5 tips que NO sirven para bajar de peso

Por Kiwilimón - Septiembre 2014

Bajar de peso es algo que la mayoría de nosotras queremos hacer alguna vez en la vida, algunas por estética y otras por salud, pero cuando te entra el “gusanito” de la dieta muchas veces nos dejamos llevar por consejos que no necesariamente te sirven para perder peso. Nuestras amigas de ActitudFem nos comparten algunos de ellos…

1. Deja el gluten

No todo lo que es “sin gluten” es bajo en calorías, y muchas cosas que sí lo contienen traen también otros nutrientes que te pueden ayudar a llegar a tu meta (como fibra). Si no tienes que dejar el gluten, no busques hacer este tipo de dieta a menos de que estés preparada para leer muy cuidadosamente cada etiqueta.

2. Come mucha fibra

No es que el tip sea malo, es que está incompleto. Si te pones a comer All Bran como si no hubiera mañana y no aumentas la cantidad de líquidos que tomas en el día la fibra te va a resultar contraproducente. Aumenta la fibra de tu dieta lentamente y compensa con más líquidos o hínchate de consecuencias.

3. Come dos colaciones al día

La fruta a media mañana o un snack controlado está muy bien, pero si estás llenando la mitad de tus días con barritas energéticas checa el contenido de calorías. Algunas de ellas pueden tener hasta 400 calorías por porción. En lugar de comprar barritas para tu dieta una bolsa de cacahuates o almendras puede ser suficiente. De la barrita a nada… a veces es mejor un vaso de agua. ¡No dejes de leer las etiquetas!

4. Come después de hacer ejercicio

No está mal comer después de ejercitarte, pero hazlo sólo cuando realmente tienes hambre. No todas quemamos miles de calorías en el gym, a veces una rutina de cardio puede hacerte perder no más de 100 calorías. Si te da hambre después del ejercicio procura comer proteínas, pero si te sientes bien y no te dan ganas de comer no tienes que hacerlo.

5. Pide siempre la ensalada

En un restaurante la ensalada puede tener hasta 1200 calorías, mientras que una pechuga de pollo asada es rica en proteínas y te puede resultar mucho más efectiva para la dieta. Si te decides por la ensalada escoge algo que tenga proteína (como salmón o pollo), que no tenga ingredientes empanizados y pídela sin aderezo. Recuerda que a veces el pedazo de carne resulta menos calórico si se acompaña de verduras.

Ver artículo original

Receta de Ensalada de Espinacas con Gorgozola y Uvas

Ensalada de Espinaca con Gorgonzola y Uva

Receta de Ensalada de Mango, Jícama y Aguacate

Ensalada de Mango, Jícama y Aguacte

Receta de Ensalada de Arúgula con Pera

Ensalada de Arúgula con Pera

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La cena de Navidad está a la vuelta de la esquina, por lo que este es el momento perfecto para comenzar a planear tu menú para esta fecha tan especial. Sin embargo, en kiwilimón sabemos que ahorrar es muy importante, por eso te damos estos consejos para preparar una deliciosa cena navideña con $300 pesos o menos. Antes de nada, es crucial revisar tu alacena y refrigerador, pues así puedes ver qué ingredientes tienes a la mano o puedes inspirarte a crear platillos sin la necesidad de comprar nada. En el caso de la cena de Noche Buena, seguramente tienes ingredientes que serán esenciales, como mayonesa, mostaza, ajo, cebolla, jitomate, pan, jamón, queso y más. A continuación, te decimos cómo ahorrar a la hora de preparar tu cena navideña, te sorprenderás con esas ideas fáciles, sin embargo, recuerda que lo más relevante es pasar tiempo en familia y compartir con tus seres queridos, pues el amor es el ingrediente principal de estas fiestas decembrinas. También puedes leer: 8 recetas de lomo de cerdo para NavidadPlatos fuertesSi quieres preparar una deliciosa cena para 4 personas, en kiwilimón tenemos las mejores opciones para ti, las cuales además son económicas y fáciles de preparar. Pozole El pozole siempre es una excelente opción para las fiestas y reuniones familiares, pues se sirve caliente, es rendidor y fácil de preparar. Otra ventaja de este platillo es que puedes sustituir la carne de cerdo por pollo, de este modo será aún más económico. Si quieres que rinda aún más, asegúrate de añadir suficiente caldo y acompaña con rábanos, cebolla, lechuga, orégano, jugo de limón y tostadas con crema. Tamales Si tienes ganas de probar un platillo muy mexicano, que además sea delicioso y barato, entones tienes que preparar tamales para el 24 de diciembre. Este platillo mexicano es muy versátil, pues puedes añadir carne, pollo o queso y también puedes preparar todo tipo de salsas, las cuales puede preparar con los chiles y condimentos que ya tienes en casa. Gracias a que la masa de maíz es muy económica, este plato es muy rendidor. Romeritos Los clásicos romeritos no pueden faltar en la cena navideña cada año, pues son uno de los platillos más tradicionales para esta época del año. En general, este platillo es bastante accesible, sin embargo, si quieres ahorrar un poco, omite los camarones en la preparación o compra solo ¼ de pulpa de camarón o de camarón seco. Acompaña con pan blanco o bolillo y agrega bastantes papas y romeritos para que rinda. Atún a la vizcaína Si te gusta el bacalao a la vizcaína, esta versión con atún es perfecta para disfrutar del mismo sabor, pero a un precio mucho más accesible. Para que el atún a la vizcaína rinda más, agrega una cantidad generosa de papas cocidas, cebolla picada y jitomate. Puedes acompañar con pan blanco o bolillo. Sandwichón Este platillo es perfecto para aprovechar todos los ingredientes que ya tienes en casa, pues no hace faltar gastar mucho dinero para celebrar la Navidad en familia. Si tienes pan blanco, mayonesa, pollo desmenuzado, jamón o atún, únicamente tendrás que agregar un poco de verduras cocidas y queso, ¡el sandwichón estará listo! Pollo El pollo es otro gran aliado durante las fiestas decembrinas, pues puedes darle un sabor delicioso a las piernas y muslos con los condimentos que ya tienes en casa. Utiliza mostaza, pimienta, hierbas de olor y cualquier otro ingrediente que tengas en casa para preparar pollo al horno o en sartén. Puedes acompañar con verduras, ensalada rusa, puré de papa o cualquier otra guarnición. También puedes leer: 10 deliciosas gelatinas navideñasGuarniciones En el caso de las guarniciones, también te recomendamos revisar tu refrigerador y alacena antes de ir al mercado, ya que esto te ayudará a ahorrar. Por ejemplo, si tienes verduras en casa, tan solo añade un poco de mantequilla y los condimentos y hierbas de olor que tengas a la mano, hornea por alrededor de 20 minutos y listo, tu guarnición estará lista. Las verduras que puedes emplear son: papa, zanahoria, ejote, chayote y calabaza, entre otras. Otra muy buena opción para una cena de Noche Buena económica es el puré de papas, pues es un plato rendidor y fácil de preparar. Por si fuera poco, también es una excelente opción para acompañar platos con pollo, carne y vegetarianos. La ensalada rusa es uno de esos platillos caseros que a todos les fascinan, así que anímate a prepararla en esta ocasión tan especial. Por otro lado, no olvides que el bolillo es una magnífica opción para acompañar todos tus platillos navideños.Postres y bebidasPara cerrar la cena del 24 de diciembre con broche de oro, no es necesario gastar una fortuna. Como ya mencionamos anteriormente, revisa tu alacena y refrigerador antes que nada, pues de esta manera puedes utilizar ingredientes como piña en almíbar, harina para hot cakes, pan blanco, mermeladas, chocolate de mesa y galletas de vainilla, entre otros. Hay muchas opciones de donde escoger entre los postres más económicos para consentir a la familia: carlota de limón, budín de pan, gelatina, pastel o panqué con harina de hot cakes y flan, entre otros. En el caso de las bebidas, también hay muchas opciones para comer bien y ahorrar al mismo tiempo. Puedes preparar aguas frescas, atole, champurrado, chocolate caliente y café de olla.
Contrario a lo que Mafalda pensaría, no hay corazón que permanezca frío con un buen tazón de caldo caliente. Mientras que el cuerpo se alimenta con el líquido traslúcido y perfumado lleno de nutrientes, el alma se reconforta. Tal vez por eso haya un libro que se llama Caldo de pollo para el alma y que, a decir verdad, no he leído. Lo que sí he hecho es comer caldos de pollo y sentirme bien después de hacerlo. Los he comido enferma de la panza, del corazón; con un nudo en la garganta o con tos; antes y después de las fiestas; en tardes frías y al calor de la casa de mi abuela. Quizás, en el séptimo día, Dios nos dio los caldos para reposar con ellos, pero sin duda los humanos fuimos quienes perfeccionamos esta receta milenaria. Hay infinidad de formas de hacerlo. Están los que se preparan con huesos de res o tuétano para darle sabor. A mí me gusta prepararlo sencillo, con muslos, pechugas y piernas, pero en cocción lenta. A la olla aviento un trozo de cebolla, unos ajos, tres trozos de apio, poro, una zanahoria. Nunca olvido el bouquet garni que te enseñan a hacer en la escuela de cocina –laurel, salvia, mejorana, orégano y romero, amarrados con hilo blanco para que el pollo no se ponga azul, como en Bridget Jones–. El pollo va adentro con piel, con todo, porque otorga textura y profundidad. Luego a quitar la espuma con una espumadera. Cuando no hay padecimientos nada mejor que los caldos de pollo que pican, los que tienen arroz y garbanzos. Al ruedo hay que llegar con tortillas calientes, más calientes que el caldo mismo. A algunos hay que ponerles x gotas de limón por y gotas de salsa, que van en proporción al amor que se le imprimió al cocinarlo (menos sabor, más gotas). Se experimenta gratitud cuando en el caldo hay un chile chipotle al fondo: provoca a partirlo con la cuchara, aunque los labios se pongan floreados. ¿Lo malo? Cuando en el caldo hay pellejos flotantes. ¿Lo bueno? Cuando el brebaje es prístino, casi cristalino, sin burbujas de grasa, pero con aromas que acarician. El romance del caldo va más allá de la vista. Es, además, sus múltiples beneficios. Según lo que me cuenta Gina Rangel, nutrióloga de Te Cuida, el caldo de pollo posee carbohidratos saludables, grasas buenas y proteínas, por lo que es un plato completo y con todos los nutrientes de una comida integral. Tiene aminoácidos con propiedades antiinflamatorias y que ayudan a prevenir el insomnio. Gracias a su gran cantidad de electrolitos, un tazón de sopa rehidrata inmediatamente. ¡Adiós cerveza del día siguiente! Para que el caldo sea súper nutritivo, Gina recomienda que contenga la mayor cantidad de vegetales posibles, que se prepare con ajo, cebolla, sal de mar y con pollo de libre pastoreo o de alimentación orgánica. “De esta manera estamos garantizando que vamos a tener vitaminas, minerales y los tres macronutrientes incluidos en el caldo”. Lo ideal es que se someta a una cocción lenta de ocho horas, pero eso sí: hay que agregar los vegetales que acompañarán la sopa solo media hora antes de la culminación para no sobre cocinarlos. A Yamilette González, coordinadora de chefs de kiwilimón, le gusta agregar huacal, hígado, molleja, alitas y la carne con más sustancia. Adicionalmente, recomienda no lavar el pollo y cocinarlo a fuego medio bajo, de 2 a 3 horas. Si el fuego es alto, las impurezas se rompen y el caldo se contamina. “Las hierbas de olor varían mucho. Hay personas que prefieren el cilantro. Mi abuelita, por ejemplo, le agregaba hierbabuena: le daba un toque súper fresco y rico. Así, si estabas malito de la panza, te caía mejor”, me relató.  Hay que incluir los huesos en la preparación pues en ellos está la magia: su gelatina es efectiva para el crecimiento del pelo y las uñas, así como para la reducción del dolor en las articulaciones.El caldo es un apacho a todas luces. Gina piensa que “a través de un plato de caldo calientito lleno de nutrientes, le das a las personas un momento de paz, de estar en el aquí y en el ahora, reconfortar en cuerpo y alma, es por eso que, cuando una persona enferma lo primero que pensamos es regalarles un caldo de pollo para que se sientan mejor”. En salud o enfermedad, hay que tomarse el tiempo de disfrutar cuando una casa huele a caldo de pollo, cuando la tapa de la olla tintineante devela que algo rico espera en el tiempo. Su vapor y su sabor tienen el súperpoder de cambiar el sustantivo “casa” por el de “hogar”. ¿Lo preparamos?
Ahora que las posadas y las fiestas navideñas están a la vuelta de la esquina, es buen momento para aprender más sobre el ponche navideño, una bebida caliente que no puede faltar en las celebraciones. Gracias a que contiene una variedad de frutas, el ponche es ideal la época de frío, pues aporta beneficios a la salud. Aunque es una bebida que no puede faltar durante las posadas y otros festejos decembrinos, cabe mencionar que el ponche de Navidad en no es 100% mexicano, pues es el resultado de la fusión entre la gastronomía indígena y la europea. Los expertos señalan que el ponche proviene de la India, para después ser llevado a Inglaterra y posteriormente a México.Ingredientes del ponche navideñoEn México, el tradicional ponche de frutas se prepara con los siguientes ingredientes:CañaManzanaPeraGuayabaTejocoteTamarindoCiruela pasaJamaicaPiloncilloCanelaClavoTambién puedes leer: Los múltiples beneficios de consumir tamarindoVitaminas del poncheEl ponche no solo es una bebida reconfortante, también está llena de beneficios para la salud. De acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, esta bebida tradicional mexicana es rica en vitamina A, vitaminas del complejo B y vitamina C. A continuación te decimos por qué es importante consumir alimentos ricos en estas vitaminas.Vitamina ARecuerda que la vitamina A juego un papel valioso en el cuerpo humano, especialmente en cuanto a la visión, la salud de los huesos y el sistema inmunológico. Por si fuera poco, esta vitamina también es rica en antioxidantes, los cuales combaten a los radicales libres.Vitamina B¡Aprovecha las propiedades de la vitamina B! Esta vitamina, también conocida como ácido fólico, es esencial para la creación de células nuevas, es por esto que es crucial que las mujeres embarazadas lo consuman.Vitamina CEsta vitamina es esencial en tu dieta, pues es indispensable para el crecimiento y el desarrollo del cuerpo humano. Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU., la vitamina C también se necesita para la generación de piel, tendones, ligamentos y vasos sanguíneos. Por si fuera poco, también ayuda a la cicatrización de heridas. Recuerda que este nutriente es rico en antioxidantes, mejora la absorción de hierro y fortalece los huesos y los dientes. También puedes leer: Conoce los beneficios de comer tejocoteBeneficios de tomar ponche de frutasEn entrevista con la Universidad Nacional Autónoma de México, el investigador Agustín López señaló que el ponche “aporta vitaminas, minerales y las propiedades adicionales de cada fruto como la ciruela, que por su alto contenido en fibra mejora la digestión; mientras que el tejocote, la guayaba y el tamarindo son ricos en vitamina C. Otro elemento muy importante que contienen las frutas son los antioxidantes del tipo polifenólico”. A continuación, te contamos más sobre sus increíbles beneficios para la salud.El ponche contra la gripaSegún la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., la vitamina C es esencial a la hora de combatir los resfriados. Aunque se cree que esta vitamina cura la gripe, esto no es verdad. Sin embargo, la vitamina C si te ayudará a disminuir el tiempo que dura la enfermedad. Si quieres que tu ponche sea rico en esta vitamina, recuerda añadir una cantidad grande guayabas y tejocotes.Olvídate del estreñimientoSi quieres decirle adiós al estreñimiento, lo mejor es incluir una buena cantidad de manzana, tamarindo, guayaba y ciruela en tu ponche de frutas, ya que son frutas ricas en fibra.Ponche para acelerar la cicatrizaciónGracias a que la jamaica, el tamarindo, el tejocote, la pera y la manzana contienen importantes cantidades de vitamina C, el ponche mexicano es tu mejor opción si quieres acelerar el proceso de cicatrización. También puedes leer: Conoce todos los beneficios que el té de jamaica tiene para tiUna bebida rica en antioxidantesOtra de las grandes ventajas de tomar ponche de frutas es que contiene una gran cantidad de antioxidantes, pues se prepara con ingredientes ricos en esta molécula, la cual es capaz de contrarrestar los efectos de los radicales libres, una molécula que puede causar enfermedades como el cáncer. Si quieres aprovechar los beneficios que los antioxidantes tienen en el cuerpo, entonces añade bastante tejocote, tamarindo, flor de jamaica, manzana y pera a tu ponche. Recuerda que, aunque el ponche de frutas es una bebida con muchos beneficios, también contiene azúcares, por lo que es recomendable no añadir demasiada azúcar y consumirlo con moderación.Recetas de ponche de frutaAdemás de la tradicional receta de ponche navideño, en kiwilimón también contamos con muchas recetas de ponche, incluyendo algunas con piquete.Ponche Navideño con VinoMargarita Frappé de Ponche de FrutasPonche de Frutas NavideñoPonche Tradicional sin AzúcarPonche de Manzana Canela sin AzúcarPonche de Durazno y Jamaica
“Dale, dale, no pierdas el tino, porque si lo pierdes, pierdes el camino”. ¿Quién no ha cantado estas notas con la alegría de ser el siguiente en la fila para romper la piñata. Y es que las piñatas son inherentes a las fiestas decembrinas, como lo es el ponche o los villancicos. En México, las fiestas navideñas son el resultado del sincretismo entre las fiestas prehispánicas, cristianas y populares. Y las posadas, que se celebran del 16 al 24 de diciembre, son una culminación de procesiones, cánticos y, por supuesto, piñatas. Como señala el Museo de Arte Popular: “En México, antes de la conquista española se celebraba el advenimiento de Huitzilopochtli en el mes Panquetzaliztli, el cual coincidía con la época en que los europeos festejaban la Navidad. Esto hizo que las posadas o jornadas, fueran una de tantas ceremonias de carácter profano-religioso que utilizaron para sustituir los antiguos ritos de los indígenas, por la fe católica. Durante los primeros años de la Colonia la costumbre era concurrir a los atrios; pero los indígenas ya evangelizados y encariñados con las tradicionales ceremonias, las trasladaron a sus casas. Ya en 1808, las posadas se desarrollaban con entusiasmo desbordante, principalmente en la Ciudad de México, en casi todas las familias y con más o menos lujo, según sus posibilidades.” Las posadas son parte de los festejos decembrinos en México. Durante ocho días las iglesias y los patios de las casas se visten con piñatas de cartón o barro muy coloridas, de siete picos o de los personajes en tendencia. Las piñatas aguardan a aquel que va a romperla con un palo que representa la virtud y nosotros nos emocionamos cuando llega nuestro turno para romperla o bien para lanzarnos a la rebatinga para elegir las mejores frutas o dulces con lo que haya estado rellena. ¿Qué significa hacer una piñata?Julio Pérez es la tercera generación de piñateros mexicanos. Su abuelo y su padre le enseñaron el oficio, mismo que él ha conservado durante toda su vida y ha transmitido a sus hijos y nietos. Para él, el secreto de una piñata es que esté hecha con el corazón: “No tengo palabras para describir lo que representa para mí el hacer piñatas, porque cada que haces una, pones un pedacito de tu corazón. Todo lo que aprendiste con el paso de los años lo vas poniendo en cada hojita que vas poniendo o en la combinación que decides utilizar en cada creación”. Julio vende cada año sus piñatas en el Mercado de Jamaica, sobre Avenida Morelos. En su casa, cortan el papel cada vez que se acerca la temporada y las arma junto con su familia ya en el mercado. Cuando no es temporada decembrina, vende flores y fruta, pero su mayor ilusión es cuando llega la temporada de piñatas porque así puede compartir con todos los que los visitan el oficio que le aprendió a su padre y este, a su vez, a su abuelo. En su puesto, uno de los más coloridos de Avenida Morelos, podrás encontrar piñatas de hasta tres metros. Hay de papel y periódico, de olla y de papel picado, de siete, ocho y hasta nueve picos, así como de burritos y tus personajes favoritos. Todas son una delicia a la vista porque son reflejo del corazón de la familia Pérez, que lleva tres años al servicio de la alegría y las piñatas mexicanas. Una probadita de las mejores piñatas Si te gustan las piñatas, visita hasta el 12 de diciembre el patio del Museo de Arte Popular, en Revillagigedo 11, en el Centro Histórico. Aquí podrás ver las piñatas ganadoras de la 15a edición del Concurso de Piñatas Mexicanas del MAP, en el que participaron 230 piñatas de artesanos, colectivos y público en general de todo el país. O bien, atrévete a prepararlas en platillos festivos que serán la alegría de todos en la mesa, como en una rica gelatina de piñata o un pastel de piñata. ¡Disfruta tus posadas con un ponche calientito y no pierdas el tino!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD