Cómo combatir la celulitis de manera natural
Consejos de Belleza

Cómo combatir la celulitis de manera natural

Por Kiwilimón - Abril 2016
La desagradable “piel de naranja” es uno de los padecimientos más comunes entre las mujeres. Afortunadamente, existen métodos naturales que pueden ayudar a combatirla y reducir su apariencia. Aunque su principal efecto es a nivel estético, la celulitis puede reflejar mucho de nuestra salud y estilo de vida. Existen tres tipos de celulitis, y es importante reconocer las diferencias y casusas de cada una, ya que, dependiendo del tipo que se tenga, se deberá elegir el tratamiento ideal.
  1. Celulitis adiposa: es la más común de todas. Resulta de una acumulación excesiva de células grasosas justo en la hipodermis. Cuando el organismo almacena más calorías de las que consume, la celulitis aparece.
Conoce los alimentos que te ayudarán a quemar calorías de manera rápida.
  1. Celulitis acuosa: se genera por mala circulación sanguínea y linfática. Las células grasosas se acumulan e invaden los tejidos subcutáneos. Cuando se padece este tipo de celulitis, por lo general, también se presenta el síntoma de pesadez en las piernas.
  2. Celulitis fibrosa: este tipo de celulitis es dolorosa al tacto y puede tener un aspecto violáceo debido al endurecimiento de las fibras de colágeno.
Tratamientos naturales contra la celulitis
  • Sin importar el tipo de celulitis que tengas, es muy recomendable llevar a cabo alguna actividad física de manera regular. De esta manera, podrás quemar calorías y reactivarás el sistema circulatorio.
  • Asimismo, cuidar la alimentación puede tener grandes beneficios para el aspecto de la piel. Evita los alimentos muy procesados y limita tu consumo de sal y azúcar, ya que la sal hace que retengas líquidos y el azúcar reduce la velocidad de la circulación.
¿Tienes problemas de circulación? Estos alimentos son la solución.
  • Los masajes en las zonas afectadas pueden disminuir considerablemente la presencia de la piel de naranja. Prueba con una mezcla de aceite de oliva con café, la cual, además de dejar tu piel suave y tersa, reactivará tu sistema circulatorio.
Prepara tu propia crema anticelulitis con esta receta.
  • Para tratar la celulitis adiposa, una infusión de alcachofa con ortiga es una excelente opción natural. La alcachofa permite eliminar las toxinas del organismo, mientras que la ortiga limita el almacenamiento de grasas. Una combinación súper efectiva.
Puedes aprovechar el resto de la alcachofa para preparar este riquísimo dip.
  • En el caso de la celulitis acuosa, las propiedades del hamamelis pueden aliviar los síntomas de pesadez. Los taninos de sus hojas ayudan a la contracción de los vasos sanguíneos, lo que mejora la circulación. Prueba aplicándola como tónico y sentirás inmediatamente gran alivio en las piernas.
  • Para contrarrestar los efectos de la celulitis fibrosa debe buscarse restablecer los niveles de colágeno en el organismo, por lo que se sugiere consumir alimentos como soya, nueces y clara de huevo.
¡No te quedes con el antojo de unos tacos! Prueba esta deliciosa versión con soya. Estos son algunos remedios naturales que pueden ayudarte a combatir la celulitis, sin embargo, recuerda que lo primordial es llevar un estilo de vida saludable y ser constante en tus tratamientos.  
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Actualmente, el ritmo de vida nos obliga a ser prácticos, además de que la tendencia saludable es una cosa de todos los días. Queremos como snacks comida que sea fácil de transportar y que, sobre todo, nos ayude a mantener nuestro estilo de vida. Por eso, te contamos algunos de los grandes beneficios de comer almendras.La gente ha volteado a ver como gran opción, las nueces y las almendras, que son una excelente fuente de energía y además, han estado en la alimentación del hombre desde siempre. De hecho, entre los beneficios de las almendras encontramos que son ricas en fibra, que te ayudará a tener una mejor digestión y absorción de nutrientes; también ayudan a darte saciedad para no caer en antojos dulces.Si agregas un puño de almendras en alguna de tus colaciones o un par de veces a la semana, estarás consumiendo una cantidad considerable de proteína vegetal y al mismo tiempo, podrías estar cuidando tu presión arterial.Además, es un snack con vitamina E y antioxidantes, que pueden ayudarte a alentar el envejecimiento. Claro, esto acompañado de una dieta saludable, de buenos hábitos alimenticios. No olvidemos la integración de almendras como ingrediente clave para muchas recetas. En tus platillos ellas aportarán el toque crujiente para que tus recetas queden deliciosas. Su sabor neutro combina a la perfección con recetas dulces como un panqué de almendra o en preparaciones saladas, como unas almendras a los tres chiles. La facilidad de molerlas sin que pierdan sus propiedades, las hace perfectas para salsas o aderezos.Aunque la forma más fácil de comer almendras es como snack, ingerirlas entre comidas te puede ayudar a que te sientas satisfecho más tiempo, lo que provocará que no te de tanta hambre y reduzcas un poco la cantidad de alimentos, así consumas los necesarios de acuerdo a tus necesidades.
Una taza de café siempre es rica, ¿o no? ¿Realmente hay una diferencia entre el café de grano y el café soluble? Conoce más acerca de los tipos de café y sus diferencias. TiempoEvidentemente, la diferencia más notable entre tomar café de grano y café soluble es el tiempo que se tiene que invertir en su preparación. Para preparar una taza de café instantáneo no necesitas más que agua caliente, café y unos segundos. En cambio, la preparación del café de grano implica una elaboración un poco más compleja que requiere varios minutos. PracticidadEsto va de la mano del tiempo. Mientras que el café soluble puede prepararse con la ayuda de una sola cuchara, para el café de grano se necesitan varios instrumentos. Puede ser una cafetera, una prensa francesa, un filtro, etc. El punto es que el café de grano requiere más tiempo y elaboración. De hecho, para algunas personas su preparación es casi como un ritual. SaborLos amantes del café dirán que el café de grano tiene un mejor sabor, pero esto depende mucho del gusto de cada persona. Por un lado, el café soluble suele tener un sabor un poco más amargo y fuerte; mientras que el café de grano tiene una variedad de sabores más amplia. La razón de esta diferencia está en los aceites naturales, que solo se conservan en el café de grano.BeneficiosBeber café ofrece grandes ventajas para la salud. Afortunadamente estos beneficios varían muy poco entre la versión en grano y la soluble. Se calcula que la aportación de antioxidantes es muy similar entre uno y otro. Tal vez la única diferencia es el nivel de cafeína, ya que los cafés solubles solo contienen la mitad respecto al café recién hecho. CostoSiendo la opción más práctica, lógicamente el café soluble es más económico que el de grano. Al no necesitar equipo o herramientas especiales, el café instantáneo es una opción más barata en comparación con la bebida hecha a partir del grano. No importa cuál tipo de café elijas. Inicia tu día con una deliciosa taza y disfruta el aroma y el sabor del café.
El comienzo del Año siempre es una oportunidad para hacer borrón y cuenta nueva. Si en el último año sentiste que no estabas cuidando bien tu cuerpo o que tu salud comenzaba a sufrir los estragos de tu estilo de vida, aprovecha el Año Nuevo para construir nuevos hábitos alimenticios.¿No tienes ni idea de por dónde comenzar? Estos son los hábitos que mejorarán considerablemente tu salud.Bebe más agua natural. Cuando no tomas suficiente agua, el cuerpo se deshidrata. Esto puede provocar problemas de salud, hacerte sentir débil y comerás de más. Este año hazte el propósito de beber dos litros de agua natural todos los días.Come cinco veces al día. Los periodos de ayuno prolongados hacen que los niveles de azúcar se desestabilicen, haciendo que tengas más antojos de comida chatarra. Mantén tu metabolismo a buen ritmo con cinco comidas al día.Desayuna bien todos los días. Jamás comiences tu jornada sin haber desayunado. El brincarte esta comida no solo hace que sea más difícil arrancar motores, sino que además está relacionado con el aumento de peso. Inicia todos los días con una comida balanceada.Busca siempre frutas y verduras frescas. Parte de una buena alimentación, es comer menos comida con conservadores. Sí, es muy sencillo tener todo en reserva como enlatado, pero para absorver verdaderamente bien los nutrientes, tu cuerpo necesita comida fresca. Cocina más. Este año lucha contra la flojera y las prisas, y métete más a la cocina. El tiempo que inviertas en la preparación de tus comidas te ayudará a hacerte más consciente de tu alimentación y de tus hábitos alimenticios.Mejora tu relación con la comida. La ansiedad, el temor y la frustración son algunas emociones que pueden llevarnos a comer sin tener hambre necesariamente. Analiza las razones por las cuales comes y descubre si hay algún patrón que desencadene algún comportamiento negativo hacia la comida.Prueba nuevos alimentos. Date la oportunidad de descubrir nuevos sabores. Prueba nuevos ingredientes y estilos diferentes de comida. Es bueno tener platillos favoritos, pero no limites tu experiencia gastronómica a un par de recetas ya conocidas.Y sobre todo recuerda: Haz ejercicio tres veces por semana, aunque suene a cliché, en verdad tu cuerpo necesita que hagas más ejercicio. Y no se trata solo de una cuestión de perder peso, la actividad física tiene la capacidad de hacerte sentir mejor y con más energía.¿Tú ya tienes tus propósitos para el Año Nuevo? Si lo que quieres es comenzar a cocinar más, estas recetas son perfectas para ti:Ensalada de Camote con Frutos SecosCroquetas de Camarón con Salsa de HabaneroEnsalada de Espinacas con Fresas
Todos tenemos en nuestra cocina un tupper que quedó teñido de rojo por el chile rojo de un asado que guardamos ahí. Y aunque no se ve bonito, lo de menos es el aspecto de un refractario. El problema es cuando los utensilios de la cocina guardan olores de la comida. Si ya tienes varios platos o contenedores que huelen feo, aquí te decimos cómo quitar malos olores de vasos, platos, tuppers y todo aquel utensilio de cocina.RemojoCuando cocinas con cebolla, ajo o algún otro ingrediente de olor fuerte, lo mejor que puedes hacer es dejar el plato en cuestión de remojo. Llena un balde con agua y detergente para trastes y sumerge el utensilio que huela mal. Si no está muy impregnado, un par de minutos será suficiente para quitar el olor.Limón y salCuando los olores son un poco más difíciles, puedes usar la combinación de limón y sal. Frota el refractario con la mitad de un limón y sal. El jugo de limón neutraliza los olores, mientras que la sal ayuda a extraer cualquier resto de comida que pueda estar provocando el mal olor. Solo ten cuidado con los materiales en los que aplicas esta técnica, ya que pueden rallarse los utensilios.Vinagre y bicarbonatoOtra opción que también funciona muy bien para quitar los malos olores es mezclar vinagre con bicarbonato de sodio. En un recipiente grande pon suficiente agua (de preferencia tibia o caliente) y agrega el vinagre con el bicarbonato. Sumerge los utensilios y déjalos reposar por lo menos media hora. Después lávalos como acostumbras hacerlo.CloroEsta alternativa es efectiva, pero requiere mucho cuidado. Te sugerimos usar cloro con tu jabón cuando los trastes estuvieron en contacto con alimentos crudos, como puede ser carne de pollo, mariscos o cerdo. Ten cuidado de usar solo unas gotitas porque puede ser peligroso. Enjuaga muy bien los utensilios.Pon en práctica estos tips y cuéntanos cuáles te funcionan mejor.Estas recetas te pueden interesar:Tortitas de salmón a la mexicana con salsa de aguacateSalteado de carne con brócoliHuevos a la cazuela con poblanoTilapia a la veracruzana
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD