10 tips para mantener tu peso
Consejos de Belleza

10 tips para mantener tu peso

Por Kiwilimón - May 2014

Vivir a dieta es muy difícil, pero nuestras amigas de ActitudFEM, nos comparten sus 10 tips para mantener tu peso ideal. Para millones de personas en el mundo, la idea de estar delgadas se convierte en una verdadera obsesión. A diario, se publican cientos de reportajes sobre dietas, alimentos saludables y estudios nutricionales, pero pocas veces se ofrece información simple y llana que nos diga cómo mantener nuestro peso. Por ello, la nutricionista estadounidense Kristin Kirkpatrick, una de las 25 expertas en alimentación del mundo según el Huffington Post, se ha dado a la tarea de reunir las mejores prácticas que, a su juicio, siguen siempre las personas que se mantienen en su peso ideal. Para ella, la gente que está siempre en forma no suele obsesionarse con la alimentación, simplemente tienen unos hábitos de vida saludable que, sin demasiado esfuerzo, les permite mantenerse en línea. ¿Quieres saber cuáles son?  

1. No perdonar el desayuno

Múltiples estudios científicos han demostrado que las personas que empiezan el día con un buen desayuno tienen un menor riesgo de padecer sobrepeso, pues tienen menos apetito a lo largo del día y no comen de manera copiosa. Kirkpatrick asegura que lo ideal es elaborar un buen desayuno que incluya grasas saludables, proteína magra y carbohidratos, lo suficientemente abundante para quitar el hambre de toda la mañana.

2. Comer cuando se tiene hambre

Parece una obviedad pero lo cierto es que en muchas ocasiones comemos sin tener hambre, ya sea porque tenemos un compromiso social o porque nos aburrimos. Las personas delgadas ignoran las tentaciones que aparecen a lo largo del día –desde los donas del trabajo hasta las palomitas del cine– si no tienen hambre. Y si algo no les apetece no se sienten obligados a comerlo. Mantener hábitos nutricionales saludables empieza por ser conscientes de lo que comemos y cuánto comemos.

 3. No saltarse las comidas

Una de las claves de la alimentación saludable reside en la constancia. Las personas delgadas no cambian sus horarios de comidas, ni la cantidad de éstas. Según demostró un equipo de investigadores de la Cornell University, saltarnos una comida puede llevarnos a tomar decisiones poco saludables el resto del día, como acabar atiborrándonos por la noche de productos pre-cocinados. El horario de las comidas también es decisivo para mantener el peso ideal. Estos son los mejores momentos para desayunar, comer y cenar.

4. Comer más en casa

Comer fuera de casa hace que estemos menos atentos de las calorías que estamos ingiriendo y que, por norma general, acabemos zampando más de lo que debiéramos. Diversos estudios han demostrado que la gente que come más fuera de casa, o pide más comida a domicilio, tiene mayores tasas de sobrepeso que los que están acostumbrados a cocinar.

5. Tomar más proteína vegetal

Las personas que mantienen un peso saludable a lo largo del tiempo, afirma Kirkpatrick,  no comen demasiada carne y priman el consumo de frutas y verduras. Diversos estudios han confirmado que los vegetarianos tienden a tener menor grasa corporal, estrés oxidativo y colesterol. Pero no hace falta dejar de lado la carne, simplemente, comer algo menos y hacer que los vegetales sean la parte principal de la dieta. Deben estar presentes en la mayoría de comidas (incluido el desayuno), ya sea como plato principal o, al menos, como guarnición. Un importante estudio asegura que, independientemente del régimen que se siga, comer más verduras es siempre una buena idea.

6. Evitar los alimentos con azúcares añadidos

A nadie le amarga un dulce, pero las personas delgadas prefieren aquellos que provienen de la fruta, y evitan las comidas procesadas ricas en azúcares añadidos como la bollería industrial, la mermelada, el helado o las bebidas. La Organización Mundial de la Salud planea cambiar sus recomendaciones para que la ingesta de azúcares añadidos sea sólo de un 5% y no el 10% que recomendaba hasta ahora.

7. Elegir cereales integrales

Aunque la cantidad de carbohidratos que consumimos suele ser demasiado elevada, también influye enormemente cómo son estos. Se ha demostrado repetidamente que el consumo de cereales refinados (provenientes de la harina blanca) es mucho menos saludable que el de cereales de grano entero. Por ello, si podemos elegir, es mejor optar por el consumo de la variedad integral, disponible ya para todo tipo de pastas, arroces y panes. Hay que tener cuidado, no obstante, de que el pan integral que compramos sea de verdad, y no tenga azúcares añadidos, algo que según el experto en alimentación Michael Pollan es tremendamente habitual.

8. Tomar raciones pequeñas

En ocasiones, solemos pasarnos siempre con la cantidad de comida que cocinamos y siempre tendemos a servir raciones demasiado grandes. Un buen hábito para adelgazar consiste en servir raciones más pequeñas y en platos menos grandes. Un estudio asegura que la comida presentada en trozos más pequeños sacia más que un plato con el mismo contenido calórico presentado en una sola ración.

9. Saber lo que se come a través de las etiquetas

Para llevar una alimentación saludable es fundamental saber lo que comemos y eso no siempre es sencillo dada la cantidad de productos que podemos elegir en un supermercado. Mirar el etiquetado de aquello que compramos es la única forma de no dejarnos engañar por los reclamos de los anunciantes. Numerosos productos supuestamente light, o con aspecto natural, son en realidad preparados de lo más calórico.

10. Dormir bien

Diversos estudios han demostrado que los hábitos de sueño influyen notablemente en la forma en que comemos. Aunque no se sabe exactamente a qué se debe, la gente que duerme menos tiene tendencia a comer más de la cuenta y de forma más desorganizada. Independientemente de cuánto durmamos es importantísimo que no comamos durante las tres horas anteriores a irnos a la cama. Está claro que, si queremos seguir una dieta adecuada y mantener nuestro peso en el tiempo, sólo es necesario seguir estas 10 pautas básicas y sencillas y, sobre todo, tener una determinada actitud. Ver artículo original                        

Cómo hacer sándwiches para el desayuno

7 alimentos altos en  Vitamina C

Cómo hacer un jugo para bajar colesterol y quemar grasa

 

 ¡Descubre los mejores tips para cuidar tu cuerpo en Súper Secretos de kiwilimón.com!

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La comida es uno de los negocios más redituables en el mundo, pues no sólo todos los seres humanos necesitamos alimentarnos para mantenernos con vida, sino que probablemente sea una de las cosas en las que más gastamos.Así que poner un negocio de comida no es una idea loca y si lo estabas considerando, pero no sabes ni por dónde empezar, estas son algunas de las cosas básicas que debes saber antes de empezar y tomar en cuenta, como inversión, lugar, tipo de comida.ConceptoEn nuestro país existe una enorme variedad de negocios de comida enfocados a diferentes sectores socioeconómicos, por lo que debes saber a qué tipo de público enfocarás tu negocio.Si te gusta la comida mexicana, no tienes que limitarte a un solo platillo, para que de esa forma los clientes tengan una gran variedad para escoger su alimento, al igual que en las bebidas.La importancia de definir un concepto es con el fin determinar tu inversión, aunque esta no es exacta, ya que los insumos varían en sus costos, por ejemplo, en negocios con comidas extranjeras la materia prima suelen ser de exportación.CostosUna vez que tengas establecido el tipo de negocio que tendrás, debes establecer los costos, los cuales se dividen en fijos y variados.Los costos fijos serán los gastos que realizarás y los cuales no cambiarán, por un tiempo, tales como la renta del local o sueldo de los empleados. Así sabrás cuánto dinero corresponde a esos gastos y cuánto te corresponde a ti.Los gastos variables son aquellos que dependen de las ganancias o pérdidas de tu negocio. Por ejemplo, si vendes tacos, el costo del kilo de bistec es de 160 pesos aproximadamente, mientras que el de tortilla es de 13 pesos y contiene alrededor de 35 pieza, por lo que más o menos saldrían 20 tacos en los que utilizarías entre 50 y 80 gramos de carne y dos tortillas, dependiendo del gusto del comensal.A estos gastos debes agregar platos, servilletas, además de los ingredientes para salsas, guacamole u otros ingredientes como papas, frijoles o nopales para complementar el plato fuerte, por lo que busca comprar los insumos al por mayor.PublicidadLo primero que debes hacer es darte a conocer, por lo que podrías reducir los costos o realizar promociones, todo aquello que te ayude a publicitar tu negocio. Una vez que seas sólido, podrás aumentar los costos.Recuerda que la comida es un negocio redituable pero muy competitivo, así que tienes que tener una buena planeación y, sobre todo, un gran sabor acompañado de calidad y buenos precios.
La comida es uno de los negocios más redituables en el mundo, pues no sólo todos los seres humanos necesitamos alimentarnos para mantenernos con vida, sino que probablemente sea una de las cosas en las que más gastamos.Así que poner un negocio de comida no es una idea loca y si lo estabas considerando, pero no sabes ni por dónde empezar, estas son algunas de las cosas básicas que debes saber antes de empezar y tomar en cuenta, como inversión, lugar, tipo de comida.ConceptoEn nuestro país existe una enorme variedad de negocios de comida enfocados a diferentes sectores socioeconómicos, por lo que debes saber a qué tipo de público enfocarás tu negocio.Si te gusta la comida mexicana, no tienes que limitarte a un solo platillo, para que de esa forma los clientes tengan una gran variedad para escoger su alimento, al igual que en las bebidas.La importancia de definir un concepto es con el fin determinar tu inversión, aunque esta no es exacta, ya que los insumos varían en sus costos, por ejemplo, en negocios con comidas extranjeras la materia prima suelen ser de exportación.CostosUna vez que tengas establecido el tipo de negocio que tendrás, debes establecer los costos, los cuales se dividen en fijos y variados.Los costos fijos serán los gastos que realizarás y los cuales no cambiarán, por un tiempo, tales como la renta del local o sueldo de los empleados. Así sabrás cuánto dinero corresponde a esos gastos y cuánto te corresponde a ti.Los gastos variables son aquellos que dependen de las ganancias o pérdidas de tu negocio. Por ejemplo, si vendes tacos, el costo del kilo de bistec es de 160 pesos aproximadamente, mientras que el de tortilla es de 13 pesos y contiene alrededor de 35 pieza, por lo que más o menos saldrían 20 tacos en los que utilizarías entre 50 y 80 gramos de carne y dos tortillas, dependiendo del gusto del comensal.A estos gastos debes agregar platos, servilletas, además de los ingredientes para salsas, guacamole u otros ingredientes como papas, frijoles o nopales para complementar el plato fuerte, por lo que busca comprar los insumos al por mayor.PublicidadLo primero que debes hacer es darte a conocer, por lo que podrías reducir los costos o realizar promociones, todo aquello que te ayude a publicitar tu negocio. Una vez que seas sólido, podrás aumentar los costos.Recuerda que la comida es un negocio redituable pero muy competitivo, así que tienes que tener una buena planeación y, sobre todo, un gran sabor acompañado de calidad y buenos precios.
Junto con las posadas, villancicos, piñatas y fiestas, llega una de las bebidas más deliciosas de la temporada: el ponche, que se realiza con frutas como el tejocotes, guayabas, pasas, ciruela pasa, tamarindo, caña, manzanas, canela y se endulza con piloncillo. Pero, ¿sabías que el ponche no es una receta mexicana? Pese a que es una bebida que se originó en la India, fueron los españoles quienes la introdujeron a nuestro país y con el paso del tiempo, se le integraron ingredientes locales, y ahora existen más de 100 recetas diferentes para crear este elixir, que no es la única bebida para la temporada. Sí, en la navidad no sólo hay ponche, existen otras bebidas para disfrutar en estas fiestas, así que aquí te dejamos el nombre y los ingredientes con los que se realizan alrededor del mundo. ¿Te gustaría probarlos?EggnogEn Estados Unidos, los centros comerciales ponen a la venta el tradicional ponche de huevo, el cual está hecho con leche, azúcar, sal, vainilla, huevo, bourbon, ron añejo, crema y nuez moscada.ColemonoEn las fiestas navideñas en Chile suelen brindar con este cóctel también conocido como Cola de mono, el cual se prepara con aguardiente, café, leche, canela, cáscara de naranja, clavo de olor y azúcar.AguardienteTanto en Bolivia, Ecuador y Colombia, sus celebraciones navideñas se realizan con aguardiente de caña de azúcar y esencia de anís.CoquitoEl baile y el sabor en Puerto Rico se acompañan con un licor de crema de coco, elaborado con leche evaporada, leche condensada, ron blanco, canela y vainilla. Por lo regular se sirve frío.LimoncelloLos argentinos suelen acompañar sus fiestas navideñas con una copa de este vino dulce, hecho a base de plátano, limón, anís, hinojo y cáscara de quinoto.JerezAunque los españoles suelen dejar a un lado las bebidas alcohólicas y prefieren festejar la navidad con chocolate caliente, pero quienes desean imprimirle un toque más atrevido disfrutan de un vino dulce o jerez.Por otra parte, en países como Alemania, Suecia, Suiza, beben vino caliente mezclado con especias y es llamado Glühwein, Glögg o Julmust, bebidas que tienen un sabor similar a la cerveza. Sabemos que te encanta disfrutar del ponche, pero anímate a probar otras bebidas que se toman alrededor del mundo. ¿Cuál se te antojó más?
El carbón activado ha revolucionado la medicina natural, pues en los últimos años se ha comprobado que es útil para miles de personas y les ayuda a aliviar malestares y enfermedades como la indigestión, cicatrización de heridas, virus y bacterias, reduce los niveles de colesterol, además de otros usos estéticos como el blanqueamiento de los dientes.Según informes, algunos médicos también lo usan en grandes cantidades para tratar a un paciente si ha tomado una sobredosis o ha tomado veneno.¿Qué es el carbón activado?El carbón activado es carbón común y corriente, sometido a un calentamiento con gas que le produce ‘poros’ en su interior, que al ingresar a nuestro sistema ayudan a atrapar sustancias químicas dentro del organismo, lo cual ayuda a la desintoxicación.¿Qué tan efectivo es? Como toda sustancia externa al organismo, cada cuerpo reaccionará de distintas formas y en algunos casos será más efectiva que en otras.A pesar de que está aprobado por instituciones como el Servicio Nacional de Salud (NHS) de Reino Unido y de que se utiliza comunmente para aliviar los síntomas de indigestión, flatulencia e hiperacidez, el mismo sitio web del NHS afirma que no es adecuado para todos y que "algunas personas nunca deben tomarlo", ya que puede interactuar mal con otros medicamentos y evitar que funcionen correctamente.Beneficios del carbón activadoEl primer uso que se le dio a este remedio fue para la desintoxicación del colon. Tomar carbón activado podría ayudar a detener la diarrea e hinchazón estomacal, pues liberaría el exceso de gases y normalizaría la actividad intestinal.Recientemente, se viralizaron las mascarillas de carbón activado, que prometen ayudar a eliminar las impurezas y dejar el rostro limpio y terso; además de ayudar a retardar los efectos del paso del tiempo, pues si lo ingieres, le brindará un apoyo al hígado, riñones y glándulas suprarrenales en su proceso celular.Es importante destacar que no es un remedio mágico y que no es recomendable abusar de su uso, pues podría resultar contraproducente. Si tienes alguna enfermedad como diabetes, hipertiroidismo, depresión o colesterol y estás tomando tratamiento, no es recomendable ingerir el carbón activado, pues podría absorber el medicamento y no tendrá el mismo efecto.Recuerda que a pesar de no tener repercusiones en tu salud, debes usar el carbón activado bajo la supervisión de algún especialista.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD