Beneficios de comer ensalada
Consejos de Belleza

Beneficios de comer ensalada

Por Kiwilimón - June 2014
1. Son frescas y te hidratan Más del 90% de la composición de las hortalizas, básica para preparar ensaladas, es agua. Comer diariamente ensaladas es una forma sencilla y rápida de hidratar el cuerpo, sobre todo en esta temporada de calor. 2. Revitalizan Los vegetales son una fuente de vitaminas que regulan procesos orgánicos y ayudan al buen funcionamiento del sistema nervioso. 3. Depuran Las verduras tienen una acción depurativa, desintoxicante y diurética, son ricas en potasio y bajas en sodio. Además, algunas verduras contienen aceites esenciales que dilatan los vasos renales. El consumo diario de ensaladas elimina el exceso de líquidos y resulta beneficioso en casos de hipertensión y retención de líquidos. Los vegetales más diuréticos son: apio, espárragos frescos, lechuga escarola, endivia y cebolla. 4. Protegen la piel Las hortalizas de colores: zanahoria, col morada, pimientos y jitomate aportan betacaroteno, que al transformarse en vitamina A, renueva la piel y las mucosas y vitamina C, que mejora la producción de colágeno. También comer aguacate o frutos secos, porta vitamina E, que evita la aparición de manchas de envejecimiento. 5. Ayudan a la digestión Los vegetales que contienen fibra mejoran la digestión y reducen el colesterol “malo”. 6. Son bajas en calorías Si estás en un régimen para adelgazar sólo cuida los aderezos y evita los cremosos, así como las combinaciones con carnes frías y algunos tipos de queso, pero, en general, las ensaladas sacian el hambre y las puedes comer en la cantidad que desees. 7. Cuidan tu corazón Las verduras contienen antioxidantes en abundancia (betacaroteno, ácido alfa-lipoico, licopeno, vitamina C, vitamina E, flavonoides y selenio), por lo cual son platillos que protegen la salud del corazón. 8. Enriquecen tu dieta Hortalizas como la lechuga escarola, el apio, la achicoria, alcachofa, endivia o el rábano estimulan el funcionamiento de la vesícula biliar y el hígado. Los germinados de soya y de alfalfa y los berros, contienen enzimas esenciales para la digestión. 9. Previenen enfermedades La falta de hierro y de ácido fólico se relaciona con distintos tipos de anemia. Las verduras de hoja verde –acelga, espinaca, berros o lechuga escarola– son ricos en clorofila y en hierro. Combina además estas verduras con frutas como kiwi, naranja o toronja. 10. Son deliciosas Los diferentes tipos de vegetales como las lechugas, espinacas, el pepino, la zanahoria, el jitomate, los espárragos y pimientos, te permiten preparar ensaladas que, al consumirlas, se traducen en salud y sabor.   Ver artículo original  Artículo cortesía de      

Ensalada de Espinaca con Gorgonzola y Uva

Ensalada de Mango, Jícama y Aguacte

Ensalada de Arúgula con Pera

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Seguramente uno de tus propósitos de Año Nuevo es viajar. Viajar es una gran motivación, además de una fuente de alegría, reflexión y autodescubrimiento. Viajar nos permite explorar nuevos climas y culturas, sumergirnos en ellos y estimular nuestra mente y qué mejor que hacerlo por nuestro país que tiene una gran variedad de culturas, climas y sobre todo gastronomías. Dentro de un viaje el comer es una parte importante de la experiencia. Probar sabores nuevos y maravillarse con productos desconocidos constituyen una de las maravillas de recorrer.Aquí te dejamos 7 destinos turísticos culinarios que querrás visitar:OaxacaUna de las gastronomías más importantes de la cocina mexicana es la oxaqueña, pues en sus calles podrás dejarte envolver por una explosión de sabores, olores y colores que te llenarán el alma. Mole, tlayudas, tamales, chocolate, quesillo, chapulines, insectos, café y mucho mezcal, son algunas de las delicias que aquí podrás disfrutar y que hacen de este estado uno de los principales destinos de turismo culinario. PueblaGracias a la sinergia de sus platillos en los que convergen lo prehispánico y lo español, la gastronomía poblana es conocida en el mundo entero por platillos como los chiles en nogada, el mole poblano con arroz, las cemitas y toda la variedad de dulces creados por monjas como los camotes, tortitas de Santa Clara y demás. JaliscoEn su menú se encuentran delicias como las tortas ahogadas, la birria, el pozole, y por supuesto, el tequila. De todos sus deliciosos platillos, las tortas ahogadas, en pan birote, rellenas de carne de cerdo, y bañadas en salsa de jitomate y chile de árbol, tienen fama en todo el país. Además tiene otras opciones que vale la pena probar, como los tamales tapatíos, de ejote y de ceniza, los frijoles charros, las dulces jericallas y el tejuino.YucatánEl sabor de los mayas y las tradiciones españolas hacen una sinergia para crear la gastronomía yucateca una de las más famosas gastronomías de México con guisados como la cochinita pibil y la sopa de lima, papadzules, panuchos, salbutes, poc chuc, queso relleno, y asados de faisán, jabalí y venado. Si lo tuyo son lo dulce y los postres, las marquesitas rellenas de queso de bola, dulce de papaya verde, el caballero pobre y el licor de miel Xtabentún seguro te encantarán.ChiapasAquí cada población tiene sus propias costumbres y platillos típicos como las tostadas de camarón seco de Tonalá, los embutidos de San Cristóbal de las Casas, la sopa de chipilín con bolitas de Chiapa de Corzo, las delicias de maíz de Tuxtla Gutierrez, el caldo de caracol de río de Comitán y los quesos doble crema de Pijijiapan. Para beber, el café y chocolate tienen fama internacional, pozol y tascalate, pox y licores regionales, y una amplia variedad de aguas de frutas.VeracruzEn Veracruz, de lo más típico que podemos encontrar es el pescado a la veracruzana y las picadas. Por otro, están sus sabores de tierra, como son las carnitas de puerco, el mole de Xico, las hormigas chicatanas tostadas, los chiles jalapeños rellenos, los volovanes, o los tamales: zacahuiles, de cazón, de pepita de capita o chamitles, entre otros. MichoacánMichoacán es uno de los destinos turísticos con mejor gastronomía del país. Entre sus platillos más comunes son las corundas y los uchepos; las sopas, como la tarasca con frijol, tortilla, aguacate, chile pasilla, queso y crema; las carnitas estilo Michoacán de cerdo y cocidas en olla de cobre, y los pescados, especialmente el blanco y los charales. Los dulces de esta región también son muy típicos, los básicos son las morelianas, el ate de guayaba, el helado de pasta y los chongos zamoranos. También hay que probar la “charanda”, que es aguardiente de caña.No cabe duda que tanto la cocina mexicana son tesoros que vale la pena conocer, ojalá que tengas oportunidad de conocer o regresar a estos lugares a disfrutar de sus maravillas culinarias ¿A qué lugares vas a ir este año?
Comienza la época del año en la que las hojas caen de los árboles y grandes vientos nos azotan, llegan los fríos pero aún no es la temporada más helada. Para esta época, te tenemos la solución con las bebidas más deliciosas para darle la bienvenida a la última parte del año.Aquí te dejamos estas deliciosas bebidas para el otoño que debes preparar.Latte de calabazaEl latte de calabaza es una de las bebidas más características del otoño, su sabor condimentado nos recuerda la época del año en la que estamos y es más fácil de preparar de lo que te imaginas.Para realizarlo necesitamos café, puré de calabaza, saborizante al gusto, especias, leche y crema batida. Lo que tienes que hacer es poner en un recipiente el puré de calabaza con el saborizante y las especias, luego se le agrega la leche y se pone a hervir revolviendo todo para deshacer los grumos y que todo quede bien incorporado, después se le agrega el café que de preferencia debe estar recién hecho. Se revuelve todo y se puede decorar con crema batida y un poco de canela en polvo. Sidra de ManzanaLa sidra de manzana es una bebida deliciosa que puedes tomar tanto fría como calientita, cuyo sabor te envolverá en esta época otoñal. Para hacerla, tienes que poner a hervir 10 manzanas en una olla con agua, agrega una cucharada de canela en polvo, una pizca de clavo, ¾ de taza de azúcar y déjalo a fuego muy bajo por una hora. Deja calentar y luego cuela el resultado hasta que quede un líquido sin grumos. Refrigera y tómalo frío o caliente.Atole de avenaCuando comienza la temporada de otoño, no hay nada mejor que un atole dulce y delicioso. Este atole de avena es perfecto para la época y para hacerlo no necesitas muchos ingredientes. Hierve medio litro de leche con un poco de azúcar y una varita de canela. Agrega 100 g de avena en hojuela y mueve la mezcla hasta que quede la textura que deseas.Té de arándanoLos frutos rojos tienen un sabor que va muy bien con el otoño y nada mejor que incorporarlo con una bebida calientita. Hacerlo es realmente fácil y seguramente lo disfrutarás muchísimo. Hierve un litro de agua con 100 g de arándanos y espera de 2 o 3 minutos, posteriormente baja la temperatura y agrega 1 varita de canela, 1 clavo, 2/3 de taza de azúcar, el jugo de media naranja y de medio limón. Revuelve, deja reposar por 1 hora y ¡está listo!Infusión de canelaPuede que la canela sea el sabor oficial del otoño y la verdad es que queremos agregarla a todo. Además de que esta especie contiene muchas propiedades, esta infusión puede ayudarte a protegerte de enfermedades. En un litro de agua hirviendo, agrega 1 varita de canela. Puedes tomar esta preparación caliente o utilizar esta infusión como un concentrado al que le puedes agregar agua fría para disfrutar como té helado. Café con dulce de lechePara combatir el frío y los fuertes vientos cae muy bien un café calientito y dulce. Para hacerlo necesitas mezclar el dulce de leche con el café bien caliente para que se disuelva bien y luego echa un chorrito de licor de café al gusto, puedes decorarlo con crema batida y a disfrutar. El otoño es una época hermosa que con sus colores característicos y su clima particular nos invita a disfrutar de estas deliciosas bebidas. ¿Cuál se te antoja más?
Las frutas y verduras son alimentos que necesitamos incorporar a nuestra vida diaria, por su alto contenido en nutrientes, agua y fibra. Gracias a la gran variedad de frutas y verduras que la naturaleza nos proporciona en cada momento del año, tenemos una multitud de posibilidades y sabores, según las preferencias de cada persona.Así, con la llegada de los últimos meses del año despedimos las frutas del verano, que tienen mucha agua, como sandía, melón, ciruelas, duraznos, y sirven para tener el cuerpo hidratado en esta época de calor. Para el otoño, necesitamos otro tipo de frutas y verduras, pues nuestro cuerpo necesita reforzarse en época de frío. Estas son algunas de las frutas y verduras que son ideales para nosotros en el otoño.FrutasGranada. Es una fruta rica en fibra, potasio, vitamina C y antioxidantes. Es ideal para comer sola, como postre, con chilito y limón como snack o para usarlo en ensaladas y en platillos. Su temporada es septiembre-noviembre.Kiwi. Son ricos en agua, potasio, y vitamina C, ideal para protegernos de los resfriados típicos de la época de frío y cambios de temperatura. Además, sus semillitas ayudan al tránsito intestinal.Su temporada es octubre-marzo.Mandarinas. Al igual que otros cítricos, son ricas en vitamina C y una de sus ventajas es su bajo índice calórico. Deben consumirse preferiblemente frescas y recién exprimidos. Su temporada es noviembre-marzo.Uvas. Tienen un gran contenido de potasio, pero también de azúcares; es rica en taninos y polifenoles,  potentes antioxidantes que ayudarán a retrasar el envejecimiento.Temporada: septiembre-diciembre.VerdurasAlcachofa. Rica en minerales y oligoelementos como potasio, fósforo y zinc. Es rica en carbohidratos pero también en proteína. Temporada: noviembre-marzo. Si no sabes cómo incluirlas en tus comidas, aquí te dejamos 4 recetas de alcachofas fáciles.Berenjena. Es una de las frutas más ricas en agua, además, contiene mucho potasio. Su alto contenido de fibra ayuda al tránsito intestinal. Prepáralas en una lasaña vegetariana, o al gratín con un poco de carne molida. Temporada: octubre-abril.Coliflor. Una verdura muy rica en vitamina C y  buena fuente de vitamina K, proteína, tiamina, riboflavina, niacina, magnesio y fósforo; también es una muy buena fuente de fibra. Con coliflor puedes hacer mucho más que verduras cocidas, por ejemplo, un arroz de coliflor, unas tortitas en caldillo de jitomate, o para el desayuno, con huevo y aguacate.Lechuga escarola o romana. Quizá no lo sabías, pero la lechuga sí tiene una temporada y es de noviembre a febrero. Sus hojas son ricas en vitamina A, ácido fólico y potasio, tienen niveles muy altos de agua, bajo contenido de calorías y mucha fibra. Pimientos. Muy ricos en vitamina C y carotenos, sin embargo, te recomendamos comerlos crudos, ya que pierden muchas de sus propiedades cuando se cocinan. Temporada: octubre-junio.Con el capitalismo, es probable que veas todo el año todo tipo de frutas y verduras, pero intenta consumir los alimentos de temporada para aprovechar sus nutrientes, que le harán bien al organismo.
Cada cierto tiempo surgen nuevas dietas y nuevas tendencias para mejorar nuestros hábitos alimenticios y bajar de peso y pese a que cada una tiene sus propio métodos, pros y contras, lo que es una constante es que todas son para ser más saludables y lucir mejor. Una de las tendencias que ha permanecido por más tiempo es el ayuno intermitente, que en realidad no es una dieta, sino una técnica implica restringir alimentos durante un tiempo determinado.¿Qué es el ayuno intermitente?El ayuno intermitente es un modelo nutricional que se basa en periodos de ayuno y periodos de ingesta de alimentos. Esta estrategia tiene múltiples beneficios para nuestro organismo y nuestra salud.Tipos de ayunoAunque existen distintos tipos de ayuno intermitente, los más populares son ayuno 16/8, ayuno 24, ayuno 48 y el 12/12.El ayuno 16/8 consiste en realizar periodos de ayuno de 16 horas, seguido de periodos de alimentación durante 8 horas. Por ejemplo, si tu primera comida fue a las 2 de la tarde, tendrías toda la ingesta de tus calorías entre las 2 de la tarde y las 10 de la noche, durante 8 horas, realizando dos comidas únicas durante el día, y al día siguiente volverías a comer tras 16 horas desde la última comida, es decir, a las 2 de la tarde de nuevo.Ell ayuno 12/12 sería lo equivalente a realizar un desayuno y una cena, distanciados entre ellos 12 horas. Por ejemplo desayunar a las 8 de la mañana y cenar a las 8 de la noche. El ayuno de 24 y el ayuno de 48 se basan en periodos de ayuno de 24 horas y 48 horas, respectivamente. Aunque el cuerpo está capacitado para realizar este tipo de prácticas, te recomendamos consultar a un especialista antes de hacerlo, para evitar algún problema de hipoglucemia, falta de energía o algo por el estilo.Beneficios del ayuno intermitenteSegún la revista Science, el ayuno intermitente ayuda a reducir los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial y también las metabólicas, entre las más comunes la obesidad y la diabetes; incluso, ayuda a revertir alguna de sus consecuencias. También se ha encontrado una menor incidencia de cáncer y enfermedades neurodegenerativas entre las personas que practican el ayuno intermitente. Entre los beneficios del ayuno, se ha encontrado que contribuye a la mejora de la sensibilidad a la insulina, una regulación de la presión sanguínea, o, incluso, reducir los síntomas de la esclerosis múltiple.Es importante destacar que el ayuno es sólo una herramienta más, con muchos beneficios, pero que lo indispensable es tener hábitos saludables, una alimentación más sana y algo actividad física en nuestro día a día.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD