4 alimentos que te ayudan a seguir tu dieta

Por Kiwilimón - July 2014
No hay día en que no agradezca al universo por mis amigas, pero más cuando me dicen cosas tan inteligentes como que las tortillas de nopal han hecho maravillas por su digestión. Hoy quiero compartirles 4 tips de dieta que me recomendó una de mis mejores amigas, mismos que he aplicado en el último mes con excelentes resultados. Excelentes. Nuestras amigas de ActitudFem, nos comparten más de esta  información, para poder seguir tu dieta sin tener que pasar hambre ni sufrimiento con estos alimentos.

1159897721. Tortillas de nopal

No era broma chicas, pero sustituir las tortillas regulares que comen por tortillas de nopal tendrá un impacto directo e inmediato en su digestión. Para las chicas que sufren de estreñimiento es un excelente remedio y para las que sólo quieren beneficiarse de todas las cosas positivas que tienen los nopales es una gran opción. Las encuentran en el súper mercado y duran mucho tiempo si están bien refrigeradas… Además si preparan chilaquiles les van a salir buenísimos.

2. Algas

El alginato, que se encuentra en las algas marinas (las que se usan para preparar sushi), puede suprimir la digestión de grasa en el estómago. Así como lo leyeron, las alguitas evitan que absorbamos la grasa que consumimos. Puedes encontrar suplementos alimenticios de algas, o si vives cerca de la costa probablemente puedas comprarlas frescas para agregarlas a sopas, arroz o ensaladas o usarlas como tortillas para hacer taquitos.

4510536833. Pay de manzana ultra light

Si tu debilidad son los postres este tip es ideal para ti: cada vez que tengas antojo de algo dulce prepara esta receta que más o menos simula el sabor de un pay de manzana. Caliente en el micro una manzana en rebanadas con un sobrecito de splenda y canela. De verdad que calma el antojo de algo dulce y calientito y poco a poco pueden ir mejorando la receta cambiando el splenda por miel de agave o un poquito de piloncillo, según vayan avanzando en su dieta.

4. Michelada mineral

Soy fan de la cerveza ¿ya les había contado? Para mi es lo más difícil de dejar cuando estoy a dieta y se los juro que sueño con tomarme una michelada bien fría cuando estoy en modo abstinencia (no soy alcohólica pero mi relación con la cerveza es especial). Como parte de llevar un estilo de vida saludable he aprendido a beber sin tantas calorías, pero no puedo resistirme ante una cerveza. Hasta que probé este tip: pidan un vaso michelado (o cubano como le llaman en el D.F.), ese que trae limón y sal y salsitas deliciosas pero en lugar de cerveza pidan un agua mineral. No es el mismo sabor, tampoco se esperen que les sepa a cerveza michelada, pero es lo suficientemente parecido como para que no extrañen tomarse una cerveza fría. Este truco les permitirá tomarse a la mejor 1 cerveza y luego ahorrarse las calorías de la segunda y la tercera… Tampoco se vale abusar porque las salsitas para hacerla michelada o cubana tienen mucha sal, pero por lo menos se ahorrarán las calorías adicionales de la cerveza.   Ver artículo original    
Receta de Tacos de Filete con Tortilla de Nopal

Taco de Filete con Tortilla de Nopal

Receta de Sushi California

Sushi California

Receta de Sushi de Tortilla de Maíz, Nopal, Frijol y Queso Oaxaca, Bañados en Salsa Verde

Sushi de Nopal con Tortilla

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La ciudad de Martínez, en California, San Francisco y hasta Nueva York se disputan el origen del martini, un coctel elaborado de forma tradicional con ginebra y vermut seco, que suele servirse acompañado de una aceituna verde. Con el paso del tiempo los ingredientes de su preparación se han modificado y adaptado a distintos paladares, incluso existen variaciones aceptadas por mixólogos, como el “dirty” que lleva salmuera de aceitunas o el “Gibson” con una pequeña cebolla. A continuación te presentamos cuatro formas para preparar un martini diferente: Tip: Si te gusta ponerle limón a tu cóctel, pide un twist que es la cáscara del limón y pide que te la expriman un poco.Fresh MartiniIngredientes:Un chorro de Martini BlancoMedia lata de Seven Up o SpriteUn tercio de vaso de GinebraHieloLlena un vaso de tubo con hielo, se añade el tercio de ginebra, después el chorro de Martini Blanco, y agrega Seven Up o Sprite.Martini RoyalIngredientes:Medio vaso de Martini BlancoMedio vaso de Prosecco o CavaHierbabuenaUna rodaja de limaHieloLlena una copa de cóctel, se añade el Martini Blanco y el cava, decora la copa con la rodaja de lima y la hierbabuena.ManhattanIngredientes:Dos tercios de un vaso de WhiskyUn tercio de un vaso de Martini RossoDos ó tres gotas de AngosturaUna guinda rojaPiel de naranjaHieloMezcla el Whisky, el Martini Rosso y la Angostura en la coctelera con el hielo hasta conseguir un color uniforme. Se cuela la mezcla y se sirve en una copa de cóctel. Decora con la guinda y con la piel de naranja hecha una espiral.Dry Martini Ingredientes:Un cuarto de un vaso de Martini Extra DryUn vaso de GinebraPiel de limónUna aceituna con huesoHieloLlena una coctelera con hielo y enfría agitando rápidamente y escurre el agua. Añade el Martini Extra Dry y la ginebra en la coctelera fría y agita. Después, filtra en una copa de cóctel y se perfuma con un trozo de piel de limón. Decora con la aceituna verde pinchada en un palillo.
Esa noche, en Francia, Celia Florián puso a México en boca de todos. La prestigiosa La list, en su edición The World’s Best Restaurant Selection que selecciona y califica experiencias culinarias alrededor del mundo, otorgó a su restaurante Las quince letras el premio 2021 Artisan & Authenticity Award Winner. El de La list no ha sido el único premio que Celia recibió en los últimos quince días. Junto a la cocinera Rosario Cruz, en Asturias, España, la oaxaqueña obtuvo el premio Guardianas de la Tradición por resguardar los saberes de su entidad dentro de las actividades de FéminAs 2021, I Congreso Internacional de Gastronomía, Mujeres y Medio Rural.De esta cocinera se dice mucho en los círculos gastronómicos, pero fuera de Oaxaca sólo un puñado de comensales la conocen. Es momento de traer a la conversación a esta mujer que además de ser empresaria, cocinera y madre, preside desde 2015 la Asociación de Cocineras tradicionales de Oaxaca. Hace algunos días pude entrevistarla en exclusiva para kiwilimón y esto fue lo que me contó. ¿Qué significa ser una cocinera tradicional reconocida en Europa?Este es un reconocimiento que refleja el trabajo del gran equipo que hacemos en conjunto. Refleja el compromiso que tenemos por dar a conocer los sabores auténticos de Oaxaca a través de los platos. Con ello no sólo estamos promocionando nuestro destino sino también México. ¿Cómo comenzó este sueño que ha trascendido fronteras de todo tipo?Hace 29 años que abrimos Las Quince Letras recuerdo que eran días completos de trabajo. No había descanso. Antes cerrábamos a las 8 pero abríamos a las 7 A.M. Sin embargo, era un sueño cuando los clientes nos decían que estaba delicioso. Tuvimos mucha clientela local desde el principio, pero también turistas porque estamos en el centro. Por tratar de hacer las cosas mejores empecé a hacer investigación. Así podía servir platillos que no sólo eran de la región que a mí me corresponde –yo soy de la región de los Valles Centrales–. Empecé a ir a comunidades a sacar otros platos y desde entonces ha sido un compromiso grande para poder dar a conocer la grandeza de Oaxaca y sus cocineras.¿Qué te llevó a presidir la Asociación de Cocineras tradicionales de Oaxaca?Yo me decía que era importante que más mujeres salieran adelante por medio de la cocina. La cocina da para eso y mucho más. Me di cuenta de que hay muchas mujeres que no estaban siendo visibilizadas y comencé a llevarlas a eventos que a mí me invitaban fuera de Oaxaca. Ellas también se convirtieron en promotoras. Muchas de ellas siguen encantadas con el proyecto, otras han puesto sus restaurantes tradicionales, otras trabajan dando servicio de catering llevando su cocina tradicional a eventos privados. Se han empoderado, se han dado a conocer. Ahora son ponentes de cocina tradicional en universidades, en eventos. ¿En qué consiste tu labor con ellas?Ha sido muy bonito apoyarlas cuando viajamos, apoyarlas en los eventos que tenemos en Oaxaca, asesorarlas de cómo viajar, de cómo tienen que presentarse por primera vez a los encuentros. Siempre les digo que es importante que utilicen sus utensilios de barro, que sus platillos sean autóctonos, que no manejen tanta grasa, que enseñen la autenticidad de nuestra cocina y nuestra gran cultura, que lleven su ropa tradicional. He procurado con las instancias gubernamentales que las apoyen con recursos, el manejo higiénico de alimentos, el tema cultural. Les pido que hablen de nuestra cocina y por eso las invito a que conozcan más: para que cuando la gente les pregunte estén bien informadas. Trato de apoyarlas en cuanto a la no violencia de género. Que ellas identifiquen si están siendo violentadas y traten de evitar ese tipo de violencia dentro de sus familias.Para ti que eres portavoz, ¿qué es lo que hace única a la gastronomía oaxaqueña? Los sabores que tiene. Por ejemplo, cuando ya conoces otras cocinas del mundo, te das cuenta de que nuestros sabores son especiales, autóctonos. Podría decir que es debido a la cultura, a la biodiversidad de Oaxaca. Somos el estado que cuenta con la mayor cantidad de agaves silvestres, el maíz cuyo origen según las últimas investigaciones se dio en la cueva de Guila Naquitz. También la cantidad de quelites; tenemos el mayor número de chiles endémicos. Tenemos una excelente cocina, pero también tenemos una excelente bebida que es el mezcal. Están los moles de cada región, de cada comunidad, de cada pueblo. Yo los gozo todos porque cada casa tiene su sazón, cada familia y cada comunidad. Hay que saber disfrutar y valorar el trabajo de las personas pues no es nada fácil hacerlo, tiene complejidades y muchas técnicas. Hablar de moles en Oaxaca es una variedad infinita.¿Nos podrías compartir una de las recetas tradicionales que sirves en Las Quince Letras?Para un chileatole verde de cinco porciones necesitas 3 elotes, 2 hojas de hierba santa, 1 rollo de cilantro, 1 rollito de epazote, 1 chile jalapeño o serrano, 1 gajo de cebolla, ½ diente de ajo y la punta de una cuchara con mantequilla, aunque si lo queremos, lo podemos hacer sin ella. Comienza partiendo 1 elote en trozos; los otros 2 los desgranamos. Divídelos a la mitad y reserva. En una olla fríe la mantequilla y agrega solo la mitad de 1 elote desgranado. Sofríe. Agrega agua y los trozos de elote. Aparte muele todo junto: las hierbas, el chile (si al momento de cortarlo está muy picante, retírale las semillas; si no pica tanto déjale solo un poquito ellas), la cebolla, el ajo y la otra mitad de granos que reservaste, para espesar. Cuando rompa el hervor en tu olla incorpora todo lo verde que moliste. Sazona con sal y lleva de nuevo a hervir. Saca del fuego y acompáñalo con cuadritos de queso seco o fresco. Decora con epazote. 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD