8 maneras sencillas de controlar la piel grasa
Consejos de Belleza

8 maneras sencillas de controlar la piel grasa

Por Kiwilimón - Mayo 2015
Cada que te miras al espejo y notas que tu rostro luce con demasiado brillo ¿Qué sientes? ¿Te genera incomodidad o enojo? Tener la piel grasosa suele ser molesto y difícil de manejar porque produce acné, manchas y hasta provoca que tu cara se vea cansada. Marcy Street, dermatóloga certificada por la American Academy of Dermatology, explica que la piel grasa es causada por las glándulas sebáceas que se alteran por diferentes estímulos, como hormonas, humedad, calor e incluso por frotar demasiado al lavarlo. Toma en cuenta que el cuerpo produce naturalmente sebo para mantener la piel hidratada y saludable. El problema es cuando lo hace en exceso y te causa acné, manchas o una mala apariencia. Afortunadamente esto tiene solución. Hay sencillas maneras de controlar el exceso de grasa, según los consejos del químico cosmético Ron Robinson. 1. Lávate las manos antes de limpiarte el rostro. Así proteges tu piel de las bacterias. 2. Enjuaga siempre tu rostro con agua tibia. El agua caliente incrementa la producción de sebo. 3. Aplica un tonificante a base de ácido salicílico o peróxido de benzoilo sólo en la zona grasa de la cara que por lo general es la “T”. Evita su uso en áreas secas. 4. Usa una crema hidratante ligera y libre de aceite, ya que te va a ayudar a recuperar la humedad de la piel. Cuando está seca el cuerpo naturalmente va a producir más grasa. 5. Aplica cosméticos con la etiqueta "no comedogénico", ya que están elaboradoras a base de agua y son libres de aceite. Con ello evitas la aparición de espinillas. 6. Desmaquíllate todas las noches, de lo contrario provocas que los poros se cierren y guarden bacterias. 7. Toma agua durante todo el día. Te ayuda a mejorar la apariencia de tu piel y a devolverle la hidratación. 8. Lleva una dieta rica en alimentos antioxidantes mejora la apariencia de tu piel y mantiene lozana. Come más arándanos, espinacas, zanahorias, así como salmón y atún. Los dermatólogos concuerdan que tener tu cara limpia es la mejor manera de controlar la grasa y el brillo. Así que hazlo en las mañanas y noches. Utiliza jabones o limpiadores suaves. Aunque a veces es difícil luchar contra los efectos de la naturaleza, en este caso de tus genes u hormonas, estos sencillos cuidados te pueden ayudar a tener bajo control el exceso de grasa. Ver artículo original

Notas recomendadas

   
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Semana Santa siempre es un pretexto para darle una vuelta de tuerca al menú cotidiano. Más mariscos, platillos y dulces típicos, y recetas sin carne hacen de esta temporada una delicia para chicos y grandes.Para que vayas ampliando tu recetario de comida de Cuaresma, te presentamos las mejores recetas para preparar en Semana Santa:Pescado empapelado a la mexicanaUna receta económica y fácil de preparar. Pocos ingredientes, sin mucha preparación ni tiempo de cocción, además de ser bajo en calorías. Ideal para quienes no quieren pasarse las vacaciones cocinando.Camarones a la hawaianaUna receta que nos recuerda el clima tropical con trocitos de piña y una deliciosa salsa chipotle. Un platillo exótico para paladares aventureros. Recuerda que debes cocinar los camarones solo durante unos 10 minutos. Si te pasas, pueden quedar secos o duros. Sandwich de atún cremosoAntes de que descartes esta receta déjanos decirte que este no es el típico sándwich de atún. El toque especial que le dan el yogurt griego y el pan de arándano hace que tenga un sabor diferente. Una alternativa ligera para comer antes de pasear o durante un día de campo.Ensalada cremosa de salmónEsta ensalada se convertirá en la favorita de la temporada gracias su combinación de sabores, sin contar que es rica en Omega 3 y Vitamina B12. Fácil, rica y saludable. ¿Te asustan las calorías? ¡Despreocúpate! La textura cremosa de esta ensalada se debe al delicioso yogurt griego, un alimento naturalmente bajo en grasas. Ensalada caliente de lentejasNo importa que sean de los alimentos típicos de Semana Santa, las lentejas siempre pueden sorprenderte. Dales un giro y prepáralas con un poco de pimiento morrón y jitomate cherry. Ahórrate unos minutos usando lentejas enlatadas. Sopa de rajas con eloteLas recetas sin carne no tienen que ser aburridas. Esta sopa te dejará sin palabras por lo fácil de su preparación y su delicioso sabor. Atrévete a probar una nueva versión de las clásicas rajas con elote.CapirotadaPor supuesto que no puedes pasar la Semana Santa sin un buen plato de capirotada. Aunque hay miles de maneras de prepararla, te compartimos la tradicional receta que satisface hasta al más quisquilloso. El cierre perfecto después de una típica comida familiar. La capirotada remonta sus orígenes a la época del imperio romano, en el siglo IV y principios del siglo V,  pero es en la cocina española donde adoptó el nombre de  "Almondrote". En aquel entonces, este tradicional platillo de Semana Santa se asimilaba solo en la base principal a la que conocemos actualmente, donde el pan era remojado en capas acompañada de caldo y carne de perdiz asada.Guayaba en almíbarUna excelente fuente de vitamina C hecha en un delicioso dulce. La mejor opción de un postre ligero después de los grandes menús que suelen prepararse en estas fechas. En lugar de usar azúcar sustitúyela con algún edulcorante para preparar una versión baja en calorías. ¿Se te antojó alguna de estas recetas? Cuéntanos qué recetas sueles preparar en la temporada de Semana Santa.
Los amantes del pescado y los mariscos son felices en esta época del año porque los menús en el hogar suelen tener varias opciones con estos alimentos. El único detalle es que estos ingredientes suelen ser bastante “chismosos” por lo que, incluso días después de haberlos preparado, su aroma sigue presente en la cocina. No trates de esconder los olores perfumando toda tu casa con aromatizantes artificiales. Estos remedios naturales te ayudarán a quitar el olor a pescado de manera rápida y sencilla:Agua y Vinagre: Pon a hervir en una olla dos tazas de agua con una taza de vinagre. La evaporación de esta mezcla ayudará a disminuir el olor a pescado. También puedes agregar canela, romero o tu esencia favorita para sustituir el aroma por uno más agradable.Pasta dentalOk, no es deseable que tu casa huela a pescado, pero ¿qué pasa cuando son tus manos las que están impregnadas con el aroma de tu comida? La manera más sencilla de eliminar el olor a pescado de tus manos es frotándolas con pasta dental (si tiene sabor a menta, mejor).Bicarbonato y LimónEnjuaga muy bien todos los utensilios y ollas que hayas usado, y después frótalos suavemente con una mezcla de bicarbonato de sodio y limón. Deja que actúe un par de minutos y después enjuaga nuevamente. Al finalizar puedes lavar tus trastes como sueles hacerlo.SolAunque no lo creas, a veces es buena idea asolear tus utensilios de cocina, sobre todo después de preparar platillos con alimentos con olores fuertes. Retira los residuos de comida y enjuaga muy bien las ollas antes de sacarlas. Déjalas una media hora y después lávalas con agua y jabón.DesinfectanteMuchas veces lo más preocupante de hacer recetas con pescados o mariscos no es el olor, sino las bacterias que pueden quedar en la cocina. Asegúrate de eliminar todos los residuos, limpiar bien las superficies y finalmente higienizar toda la cocina con desinfectante. Granos de Café:Cuando ya has limpiado y desinfectado cada centímetro de tu cocina, pero aún puedes oler el pescado del fin de semana, el café puede ayudarte. Coloca un envase con granos de café (si está recién tostado, mucho mejor) y déjalo abierto toda la noche en la barra de tu cocina. Deja de preocuparte por los olores de tu cocina. Pon en práctica estos tips para disfrutar las mejores recetas con pescados y mariscos sin dejar evidencia por días.Deliciosa Cazuela de MariscosTostada de Camarón al PastorPizza Fácil de Atún al PastorHuachinango a la Jamaica
Congelar tu comida puede cambiarte la vida. Eso es cierto. Sin embargo, hay algunos alimentos que no debes guardar en el congelador porque podrías afectar su consistencia. Conoce cuál es la comida que debes mantener fuera del congelador.Verduras verdesLa lechuga, kale, apio, espinaca pierden su natural textura crujiente cuando se almacenan en el congelador. Por si fuera poco, su sabor también pierde mucha intensidad cuando las hojas verdes son sometidas a temperaturas bajo cero. Además, como algunas tienen grandes cantidades de agua, pasan por el temido efecto de qudar "quemados"; que quiere decir que su consistencia se volverá un poco arrugada y escurrirán demasiado. Algunos lácteosLa leche, el queso suave, el yogurt y la crema jamás deben congelarse. Y la razón es muy sencilla. La grasa presente en estos alimentos tiende a separarse cuando se congela, entonces al entrar en temperatura ambiente el resultado es una sustancia un tanto desagradable. Aunque puedes usar los lácteos descongelados para cocinar, te aseguramos que no se te antojará comerlos solos.  Alimentos fritosLas papas a la francesa o el pollo frito jamás deben meterse al congelador. Las bajas temperaturas hacen que la textura crujiente se convierta en una consistencia suave y aguada. Además, este proceso hace que el aceite se impregne aún más en los alimentos, por lo que será más difícil quitar el exceso de grasa con toallas de papel.HuevosUn gran error que se comete muy seguido es el congelar los huevos cuando están aún dentro del cascarón. Recuerda que los líquidos se expanden al congelarse, por lo que los huevos pueden explotar y estar expuestos a las bacterias. En caso de que necesites guardar huevos en el congelador, rómpelos y ponlos dentro de recipientes herméticos.PapasAl igual que las hojas verdes, las papas pierden mucha textura cuando se congelan. Si quieres preparar papas fritas, nunca las congelen antes de hacerlas. En caso de que vayas a hacer sopas o caldos, no importa mucho el cambio en la consistencia de las papas.Frutas y verduras crudasEl alto contenido de líquido que tienen las frutas y verduras sin cocer hace que sean alimentos prácticamente prohibidos en el congelador. Solamente te recomendamos que congeles las frutas cuando vayas a preparar un licuado o un smoothie.Arroz y pasta No arruines un delicioso plato de arroz o pasta al guardarlo en el congelador. A menos que quieras recalentar un platillo de consistencia aguada, mejor mantén alejados el arroz y la pasta de esta parte del refrigerador.Estas recetas te podrían interesar:Pasta cremosa al cilantroPescado con papas a la cremaPapa al horno con champiñones Deliciosos huevos divorciados
En la cocina existen muchas técnicas que pueden elevar el nivel de un platillo en solo unos pasos, y el empanizado es definitivamente una de las más importantes. Empanizar unos filetes, unas tortitas o unas piezas de verdura hace que hasta la receta más sencilla se transforme en un platillo con una variedad de sabores y texturas mucho más interesante. Dale un toque especial a tus recetas con estas formas para empanizar.HarinaEsta es la versión más conocida (y fácil) para empanizar. Básicamente lo que debes hacer es colocar la carne (o lo que sea que vayas a empanizar) dentro de un plato con harina y cubrirla bien para que se forme una capa ligera. Inmediatamente después hay que pasarla por huevo y otra vez por harina.Pan molidoAunque es una técnica muy similar a la anterior, con esta versión se obtiene una textura más crocante. Lo primero que hay que hacer es moler un poco de pan y colocarlo dentro de un plan extendido. Después, los pasos son los mismos: harina, huevo y al final el pan molido. Para que quede bien el empanizado el pan debe estar bien adherido a la superficie con el huevo.CerealesUna forma muy original y por supuesto muy saludable de empanizar es sustituir la harina o el pan con cereales. Pon dentro del procesador una taza de avena y tritúrala sin que quede completamente pulverizada. Para esta versión de empanizado solo necesitarás el huevo y el cereal que vayas a utilizar.Frutos secosOtraopción para un empanizado gourmet es usar frutos secos, como nueces, cacahuates o almendras. En este caso puedes usar una licuadora, mortero, procesador o simplemente un cuchillo para picar los frutos. A diferencia de los otros tipos de empanizado, en esta versión no se busca conseguir una capa uniforme, sino una textura más crocante, así que no debes preocuparte por moler perfectamente los frutos.  SemillasFinalmente, una opción diferente para empanizar son las semillas. Mientras que en las otras ersiones se necesita huevo para fijar el empanizado, en el caso de las semillas puedes usar algún líquido o salsa (miel, mostaza, salsa de soya) para adherirlas a la superficie del alimento.Recomendaciones generalesSin importar qué método elijas para empanizar, te sugerimos considerar estas recomendaciones para obtener un mejor resultado:Usa aceite bien caliente para que los alimentos no absorban demasiada grasa.Siempre deja que los alimentos empanizados escurran sobre una servilleta de papel para retirar el exceso de aceite.Bate las claras primero y después agrega las yemas para que el empanizado quede un poco más esponjoso.Prueba tu nueva técnica, con estas recetas fáciles: Croquetas de Papa Rellenas de Queso con TocinoAlitas Crujientes PicositasCroquetas de Camarón con Salsa de Habanero
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD