Baja de peso desayunando ¡PASTEL!

Por Kiwilimón - Agosto 2014

Me contaron algo que no puedo dejar de platicarte y hasta la fecha no puedo creer… La verdad no he sido la viva prueba de que funciona, pero dicen que es efectivo desayunar pastel y enflacar.

Es una dieta de reinas y no, no es broma. Se rumora que a María Antonieta le gustaba tanto lo dulce que desayunaba pastel y chocolate caliente. Una nutrióloga francesa encontró que si haces esto se te quita el antojo de cosas dulces el resto del día y así baja de peso.

Yo le quiero creer y mis amigas dicen que sí sirve. La dieta María Antonieta se está poniendo súper de moda en todo el mundo. A mí me encanta la idea de poder comer pastel mínimo una vez al día y que esto haga que coma sano el resto de la jornada.

Tengo toda la intención de probarla y apenas lo haga les contaré si me funcionó o no. Tu también prueba esta súper dieta y dime si te gustó y sobre todo si te dio resultados.

Ver artículo original

Artículo cortesía de

Inicio

Receta de Pastel Frío de Café

Pastel frío de Café

Receta de Pastel de Fresa

Pastel de Fresa

Receta de Pastel de Zanahoria y Yoghurt

Pastel de Zanahoria

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Para qué sirve comer alimentos ricos en omega 3?
Los beneficios para los que sirve el omega 3 son tan populares y variados, que van desde ayudarte a bajar los triglicéridos, hasta ayudar a prevenir el asma o mejorar síntomas del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).Los ácidos grasos omega-3 son vitales para la salud y puedes obtenerlos de pescados o mariscos grasos, pero si no los consumes con frecuencia, puedes considerar tomar un suplemento de omega-3, lo cual es una forma sencilla pero eficaz de mejorar tanto su salud física como mental. Además, de que puede ayudarte reducir riesgos de enfermedades.Qué son los ácidos grasos omega 3 y para qué sirven en el cuerpo humanoLos omega-3 son una familia de ácidos grasos esenciales que el cuerpo no puede producir por sí solo, sino que debe obtenerlos de la dieta diaria, pues desempeñan funciones importantes en el organismo y proporcionan una serie de beneficios para la salud.Existen varios tipos de estos ácidos grasos, pero los tres tipos más importantes son ácido alfa-linolénico (ALA), ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido eicosapentaenoico (EPA). El ALA se encuentra principalmente en las plantas, mientras que el DHA y el EPA se encuentran principalmente en los alimentos de origen animal y las algas.Los alimentos con alto contenido de ácidos grasos omega-3 más comunes para incluir en tu dieta son los pescados grasos, aceites de pescado, semillas de linaza, semillas de chía, aceite de linaza y las nueces, y si no consumes muchos de estos alimentos, es recomendable tomar un suplemento de omega-3, como aceite de pescado o aceite de algas.Ácido docosahexaenoico DHAEl ácido docosahexaenoico o DHA es el ácido graso omega-3 más importante para tu cuerpo, pues es un componente estructural clave del cerebro, la retina de los ojos y muchas otras partes del cuerpo.Se encuentra principalmente en productos animales como pescados grasos y aceite de pescado, pero la carne, los huevos y los lácteos de animales alimentados con pasto también tienden a contener cantidades significativas.Los vegetarianos y veganos a menudo carecen de DHA y deben tomar suplementos de microalgas para asegurarse de obtener suficiente cantidad de este omega-3.Ácido alfa-linolénico ALAEl ácido alfa-linolénico (ALA) es el ácido graso omega-3 más común y el cuerpo lo usa principalmente para obtener energía, pero también se puede convertir en formas biológicamente activas de omega-3, EPA y DHA, sin embargo, este proceso de conversión es ineficaz y sólo un pequeño porcentaje de ALA se convierte en formularios activos.El ALA se encuentra en alimentos como semillas de lino, aceite de linaza, aceite de canola, semillas de chía, nueces, semillas de cáñamo y soja.Ácido eicosapentaenoico EPAEl ácido eicosapentaenoico (EPA) se encuentra principalmente en productos animales, como pescados grasos y aceite de pescado, pero también algunas microalgas lo contienen. Tiene varias funciones en el cuerpo y parte de él se puede convertir en DHA.Los ácidos grasos omega-3, particularmente el DHA, son vitales para el cerebro y la retina, y en particular, son importantes para las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, ya que puede afectar la salud y la inteligencia del bebé.Entre los beneficios para la salud de los adultos, los estudios indican que una ingesta suficiente de omega-3 puede proteger contra todo tipo de enfermedades, incluido el cáncer de mama, la depresión, el TDAH y diversas enfermedades inflamatorias.Omega-6 y omega-3Los ácidos grasos omega-6 también tienen funciones en el cuerpo importantes y similares a las de los omega-3. Por ejemplo, ambos se utilizan para producir moléculas de señalización llamadas eicosanoides, que tienen varias funciones relacionadas con la inflamación y la coagulación de la sangre.Sin embargo, los omega-3 son antiinflamatorios y los científicos plantean la hipótesis de que comer demasiado omega-6 contrarresta estos efectos beneficiosos. En la dieta occidental, la ingesta de omega-6 es muy alta en comparación con la de omega-3, por lo que actualmente la proporción está muy sesgada hacia el lado de los omega-6.Mantener un equilibrio entre estas dos grasas puede ser importante para una salud óptima y aunque no existe evidencia suficiente para demostrar que el omega-6 es dañino, la mayoría de los profesionales de la salud están de acuerdo en que obtener suficiente omega-3 es importante para la salud.
Mejora tu salud digestiva con #KiwiTeCuida
La salud digestiva es básica para sentirnos bien. Si sufres de estreñimiento, sigue el #RetoSaludDigestiva de esta semana, a través de Instagram, en el cual el 13 de septiembre el chef Mau Eggleton te enseñará a preparar unos ricos rollos de ensalada de atún, perfectos para mantener tu salud digestiva, y el 20 de septiembre Shadia Asencio, directora editorial, conversará con la nutrióloga clínica Jennifer Asencio para aclararte todas tus dudas sobre este tema y compartirte una guía básica de cómo prevenir el estreñimiento. Es importante entender que hay una gran diferencia entre estreñimiento y digestión. El estreñimiento es un síntoma, no una enfermedad ni un diagnóstico. Existen diversos tipos, por ejemplo: estreñimiento por tránsito lento, estreñimiento por disfunción del suelo pélvico y estreñimiento con tránsito y función del suelo pélvico normales, que es propiamente el estreñimiento crónico funcional más habitual. Las recomendaciones básicas para evitar el estreñimiento son las siguientes:Procura mantener una alimentación adecuada y saludable.Bebe suficientes líquidos (agua natural) sin gas añadido, lo ideal son entre 2 y 3 litros).Haz ejercicio físico a diario, no sólo en algunas ocasiones.Evita la negligencia (falta de respuesta) a los “deseos de ir al baño”.Consume fibra soluble (frutas y verduras) e insoluble (como la que contienen algunos cereales y la tortilla de maíz).Evita los embutidos y los alimentos procesados, así como la comida rápida y “chatarra”.Reduce la ingesta de grasas animales, mantequillas y margarinas, también los productos de panadería que llevan ácidos grasos trans. La grasa más saludable es el aceite de oliva en crudo; si es virgen extra tiene además antioxidantes, y si tiene una acidez inferior a 0.5 evita tener acidez de estómago.Consume probióticos para mejorar la flora intestinal.No fumes y no tomes alcohol para mejorar la digestión.El estreñimiento crónico es grave por su impacto en la calidad de vida, salud física, mental y social de quienes lo padecen. En ocasiones puede causar algún tipo de complicación local; las más habituales son las hemorroides y las fisuras anales, sobre todo en personas con sobrepeso y muy sedentarias. Si padeces de estreñimiento crónico lo más recomendable es acudir con un médico para trazar un tratamiento personalizado. Además de caminar con frecuencia y hacer ejercicios de abdomen, pues así se mejora notablemente la motilidad del intestino, la circulación interior y se estimula el funcionamiento del intestino favoreciendo los movimientos peristálticos intestinales.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD