10 alimentos contra la celulitis
Consejos de Belleza

10 alimentos contra la celulitis

Por Kiwilimón - Agosto 2013
La piel de naranja es, con toda seguridad, una de las peores pesadillas para cualquier mujer. Todas sabemos que los depósitos de grasa generan una apariencia esponjosa y con hoyuelos en caderas, muslos, brazos y piernas. Por ello ActitudFEM  nos compartió 10 alimentos contra la celulitis: El doctor Howard Murad, autor de "The Cellulite Solution”, asegura que no se trata de hacer dieta para adelgazar, sino para irrigar las células profundas de la piel y "rellenar" las zonas afectadas. Para ello, se necesita consumir aminoácidos y antioxidantes, presentes en cítricos como naranjas y toronjas, granadas y bayas.  

Inclúyelos en tu dieta y olvídate de la celulitis

De acuerdo con el especialista, los 10 alimentos que nos ayudan a deshacernos de la celulitis de forma natural son:

Plátanos

Esta fruta es ideal contra la celulitis, porque previene la retención de agua y promueve la circulación sanguínea saludable, gracias a su alto contenido en potasio. Con este beneficio se eliminan las toxinas que pueden ser responsables de la piel de naranja.

Receta de Pan Francés con Plátano

  Ingredientes: - pan francés - queso ricotta - 2 cucharadas de azúcar - cremas batidas - 4 huevos - mantequilla - crema para batir - 2 barritas de canela - extracto de vainilla - 2 plátanos Para ver como preparar esta receta da click aquí.  

Agua

Es uno de los pilares de una dieta anti-celulitis porque elimina las toxinas que favorecen la acumulación de grasa. Además, el suministro insuficiente de agua puede conducir a la retención de líquidos en el cuerpo, lo que agrava la aparición de celulitis.

Semillas de girasol

Están repletas de nutrientes contra la celulitis. Contienen vitamina E y B6, potasio, zinc, selenio. Ayuda a fortalecer y reparar el tejido conectivo y puede actuar como un diurético natural. Se aconseja comerlas con moderación porque tienen muchas calorías.

Receta de Semilla de Girasol

Ingredientes: - 1/2 taza de semilla de girasol - 3 tazas de agua purificada Para ver el procedimiento de esta receta da click aquí.  

Chile y ají de Cayena

Son un arma excelente contra la celulitis. Ambos ayudan a bajar de peso porque contienen capsaicina, sustancia que aumenta la producción de calor del cuerpo (termogénesis) y ayuda a quemar grasas.

Receta de Rajas de Chile con Crema y Queso

Ingredientes: - 10 chiles poblanos o chiles california - 5 cebollas blancas - 1/4 de litro de crema de leche - 1/4 de kilo de queso fresco - aceite para freír - sal al gusto Da click aquí para conocer los pasos para preparar esta receta.  

Jengibre

Esta raíz es buena contra la celulitis porque ayuda a suprimir el apetito y acelera el metabolismo, por lo tanto, contribuye a la pérdida de peso. Además, mejora la digestión y la circulación.

 Receta de Galletas de Jengibre

Ingredientes: - tazas de harina - 1 cucharada de polvo para hornear royal - 1 cucharadita de levadura en polvo - 2 barras de mantequilla sin sal - 1 taza de azúcar morena - 4 cucharadas de jengibre en polvo se puede poner un poco más en base al gusto - 4 cucharadas de canela en polvo - 2 cucharadas de clavo en polvo - 1 cucharada de pimienta en polvo - 1 cucharada de sal - 2 huevos - 1 taza de miel de maíz Karo Para ver como preparar esta receta da click aquí.

Nueces de Brasil

Son la mejor fuente dietética de selenio, el cual ayuda a combatir la celulitis y mejorar el aspecto general de la piel.  

Huevos

Las claras de huevo son una excelente fuente de proteínas, tienen pocas calorías y grasa. La yema, por otro lado, es bastante alta en calorías, grasas y colesterol; sin embargo, tiene muchas vitaminas y minerales, incluyendo hierro, yodo, zinc.

Receta de Omelet de Claras con Espinacas

Ingredientes: - 2 tazas de espinaca - 2 dientes de ajo - 6 claras de huevo - pimienta al gusto - sal al gusto Para ver el procedimiento de esta receta da click aquí.  

Cebada

Es buena contra la celulitis y el sobrepeso. No sólo es reducida en calorías, sino que también tiene el índice glucémico (IG) más bajo de todos los granos comunes. Los alimentos con bajo IG pueden reducir la ansiedad (lo cual podría conducir a la acumulación de grasa), ya que proporciona al organismo un suministro lento y constante de energía.  

Romero

Estimula la circulación, mejora la digestión de las grasas y evita que los desechos se acumulen debajo de la piel. Contiene ácido rosmarínico, un polifenol vegetal que puede ayudar a proteger los tejidos de los radicales libres. También contiene ácido ursólico, que facilita la síntesis de colágeno y elastina, fortalece los capilares y combate el daño de los radicales libres.

Receta de Brochetas de Salmón con Romero y Limón

Ingredientes: - 4 filetes de salmón gruesos sin piel (c/u de 150 gramos) - ajo - 1 rama de romero - 100 mililitros de aceite de oliva - 2 cucharadas de jugo de limón - romero largas (para usar como palillos) - limones en ruedas para decorar Da click aquí para ver el procedimiento de esta receta.  

Col rizada

Contiene nutrientes como vitamina C, potasio y calcio; es muy baja en calorías.   Recuerda que una buena alimentación es la clave para mantener un cuerpo sano y hermoso. Además, existen muchos tratamientos contra la celulitis que disminuyen su apariencia y tonifican tu piel. Y tú, ¿utilizas algún tratamiento contra la celulitis?  

"¿Te funciona alguno de estos alimentos?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Esa mañana callejoneamos por las áridas calles de la capital de Veracruz. El ambiente ya no olía a mar, o sí, pero de lejos. Erik Guerrero y yo esperamos en la mesita de lámina que por mantel llevaba el logo de una cerveza. La promesa eran los mariscos que, según uno de los chefs más importante del puerto y fundador de Nuestra Pesca, no tenían competencia. “Aquí viene hasta Enrique Olvera”, me aseguró. A los quince minutos, salió de la cocina de Ay Apá un tazón de barro grueso y humeante con arroz a la tumbada. A cada meneada de la cuchara salían las papas y los mariscos suspendidos en esa suerte de océano rojo con aromas a epazote. Recuerdo que, tras la quemada de lengua, el caldo me dio información sobre el sabor del mar, sobre la justicia que le hace a sus frutos una buena preparación. Esa no fue la única vez. Esa sensación vino con los cocteles de pulpo que me presentó Jonatán Gómez Luna en Tulum, o las almejas chinas que el chef Nico Mejía nos dio a probar en la laguna de Cuyutlán, Colima. Años antes también lo sentí frente a la Quebrada en Acapulco. No tenía ni cuatro años cuando supe que los mariscos de México son para hacerles un poema en endecasílabas. Los 1,592.77 km2 que mide el litoral mexicano son espacio suficiente para hacer una fiesta interminable de platos regionales que combinan los frutos del mar de formas únicas. El norteño, el costeño o el chilango sabe que una copa bombacha desbordada en camarones o una mesa de plástico con salcitas vinagrosas al centro, son la antesala de un placer reservado para los no novatos, para los que conocen la gastronomía nacional desde sus profundidades.Hay que sentirse plenamente mexicano y en confianza para jugarse la vida en un puesto de mariscos frente al metro en la Ciudad de México –y aún así es probable el hallazgo sea exitoso–. Y si eso sucede en el centro del país, a kilómetros del mar, el viaje por los dos flancos de las costas mexicanas amerita abrocharse los cinturones para luego desabrocharlos.La primera parada sería en Mazatlán, donde hay que pedirse un burrito de marlín tupido en frijoles frente a un chiringuito playero. En Tampico el viaje se hace corto cuando de por medio hay unas jaibas rellenas de Los Curricanes, que pueden llevarse de souvenir en su versión congelada y debidamente guardada en hielerita.Los aguachiles verdes del norte despiertan el sudor y las ganas de apagarlo a fuerza de cheves tan frías como las corrientes de Humboldt mientras que los negros de Yucatán nos cautivan con los sabores cenizos de su recado. ¿Ceviches, alguien? Hay tanta variedad como cocinas tradicionales. Ya saben, no es lo mismo el ceviche de Nayarit que uno de Jalisco o de Guerrero. ¿Un mole rojo con camarones? Hay que tocar base en el istmo oaxaqueño.De ostiones los de Sonora y mejor que tengan queso Parmesano. A Rosarito hay que llegar por las langostas al vapor que luego van fritas y arropadas en tortillas de harina recién hechas. Frijolitos, salcita y mantequilla, ¡pum! Directo al mar, y también al cielo. De ahí por almejas chocolatas a La Paz o por todo tipo de conchas a la Baja: sobre unas suculentas tostadas, a la Guerrerense; sobre platos con toques Baja-Med y técnicas pulcras a Fauna, Deckman’s o Villa Torél. Erik Guerrero dice que lo más rico del Golfo es su pescado, y del Pacífico, mariscos como el camarón, las conchas, el pulpo, el caracol, los calamares y las langostas. Nos invita a aventuramos fuera del puerto para ir por una recompensa única: los mariscos de Doña Tella en Alvarado. Sospecho que le haré caso. Después de su recomendación de Ay apá le creería que la luna es de Veracruz.Si no puedes viajar este año, no importa. La Cuaresma ya inició, y con ella una temporada gastronómica en la que no deben faltar las preparaciones frescas, las recetas picositas ni los mariscos que te van a llevar a las playas mexicanas en un par de ingredientes. ¿Listo para el tour?
Mi papá dejó de comer carne hace treinta y ocho años. Según como lo cuenta mi mamá, un domingo en una comida familiar, y después de devorarse media vaca, mi papá se secó el sudor de la frente y dijo algo como: “Última vez que como carne”. Todos se rieron del comentario que consideraron un chiste; algo como el “no lo vuelvo a hacer” que suele acompañar la resaca. Para él fue una promesa. Hoy en su lista de razones por las que se volvió vegetariano resuenan palabras como “compromiso”, “karma”, “respeto por la naturaleza”. Ser vegetariano no es algo que aparece por generación espontánea; la decisión tiene que ver con las convicciones, con la filosofía personal. ¿Y qué más personal que la forma de comer? La alimentación casi siempre está ligada a la cultura, a la leche materna, a la comida de casa. En la mía –la de ustedes, pues–, el menú era un subibaja incluyente y casi siempre quesocéntrico: flautas de papa con queso y de pollo, pozole de hongos y de carne, mole con y sin carne. Pero para la mayoría, el vegetarianismo sigue siendo un tabú. ¿Una vida sin carne? ¿Ni pollito, ni huevito, ni pescadito? Una de las nutriólogas de casa, Mayte Martín del Campo, nos dice que existen distintos niveles de restricción en las dietas sin carne: “Los vegetarianos normalmente sí consumen ciertos productos de origen animal como leche, yogurt, huevo, pescado (si comen estos dos últimos se les denomina ovo o pescetarianos). Lo que generalmente suprimen son las carnes rojas y las aves. Por otro lado, los veganos no consumen productos de origen animal”. La cuestión es, ¿por qué alguien quisiera vivir sin carne? Existen cocineros como el máster Dan Barber del restaurante Blue Hill at Stone Barns que afirman que disminuir la porción de la carne en nuestro plato semanal es la única forma sustentable de enfrentar el cambio climático, de disminuir la contaminación de nitrógeno en la tierra y de frenar el deterioro de los suelos. En algunas vertientes del budismo, el vegetarianismo está indicado como precepto del ahimsa, que quiere decir “la no violencia”, pues afirman que comer carne animal, además de dañar directamente a los seres vivos, constituye una fuente de karma que vendrá por ti en la siguiente vida –para los que creen en las reencarnaciones–. Otros optan por una dieta vegetariana simplemente por un sincero amor a la naturaleza o como un acto incendiario contra la crueldad animal. Hay un punto medio. Autores como Mike Bittman optan por este estilo de vida sin labrarlo sobre piedra: el afamado escritor gastronómico del New York Times acuñó el término flexitarianismo para la dieta que deambula entre la vegetariana (o vegana) y la carnívora alternándola a distintas horas del día o de la semana. Dos comidas sin carne, una con.Personalmente creo que lo que entra al cuerpo es un diálogo que le corresponde a cada corazón y mente. Una decisión propia como llevar el pelo de cierta forma, creer en Santa Claus o elegir la maternidad. Lo cierto es que un trozo de carne tiene una gran cantidad de ácido úrico, fosfórico y sulfúrico; así como colesterol, antibióticos y hormonas, en el caso de la carne que no es orgánica.La tendencia ecológica y saludable del momento es comer carne tan solo una vez por semana. Si se opta por dejarla para siempre, nuestra nutrióloga de casa, Gina Rangel, recomienda suplementarse con vitamina B12, comer hojas verdes y vegetales todos los días, intentar no consumir carbohidratos simples y consumir fuentes de proteína vegetal: quinoa, frijoles, tofu, semillas, nueces, además de huevo y queso.Nuestra nutrióloga Jennifer Asencio afirma que los beneficios que puede aportar una dieta vegetariana son “un bajo aporte de grasas saturadas, bajo aporte de colesterol y, si se sabe combinar los cereales con las leguminosas, se obtendrá una proteína de muy buena calidad sin necesidad de recurrir a los suplementos”. Eso sí, ella afirma que entre más restrictiva sea una dieta sin carne, mayor será el riesgo de quedarse sin micronutrientes, Omega3, vitamina B12, calcio, hierro y vitamina D, por lo que hay que estar atentos al cuerpo y consultar a un especialista. Lo importante, como siempre, es aprender a combinar adecuadamente los alimentos y recordar que no por llevar una dieta vegetariana o vegana se es más saludable. Hay que evitar llenarnos los vacíos con kilos de pasta, comida grasosa o chatarra y consumir ingredientes de buena calidad nutricional.Si quieres algunas ideas que te ayuden a seguir una dieta vegetariana aquí hay una sección completa con recetas que te van a encantar.
La cocina de Guatemala es tan variada como su cultura, los grupos étnicos que abundan en sus tierras y la diversidad de sus alimentos. Es por eso que debes conocer este listado con sus mejores platillos típicos, sin duda, ¡lo mejor de la gastronomía de Guatemala! Pepián El pepián, un platillo nacido de la fusión entre la cultura maya y española, se trata de un estofado de pollo, carne de cerdo o res, va acompañado de verduras, una salsa espesa y los guatemaltecos generalmente lo comen con arroz y tortillas. Kak’ik Uno de los mejores platos de la gastronomía de Guatemala es, sin duda, el Kak’ik, un exquisito caldo hecho con carne chompipe, o chunto, verduras y diferentes especias y chile que le dan un sabor inigualable. Shucos Los shucos son una de las comidas de Guatemala más conocidas debido a la rapidez con que se preparan. Son muy similares a un hot dog pero llevan 2 tipos diferente de salchicha, col y una deliciosa salsa de aguacate. Chuchitos Así como en México, la gastronomía de Guatemala también cuenta con sus propios tamales de maíz y en el caso de los chuchitos, estos se preparan con una salsa de tomate y abundante queso. Fiambre El fiambre es el platillo emblemático del Día de Todos los Santos y lleva una irresistible mezcla de verduras, caldo de pollo, embutidos y diferentes quesos. Toma algunas semanas prepararlo, pero el resultado es delicioso. Hilachas Las hilachas, similares a la tinga mexicana, son un platillo hecho con carne de res desmenuzada y cocinada a fuego lento con salsa de tomate, papas y zanahorias. También se puede acompañar de arroz y tortillas. ¿Cuál es tu platillo favorito dentro de la gastronomía de Guatemala?
Las margaritas pueden ser un coctel internacional, pero la bebida a base de tequila es de origen mexicano. Aunque han surgido diferentes versiones sobre su historia, en todas ellas el común denominador es una mujer la protagonista: Marjorie, Daisy, Margaret o Margarita. Algunos dicen que se inventó en Ensenada y otros, en Jalisco, pero realmente esta bebida se originó en el mítico Bar Kentucky, en Ciudad Juárez, Chihuahua, a manos del Maestro Lorenzo Hernández. Es decir, muchas son las versiones y quienes quieren atribuirse la creación de este famoso coctel, pero sólo Ciudad Juárez puede hacerlo con constancia impresa.La Mejor Margarita del Mundo 2021Desde hace poco más de cinco años, la disputa por la Mejor Margarita del Mundo se ha llevado a cabo gracias a Tequila Patrón y, por supuesto, México está entre los ganadores de dos de las últimas tres ediciones.Para la edición 2021, el concurso se llevará a cabo en la cuna de las margaritas, o sea, en Ciudad Juárez, Chihuahua, del 22 de febrero al 8 de marzo, con la participación de 40 bartenders provenientes de 17 países, y para el 9 de marzo, conoceremos el nombre del país y la ciudad que ahora lleve el título de La Margarita 2021.Este certamen se llevará a cabo mediante una votación online y Difford’s Guide, referente en la industria de la coctelería mundial, será la encargada de vigilar la competencia, que además contará con la presencia del prestigiado mixólogo Oscar Olvera, considerado uno de los mejores mixólogos chihuahuenses, quien representa a México y a Ciudad Juárez en esta gran competencia internacional.Para Olvera, esta es “una gran oportunidad para demostrar al mundo el gran legado que Ciudad Juárez ha construido en la historia de la coctelería y comprobar inequívocamente que la margarita nació en Juárez”.Por su parte, Francisco Moreno Villafuerte, director del Fideicomiso de Promoción Turística Ah Chihuahua, resalta que “elementos icónicos y que confirman la base de la cultura e identidad del destino como es el caso de la Margarita, su historia y las anécdotas que se generan en torno a ésta, contribuyen a que los viajeros incrementen su listado de motivos por los cuales explorar el vasto territorio del estado grande de México: Chihuahua”.La versión creada de la Margarita por Olvera para este certamen, llamada “Wake me up Margarita”, se ha realizado gracias a un esfuerzo regional en el que diferentes establecimientos incluirán en su carta la  propuesta de la Margarita por Oscar Olvera del 22 de febrero al 9 de marzo, y podrás votar por ella aquí.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD