5 alimentos para mejorar tu artritis
Consejos de Belleza

5 alimentos para mejorar tu artritis

Por Kiwilimón - Septiembre 2013
Si no conoces a alguien que sufra de artritis puede ser que pienses que esta enfermedad afecta sólo a personas mayores, pero la realidad es que al menos en Estados Unidos poco más de 1 de cada 5 personas la padece.   La artritis es una forma de inflamación que se hace presente en las articulaciones, por eso  ActitudFEM   nos compartió algunos alimentos que ayudan a disminuir los síntomas contrarrestando la inflamación. ¡Inclúyelos en tu dieta!  

Té verde

Algunos estudios sugieren que el té verde ayuda a detener la producción de sustancias en el cuerpo que provocan la inflamación. Además puede ayudar a prevenir la degeneración del cartílago.  

Salmón

El Omega 3 ayuda a prevenir disminuye la inflamación al suprimir la producción de enzimas que desgastan el cartílago.  

Melón

Los Beta Carotenos del melón (que también encuentras en otros alimentos de color naranja como el camote y la calabaza) reducen el riesgo de padecer artritis y ayuda a disminuir los síntomas de la personas que sí la tienen.  

Naranja y mandarina

La vitamina C es un componente importante del cartílago además de ser indispensable para el colágeno.  

Jengibre

El jengibre tiene químicos que funcionan como los medicamentos antiinflamatorios. Lo puedes hervir para hacer te o rayarlo para usarlo como ingrediente en tus alimentos.  

Recetas para Prevenir la Artritis

Receta de Ensalada de Pollo a la Mandarina

Ingredientes: - 2 cucharadas de azúcar granulada - 1 cucharada de harina blanca para todo uso - 1 cucharadita de sal de mesa - 2/3 de taza de leche evaporada - 1/3 de taza de jugo de naranja - 1 huevo grande, bien batido - 3 tazas de pechugas de pollo carne de.., picada, sin huesos y sin pellejo - 3 tallos de apio grandes, finamente rebanados - 3/4 de taza de almendra fileteadas, tostadas - 2 cucharadas de cebollita verde - 1 lata de mandarina escurridas - 1/2 cabeza de lechuga Haz click aquí para encontrar el procedimiento para preparar esta receta.  

Receta de Salmón con Costra de Pistachos

Ingredientes: - 3 cucharadas de mostaza de grano grueso - 1 limón el jugo - 1/2 taza de pistache - 1 cucharada de aceite de oliva - sal y pimienta - 4 rebanadas de salmón Encuentra el procedimiento para preparar esta receta haciendo click aquí.  

Receta de Camarones con Salsa de Chipotle, Naranja y Miel

Ingredientes: - 40 camarones asados (5 por persona) - 3 cucharadas de miel de abeja - 1 1/4 tazas de jugo de naranja colado - 1/4 de taza de jugo de limón colado - 1/3 de taza de soya - 1 cucharada de maicena disuelta en 1/4 de taza de agua - 1 lata de chile chipotle picado con su caldito - 1 taza de cilantro picado (sólo las hojas) - pimienta Si quieres preparar esta receta haz click aquí y encuentra los pasos.  

"Prueba estos alimentos para disminuir los síntomas de artritis."

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El Hummus es una preparación de Medio Oriente que hoy en día se consume mucho. Se usa como dip para triángulos de pan pita, o verduras, y también como base para algunos guisos.Nutricionalmente, es muy bueno porque tiene alto contenido en grasas sanas y minerales. Es bajo en carbohidratos y alto en proteínas y fibra de origen vegetal. Además, es delicioso y te hace sentir satisfecho.Básicamente, el hummus está hecho a base de garbanzos. De hecho, la palabra hummus quiere decir garbanzo. Tiene también tahini o pasta de ajonjolí molido, y otros complementos como ajo, aceite de oliva y jugo de limón.Prueba estas Botanas Saludables con HummusExisten versiones muy diferentes de este alimento por todo el mediterráneo, norte de áfrica y medio oriente. Algunas tienen berenjena, jitomate, alubias o huevos cocidos o mezclas de especias. Después de todo, es una base bastante neutra abierta a muchos sabores.Para prepararlo en casa, necesitas empezar por los garbanzos. Los puedes conseguir enlatados y ya cocidos, lo cual es muy práctico. Si deseas cocerlos, hay que remojarlos toda una noche, descartar el agua del remojo y cocerlos en suficiente agua con sal. Puedes agregarles cebolla, zanahoria y hierbas de olor para lograr un mejor sabor. Déjalos a fuego bajo o en olla de presión hasta que estén muy suaves.Una vez cocidos, hay que molerlos en un procesador de alimentos o licuadora con tahini, la cual es una pasta de ajonjolí molido que se consigue en casi todos los supermercados y también en tiendas de comida árabe. El tahini tiene un sabor fuerte, por lo que un par de cucharadas son suficientes para agregar mucha personalidad. Su sabor se balancea muy bien con jugo de limón, sal y aceite de oliva, pero si no deseas agregar tahini, un poco de yogurt griego o jocoque seco aportarán acidez y cremosidad.Ajusta la consistencia de tu hummus casero con el agua que te haya quedado de la cocción. Algunas personas prefieren molerlo hasta que esté completamente terso, pero también puedes dejarlo con un poco de textura.Finalmente, para darle sabor, lo tradicional es un poco de ajo crudo, aunque también puede ser rostizado. Si usas ajo crudo, muélelo con el jugo de limón para domar un poco su sabor. Es delicioso con una pizca de comino y está de moda agregar otros ingredientes que le den colores interesantes, como betabel rostizado, aguacate, pimientos asados, calabacitas asadas o berenjena tatemada.Para servirlo, es tradicional ponerlo en un plato y marcar un canal con la parte de atrás de la cuchara, agregar más aceite de oliva y espolvorea un poco de pimentón, zaa’tar o chile en polvo.Te recomendamos estas 6 nuevas maneras de comer hummusPor otro lado, el hummus no solamente funciona como dip. Es una gran opción para la lonchera con verduras. Es delicioso también en lugar de mayonesa para tu sándwich. Además, lo puedes usar para rellenar portobellos, o combinado con arroz, para rellenar pimientos al horno. Es riquísimo encima de pollo asado, en tu avocado toast o con pimientos y cebollas sobre tu hamburguesa o en pita con carne asada.Visita la historia antigua en un plato que está muy de moda y agrégale toques interesantes a tu gusto. Después de todo, así es como se crean los grandes platillos.
Llegó tu mejor amiga con mucho que platicar o tus hijos invitaron compañeritos porque tienen un trabajo de la escuela… No importa la ocasión, siempre hay buenas razones para tener galletas caseras recién hechas, pero no siempre hay tiempo para prepararlas.Por eso tu congelador puede ser un gran aliado para estar listo y llenar en unos minutos tu casa con un dulce aroma.Ya que no todas las masas de galleta se congelan de la misma manera, pues no siempre obtienes resultados ideales, aquí te damos unos tips para que la próxima vez que prepares galletas, hagas el doble de masa y la conserves para una de esas tardes especiales.Qué tipos de masa congelarLas mejores masas para congelar son las que tienen mucha mantequilla y no llevan tanto huevo batido, como madeleines, o mucho polvo para hornear. Tampoco es buena idea congelar galletas con base de merengue.Galletas de mantequillaSon las mejores para reservar en el congelador. Generalmente sus ingredientes son mantequilla, harina, azúcar, vainilla o chocolate en polvo, y a veces, huevo o yema. Para guardar esta masa, forma troncos y envuélvelos cuidadosamente, primero con plástico y después con aluminio. Deben quedar herméticos para que no absorban olores o se afecte su textura. Puedes cubrir los troncos con azúcar y canela. Para prepararlas, corta rebanadas de poco menos de un centímetro de grosor y se verán lindas una vez horneadas. Te recomendamos esta receta de PastisetasMasas para cortadoresSi te encanta usar todos esos cortadores de figuritas que has coleccionado, cuando esté lista la masa, forma un rectángulo de unos 4 cm de espesor y envuélvelo igualmente con plástico y aluminio. Cuando vayas a usar la masa, colócala en el refrigerador antes y cuando esté lista, la puedes extender y cortar. Esto es ideal para los muñequitos de jengibre navideños.BolitasLa mayoría de las recetas de galletas de chispas de chocolate requieren porcionar la masa en bolitas o con una cuchara para helado, al igual que los polvoroncitos de nuez, o las galletas de avena. Forma las galletas como acostumbras y congélalas en charolas una media hora o suficiente tiempo para que se sientan firmes. Esta misma técnica es muy útil para las galletas de duya.Una vez que estén listas, empácalas en bolsas, procurando sacar la mayor cantidad de aire posible. Así será más fácil usar sólo la cantidad justa.Te recomendamos estas Galletas Tipo BrownieLista para hornearColoca las bolitas o rebanadas de masa en una charola antiadherente cubierta con papel siliconado o engrasada y enharinada. El tiempo que toma tu horno en llegar a la temperatura adecuada generalmente es lo que necesitas para que estén listas para cocinarse.Calcula un par de minutos más al tiempo habitual ya que partas la masa parcialmente congelada o muy fría.Si prefieres, puedes congelar galletas horneadasDéjalas enfriar completamente y empácalas en un contenedor hermético con papel encerado entre capas. Esto también funciona muy bien para brownies o barritas de galleta cortadas en piezas individuales.En cualquiera de los casos, no es buena idea tener masa o galletas cocidas congeladas por más de tres a cuatro meses. Disfrútalas lo más pronto posible, siempre puedes preparar más.
Si hay algo que caracteriza a los mexicanos es la fiesta. Los mexicanos somos conocidos en el mundo entero por las grandes fiestas que hacemos y si se trata de las fiestas patrias, todo se potencializa.Tequila, pambazos, pozole, mariachis, todo suena increíble hasta que lo tenemos que pagar, ¿cierto? En este tipo de ambiente es muy fácil dejarse llevar y gastarse la quincena entera por seguir la fiesta. ¿En qué gastan los mexicanos? La mayoría del presupuesto se destina a alimentos, luego, a bebidas alcohólicas y, en tercer lugar, a decoración. Pero para que no tengas que estar padeciendo el resto de la quincena, te dejamos estos tips para que festejes la Independencia de México de una manera responsable:Revisa tus finanzas y planea tu festejo de acuerdo con tu presupuesto. Lo mejor que puedes hacer es no dejarte llevar por la euforia de las fiestas y planear un festejo de acuerdo con tu presupuesto. Recuerda que es mejor un festejo pequeño que estar lamentándose después. Apégate a tu presupuesto. Una vez que hiciste un presupuesto, respétalo. Es normal que te quiera ganar la emoción, pero una vez que hiciste tus planes, es necesario que respetes lo determinado. Realiza tus compras con anticipación. Es normal que en estas épocas las tiendas suban los precios, por lo que si vas a comprar comida, bebidas o decoración, será mejor que lo compres antes y evites las compras de última hora. Compra en mercados. Si se trata de ahorrar y apoyar el comercio local, los mercados son la opción, sobre todo en esta época de fiestas patrias puedes encontrar productos de gran calidad y al mejor precio. No lleves dinero extra. Este punto va muy de la mano al de apegarte a tu presupuesto, y esta es una forma de limitarte a gastar sólo aquello que habías planeado. Evita gastos innecesarios. Antes de gastar una parte de tu presupuesto en decoraciones y props para la fiesta, piensa si realmente lo necesitas; quizá puedas ahorrar dinero en ese aspecto. Arma la vaquita. Lo mejor que puedes hacer en las fiestas patrias es compartir los gastos con tu familia y amigos, ya sea que vayan a un restaurante o bar y dividan la cuenta o si es un festejo en casa, cada quien lleve algún platillo. Además de la convivencia, todos saldrán ganando y sin gastar de más.  No uses tarjetas de crédito. No gastes lo que no tienes. Es importante que sepas que las tarjetas deben usar usadas con responsabilidad. No te dejes llevar y es mejor usar dinero físico para tener un mayor control de gastos. Elige festejos caseros. Como ya lo mencionamos puntos arriba, si optas por una fiesta en casa el gasto será mucho menor que en un lugar público, además puedes organizarte con tus amigos, familiares o vecinos para que cada quién se encargue de algo. Evita los gastos hormiga. Si ya hiciste un gasto importante durante el festejo en la primera quincena es mejor que te administres el resto del mes, trata de preparar tus comidas en casa, no gastes en café, levántate temprano para que no tengas que gastar en taxis o servicios de auto privado.Ahora que ya sabes estos consejos, lo único que queda es disfrutar responsablemente y ¡Viva México! Te recomendamos esta recetas para llevar a la noche mexicana:Tinga de PolloPozole BlancoVasitos de Gelatina con Crema
Cuando se piensa en el mes patrio, se viene a la mente la temporada de chiles en nogada, ese delicioso platillo que se asemeja a una obra de arte, tan representativo de nuestro país por tener los colores de la bandera, y con ingredientes perfectamente cocinados para darle un aspecto bello, con una mezcla de sabores que lo hacen un alimento muy especial por el que muchos esperan todo un año para saborearlo.Origen del Chile en NogadaHay varias versiones sobre el origen de este manjar. Una de ellas apunta a que nació en la ciudad de Puebla y se creó para agasajar a Agustín de Iturbide por la victoria del Ejército Trigarante en 1821, por eso también los tres colores de la bandera están presentes en el plato.Otra versión refiere que la receta es originaria del Convento de Santa Mónica desde 1714, con el nombre de “chiles rellenos bañados en salsa de nuez”.La salsa NogadaLa salsa es una de las partes más importantes del platillo. Hay quienes la hacen más dulce, otras, más salada, e incluso algunas, neutras. Existen las finas, espesas, líquidas, sin grumos o granulosas. También hay quienes incluyen queso de cabra y hay también quienes se apegan a la receta original.Aquí te dejamos una receta tradicional de la nogada:Ingredientes:-600 gramos de nuez de castilla-1 pieza de queso de cabra-2 tazas de leche-¾ tazas de vino blanco o jerez-500 gramos de almendra-300 gramos de granada roja-Perejil, sal, azúcar al gustoPreparación:Pon a remojar las almendras una noche antes y refrigera.Mezcla el queso de cabra, la leche y el vino; agrega las nueces y las almendras limpias. Licúa todos los ingredientes y pon la sal y el azúcar a tu gusto. El espesor de la salsa es a gusto personal, pero si la quieres más líquida, puedes ir incorporando más leche y si la quieres más espesa, puedes usar más queso.La controversia: ¿capeado o sin capear?Existe un gran debate sobre si el chile en nogada va capeado o sin capear. Es como si hubiera dos bandos y cada uno insiste en probar su punto. A pesar de haber investigado y documentado sobre este tema, lo cierto es que no hay una verdad absoluta. Según María Bravo, Directora General de La Casita Poblana, originalmente el chile era sin capear, pues el objetivo era que se viera el verde del chile, pero al momento de ser servido, la nogada no permanecía en el picante. “Esto no era apetitoso, por eso se empezó a capear, para retener la nogada, y ahora el toque verde se le da con el perejil que se coloca al servirlo”, señala. Como en todo, en gustos se rompen géneros, no importa si lo prefieres capeado o sin capear, con nogada líquida o espesa, lo más importante es que aprecies esta maravilla de la cocina mexicana que es una delicia para tus sentidos.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD