Beneficios de la miel de abeja
Consejos de Belleza

Beneficios de la miel de abeja

Por Kiwilimón - September 2013
La preocupación por aumentar de peso nos suele llevar a dejar viejas costumbres y adaptarnos a una cultura dietética moderna. Pero lo malo de esto es que a veces descuidamos nuestra salud por aspirar una figura física utópica. Uno de los casos más notorios es el uso de la Splenda para evitar usar azúcar y "engordar". Los endulzantes artificiales son pésimos para la salud; mejor usa un endulzante natural como la miel de abeja, y así puedes cuidar tu figura por dentro y por fuera.  
Entonces, y para que conozcas más al respecto, aquí te dejo algunos datos sobre las maravillas de la miel, con el propósito de convencerte a dejar la Splenda y rellenar las repisas de tu despensa con un endulzante natural y delicioso.  

1.       Protege tu vida

¿Sabías que la miel es el único alimento que contiene todo lo que necesitas para vivir? Dentro de ella encuentras los antioxidantes, vitaminas y minerales que requiere tu organismo... ¡incluso, contiene agua! Así que si algún día te pierdes en un bosque, ¡recuerda que con sólo encontrar un panal de abejas estarás a salvo!  

2.       Sana, sana... ¡colita de rana!

Además de antioxidantes, vitaminas y minerales, la miel contiene enzimas que ayudan a tu cuerpo a digerir la comida y como consecuencia de una buena digestión... ¡un buen sistema inmunológico!  

3.       Medicina Natural

Puedes usar la miel como medicina contra rozaduras de pañal, ulceras estomacales y quemadas. También contiene propiedades antibióticas que ayudan a sanar llagas con infecciones. Una de las funciones más conocidas de la miel es el alivio de dolores de garganta, ¡agua caliente, miel y limón, para escapar del dolor!  

Recetas con Miel de Abeja

Recetas de Camarones con Salsa de Chipotle, Naranja y Miel

Ingredientes: - 40 camarones asados (5 por persona) - 3 cucharadas de miel de abeja - 1 1/4 tazas de jugo de naranja colado - 1/4 de taza de jugo de limón colado - 1/3 de taza de soya - 1 cucharada de maicena disuelta en 1/4 de taza de agua - 1 lata de chile chipotle picado con su caldito - 1 taza de cilantro picado (sólo las hojas) - pimienta Da click aquí para ver el procedimiento de esta receta.  

Receta de Aderezo de Mostaza y Miel

Ingredientes: - 5 cucharadas de miel de abeja - 3 cucharadas de mostaza Dijon - 2 cucharadas de vinagre de arroz Encuentra los pasos para preparar este  aderezo dando click aquí.   Artículo cortesía de       

"Comparte con nosotros los beneficios de la miel de abeja que conozcas"

 
 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cada cierto tiempo surgen nuevas dietas y nuevas tendencias para mejorar nuestros hábitos alimenticios y bajar de peso y pese a que cada una tiene sus propio métodos, pros y contras, lo que es una constante es que todas son para ser más saludables y lucir mejor. Una de las tendencias que ha permanecido por más tiempo es el ayuno intermitente, que en realidad no es una dieta, sino una técnica implica restringir alimentos durante un tiempo determinado.¿Qué es el ayuno intermitente?El ayuno intermitente es un modelo nutricional que se basa en periodos de ayuno y periodos de ingesta de alimentos. Esta estrategia tiene múltiples beneficios para nuestro organismo y nuestra salud.Tipos de ayunoAunque existen distintos tipos de ayuno intermitente, los más populares son ayuno 16/8, ayuno 24, ayuno 48 y el 12/12.El ayuno 16/8 consiste en realizar periodos de ayuno de 16 horas, seguido de periodos de alimentación durante 8 horas. Por ejemplo, si tu primera comida fue a las 2 de la tarde, tendrías toda la ingesta de tus calorías entre las 2 de la tarde y las 10 de la noche, durante 8 horas, realizando dos comidas únicas durante el día, y al día siguiente volverías a comer tras 16 horas desde la última comida, es decir, a las 2 de la tarde de nuevo.Ell ayuno 12/12 sería lo equivalente a realizar un desayuno y una cena, distanciados entre ellos 12 horas. Por ejemplo desayunar a las 8 de la mañana y cenar a las 8 de la noche. El ayuno de 24 y el ayuno de 48 se basan en periodos de ayuno de 24 horas y 48 horas, respectivamente. Aunque el cuerpo está capacitado para realizar este tipo de prácticas, te recomendamos consultar a un especialista antes de hacerlo, para evitar algún problema de hipoglucemia, falta de energía o algo por el estilo.Beneficios del ayuno intermitenteSegún la revista Science, el ayuno intermitente ayuda a reducir los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial y también las metabólicas, entre las más comunes la obesidad y la diabetes; incluso, ayuda a revertir alguna de sus consecuencias. También se ha encontrado una menor incidencia de cáncer y enfermedades neurodegenerativas entre las personas que practican el ayuno intermitente. Entre los beneficios del ayuno, se ha encontrado que contribuye a la mejora de la sensibilidad a la insulina, una regulación de la presión sanguínea, o, incluso, reducir los síntomas de la esclerosis múltiple.Es importante destacar que el ayuno es sólo una herramienta más, con muchos beneficios, pero que lo indispensable es tener hábitos saludables, una alimentación más sana y algo actividad física en nuestro día a día.
Siempre comenzar un nuevo ciclo da esperanza y trae consigo una energía que nos impulsa a realizar cosas nuevas y mejores. Definitivamente, el año nuevo es una época para hacer propósitos y comenzar con planes, mejorar hábitos para ser y estar mejor, tanto por dentro como por fuera.Desgraciadamente la euforia del año nuevo dura muy poco y nos ponemos tantas metas y tan drásticas, que cumplirlas resulta un poco complicado. Fallar con esos objetivos seguramente te llevará a sentirte mal y desilusionado, sin embargo, no eres tú, son esas metas tan difíciles y alocadas que son poco probables de realizar. Ir al gimnasio, encontrar el amor, comer más sano, viajar por el mundo o empezar tu propio negocio son algunos de los propósitos que todos se hacen y que terminan rompiendo conforme transcurre el año. Por eso te recomendamos que a la hora de elegir tus propósitos, elijas tus metas correctamente: cosas, acciones y pequeños cambios que sean realistas para tu estilo y ritmo de vida, y que no requieran de un esfuerzo inmenso. Lo que necesitas tener en mente es que debes cambiar tus hábitos y para eso, es necesario que hagas pequeños cambios que darán grandes resultados, aquí te dejamos algunos propósitos realistas que sí puedes cumplir a corto plazo:Caminar más Se dice que tenemos que dar por lo menos 10 mil pasos al día, pero ese no tiene que ser tu límite. Intentar caminar a todos lados será bueno para ti y tu condición física.Tomar más aguaCambia los refrescos y jugos por agua no sólo te quitará la sed, también te aportará muchos beneficios que verás reflejados en tu piel o en tu apetito. Recuerda que la base para tener una buena salud e incluso apariencia es estar bien hidratado.Ser más puntualLa puntualidad es algo que a casi todos nos falla y lo único que requiere es organización, tanto para levantarse temprano, salir con tiempo suficiente de casa, así como tener todo arreglado para evitar contratiempos de última hora. Dejar de quejarte por todoTodos los días suceden cosas que no están en tu zona de control y eso puede causarte malestar. Pero tus quejas constantes no ayudan en nada, de hecho sólo sirven para contagiarle tu mal humor a los demás. Así que deberías intentar tomarte todo con filosofía y no dejar que todas las cosas que te pasen sean un problema.Comer más sanoUn gran tip para lograrlo es no pensar que estás a dieta, pues eso puede causar que te sientas restringido y que que todo se te antoje. Antes de que fracases eliminando todo lo que te gusta y siendo demasiado estricto, intenta comer un poco más sano durante la semana, añadiendo frutas y verduras diferentes a las que siempre comes. Proponte aprender a cocinar, incorporar ingredientes más sanos, más verduras y llevar tu propia comida a la oficina, de esa manera te asegurarás de que vas a comer bien. Sea cual sea tu objetivo, te recomendamos empezar por pequeñas acciones a un corto o mediano plazo para que cuando los logres, sea una palomita más en tu lista y puedas pasar a lo siguiente.
Uno de los mejores pasatiempos que puedes hacer es leer. Leer te llevará a soñar, a conocer, a viajar, a aprender y lo mejor de todo es que podemos hacerlo en cualquier momento y en cualquier lugar. Con los libros de cocina podrás encontrar inspiración, ideas, descubrir nuevas culturas y hasta conocer historias.Con esta selección de libros de cocina, esperamos que tengas suficiente material para entretenerte, cocinar durante este año y que además encuentres la oportunidad para compartir lo que aprendas con tus seres queridos.Cocinología: la Ciencia de CocinarEste libro es indispensable si te encanta cocinar, no es necesario que seas un experto, pues justamente en él puedes encontrar muchas respuestas simples a asuntos cotidianos. Te explicarán procesos, elaboraciones y hasta trucos. El pequeño Larousse de la gastronomía mexicanaCon el nombre te podrás dar cuenta que es un libro que contiene todo lo que necesitas saber sobre la cocina mexicana. Un diccionario práctico que te servirá tanto si eres alguien que va comenzando a cocinar, como si eres un profesional. -Cocinando con WeberSi te encantan los asados y hacer platillos a la parrilla, este libro es para ti. Esta obra recopila las recetas más deliciosas de la carrera del maestro de la parrilla Jamie Purviance, quien te comparte sus consejos esenciales a la hora de usar una parrilla.MOLECUL'ARTLa gastronomía molecular busca entender la alquimia en la cocina y crear una revolución con espumas, geles, emulsiones, deshidratados, destilados, aires, esterificados. En este libro le darás un vistazo a cocinas en las que se experimenta, como si de un laboratorio de sabores y texturas se tratara, con los ingredientes de la cocina tradicional, para transformarlos en una nueva experiencia.Jamie Cocina en Italia: Desde el Corazón de la Cocina ItalianaSi lo tuyo son las pastas y las salsas, seguramente eres una amante de la cocina italiana y este libro te va a encantar. Tiene 140 nuevos platillos que se explican con el inconfundible estilo de Jamie Oliver y muchas de fotos que representan a la perfección el gastronómico Italia y te llenarán de inspiración. Gran libro de cocina: La vuelta al mundoEste libro es como darle la vuelta al mundo a través de las recetas creadas en los restaurantes de Alain Ducasse. Una fuente de inspiración, tanto para los profesionales como para los auténticos amantes de la gastronomía.Ojalá que uno de tus propósitos sea el de leer; te aseguramos que estos libros te llevarán a explorar otros mundos a través de la cocina y vas a querer llevar manos a la obra cuanto antes.
Las frutas y verduras son alimentos que necesitamos incorporar a nuestra vida diaria, por su alto contenido en nutrientes, agua y fibra. Gracias a la gran variedad de frutas y verduras que la naturaleza nos proporciona en cada momento del año, tenemos una multitud de posibilidades y sabores, según las preferencias de cada persona.Así, con la llegada de los últimos meses del año despedimos las frutas del verano, que tienen mucha agua, como sandía, melón, ciruelas, duraznos, y sirven para tener el cuerpo hidratado en esta época de calor. Para el otoño, necesitamos otro tipo de frutas y verduras, pues nuestro cuerpo necesita reforzarse en época de frío. Estas son algunas de las frutas y verduras que son ideales para nosotros en el otoño.FrutasGranada. Es una fruta rica en fibra, potasio, vitamina C y antioxidantes. Es ideal para comer sola, como postre, con chilito y limón como snack o para usarlo en ensaladas y en platillos. Su temporada es septiembre-noviembre.Kiwi. Son ricos en agua, potasio, y vitamina C, ideal para protegernos de los resfriados típicos de la época de frío y cambios de temperatura. Además, sus semillitas ayudan al tránsito intestinal.Su temporada es octubre-marzo.Mandarinas. Al igual que otros cítricos, son ricas en vitamina C y una de sus ventajas es su bajo índice calórico. Deben consumirse preferiblemente frescas y recién exprimidos. Su temporada es noviembre-marzo.Uvas. Tienen un gran contenido de potasio, pero también de azúcares; es rica en taninos y polifenoles,  potentes antioxidantes que ayudarán a retrasar el envejecimiento.Temporada: septiembre-diciembre.VerdurasAlcachofa. Rica en minerales y oligoelementos como potasio, fósforo y zinc. Es rica en carbohidratos pero también en proteína. Temporada: noviembre-marzo. Si no sabes cómo incluirlas en tus comidas, aquí te dejamos 4 recetas de alcachofas fáciles.Berenjena. Es una de las frutas más ricas en agua, además, contiene mucho potasio. Su alto contenido de fibra ayuda al tránsito intestinal. Prepáralas en una lasaña vegetariana, o al gratín con un poco de carne molida. Temporada: octubre-abril.Coliflor. Una verdura muy rica en vitamina C y  buena fuente de vitamina K, proteína, tiamina, riboflavina, niacina, magnesio y fósforo; también es una muy buena fuente de fibra. Con coliflor puedes hacer mucho más que verduras cocidas, por ejemplo, un arroz de coliflor, unas tortitas en caldillo de jitomate, o para el desayuno, con huevo y aguacate.Lechuga escarola o romana. Quizá no lo sabías, pero la lechuga sí tiene una temporada y es de noviembre a febrero. Sus hojas son ricas en vitamina A, ácido fólico y potasio, tienen niveles muy altos de agua, bajo contenido de calorías y mucha fibra. Pimientos. Muy ricos en vitamina C y carotenos, sin embargo, te recomendamos comerlos crudos, ya que pierden muchas de sus propiedades cuando se cocinan. Temporada: octubre-junio.Con el capitalismo, es probable que veas todo el año todo tipo de frutas y verduras, pero intenta consumir los alimentos de temporada para aprovechar sus nutrientes, que le harán bien al organismo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD