Cómo desinfectar la despensa para prevenir coronavirus
Tips y Consejos

Cómo desinfectar la despensa para prevenir coronavirus

Por Alejandra Cota - Mayo 2020
Mantener la sana distancia, hacer cuarentena en casa, lavarse las manos con agua y jabón constantemente, estornudar y toser en la curva del codo y utilizar cubrebocas de tela, son algunos de los hábitos que la mayoría de las personas han cambiado para prevenir contagios de Covid-19, pero otra forma importante de prevenir la propagación del virus es saber cómo limpiar tu despensa para evitar contagios de coronavirus.

A pesar de que un artículo de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés) reveló que aún no hay evidencia científica que compruebe que los alimentos puedan transmitir coronavirus Covid-19, los empaques en los que se encuentran sí pudieron haber estado expuestos y como es mejor prevenirse ante cualquier situación, a continuación, te mostramos cómo desinfectar la despensa para cuidar tu salud.

Lava tus manos

Sin importar cuántas veces leas o escuches esta indicación, saber cómo lavar tus manos continuamente es una acción obligada en tiempos de coronavirus, por lo que antes de desinfectar tu despensa, debes lavarlas así hayas salido a comprar a la tienda o supermercado, o si pediste entrega a domicilio. Recuerda que la forma correcta de lavar las manos es hacerlo mínimo durante 20 segundos con agua y jabón o poniendo abundante cantidad de gel antibacterial.

Desinfecta envases y empaques

Antes que nada, divide un espacio amplio para separar tus productos. Puede ser en la mesa de tu comedor y así, en un lado coloca los productos a desinfectar y en otro los que ya están limpios. Prepara los materiales que utilizarás para limpiar; pueden ser toallitas desinfectantes o un trapo y aparte jabón con agua o alcohol y si no cuentas con ello, también puedes usar vinagre para desinfectar o una solución de cloro para desinfectar superficies.

Si parte de tu despensa diaria fueron alimentos enlatados o empaquetados como atún, mermelada, cereal o leche, primero límpialos con las toallitas, la esponja con agua y jabón, o el trapo con un poco de alcohol; después dales una pasada para desinfectar agua con cloro. Asegúrate de que los productos estén bien cerrados, de lo contrario, guárdalos en recipientes o bolsas limpias.



Lava frutas y verduras

Por otro lado, si compraste frutas y verduras a granel, lo más recomendable es que las laves individualmente con abundante agua y jabón, frotando varias veces la superficie con una esponja o cepillo, ya que de acuerdo a información de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), así es más efectivo eliminar residuos y otros posibles contaminantes.

No olvides que para saber cómo desinfectar el brócoli, las zanahorias, la lechuga y otras verduras y hortalizas, además de lavarlas como se mencionó anteriormente, debes agregarles unas gotitas de desinfectante, bicarbonato con vinagre o yodo y dejar reposar 20 minutos. Posteriormente enjuaga con agua limpia.

Ten cuidado con la comida a domicilio

Si por otro lado, pediste comida a domicilio, lava tus manos y retírala cuidadosamente del empaque y lava tus manos nuevamente. Coloca la comida en platos o recipientes limpios que tengas en casa, tira los empaques inmediatamente y saca la basura de tu casa. Nunca consumas los platillos directo del envase en el que venía.

Vuelve a lavar tus manos

Asegúrate de que ningún virus o bacteria se quede en tus manos y lávalas una vez más al terminar tu proceso de desinfección, pero no sin antes desinfectar cubrebocas de tela, lavándolo en una dilución de cloro con agua tibia durante media hora y después con agua y jabón hasta eliminar cualquier rastro de cloro en el cubrebocas.

De igual manera, toma en cuenta cómo desinfectar el celular, pues este dispositivo se encuentra constantemente en nuestras manos. Primero pasa una tela suave o con tratamiento antipelusa de arriba para abajo y después utiliza toallitas húmedas que contengan un 70% de alcohol isopropílico.

Puede parecer exagerado, pero estos son los cuidados necesarios para desinfectar las compras del súper, para desinfectar los alimentos y limpiar demás objetos que te ayudarán a prevenir coronavirus Covid-19 en tu hogar.

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Combatir la ansiedad y el estrés normalmente, y más cuando hay momentos de crisis, es muy complicado, sobre todo porque no podemos realizar actividades externas que ayudan a nuestro metabolismo a producir sustancias como serotonina y dopamina, para sentirnos mejor. Por suerte, existe una manera natural para reducir la preocupación excesiva ante esta nueva realidad y es así como te mostramos 7 alimentos para la ansiedad. Marc Coronas, especialista de la Clínica de la Ansiedad, explica que, al consumir alimentos altos en triptófano, vitamina B, carbohidratos complejos, omega 3 y proteínas, nuestro cerebro produce serotonina, un neurotransmisor que regula el estado de ánimo y la ansiedad, la cual equilibra nuestro estado de ánimo y nos hace sentir más tranquilos, así que no olvides añadir los siguientes alimentos que podrían volverte menos propenso a tener ataques de ansiedad estando en casa. Chía La chía es la semilla del triptófano por excelencia, de modo que no hay remedio más infalible para darnos una sensación de calma, brevemente, que combinar la chía con tu bebida favorita, por ejemplo, en un rico frappé energético de coco y chía natural.Almendras Las almendras son una gran opción para aliviar el estrés y equilibrar el ánimo, gracias a su alto contenido en zinc, magnesio, vitaminas B2 y vitamina E. Recuerda que una buena cantidad de magnesio también te ayudará a reducir el cansancio y la fatiga y además, activa las reacciones enzimáticas que evitan la caída del cabello generada por estrés, tal como explica el doctor Ramón Vila-Rovira, del Instituto Vila-Rovira. Pruébalas en estas bolitas de almendra caramelizadas, ¡te encantarán! Aguacate El aguacate tiene grandes cantidades de potasio, el cual ayuda a bajar la presión arterial de forma natural y además contiene vitamina B y grasas monoinsaturada, ideales para cuidar la salud de nuestro cerebro. Avena Si presentas síntomas de ansiedad, podrías probar un pudín ligero de yoghurt, chía, avena y fresa, ya que como mencionamos anteriormente, la chía libera serotonina y combinada con la avena, rica en vitamina B, magnesio y fibra, sería el mejor remedio para cuidar de nuestro sistema nervioso y mejorar tu salud. Chocolate oscuro Además de ser un postre delicioso, el chocolate oscuro regula el cortisol, la principal hormona del estrés, que además altera las respuestas del sistema inmunitario y suprime el sistema digestivo, como explican expertos de Mayo Clinic. Por eso, esta rica golosina podría ayudarte cuando estés ansioso o nervioso.Espinaca Por sus altos niveles de magnesio, no dudes en hacer de las espinacas un ingrediente rutinario en tus comidas, porque aparte de ayudarte a reducir el estrés, contienen en fibra, vitamina A, B1, B2, C, K, calcio, fósforo, hierro y producen saciedad, lo cual te ayudará a evitar comer por ansiedad. Huevo Tal como explican especialistas de los Laboratorios Niam, cuando el cuerpo está tenso, gasta grandes cantidades de vitamina B, necesarias para que el organismo pueda utilizar hidratos de carbono y generar energía, por lo que el huevo es un alimento sumamente necesario para nuestro organismo. ¿Conoces algún otro alimento para combatir la ansiedad que falte en esta lista?
Combatir la ansiedad y el estrés normalmente, y más cuando hay momentos de crisis, es muy complicado, sobre todo porque no podemos realizar actividades externas que ayudan a nuestro metabolismo a producir sustancias como serotonina y dopamina, para sentirnos mejor. Por suerte, existe una manera natural para reducir la preocupación excesiva ante esta nueva realidad y es así como te mostramos 7 alimentos para la ansiedad. Marc Coronas, especialista de la Clínica de la Ansiedad, explica que, al consumir alimentos altos en triptófano, vitamina B, carbohidratos complejos, omega 3 y proteínas, nuestro cerebro produce serotonina, un neurotransmisor que regula el estado de ánimo y la ansiedad, la cual equilibra nuestro estado de ánimo y nos hace sentir más tranquilos, así que no olvides añadir los siguientes alimentos que podrían volverte menos propenso a tener ataques de ansiedad estando en casa. Chía La chía es la semilla del triptófano por excelencia, de modo que no hay remedio más infalible para darnos una sensación de calma, brevemente, que combinar la chía con tu bebida favorita, por ejemplo, en un rico frappé energético de coco y chía natural.Almendras Las almendras son una gran opción para aliviar el estrés y equilibrar el ánimo, gracias a su alto contenido en zinc, magnesio, vitaminas B2 y vitamina E. Recuerda que una buena cantidad de magnesio también te ayudará a reducir el cansancio y la fatiga y además, activa las reacciones enzimáticas que evitan la caída del cabello generada por estrés, tal como explica el doctor Ramón Vila-Rovira, del Instituto Vila-Rovira. Pruébalas en estas bolitas de almendra caramelizadas, ¡te encantarán! Aguacate El aguacate tiene grandes cantidades de potasio, el cual ayuda a bajar la presión arterial de forma natural y además contiene vitamina B y grasas monoinsaturada, ideales para cuidar la salud de nuestro cerebro. Avena Si presentas síntomas de ansiedad, podrías probar un pudín ligero de yoghurt, chía, avena y fresa, ya que como mencionamos anteriormente, la chía libera serotonina y combinada con la avena, rica en vitamina B, magnesio y fibra, sería el mejor remedio para cuidar de nuestro sistema nervioso y mejorar tu salud. Chocolate oscuro Además de ser un postre delicioso, el chocolate oscuro regula el cortisol, la principal hormona del estrés, que además altera las respuestas del sistema inmunitario y suprime el sistema digestivo, como explican expertos de Mayo Clinic. Por eso, esta rica golosina podría ayudarte cuando estés ansioso o nervioso.Espinaca Por sus altos niveles de magnesio, no dudes en hacer de las espinacas un ingrediente rutinario en tus comidas, porque aparte de ayudarte a reducir el estrés, contienen en fibra, vitamina A, B1, B2, C, K, calcio, fósforo, hierro y producen saciedad, lo cual te ayudará a evitar comer por ansiedad. Huevo Tal como explican especialistas de los Laboratorios Niam, cuando el cuerpo está tenso, gasta grandes cantidades de vitamina B, necesarias para que el organismo pueda utilizar hidratos de carbono y generar energía, por lo que el huevo es un alimento sumamente necesario para nuestro organismo. ¿Conoces algún otro alimento para combatir la ansiedad que falte en esta lista?
La manzanilla es una de las hierbas más populares para aliviar males comunes, no por nada las abuelitas nos recomienden tomar té de manzanilla cada que no podemos dormir o cuando nos duele el estómago. Pero más allá de las creencias y costumbres, a continuación, te explicamos con lujo de detalles para qué sirve el té de manzanilla. La flor de manzanilla tiene numerosas propiedades medicinales debido a que está compuesta por terpenoides, flavonoides y otros aceites volátiles que, de acuerdo a un estudio publicado por el National Center for Biotechnology Information (NCBI), funcionan como antiinfamatorio, activo antibacteriano y relajante. Beneficios del té de manzanilla Es bueno para controlar la ansiedad y si lo tomas por las noches, te ayudará a relajarte y a conciliar el sueño, según estudios de la University of Maryland Medical Center (UMMC).El té de manzanilla con anís es muy efectivo para aminorar los cólicos menstruales y dolores de estómago debido a sus propiedades antiespasmódicas.Recientemente la Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprobó su uso medicinal y es utilizado para como complemento para tratar y cicatrizar las heridas.Otra de las propiedades de la manzanilla es la antiinflamatoria, debido a que contiene apigenina, luteolina y bisabolol, los cuales relajan los vasos sanguíneos y las fibras musculares lisas, reduciendo el dolor articular, como explica la UK’s University of Nottingham Medical School.También alivia los síntomas de la gripe, de hecho, algunas personas inhalan vaporizaciones de té de manzanilla para tratar afecciones respiratorias como el asma y la bronquitis. Puedes tomar té de manzanilla con limón para agregar un poco de vitamina C.Otra investigación de la American Chemical Society demostró que ayuda a prevenir las complicaciones de la diabetes, incluyendo la pérdida de la visión, el daño nervioso y en los riñones.Gracias a sus propiedades antibacterianas, protege los dientes y las encías de enfermedades bucales, otorgando a las personas que lo beben una mejor salud bucal.¿Cómo preparar té de manzanilla? Puedes preparar una infusión de manzanilla poniendo a calentar un manojo fresco de la planta en agua hirviendo durante 10 o 15 minutos o simplemente comprando un paquete de bolsitas de té y y agregando agua caliente en tu taza favorita. Lo ideal es tomarlo sin azúcar pero puedes tomar té de manzanilla con miel para endulzarlo un poco. Asegúrate de no ser alérgico a la flor de manzanilla y consulta a tu médico ante cualquier malestar puesto que, a pesar de ser un muy buen remedio casero, el té de manzanilla no es propiamente un medicamento.
Mientras estamos aislados, preocupados por nuestra salud y la de nuestros seres queridos, además de mil cuestiones más, es increíble pensar en que además estemos consternadas por cómo bajar de peso rápido. Pero pasa. Aunque no queramos, el cambio en nuestra rutina, la ansiedad que produce la situación nos afecta y lo hace directamente en nuestros hábitos alimenticios, o en nuestras ganas de hornear pan de plátano todo el tiempo...Porque la comida muchas veces es una forma de apapacharnos cuando nos sentimos mal y además de eso, cumple una función vital: nutrirnos.Las preocupaciones sobre el peso están profundamente arraigadas en nuestra cultura, pero la verdad es que hay muchísimas otras cosas de qué preocuparnos en este momento, desde mantenerse saludable y educar a los hijos en el hogar, hasta la economía familiar y del país, e ir por el súper sin contagiarse. Preocuparse por subir de peso durante una pandemia sólo aumentará tu estrés.Así que nada como consultar a un profesional para guiarnos con las comidas durante estos tiempos complicados y dejar de temerle a unos cuantos kilos de más.Entre las primeras recomendaciones que nos da Jennifer Asencio, nutrióloga clínica especialista en diabetes, se encuentra algo básico: NO saltarse comidas y ser más conscientes de los alimentos que elegimos. “Justo en estos momentos de incertidumbre, aburrimiento, estrés y ansiedad, nos dedicamos a consumir alimentos procesados, o con altas cantidades de azúcares, lo que nos puede llevar a un aumento significativo de peso, por lo que te recomiendo no saltarte comidas y elegir snacks saludables como pepino, jícama, zanahoria, gelatina sin azúcar, nueces, cacahuates o almendras en pequeñas porciones”.La clave está en ser más conscientes de aquello que elegimos para nuestro cuerpo. Si te ha costado trabajo balancear tus alimentos durante la cuarentena, lo que la nutrióloga clínica recomienda es planear tus comidas a partir a partir de los tres grupos de alimentos, es decir, incluir uno de cada grupo:Carbohidratos: tortilla, tostadas horneadas, salmasProteína: pollo, pescado, atún, mariscos, queso, huevo, carnes magras de res o cerdo.Lípidos: grasas monosaturadas como aguacate, aceite de oliva, pistaches, almendras o nueces.Por ejemplo, este podría ser un menú práctico e ideal para guardar la distancia en casa: Para el desayuno, unos huevos duros con nopales y salsa verde, acompañados de un par de tortillas; complementa con una taza de uvas.Para la comida, una sopa de setas, un salpicón de atún con tostadas horneadas, medio aguacate y de postre una taza de fresas con una cucharadita de crema light.Para la cena, una sincronizada enchilada con dos tortillas de maíz, queso panela, jamón de pechuga de pavo adobada con salsa chipotle.Tres alimentos que no deberían faltarte en casa durante el encierroDurante la cuarentena, hacer súper ha cambiado por completo, pero el consejo de una nutrióloga es que no te deben faltar alimentos que refuercen tu sistema inmunológico. En específico, ella recomienda comprar frutos rojos (arándanos, frambuesas, fresas, grosella, uva), que “contienen propiedades antitumorales, por su capacidad de reducir y contrarrestar el estrés de oxidación y de la inflación”; kale (o col rizada), que es “fuente de calcio, vitamina C y actúa directamente en el sistema inmunológico”, además contiene “vitamina A, vitamina K, hierro, y propiedades antiinflamatorias y antioxidantes”, por último, cítricos como kiwi, naranja, limón y toronjas, todos muy “ricos en vitamina C, que ayudan a nuestras defensas a protegernos de infecciones”. Prueba hacer una ensalada de kale, arándano y almendra.Ahora que, si eres de esas personas que no han podido parar de hornear panqué de plátano, no te preocupes, este súper poder también se puede disfrutar con otros platillos, como recomienda Asencio. Si ya le perdiste el miedo al horno, ten en cuenta que “hornear los alimentos tiene muchas ventajas, como potencializar el sabor, conservar los nutrientes y utilizar menos grasa”. Ella te recomienda buscar y preparar “recetas con tortilla, que tiene un bajo índice glucémico y te dejan satisfecho por más tiempo. Por ejemplo, pastel azteca o enchiladas al horno”. También puedes deshidratar verduras y frutas para tener chips al horno de zanahoria, calabaza y manzana, que te pueden funcionar perfecto como snack durante el día. Si no puedes dejar de picar, intenta hacerlo con alimentos como palomitas naturales, jicaletas, pepinos, y no te preocupes, porque la nutrióloga Jennifer Asencio también nos dio opciones para el postre: gelatina light, manzana con queso cottage o helado de yogurt con arándanos.Lo más importante es que elijas tus alimentos consciente de que su función es nutrirte y que recuerdes que son tiempos duros, en los que quizá preocuparte por bajar de peso está de más.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD