Administra tus hábitos alimenticios

Por Kiwilimón - Octubre 2012
Es deber y tarea de todos administrar los hábitos alimenticios. Sabemos que cambiar los hábitos alimenticios es una tarea difícil, sobretodo si estamos acostumbrados a comer de cierta manera desde hace muchos años y además si lo que consumimos son alimentos que nos encantan. Administrar nuestros alimentos no quiere decir que no vamos a poder comer lo que nos gusta. Es importante para todas las personas contar con hábitos alimenticios saludables. Aunque a veces parece imposible por las actividades que vivimos día a día, debemos saber las consecuencias de no llevar un estilo de vida sano y todo empieza por nuestra alimentación. Primero que nada debemos programarnos mentalmente y saber que todo cambio es para mejorar. Lo podemos hacer primero que nada marcando las horas en las que vamos a consumir los alimentos, debemos programar por lo menos tres comidas al día y se debe agregar una colación entre cada comida. Una vez que sabemos a qué hora vamos a comer debemos analizar qué es lo que vamos a comer y en qué cantidad. Llevar una dieta balanceada significa que podemos ingerir todo tipo de alimentos que se encuentren en la pirámide alimenticia siempre y cuando no nos excedamos en uno y otro grupo de alimentos, por ejemplo: mucha carne. El principal objetivo es mejorar nuestra salud, con esto no solo nos sentiremos mejor, sino que a la larga, podremos prevenir la aparición de enfermedades crónico-degenerativas que repercuten en la calidad de vida. Tres consejos que te damos para empezar son:
  1. Toma más agua. No por nada se hace tanto hincapié en que se deben tomar mínimo dos litros de agua al día. Tomar agua nutre nuestro cuerpo y lo hidrata. Notará los cambios desde como luce tu piel.
  2. Come ensaladas. Las ensaladas no deben comerse solamente cuando estamos a dieta. Lo importante e interesante de las ensaladas es que por sus ingredientes podemos encontrar gran cantidad de nutrientes, podemos integrar de todos los grupos alimenticios alguna porción para que este rica y muy nutritiva.
  3. Desayuna. Ya sea que lo compres o que tú mismo lo hagas, es importante siempre empezar el día con un rico y nutritivo desayuno. Hay gran variedad de donde escoger, desde un licuado hasta algo más elaborado.
  Te recomendamos deliciosas recetas fáciles de preparar, para tomar en forma estos consejos y empezar ahora con el cambio de nuestros hábitos alimenticios.  (es muy recomendable hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma)   Granola con coco y miel. Esta rica granola casera está hecha con avena, coco, almendra, jugos de frutas, fruta deshidratada y miel. Una delicia. Yogurt, granola y frutos del bosque. Este desayuno es delicioso e ideal para comenzar un buen día. También se puede servir esta receta como postre cambiando el granola por merengues. Ensalada de brocoli y jicama. Deliciosa ensalada de brocoli con jícama, la combinación perfecta. Ensalada verde con aderezo de menta y limón. Esta fresca ensalada es ideal para un caluroso día de primavera o verano. Lo ácido del limón, lo fresco de la menta y lo dulce del endulzante logran el balance ideal que da vida a los vegetales. Ensalada de elote con frijol y chipotle al grill. Esta rica ensalada de frijoles con elotes, cebolla morada y pimiento rojo a la parrilla es deliciosa. La puedes llevar a un picnic o para un lunch en la oficina.    

Para conocer más recetas de diabetes, haz click aquí.

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Flores de cempasúchil en vasitos de vidrio. Dos panes de muerto junto a restos de azúcar desperdigada. Una ollita, la más pequeña de la alacena, llena de mole al que ya se le hizo una capa de nata. Papel picado descolorido por las gotas de un caballito de tequila que se derramó. Hasta arriba, la foto del pariente fallecido observándolo todo: la abundancia o la escasez de la ofrenda, el faltante de huesito en el pan. Esta escena se repite cada año en el altar de muertos. Esta es una escena de tradición mestiza.No sé si fue Coco, no sé si fue James Bond. Esta costumbre mitad prehispánica, mitad española, ha resurgido con fuerza en los rincones de las salas mexicanas. Fray Bernardino de Sahagún, en la Historia general de las cosas de la Nueva España, ya relataba que los aztecas eran dados a hacer festejos a los muertos. El altar recordaba el viaje de cuatro años que el difunto debía emprender, camino a Mictlán, el reino de los muertos. Como en casi todas las religiones y creencias, no había altar sin una ofrenda, y como en casi todo ofertorio, siempre había algo de comer.Según me cuenta el licenciado José N. Iturriaga, historiador y escritor, había un ingrediente infaltable en los altares prehispánicos: los tamales envueltos en hojas de totomoxtle. También había agua para ayudar al alma del muerto a sortear el camino lleno de peligros. Luego, con la evangelización, las costumbres católicas como el rito a los santos y la fermentación del trigo se fueron mezclando con las costumbres locales. El altar es mestizaje puro. Por ejemplo, están las flores endémicas como los cempasúchiles, los frijoles, el tequila –que, aunque tiene denominación de origen, no existiría sin la destilación, originaria de Asia–. El mole es un plato barroco, resultado del intercambio con África del Norte, España, el sudeste asiático... El pan de muerto es fruto del sincretismo del pan de ánimas que se hace en Segovia o de los huesos de santo, un postre de pasta de almendra español cuya presentación recuerda a los relicarios. Así como el origen del altar es diverso, también lo es la celebración: “El 1 de noviembre, día de Todos los Santos, fue un día para celebrar a los santos que no tenían fecha y se instauró en el siglo séptimo; el Día de Muertos lo estableció el Papa Bonifacio IV en la Abadía de Cluny Odilón”, explica Iturriaga. Esto sucedió en el siglo X –claramente, mucho antes de la Conquista– con el objetivo de que los fieles hicieran oración por los muertos. Para los que injurian contra el Halloween asumiendo que es una falsificación de nuestra fiesta, Iturriaga cuenta que la palabra viene de All hallow’s eve, que es otra forma de nombrar “todos los santos”. La celebración data de épocas medievales y fueron los irlandeses quienes la llevaron a América. Lo de los Frankenstein y los dráculas, eso sí ya es regalo de Estados Unidos –y, bueno, de Mary Shelly y de Bram Stoker–.La simbología del altar es naturalmente mexicana. Una ofrenda que se respete debe tener todos sus componentes: agua, tierra, calaveritas de azúcar, flores, alimentos, vela y copal para guiar al muerto hasta el altar. Para Iturriaga tampoco debe faltar el alimento raíz que nos conecta con nuestros ancestros: el tamal. Los tamales son piezas individuales que se preservan bien y aguantan bien la intemperie –recordemos que muchos altares viven en los cementerios– y lejos de un simbolismo específico, provienen de “El grano madre que moldea una cultura. El alimento más icónico”. Nuestra creencia es única: por un día en el año tenemos de regreso a casa a ese familiar que queremos tanto, a ese ser que admiramos mucho y que nos hace falta. Olvidamos el miedo que nos dan los fantasmas, en otros días menos festivos del año, para esperar que nuestro ser amado atraviese el cielo o el mundo paralelo para comer, beber y fumar. Eso sí, no cometan el error de olvidar los cerillos. Para honrarlos, aquí comparto la sección en la que pusimos toda esa comida que les puede gustar.
México se distingue mundialmente por la calidad de su cacao y el conocimiento milenario de sus usos y propiedades. Por ello, es digno de celebrarse la llegada de un proyecto cuya intención es apoyar a los productores de cacao en Tabasco, Chiapas y Yucatán. Se trata de Chocolanté, la línea de chocolates de Puratos (fundada en 1919), dirigida a profesionales y amateurs de pastelerías, panaderías y chocolaterías de especialidad, elaborada con cacao 100% mexicano y con una certificación “Cacao Trace”. Esta última realiza una trazabilidad exacta desde el grano hasta la barra de chocolate. Es la primera vez que una empresa internacional realiza un proyecto al 100% con cacao mexicano, con un centro de investigación del cacao criollo mexicano para protegerlo, asegurar más chocolate para el mundo y una mejora en la vida de los agricultores mexicanos, asegurando un pago justo por el grano de cacao.La plantación Tikul, en Yucatán, inició actividades en 2009 y se perfiló como el primer cultivo de cacao en su tipo en el estado. A partir de este plantío se creó Choco-Story México, un espacio cultural, enfocado en mostrar la trascendencia histórica y cultural de este alimento, además de resaltar los atributos medicinales y alimenticios del cacao, una semilla apreciada y valorada desde hace miles de años por diversas civilizaciones. Choco-Story Uxmal, inspirado en la antigua Hacienda Uxmal, forma parte de un circuito de museos situados en diferentes ciudades europeas como Praga, Brujas, París, Bruselas, Nueva York y Beyrouth bajo la misma temática de mostrar al mundo la relevancia de los mayas y los aztecas, primeros en descubrir las bondades y propiedades alimenticias del cacao.En su presentación en México, los tres guardianes del cacao, Mario Concepción Burgos, agricultor, miembro de una familia en la que por generaciones se han dedicado a la siembra del cacao en el estado de Tabasco, Jesús Valenzuela, ingeniero agrónomo, responsable del control de la fermentación y calidad del cacao en Comalcalco, y Mathieu Brees, “Chocolatier”, de origen belga y fundador de la marca Ki’Xicolatl cuyo máximo interés ha sido poner en relieve la gran calidad del cacao mexicano, expusieron el origen y los beneficios para profesionales de la utilización de Chocolanté.Instagram: @puratosmexico / @chocolante.mx
La comida es un elemento universal en todas las culturas del mundo pero, ¿alguna vez te habías preguntado de dónde vienen los ingredientes que utilizas para cocinar? En este Mes de la Herencia Hispana queremos aprovechar para mostrarte estos 7 ingredientes de origen hispano que seguro tienes en tu cocina. La papa Pastel de papas, tortilla de papas o puré de papas, este importante alimento es consumido a nivel mundial y curiosamente hallamos su origen hace más de 8,000 años en la cordillera de los Andes. ¿Sabías que la papa viene de Perú? El aguacate En Estados Unidos y Canadá el aguacate se ha convertido en el alimento favorito de muchos y no hay que olvidar que es orgullosamente mexicano, aunque también se ha cultivado en otros países de América Central. La piña Durante la época de la conquista, se encontró a la piña cuando los indígenas del Caribe las colgaban en las entradas de sus bohios para recibir a los conquistadores españoles en señal de hospitalidad. Ahora nadie puede resistir su delicioso sabor. El chocolate ¿Qué sería de la repostería sin el chocolate? Este imprescindible ingrediente viene del cacao, planta cultivada desde hace 3000 años en el sur de México y Guatemala. El maíz El maíz es, por supuesto, el corazón de prácticamente toda la gastronomía latinoamericana, ya que nunca falta en platillos como tacos, tamales, bebidas prehispánicas y mucho más. Este ingrediente de herencia hispana nos llena de orgullo y de sabor. El jitomate El jitomate, también conocido como tomate en algunos países, es indispensable para cocinar entradas, guisados y ensaladas. Algunos localizan su origen en el litoral peruano y otros al sur de México, pero de cualquier modo le debemos mucho por su sabor y diversos nutrientes. La vainilla La esencia de vainilla es un ingrediente de origen hispano que no puede faltar en tu cocina para darle un toque dulce al pan, a los pasteles y hasta a los licuados. Pues resulta que esta maravillosa plantita, es la única orquídea que produce un fruto comestible y es nativa de las selvas tropicales de México y Centroamérica. Recuerda reflexionar la próxima vez que prepares tu platillo favorito en cómo estos ingredientes hispanos han impactado la manera en que cocinas.
Tierra natal de Óscar de la Renta y del padre de Cardi B, vecina de Haití y Puerto Rico y creadora del Mama Juana, República Dominicana tiene muchísimo que ofrecer histórica, cultural y gastronómicamente.Si tienes la fortuna de poder visitar este país caribeño, no te puedes perder estos deliciosos guisados, que son muy representativos en la isla.Pollo guisadoEl pollo guisado al estilo dominicano es un platillo económico que se ve cualquier día en la mesa de una familia, perfecto para el almuerzo. Se prepara con limón, cebolla roja, jitomate, pimiento morrón y ajíes, y se sazona con ajo, azúcar, orégano y pimienta. También puede prepararse con carne de res, pero el pollo es mucho más barato.La banderaLa bandera dominicana es el plato de almuerzo tradicional en el país. Este platillo de identidad lleva arroz, habichuelas y carne, cuyos colores, se dice, representan los de la bandera de República Dominicana, claro, con un poco de licencia poética para el azul, representado por la carne.MangúEn República Dominicana, como en muchos otros países de América Latina, el plátano es un ingrediente principal en la cocina, así, el mangú es un puré de plátano que usualmente se come en el desayuno, acompañado de queso, huevos y salami frito. Todo el plato en conjunto es conocido como los Tres Golpes.SancochoEl sancocho se suele prepara para celebraciones u ocasiones especiales y consiste en un caldo de carne de res con tubérculos como ñame y yuca, pero nunca papa. Su cocción es larga y a baja temperatura, con la cual toma un color marrón anaranjado.ChambreOtro caldito hecho con arroz, legumbres y carne, el chambre es un guisado espeso, que usualmente se prepara con las sobras del almuerzo del día anterior, porque en los países latinos nunca desperdiciamos nada. Por lo general lleva chuletas ahumadas, longaniza, habichuelas rojas, guandules, auyama, arroz y verduras.*Con información de Cocina Dominicana
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD