crecido lo suficiente (esto normalmente ocurre en un par de semanas) traspasa la planta a una maceta. LechugaAl igual que las hiernas, la lechuga es un alimento que puede reproducirse infinitamente (con los cuidados necesarios). Corta la lechuga a unos centímetros del corazón y después colócala en un bowl con muy poca agua. Déjala en un lugar soleado y cambia el agua todos los días. Después de unos días comenzarán a salir retoños; ese es el momento justo para plantarla. Espera a que crezca unos 15 cm para cortarla nuevamente.ApioLimpia con agua la base de un apio y ponla dentro de un envase con agua en un lugar soleado. Cambia el agua cada tercer día y usa un atomizador para humedecer la planta. Después de una semana, más o menos, debes pasar la planta a una maceta. Ten cuidado de no cubrir con tierra las hojitas nuevas y de mantener la planta bien regada.Así de fácil ya puedes comenzar tu propio huerto en casa. Como puedes ver no necesitas herramientas especiales o un lugar súper acondicionado para hacerlo. Basta con que consigas algunas semillas, ramitas o restos de verdura para cultivar tus primeras plantitas. Comienza tu huerto y cuéntanos cómo te va.
En la cocina existen muchas técnicas que pueden elevar el nivel de un platillo en solo unos pasos, y el empanizado es definitivamente una de las más importantes. Empanizar unos filetes, unas tortitas o unas piezas de verdura hace que hasta la receta más sencilla se transforme en un platillo con una variedad de sabores y texturas mucho más interesante. Dale un toque especial a tus recetas con estas formas para empanizar.HarinaEsta es la versión más conocida (y fácil) para empanizar. Básicamente lo que debes hacer es colocar la carne (o lo que sea que vayas a empanizar) dentro de un plato con harina y cubrirla bien para que se forme una capa ligera. Inmediatamente después hay que pasarla por huevo y otra vez por harina.Pan molidoAunque es una técnica muy similar a la anterior, con esta versión se obtiene una textura más crocante. Lo primero que hay que hacer es moler un poco de pan y colocarlo dentro de un plan extendido. Después, los pasos son los mismos: harina, huevo y al final el pan molido. Para que quede bien el empanizado el pan debe estar bien adherido a la superficie con el huevo.CerealesUna forma muy original y por supuesto muy saludable de empanizar es sustituir la harina o el pan con cereales. Pon dentro del procesador una taza de avena y tritúrala sin que quede completamente pulverizada. Para esta versión de empanizado solo necesitarás el huevo y el cereal que vayas a utilizar.Frutos secosOtraopción para un empanizado gourmet es usar frutos secos, como nueces, cacahuates o almendras. En este caso puedes usar una licuadora, mortero, procesador o simplemente un cuchillo para picar los frutos. A diferencia de los otros tipos de empanizado, en esta versión no se busca conseguir una capa uniforme, sino una textura más crocante, así que no debes preocuparte por moler perfectamente los frutos.  SemillasFinalmente, una opción diferente para empanizar son las semillas. Mientras que en las otras ersiones se necesita huevo para fijar el empanizado, en el caso de las semillas puedes usar algún líquido o salsa (miel, mostaza, salsa de soya) para adherirlas a la superficie del alimento.Recomendaciones generalesSin importar qué método elijas para empanizar, te sugerimos considerar estas recomendaciones para obtener un mejor resultado:Usa aceite bien caliente para que los alimentos no absorban demasiada grasa.Siempre deja que los alimentos empanizados escurran sobre una servilleta de papel para retirar el exceso de aceite.Bate las claras primero y después agrega las yemas para que el empanizado quede un poco más esponjoso.Prueba tu nueva técnica, con estas recetas fáciles: Croquetas de Papa Rellenas de Queso con TocinoAlitas Crujientes PicositasCroquetas de Camarón con Salsa de Habanero
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD