Cómo conservar los quesos
Consejos de Belleza

Cómo conservar los quesos

Por Kiwilimón - Junio 2013
Partiremos de varias preguntas con las cuales tal vez se han enfrentado en su día a día cuando se trata hablar de queso. ¿Cuáles son los quesos que existen en el mercado? ¿Cómo los puedo conservar por más tiempo? ¿Qué puedo preparar con queso? El queso toma un papel muy importante en la gastronomía mundial, en especial en la gastronomía francesa, ya que sus quesos son famosos internacionalmente y divide los tipos de queso en familias de acuerdo a su elaboración y contenido, pero sin importar países y fronteras, sabemos que el queso puede tener un papel protagonista en los platillos. Es por eso que tenemos una lista de diferentes tipos de queso y la manera en cómo podemos conservar los quesos más tiempo.   ¿Cuáles son los tipos de queso? Existen varios tipos de queso, diferenciados por su sabor, vista, aroma y consistencia. En esta lista los diferenciaremos por familia para que tengamos una idea más clara de cuáles estamos comprando. Además les tenemos algunos ejemplos, de todos los quesos que existen. 1. Quesos frescos. Cottage, Requesón. 2. Quesos de pasta blanda y corteza enmohecida. Queso Brie, Camembert, 3. Quesos de pasta dura o semi dura. Emmental, Gruyère, Gouda, Parmesano, Cheddar. 4. Quesos azules. Roquefort, Gorgonzola. 5. Quesos de cabra. Crottin de Chavignol, es el más conocido por denominación de origen   ¿Cómo conservar los quesos? La mejor forma de conservar un queso es de tal manera que puedan respirar, por lo que guardarlo de manera hermética no es muy recomendable. Los quesos frescos son los que menos tiempo se conservan, éstos es mejor consumirlos en poco tiempo. Por el contrario los quesos de pasta dura, tienden a conservarse por más tiempo en el refrigerador. Puedes elegir un molde especialmente para el queso, y solo utilizar ese recipiente para guardarlo. Te recomendamos hacerle perforaciones, si es que no los tiene para que pueda respirar el queso. Lo mejor será conservarlo en un compartimento cerrado que tenga el refrigerador, algunos tienen una sección especial para la mantequilla o también servirá el de frutas y verduras. De esta manera podrá respirar el queso sin que se seque. Para que puedas desgustar un buen queso, es mejor comprarlo de la mejor calidad. Los que venden en el supermercado son quesos industriales que no tienen las características propias de un queso, lo más recomendable es acudir a una tienda gourmet o especial donde te pueden recomendar el mejor queso de acuerdo a tu gusto.    Para servirlo en la mesa: No hay nada como reunir a tus amigos a degustar un rico vino con un plato de quesos. Lo que te recomendamos es utilizar un plato especial para quesos, y servirlo con cuchillos especiales para cortar. En los kits que venden especiales para queso hay un utencilio que termina en dos puntas, éste es para servir el queso que cortaste en tu plato ya que el tenedor, no debe tocar el queso. También puedes preparar innumerables platillos con queso, desde platos salados hasta los dulces, como sopa, ensalada, postre, plato fuerte, en botanas, canapés, etc. Y para que liberes toda tu creatividad, te enlistamos una serie de platillos para que empieces a degustar toda la variedad de quesos que existen en diferentes formas, sabores y texturas.   (es importante hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación) Sopa de coliflor con queso gorgonzola. Una deliciosa sopa cremosa de coliflor con blue cheese para un día de frío. Pimientos piquillo rellenos de queso de cabra. Estos rico pimientos españoles están rellenos de queso de cabra y sazonados con perejil, tomillo y vinagre de jerez. Son deliciosos y muy saludables. Frittata de jalapeño y queso individuales. Estas frittatas de jalapeño y queso se pueden servir en un brunch, desayuno estilo buffet o de botana. Tarta de espárragos y queso gruyere. Esta deliciosa tarta de espárragos con queso gruyere se prepara en solo 45 minutos. Los sabores del queso gruyere con los espárragos y la pasta hojaldrada van perfecto juntos! Queso brie en hojaldre con mermelada de chabacano. Esta botana de queso brie envuelto en hojaldre va rellena de mermelada de chabacano, almendras, y arándanos secos. La combinación de sabores queda exquisita. Hojaldre con queso de cabra y piñones. Esta rica botana es muy facil de preparar. El hojaldre se compra ya hecho en el supermercado y se hornea con queso de cabra, cebollas caramelizadas, mermelada y piñones. Fettuccine con salsa gorgonzola. Una rica pasta cremosa con una salsa de queso crema y queso azul. Pollo a la parmesano. Esta receta es genial pues mezcla ingredientes cotidianos que por lo general no cambiaríamos. Fresa con queso cottage. Rico postre de fresas con queso cottage para ocasiones familiares. Bocadillos de queso emmental. Disfruta de unos ricos bocadillos con jitomate deshidratado, jamó serrano y lo mejor, un toque de queso emmental para complementar.

Si quieres conocer todas las recetas de kiwilimón que tengan queso, haz click aquí

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Agradecer es uno de los actos más elevados de la existencia. El poder que esconde esta sencilla acción es magia pura: nos conecta con las frecuencias divinas, con el don creador que manifiesta y le da boost a lo que agradecemos. Esto a colación de que estamos a una semana de la celebración más relevante para los norteamericanos, el Thanksgiving (los canadienses también la celebran, pero en otra fecha). Esta fiesta no tiene un día fijo en el calendario, sino que sucede el cuarto jueves de cada noviembre y, aunque conmemora un hecho histórico cuya veracidad sigue generando debates, agradecer es un acto universal y amoroso, cercano a todas las culturas.Según Philip David, hotelero y restaurantero americano residente en México, el Día de Acción de Gracias comenzó en Plymouth, Massachusetts, con los peregrinos llegados de Inglaterra, quienes al haber enfrentado escasez de alimento agradecieron la primera cosecha. Su fruto y la benevolencia de los indios wampanoag asentados en el área hicieron posible la supervivencia en el duro invierno. El Día de Acción de Gracias quedó como una celebración importante en la religión protestante y en la cultura anglosajona en general, pero se convirtió en una fiesta nacional en 1789, por iniciativa de George Washington. “Algo que no se tiene claro es que el Thanksgiving no es una fecha de consumismo –como la Navidad– sino de estar y permanecer en familia. La familia es lo importante en este día”. Es con ella y alrededor de la mesa que desfilan platos como el puré de camote, la ensalada con nueces y arándanos, el pay de nuez o el de manzana. El pavo es imprescindible. Sobre el porqué se celebra con esta proteína existe todo tipo de teorías. El guajolote es originario de Norteamérica y se cree que, con esta ave, otrora salvaje, y con ternera, se celebró en aquella primera ocasión. La familia, la comida y el agradecimiento, ¿acaso hay una mejor celebración?¿Por qué es tan bueno agradecer?Gabriel Ángel, facilitador de sanación cuántica, dice que “cuando agradeces, aumentas tus frecuencias y esto genera cambios celulares positivos en el organismo. Nuestros ancestros estaban conectados a la Tierra. Ellos agradecían todo lo que podían porque entendían que este acto era una especie de retribución al universo, a Dios, a la fuente creadora, por todo lo que recibían”.Mirar en conciencia lo que nos rodea nos hace desmenuzar su magnificencia. Cuando somos capaces de hacerlo, el agradecimiento viene con facilidad y valoramos a las personas con quienes compartimos camino, lo que hacemos, lo que somos, lo que tenemos, los frutos de nuestro trabajo y, claro, las cosechas. Hay un regalo en todo, si sabemos verlo. En esta sintonía muere el miedo a dejar de poseer porque no existen límites en la abundancia del universo. “El sistema divino es un sistema; tiene sus propias reglas, sus propias leyes. En el agradecimiento te conectas con esas leyes, con la divinidad y eso claro que genera resultados: te conviertes en una herramienta de manifestación”, asevera Gabriel Ángel. El agradecimiento que se comparte en la mesa, por ejemplo, como en el Thanksgiving, no se exime de dicho encanto. Gabriel Ángel explica que hay que agradecer el ser y el estar, el cómo llegaron nuestros alimentos a la mesa y por quienes la rodean; por la providencia que generó el momento en una maquinación perfecta. Luego lo que queda es conectarnos con el gozo en cada cucharada, cada bocado.Yo particularmente celebro la conexión que genera el dar gracias con la esperanza, con el aquí y el ahora, con la alegría de vivir. Para Gabriel Ángel, lo importante es ir hacia el corazón y apreciar. "Hay que pagar con amor lo que se recibe: agradecer es una faceta más de la energía del amor". En agradecer estar el recibir: el Día de Acción de Gracias es la oportunidad que tenemos para que, a través de la unión familiar, de la comida rica, de sabernos bendecidos, alegremos nuestro corazón para recibir más. Si ya se te antojó ponerte en la sintonía te dejo un menú delicioso que podrás compartir en familia:Pechuga de pavo con salsa de frutos rojos como plato fuerteRelleno de pavo para acompañarPuré de papa con jamón como guarnición clásicaPay de nuez o cheesecake de calabaza como postre
Michoacán es un estado abundante en riqueza cultural, con un legado arquitectónico casi tan impresionante como su pasado histórico, ¡y qué decir de su contexto artístico! Pero si hay algo por lo que destaca el estado de Michoacán, es por su maravillosa gastronomía tradicional, no por nada en 2010 la comida mexicana fue declarada como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) bajo el paradigma de Michoacán. La cocina tradicional michoacana está conformada por platillos clásicos como la sopa tarasca, las corundas y, por supuesto, las famosas enchiladas morelianas, entre otros. Dichas recetas se constituyen por ingredientes oriundos de la región del campo, de sus lagos y hasta del mar. Algunos de los que más destacan son los aguacates, los pescados de sus abundantes lagos, los hongos de las montañas y las truchas de los ríos. Estos ingredientes sólo podrían ser transformados en auténticos manjares por las cocineras tradicionales, quienes nos han compartido sus secretos culinarios a través de Morelia en Boca, el Festival Internacional de Gastronomía y Vino de México, uno de los más importantes del país donde confluyen productos regionales de gran calidad, recetas irresistibles y muy creativas y conceptos gastronómicos locales y nacionales. Disfruta exclusivamente para ti, suscriptor de KiwiPro, la cocina tradicional michoacana, que las cocineras más pro de Michoacán, México, tienen para ti.
Las cifras no dejan lugar a dudas. La Organización Mundial de la Salud reporta que las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la principal causa de muertes en el mundo y, según sus estimaciones, se cobran alrededor de 17,9 millones de vidas cada año. Quedarnos cruzados de brazos es imperdonable si consideramos que un gran porcentaje de las enfermedades cardiovasculares se pueden prevenir. Basta con que pongamos en práctica una serie de hábitos saludables—hacer ejercicio, bajar de peso y llevar una alimentación sana—para cuidar nuestro corazón.Al consumir sal, azucares y grasas en exceso, los niveles de colesterol aumentan, las arterias se estrechan por el exceso de placa y la probabilidad de sufrir un ataque cardíaco o una enfermedad cerebrovascular incrementa, es por eso que mantener niveles bajos de colesterol malo (LDL o lipoproteínas de baja densidad) es muy importante y debe ser una prioridad al comenzar a cuidar nuestro corazón por medio de una alimentación saludable. Cinco tipos de alimentos que debes evitar si tienes el colesterol altoDe acuerdo con las especialistas de la sección Te Cuida de kiwilimón, podemos cuidar nuestro corazón por medio de una alimentación saludable, pues la base de nuestra salud está en cómo nos alimentamos. Las especialistas nos compartieron algunas recomendaciones generales para que comiences a cuidar de tu corazón desde la alimentación: 1. Reducir el consumo de grasas en la alimentación, especialmente las grasas saturadas El consumo excesivo de grasas saturadas puede resultar en el aumento en los niveles de colesterol por lo que se recomienda evitar los aceites de coco, los aceites de palma, y los parcialmente hidrogenados. 2. Remover la piel de las aves y evitar vísceras El colesterol se encuentra en los productos de origen animal, por tanto, se recomienda remover la piel de las aves y evitar vísceras como menudo, hígado, riñones, etc. Aprende más sobre dieta y tratamiento para el colesterol alto (LDL) aquí. 3. Consumir grasas saludables altas en omega 3 Este tipo de grasas contribuyen al balance de los niveles de colesterol, triglicéridos y la presión arterial. Sin embargo, este tipo de ácidos grasos no son producidos de manera natural por nuestro cuerpo, por lo que se recomienda la ingesta de alimentos ricos en omega 3 tales como granos integrales, frutos del bosque, aguacate, pescados de aguas heladas (salmón, atún, pollo, arenque, trucha) o en su caso, a través de suplementos. 4. Limitar el consumo de sal El consumo excesivo de sodio causa retención de líquidos y aumento en la presión arterial, por lo que se recomienda evitar aquellos alimentos con un alto contenido de sodio (alimentos instantáneos, enlatados, ahumados, curados y embutidos). Por otro lado, se recomienda sustituir la sal por diferentes especias al cocinar. 5. Una buena hidratación El agua supone entre 50% y 70% de nuestra masa corporal, por lo que el buen funcionamiento de nuestros órganos depende de una buena hidratación. La clave está en beber un mínimo de agua al día, incluso aunque no tengamos sed, para asegurarnos de que nuestro organismo funcione correctamente.¿Es una dieta suficiente para tratar el colesterol alto? Aprende más aquí.Cuidar tu corazón a través de una alimentación saludable es mucho más fácil de lo que te imaginas, sólo es una cuestión de hábito. Las especialistas de Kiwi Te Cuida reunieron cuatro recetas bajas en grasas que son prácticas, económicas y muy sencillas para que comiences a alimentarte sanamente. Elige entre un rico arroz poblano de brócoli, unos deliciosos sopes de vegetales parrillados, un suculento salmón en salsa de jamaica y chile serrano o una fresca ensalada de melón con zanahoria. ¿Qué esperas para empezar a comer sano?
Es difícil imaginar una cena de Acción de Gracias sin el clásico puré de papa, el popular puré de camote, la deliciosa salsa de arándanos, el tradicional mac & cheese, el icónico pay de calabaza y, por supuesto, el característico pavo al centro de la mesa. Esta escena se repite múltiples veces en series de televisión, películas y anualmente en millones de hogares a lo largo y ancho de los Estados Unidos el cuarto jueves de noviembre. El Thanksgiving Day es tan importante en los Estados Unidos que está catalogado como la fiesta familiar más grande del país, pues moviliza a un número importante de personas que ansían reunirse con familiares o amigos para disfrutar de la tradicional cena de Acción de Gracias. Si bien, expresar el agradecimiento por las buenas cosechas es una actividad muy común en los distintos festivales que se celebran alrededor del mundo, el concepto de la cena del Día de Acción de Gracias se remonta a un festín entre peregrinos ingleses que fundaron la colonia de Plymouth—actualmente Massachusetts—y los indígenas de la tribu de los Wampanoag. Aunque no se sabe la fecha exacta de ese mítico festín, se considera que la primera cena de Día de Acción de Gracias de la historia tuvo lugar en 1621, pues el cronista peregrino Edward Winslow hizo mención de los preparativos previos en una carta: “Ya que aseguramos nuestra cosecha, nuestro gobernador envió a cuatro hombres a cazar aves para que podamos alegrarnos juntos una vez que hemos reunido los frutos de nuestro trabajo. Los cuatro mataron tantas aves en un día que, con un poco de ayuda, duraron para la compañía casi una semana.” Por si fuera poco, Edward Winslow describe más adelante lo que parece ser la primer cena de Acción de Gracias de la que se tiene registro: “En ese momento, entre otras actividades, usamos nuestras armas, muchos de los nativos vinieron con nosotros, y entre ellos estuvo su gran rey Massasoit, con unas noventa personas, a quienes entretuvimos y celebramos durante tres días, y ellos salieron y cazaron cinco venados, que trajeron a la plantación y los concedieron a nuestro gobernador, al capitán y a algunos otros. Y a pesar de que no siempre será tan abundante, por la gracia de Dios, estamos tan lejos de la necesidad que deseamos compartir con ustedes nuestra abundancia”. De acuerdo con distintos historiadores, es poco probable que el pavo fuera el única ave al centro de la mesa en los festines de fin de la cosecha, pues diferentes productos de la cosecha, venados, cisnes, gansos, patos, y otras aves pequeñas también pudieron haber sido parte del menú como lo indica el recuento de Edward Winslow. Con el paso de los años, la tradición de expresar el agradecimiento por las buenas cosechas con un banquete se convirtió en una actividad habitual en Nueva Inglaterra y su popularidad fue tal que en 1863 que el presidente Abraham Lincoln proclamo el Día de Acción de Gracias como feriado nacional anual que se celebra hasta nuestros días.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD