Alimentos para quemar grasa
Consejos de Belleza

Alimentos para quemar grasa

Por Kiwilimón - Junio 2013
Quemar grasa no debe ser difícil, lo difícil radica en que tenemos que ser constantes y cuidar lo que comemos. No se trata de privarnos de alimentos, se trata de aprender a balancear la comida de acuerdo a los requerimentos de nuestro cuerpo. Hemos platicado ya en muchas ocasiones sobre alimentos que tienen grandes beneficios a la salud de las personas y como te has podido dar cuenta muchos son frutas, verduras, cereales, etcétera. Queremos decirte que para quemar grasa, existen más alimentos que pueden ayudarte. Sigue leyendo para informarte cuáles son, además te damos una receta de cada ingrediente para que te pongas manos a la obra y quemar grasa cuanto antes! (tienes que hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación)

Alimentos para quemar grasa

1. Especias Para quemar grasa no necesitas comer siempre verduras al vapor, experimenta nuevas sabores con los condimentos. Existen muchas especias alrededor del mundo, algunas hasta definen la gastronomía del lugar. Empieza a cocinar con los condimentos, muchos de ellos tienen propiedades que aumentan el metabolismo, además de agregar mucho sabor a tus platillos. Por ejemplo: la semilla de mostaza te ayudan al metabolismo, el jengibre te ayuda con la difestión, el ginseng aumenta tu energía, la pimienta negra ayuda a quemar calorías, la cúrcuma a romper la grasa del cuerpo. Así qué esperas? empieza a cocinar deliciosos platillos con todo tipo de especias. Pastel de jengibre. Este pastel de jengibre es delicioso con crema batida.   2. Nueces Las nueces son un alimento que todos los planes dietéticos contienen. Comunmente conocidos como frutos secos, son un amigo muy importante para los vegetarianos gracias a su contenido nutricional. Son alimentos que con una pequeña cantidad diaria de almendras, nueces, avellanas, etcétera, pueden ser un boadillo que te hará sentir muy bien siempre. Te recomendamos que utilices estos ingredientes en tus recetas favoritas como postres, botanas, ensaladas y guisados en general para que empieces a aprovechar las buenas grasas que contienen y dan mucho sabor a tus platillos. Pollo con nueces de la india. Este platillo de pollo picante con nueces de la india es típico de China y se puede servir con arroz blanco o con noodles.   3. Quinoa La quinoa se está poniendo de moda en la gastronomía, antes los vegetarianos era muy común que la consumieran pero dada a sus características y valores nutricionales se han incrementado exponencialmente los lugares en donde se crean increíbles platillos. Este es un sustituto ideal en lugar del arroz y te ayudará a que tus comidas no tengan tantas calorías. La quinoa además te ayudará a sentirte satisfecho cuando la comes, por lo que la cantidad de alimento será menor, no tiene muchas calorías y ocupa un lugar muy bajo en el índice glucémico. Quinoa confeti. La quinoa confeti es una receta fácil, divertida y nutritiva.   4. Frijoles Los frijoles no solo son muy populares en la gastronomía mexicana, también ayudan a regular los niveles de azúcar en la sangre, además de la digestión debido a su alto contenido en fibra. Les recomendamos los frijoles orgánicos, puedes incluirlos en tu siguiente comida para reemplazar algunos alimentos con más carbohidratos como el pan. Ésta es una de las razones por los que los restaurantes sirvan como guarnición un poco de frijoles, la siguiente vez, no los dejes en el plato! Pastel de frijoles negros (sin harina). Esponjoso pastel de frijoles negros sin harina. Prueba esta rica receta para hacerla a tu familia.   5. Clara de huevo Los huevos son una buena fuente de proteína, es por eso que existen muchos desayunos con huevo. Es cierto que las yemas tienen alto contenido de grasa, por eso no se recomiendan en una dieta, las claras son saludables, así que cuando ya te encuentres en tu peso ideal, puedes empezar a incluir poco a poco la yema. Omelet de claras con espinaca y jitomate. Rica receta saudable para hacer de desayuno o hasta de cena. Claras de huevo batidas con espinacas, jitomate deshidratado y albahaca.   6. Hongos Si vas a comer pizza, puedes reemplazar alguna carne fría como el salami o las salchichas por los hongos, así, además de que serán menos calóricas el aumento en la ingesta de setas te darán una comida baja en calorías y llena de vitaminas. Existen muchas variedades de hongos, no importa cuál elijas a la hora de comer, lo importante es que los empieces a incluir en tu dieta diaria ya que te ayudarán a perder peso. Hongos con tomillo. Estos hongos con tomillo son muy ricos para acompañar una carne asada.   7. Lentejas Las lentejas están ganando cada vez más popularidad en cuanto a una alimentación sana se trata. Contienen mucha fibra que te ayudará a sentirte bien entre comidas y ayudará a que los niveles de azícar en la sangre se regulen mejor. Los vegetarianos consumen lentejas como una fuente de proteína muy alta y las sirven como guarnición. Además te ayudan a mantener el colesterol bajo control y ayudan a procesar los carbohidratos de forma más efectiva. Sopa de lentejas con verdura. Esta deliciosa sopa de lentejas lleva verduras como zanahoria, apio, poro y cebolla. Todo va cocinado en un caldo con pasta de tomate y se espolvorea con queso parmesano.   8. Chile Si eres de los que les gusta la comida picante, esto te drá mucho gusto. Los chiles como el habanero, chipotle y jalapeño te pueden ayudar a perder peso ya que contienen capsaicina, que proporciona beneficios sobre la misma línea. Elotes con chile y limón. Deliciosa receta de elotes a la parilla con mayonesa, chile y limón. Ideal para las posadas o todo tipo de fiestas.   9. Té verde Como lo publicamos la semana anterior el té verde tiene muchos antioxidantes que pueden ayudarte pero también gracias a las catequinas, el té verde puede ayudarte a quemar más calorías como la grasa. No todos los tés continen lo mismo y es por eso que éste es tan popular, no está tan procesado, conserva muchos nutrientes, antioxidantes y todo lo que beneficia al cuerpo humano con su consumo. Pastel de té verde. Para un sabor original en tus fiestas y obtener beneficios a tu salud, prepara esta increíble receta de pastel de té verde que te encantará.   10. Canela La canela es una especia muy rica, utilizada principalmente para los postres y bebidas pero no debemos subestimarla, ya que puedes llegar a perder peso con solo añadir un poco de canela a tu dieta diaria. La canela ayuda a regular los niveles de glucosa en la sangre, por lo que desempeña un papel muy importante en la dieta. Puedes consumirla en polvo o entera para darle más sabor a tus comidas. Roles de canela y nuez. Una muy rica receta de roles de canela.   11. Salmón Tal vez lo hemos repetido mucho, pero es necesario incluir en la dieta de las personas el salmón, tiene alto contenido en ácidos grasos como el omega-3. Además de ser un alimento ligero, rico y versátil para preparar de muchas maneras diferentes. Canapes de salmón. Esta rica y muy sencilla receta se puede utilizar para fiestas, comidas, y eventos.   12. Yoghurt Griego El yoghurt griego es muy buendo y está recibiendo mucha atención últimamente, esto es porque tiene buena cantidad de proteína y contiene menos azúcar que el yoghurt normal. Esto no es para reemplazarlo por completo, es mejor aprender a sustituir algunos alimentos por el yoghurt griego, como la crema agria, de esta manera estarás reduciendo las calorías y grasa de las recetas. Mousse de fresa en salsa de fresa. Esta exquisita receta de mousse de fresa con una rica salsa de fresa es súper rica y podrás disfrutarla gracias a la chef Martha Brockmann que la trae para ti.

Si quieres conocer todas las recetas que tenemos para ti, haz click aquí

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si haces el mandado el fin de semana, y para el martes o miércoles los plátanos y aguacates ya se han echado a perder, tal vez el problema no es que no sepas elegir tus alimentos, sino que no sabes cómo guardarlos. Descubre las mejores formas de conservar tus frutas y verduras en buen estado por más tiempo.Algunos alimentos (al igual que las flores) producen un gas llamado etileno. Este gas hace que las frutas y verduras maduren más rápido. Para evitar que tus frutas y verduras se echen a perder en poco tiempo, separa los aguacates, plátanos, kiwis, mangos, papayas y tomates de las manzanas, espárragos, zanahorias, pepinos, lechugas, papas y melones.Existen verduras o frutas climatéricas (como el aguacate, durazno, higo, kiwi, mamey) y no climatéricas (por ejemplo, aceitunas, fresa, cereza, arándano). La diferencia entre estas dos es que las primeras pueden comprarse sin estar aún maduras, mientras que las segundas deben adquirirse cuando ya están maduras. Si los alimentos climatéricos aún no están listos para comerse, déjalos fuera del refrigerador y espera hasta que maduren para guardarlos.El apio requiere cuidados especiales. Para que dure más tiempo fresco, crujiente y con un verde intenso lo mejor que puedes hacer es envolverlo en papel aluminio. Después, solo tienes que guardarlo en una sección del refrigerador en la que nada más pueda aplastarlo. papayas y tomates de las manzanas, espárragos, zanahorias, pepinos, lechugas, papas y melones. Las papas en realidad no requieren refrigeración. Solo debes guardarlas en un lugar fresco, seco y sin luz. Nada  más te recomendamos estar muy al pendiente y no olvidarlas, ya que cualquier gota de humedad puede provocar un brote y convertir tus papas en unas plantitas.La lechuga, kale, espinaca y ese tipo de alimentos no tienen la misma caducidad que otras frutas y verduras. Aunque lo ideal es que las consumas uno o dos días después de comprarlas, también puedes extender su tiempo de frescura envolviendo las hojas en una toalla de papel y después guardándolas dentro de una bolsa de plástico.Los hongos son muy delicados, por lo que no duran mucho tiempo después de cortarlos. Para evitar que se echen a perder debes guardarlos en un lugar fresco y seco. Recuerda que es muy importante mantenerlos alejados de la humedad, ya que esta hace que se acelere el proceso de descomposición de los champiñones.Uno de los errores más comunes que cometemos es poner los tomates en el refrigerador. Para conservar en buen estado los tomates por más tiempo hay que ponerlos en un recipiente a temperatura ambiente. Ten presente que las frías temperaturas del refrigerador afectan el sabor y la textura del tomate, así que lo mejor es tenerlos en la barra de la cocina, lejos de las fuentes de calor y de la luz directa del sol. Aplica estos tips en casa y verás cómo te duran más tus frutas y verduras.
Trata de recordar la última vez que fuiste al súper mercado. ¿Cuántos de los productos que viste tenían en su etiqueta una leyenda que decía “gluten free” o “sin gluten”? Tanto se ha hablado de este tema que muchas personas están haciendo ajustes a su alimentación para dejar de  consumir gluten. Pero, ¿es esto realmente necesario? ¿Todas las personas deben evitar el consumo de gluten? ¿Cuál es el problema con este? Esto es lo que debes saber del gluten.¿El gluten es malo?Para empezar, quítate de la cabeza que el gluten es algo malo. El gluten no es un aditivo o un componente añadido de manera artificial a los alimentos. Simplemente se trata de una proteína que está presente en ciertos cereales, como el trigo, el centeno y la cebada. La moda en el consumo de alimentos libres de gluten se debe a que no todas las personas son capaces de digerir y eliminar esta proteína. Pero no tiene nada que ver con un tema de calidad en los productos o problemas con los alimentos.¿Debo dejar de comer gluten?No necesariamente. En realidad, la mayoría de las personas pueden comer sin problemas alimentos que contengan gluten. Solamente se sugiere evitar su ingesta cuando las personas presentan ciertos síntomas. Los más comunes son la inflamación y el dolor en la zona del estómago, anemia y obstrucción intestinal. Jamás debes de hacer ajustes radicales en tu alimentación, como dejar completamente de consumir harinas, solo porque crees que tienes algún padecimiento. Si sospechas que podrías ser intolerante al gluten, debes someterte a algunos estudios para obtener un diagnóstico seguro.¿Soy alérgico al gluten?No vayas a creer que por sentir un poco de inflamación después de comer una pieza de pan ya eres celiaco. Aunque por lo general las personas intolerantes al gluten padecen diarrea o dolor abdominal, hay algunas que ni siquiera presentan reacciones. De igual manera, la enfermedad puede estar de manera latente, es decir, que no aparece hasta la edad adulta, aunque ya se tenga desde la niñez. Para determinar si eres o no alérgico al gluten deben realizarte un análisis de sangre y biopsias en el intestino delgado. ¿Qué puedo comer si fui diagnosticado con celiaquia?Debes evitar todos los alimentos que estén hechos con trigo, cebada o centeno. Esto significa que la pasta, pan, tortillas de harina, bollería, pasteles, cervezas y ciertos aliños o salsas están prohibidos. Una manera más sencilla de elegir tus alimentos es revisando las etiquetas. Por ley deben incluir información sobre sus componentes y la posibilidad de incluir rastros de gluten.Estas son algunas recetas fáciles y ricas que no contienen gluten: Pan de quínoa con chía y glutenPastel azteca con polloPan de elote sin harinaHotcakes de zanahoria sin harina
Si sigues nuestro blog, seguramente ya sabes que existen diferentes formas de empanizar. A continuación te contamos  los tips básicos que debes conocer para lograr un empanizado perfecto (a prueba de novatos y aprendices de cocina).Seca bien los alimentos antes de empanizarUno de los mayores que pueden hacerse al empanizar es usar pollo, carne, pescado o vegetales demasiado húmedos. Esto provoca que, al contacto con el calor, el vapor desprenda el empanizado. Antes de empezar con la harina o el huevo, checa que tus ingredientes no estén escurriendo.Intenta no prescindir de la harinaCuando haces esta técnica con pan es necesario que primero pases la carne o el pollo (o lo que sea que vayas a empanizar) por un plato con harina. Si te vas directamente al huevo, el pan no se pegará bien y terminará cayéndose.Sí puedes cambiar harina por maicenaGeneralmente se usa harina de trigo para empanizar, pero también puedes probar usando maicena. La gran ventaja de este ingrediente es que hace que el empanizado quede más crujiente.Prepara estos TACOS DE PESCADO CON ADEREZO PICANTECondimenta la harinaNo cometas el error de pasar tus alimentos por un plato de harina simple y sin sabor. Mézclala con sal, pimienta, ajo en polvo, hierbas, etc. Aunque muy poco de esto termine en tus alimentos, realmente le da un sabor muy diferente.Combina el huevo con lecheSi el huevo está demasiado espeso, será más difícil que logres un empanizado homogéneo. Para evitar esto, usa huevo a temperatura ambiente y rebájalo un poco con un chorrito de leche.Bate primero las clarasEn caso de que prefieras un empanizado más esponjoso y no tan crujiente, lo mejor es separar los huevos para batir primero las claras y después las yemas. Así tendrás una textura esponjosa y más ligera.Prepara esta ENSALADA DE POLLO EMPANIZADO CON FRUTOS SECOSDeja reposar el empanizado antes de freírDespués de que pasas los alimentos por el pan molido, te recomendamos refrigerarlos unos minutos. De esta manera, el empanizado se adherirá mejor y batallarás menos al freír.Usa aceite con especiasNo tienes que buscar un aceite especial para empanizar. Es suficiente con que agregues unas ramitas de romero o un poco de chile seco mientras se calienta. Retira antes de comenzar a freír.Asegúrate de que el aceite esté muy calienteJamás, jamás, jamás se te ocurra freír algo en aceite tibio. O de lo contrario tendrás un alimento excesivamente grasoso y mal cocido. La mejor manera de saber si el aceite está listo es añadiendo un poco de huevo al sartén.Prepara esta RECETA DE ROLLITOS DE PESCADO RELLENOS DE VERDURAS
Una buena alimentación es importante no solo por su impacto en la salud física, sino también por su resultado en las emociones. Efectivamente, nuestros hábitos alimenticios (la manera en que comemos y el tipo de alimentos que solemos consumir) influyen en nuestro estado de ánimo. Aunque el efecto de la comida en la manera en que nos sentimos es bastante complejo, esta es a grandes rasgos la relación entre la comida y tus emociones:El organismo requiere “combustible” para funcionar adecuadamente. Esta energía se obtiene a partir del consumo periódico de alimentos. Cuando dejamos que pase demasiado tiempo entre una comida y otra (por ejemplo, al brincarse el desayuno) estamos obligando al cuerpo a que funcione con poco combustible. Esto puede hacernos sentir débiles, cansados y bajos de ánimo. En los últimos años han surgido una gran cantidad de dietas que prometen grandes beneficios para la salud. El problema es que el adoptar un régimen muy estricto sin consultar previamente a un médico puede llevar a una descompensación. Un caso muy común es el de los veganos. Al dejar de consumir los nutrientes presentes en los alimentos de origen natural, el cuerpo puede experimentar la falta de ciertos nutrientes, lo que se refleja en estados de ánimo volátiles y menos energía. Si decides hacer un cambio radical a tu alimentación, consulta a un especialista para asegurarte de que seguirás consumiendo los nutrientes que tu cuerpo necesita mediante sustitutos. Nuestro cuerpo requiere de energía para funcionar correctamente, pero no cualquier tipo de energía. Mientras que los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, como los vegetales, cereales y legumbres, ayudan a mantener los niveles de energía estables, los alimentos altos en carbohidratos procesados producen picos de energía. El consumo frecuente de comida rápida, panes o dulces no solo se relaciona con problemas de sobrepeso, también produce subidas y bajadas en los niveles de energía, lo cual se relaciona con irritabilidad y cansancio.En muchas ocasiones nuestros estados de ánimo tienen que ver menos con nuestro entorno y más con cuestiones internas. La falta de ciertos nutrientes puede afectar la manera en que nos sentimos. Existen alimentos que pueden aumentar los niveles de serotonina, la hormona de la felicidad, ayudando mejorar el estado de ánimo. El chocolate, los frutos secos y los pescados azules aportan serotonina cuando los consumimos, por lo cual nos brindan una sensación de bienestar y felicidad. No solo la comida influye en nuestras emociones. La manera en que nos sentimos también puede afectar nuestra manera de alimentarnos. Cuando estamos cansados o no hemos dormido lo suficiente, es más probable que sintamos antojos por alimentos no saludables, como donas o refrescos. De igual manera, cuando experimentamos estrés o ansiedad es muy común que tendamos a comer compulsivamente. No desestimes la importancia de la alimentación en tu salud emocional. Consume platillos saludables todos los días para que te sientas bien, por dentro y por fuera.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD