7 tips para un buen aliento

Por Kiwilimón - November 2014
No hay nada más desagradable, anti sexy y mata pasiones que el mal aliento…¡iugh! Y lo peor de todo, es que a veces el lavarse los dientes no es suficiente, por eso aquí te dejo 7 tips para evitarlo: -Masticar chicle de menta sin azúcar te ayudará a estimular la saliva de tu boca, y la saliva te ayuda a eliminar los gérmenes o la comida que se ha quedado ahí. -Tomar agua también ayuda bastante, ya que mantiene tu boca hidratada y obviamente la enjuaga de forma natural. -No tomar café, dejar de fumar o no tomar alcohol ayuda a que tu boca no tenga bacterias. -Comer fibra ayuda a que no tengas mal aliento porque muchas veces por mala digestión o estreñimiento provoca que tu boca huela feo. -Dejar de comer alimentos que huelen feo como la cebolla, el ajo, el queso fuerte o atún, por otra parte también dejar las dietas altas en proteínas y bajas en carbohidratos. -Si quieres tener un aliento fresco, sumerge ramas de perejil en vinagre después de esto las masticas y te las comes. También puedes usar hojas de menta. -Puedes probar con tomar vitaminas ya sea de B3 o B6, el complejo B ayuda mucho para evitar el mal aliento. Estas son algunas cosas que puedes hacer para evitar que te huela la boca, obvio no olvides lavarte los dientes después de cada comida, cepillarte tu lengua, usar hilo dental y enjuague bocal.   Ver artículo original Artículo cortesía de Inicio  
Receta de Limonada con Menta y BurbujasLimonada con Menta y Burbujas Receta de Té de menta

Té de Menta

Receta de Agua de Pepino, Lima y MentaAgua de pepino, lima y menta
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Uno de los platillos más representativos y deliciosos de la comida mexicana es, sin duda alguna, el pozole.Con cebollita, chile, orégano, rábanos, lechuga, mucho limón y de pollo, carne, verduras o como lo prefieras, el pozole es el platillo que no puede faltar en la mesa de los mexicanos sobre todo en septiembre, el mes patrio. ¿Pero alguna vez te has preguntado de dónde viene esta tradición?La palabra pozole es una derivación del náhuatl pozolli: potzonalli, apotzontli, que significan espuma o espumoso. En sus orígenes era un plato ritual de los mexicas y se consumía durante las ceremonias nahuas a Xipe Totéc: Nuestro Señor el Desollado. Entre los años 1325 y 152, se preparaba con la carne de los prisioneros sacrificados durante la celebración y se le daba un uso ceremonial, pues era servido sólo a los nobles o sacerdotes.Xipe Totéc era una deidad mexica asociada a la guerra, al maíz y a la renovación vegetal. Para desgranar al maíz había que "desollarlo" y quitarle sus hojas. Así, de la misma forma, para preparar el pozole se tenían que desollar los granos del maíz llamado cacahuacintle. Para lograr esto, ponían los granos a reposar en agua con cal durante algunas horas. Después de la llegada de los españoles, el canibalismo se prohibió y se sustituyó la carne de humano por carne de cerdo y así, el proceso del pozole ha ido cambiado a lo largo de la historia de México. En la actualidad, el pozole es diferente de acuerdo con la región donde se prepara: en el estado de Guerrero se prepara el blanco y el verde, que lleva esa tonalidad por el tomate verde o la pepita molida y en algunos lugares se le agrega chicharrón, mientras que en la Ciudad de México, Sinaloa, Nayarit y Jalisco se consume la variante roja. En algunas otras zonas costeras se le agregan mariscos y pescado. Ya sea que lo prefieras con maciza, de surtida o de pollo; rojo, verde o blanco, estas Fiestas Patrias a la hora de disfrutar un increíble pozole ya sabrás de dónde surgió esta tradición.
Si hay algo que todos anhelamos y queremos alcanzar es la felicidad y pese a que es un concepto ambiguo, todos tenemos nuestra idea de lo que significa.Hoy en día vivimos en un estrés constante, las preocupaciones, la carga de trabajo, deudas, cansancio y demás, que nos pueden consumir y evitar que disfrutemos de los pequeños momentos de la vida.Para que los momentos negativos no abarquen una parte importante de tu día a día, es importante celebrar todas las conquistas que hacemos y todos los retos que conseguimos. Festejar los logros, por más pequeños que sean, mejora la capacidad de crear buenos hábitos, te ayudará a mejorar tus relaciones, a aumentar tu seguridad y autoestima, y te impulsará a alcanzar tus objetivos personales. Conocer la importancia de celebrar los logros es lo que diferencia a las personas que disfrutan la vida, que son aventureras, de las personas que se sienten estancadas en la rutina o en resentimientos por decisiones que tomaron en el pasado.Celebrar implica tomarnos un momento, ponerle una pausa a la rutina y realizar actividades en festejo por algo que sucedió. Es dejar a un lado lo que estamos haciendo para organizar algunas actividades especiales para recordar o aplaudir algo que pasó.Además, hacerlo no tiene por qué implicar un gasto, pues se trata de darte un momento para reflexionar en lo que has logrado. Por ejemplo, puedes celebrar simple y sencillamente preparándote tu comida favorita, leyendo un buen libro, escribiéndote una carta, o hasta arreglándote sin motivo particular.La importancia de celebrar los logros es que nos recuerda que tenemos la capacidad de superarnos, y de que si trabajamos duro por nuestros objetivos llegan cosas buenas. A partir de ahora, festeja todos los logros y explota tu felicidad.
¿Cuántas veces no hemos escuchado hablar del metabolismo, de sus maravillas para bajar de peso y de cómo a medida que crecemos, se va alentando y por eso subimos de peso?Sin embargo, realmente sabemos poco de este proceso y si es en verdad el responsable de que sea más difícil o fácil mantenernos en un peso.¿Qué es el metabolismo?Llamamos metabolismo al conjunto de reacciones químicas que se dan dentro de las células del cuerpo. Estas reacciones son las responsables de transformar todos los alimentos en el combustible para realizar actividades que van desde respirar y moverse, hasta regular la temperatura cuando hace frío o calor, además de que hacen lo posible para que las células estén sanas y funcionando correctamente. Cuando hablamos de tener el metabolismo “lento” o “rápido”, nos referimos a la velocidad con la que nuestro cuerpo realiza todas estas funciones. Y esto sí es importante en lo que respecta a nuestra tendencia a ganar o perder peso. Cuando nuestro metabolismo es más rápido, el cuerpo quema más calorías, incluso cuando no está realizando ninguna actividad física: a esto se le conoce como metabolismo basal, o sea, la energía que nuestro cuerpo consume diariamente para funcionar sin ningún tipo de actividad adicional más allá de las funciones esenciales.Aunque contar con un metabolismo rápido o no depende en gran medida de la genética de cada uno y de otras cuestiones difícilmente alterables como el sexo o la edad, a partir de los 40 años, éste se ralentiza.Sin embargo, es posible acelerarlo con determinados hábitos sobre los que sí podemos incidir.Come cada tres horasCuando pasas mucho tiempo sin comer entre comidas, el nivel de azúcar en la sangre disminuye, lo que provoca que te sientas cansado y fatigado, además de que se ralentice tu metabolismo. Si comes un snack entre comidas no pasarás hambre, consumirás menos cantidad en la siguiente comida y mantendrás acelerado tu metabolismo.Come proteínasNuestro cuerpo tarda más tiempo y necesita más energía para descomponer y digerir la proteína que para procesar otro tipo de alimentos, por lo que gasta aproximadamente 20 o 30% de las calorías que aportan las proteínas en digerirlas estas, en comparación al 5 o 15% que necesita para procesar la grasa o los carbohidratos.Toma caféPese a que hay mucha información contradictoria sobre este tema, el café es una de las pocas sustancias que aceleran el metabolismo y ayuda a la quema de grasas. La bebida es, además, un gran aliado si practicas ejercicio, ya que la cafeína aumenta los niveles de adrenalina y prepara al cuerpo para un esfuerzo físico increíble: hace que las células grasas descompongan la grasa corporal, liberándola como ácidos grasos libres, que usamos como combustible cuando hacemos ejercicio.No sólo con ejercicio se pierde peso. Si sigues estos pequeños consejos en tu dieta y en tu rutina diaria, conseguirás activar el metabolismo para quemar más calorías.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD