Cómo hacer tu propio desodorante en casa
Consejos de Belleza

Cómo hacer tu propio desodorante en casa

Por Kiwilimón - Diciembre 2013
Si quieres ahorrar dinero o simplemente incluir algo más natural en tu rutina de belleza puedes preparar tu propio desodorante en casa usando ingredientes sencillos y económicos. Aquí te dejamos algunas ideas para que lo intentes.

Opción 1

Vas a necesitar: -Maicena -Bicarbonato de sodio -Aceite de coco -Aceites esenciales -Vitamina E -Un bote vacío de desodorante en barra para llenar En un recipiente mezcla 1/4 de taza de maicena con 1/4 de taza de bicarbonato. Agrega 10 gotas de aceites esenciales (lavanda y limón son buena idea porque además funcionan como antibacteriales). Añade también 2 cucharadas de aceite de coco y unas gotitas de vitamina E (ésta te deja la piel bien suavecita, pero si no tienes no lo necesitas). Necesitas mezclar hasta formar una pasta dura que puedas meter en tu contenedor de desodorante (con más o menos la misma consistencia a la que estás acostumbrada). Agrega un poco más de los ingredientes secos o aceite de coco para ajustar. Mete el desodorante en el contenedor y listo, ¡pruébalo! Los aceites esenciales pueden ser demasiado fuertes para la piel sensible. Si te molesta disminuye la cantidad de gotas.

Opción 2

Vas a necesitar: - Bicarbonato de sodio - Maicena - Aceite de té de árbol Mezcla 1/4 de taza de bicarbonato con poco más de 1/4 de taza de maicena y agrega 10 gotitas de aceite de té de árbol. Este desodorante es diferente porque se aplica con un algodón y te puedes sacudir después (justo antes de vestirte).

Opción 3

-Limón Nosotras no hemos probado este método, pero lo hemos escuchado mucho. Puedes partir un limón y frotar una mitad sobre la piel de tu axila. Aparentemente funciona bien como desodorante, pero me preocupan las manchas que puedan aparecer por el sol así que lo dejaría sólo para casos de emergencia. Ver artículo original aquí. Artículo cortesía de     

"Si quieres ahorrar kiwilimón te comparte su sección de recetas económicas para hacer deliciosos platillos con bajo presupuesto, conócela aquí."

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
7 ingredientes naturales para deshacerse de la grasa y cochambre en la cocina
En kiwilimón sabemos que mantener tu cocina limpia es muy importante para ti, pues la higiene del hogar es esencial para mantener una buena salud. En el caso de la cocina, la limpieza es obligatoria, pues ahí cocinamos los alimentos que consumimos todos los días. Sin embargo, no es necesario gastar una fortuna en productos de limpieza o pasar horas limpiando para tener una cocina sin rastro de cochambre, ¡aquí te decimos cómo!Los mejores ingredientes para remover el cochambreEl cochambre es una sustancia pegajosa o grasosa que forma una capa sobre los muebles de la cocina, el refrigerador, el microondas, la estufa y todos los demás electrodomésticos. Si hay cochambre y grasa en tu cocina, no te preocupes, aquí te decimos como deshacerte de él en un dos por tres con ingredientes naturales, los cuales seguramente ya tienes en tu alacena.Vinagre blancoComo bien sabes, el vinagre blanco es una excelente opción para limpiar todos los rincones de tu casa, desde la cocina hasta el baño, pasando por ventanas y pisos.En el caso del cochambre, el vinagre se convertirá en un gran aliado, pues te ayudará a remover la grasa rápidamente. Para limpiar tu cocina con este ingrediente, puedes hacer una mezcla de vinagre blanco con cáscara de limón o naranja, deja reposar por varios días y coloca el líquido en un atomizador. Posteriormente, rocía un poco sobre el cochambre y deja reposar por un par de minutos, luego limpia la superficie con un trapo limpio y húmedo.Jugo de limónSi estás harto de las manchas de cochambre y grasa por toda la cocina, tenemos buenas noticias: tienes la solución en tu refrigerador. Solo necesitas exprimir varios limones, colocar el líquido en un atomizador y aplicar directamente sobre la mancha. Deja reposar unos minutos y después limpia con un trapo húmedo. ¡Decirle adiós al cochambre nunca había sido tan fácil!Bicarbonato de sodioEste ingrediente sirve para preparar postres, sin embargo, también tienes múltiples usos a la hora de limpiar el hogar. Para remover la grasa y mugre más pegada, mezcla un poco de carbonato con jugo de limón para remover el cochambre más pegado.También puedes leer: ¿Cómo limpiar tu horno usando bicarbonato de sodio?Sal¡Seguramente nunca habías utilizado sal para quitar mugre y cochambre! Si quieres que tu cocina se vea impecable, te recomendamos usar colocar un poco de sal sobre las manchas de grasa y cochambre, pues este ingrediente absorberá la grasa.Ahora, si el cochambre está muy pegado, puedes mezclar 3 cucharadas de sal con una cucharada de alcohol, revolver y untar la mezcla sobre el cochambre. Deja reposar por unos 10 minutos y luego limpia la superficie con un trapo limpio y húmedo.También puedes combinar un poco de sal con bicarbonato de sodio y jabón para trastes para crear un poderoso limpiador y desengrasante que te hará olvidarte del molesto cochambre para siempre.Agua calienteEl agua caliente siempre es una gran opción a la hora de limpiar utensilios, pero también es de mucha ayuda cuando se trata de remover cochambre y grasa. Prepara una mezcla de agua caliente, jabón para trastes y jugo de limón para remover las manchas más difíciles. ¡Tu cocina quedará rechinando de limpia!Fécula de MaízLa maicena es otra gran alternativa para quitar la mugre más pegada. SI tienes manchas de grasa o cochambre en la cocina, solo tienes que revolver una cantidad generosa de fécula de maíz con agua, después aplica la mezcla sobre la suciedad y talla muy bien con un trapo húmedo, todo quedará como nuevo.Agua de arrozAunque no lo creas, el agua de la cocción del arroz es muy eficaz para remover manchas de aceite, grasa y cochambre. Una vez que tengas el agua de arroz, coloca un poco sobre la grasa o el cochambre, deja reposar por 10 minutos, limpia la superficie con un trapo y deja secar.También puedes leer: Cómo limpiar tu lavadora usando ingredientes caserosLos mejores desengrasantes caseros para la cocinaSi quieres mantener tu cocina rechinando de limpia, entonces prepara estos limpiadores caseros, son muy prácticos y lo mejor de todo es que no contienen químicos.Desengrasante con carbonato y limónGracias a su eficacia para remover mugre, grasa, aceite y cochambre, este remedio natural es una gran opción para que tu cocina luzca como nueva. Ingredientes:Bicarbonato de sodioAgua tibiaJugo de un limónAtomizadorInstruccionesPrepara la mezcla con una taza de carbonato, 2 tazas de agua tibia y el jugo de limón.Revuelve muy bien y coloca el líquido en un atomizador.Aplica la mezcla sobre los muebles de la cocina, el refrigerador, la estufa, el horno, el fregadero o el microondas.Deja reposar por 5 minutos y remueve el cochambre usando una esponja.Limpia con un trapo y deja secar.Desengrasante con vinagreNo hay nada mejor para deshacerte del cochambre que el vinagre blanco. Para este fácil y práctico remedio casero, solo tienes necesitas dos ingredientes. Ingredientes:Vinagre blancoAgua tibiaInstruccionesMezcla una taza de vinagre con una taza de agua tibia.Vierte la mezcla en un atomizador.Rocía el líquido sobre las manchas de grasa y cochambre.Deja reposar por 10 minutos y limpia con un trapo húmedo.
¿Cuáles son los platillos más emblemáticos de Chile?
La comida típica de Chile es un reflejo de su identidad mestiza, ya que mezcla la tradición indígena y con el aporte de los sabores coloniales españoles. La gastronomía chilena también causa sensación gracias a su vasta geografía, de donde surgen los ingredientes más diversos y exquisitos de la nación. Si aún no sabes lo que te estás perdiendo, te invitamos a conocer los platillos más emblemáticos de Chile. Humitas Si bien las humitas no son exclusivamente de Chile, sí son consideradas uno de los platillos típicos chilenos más populares. Similares a los tamales mexicanos, las humitas están hechas con masa de maíz tierno, conocido como choclo, que se envuelven en hojas de mazorca y se cocinan al vapor. Porotos Los porotos son un guisado de Chile que se sirve caliente y tiene diversas variantes, pero los más tradicionales son, sin duda, los porotos con riendas. Se trata de un guiso preparado con frijoles, una mezcla de granos de elote, cebolla, zapallo, tomate y ajo. ¡Es un platillo ideal para el invierno! Cazuela Se cree que la cazuela es un platillo introducido por los españoles en Chile, el cual consta de una sopa de verduras con carne de pollo, ternera o cordero, acompañada con arroz. Algunos lo comparan con el sanchocho colombiano. Caldillo El caldillo, platillo que provocó la inspiración del mismísimo Pablo Neruda, es una receta tradicional chilena hecha a base de pescado congrio con cebollas, papas, zanahoria, limones y cilantro, entre otros. Si te gusta la comida del mar, no dudes en probarlo. Curanto de hoyo Lo que bien podría compararse con una barbacoa hidalguense, lo encontramos en este delicioso platillo tradicional de Chile conocido como curanto de hoyo. El curanto se prepara con piedras calientes dentro de un hoyo, en donde posteriormente se agregan en capas diferentes tipos de carnes, pescados, mariscos y papas que se cubren con grandes hojas de nalca y sellan la cocción con más piedras calientes. ¿No se te hizo agua la boca? Carbonada La carbonada chilena es una sopa tradicional que se cocina con papa, zapallo, carne molida, cebolla, zanahoria cortada en trozos y caldo con arroz. La carbonada surge de la región minera de Lota y es uno de los mejores platillos tradicionales de Chile.
La evolución de la tortilla de maíz, de la época antigua a la actualidad
La tortilla es el pilar de la gastronomía mexicana, así como una pieza clave de nuestra identidad culinaria y de nuestra historia. Por si fuera poco, es un alimento versátil, nutritivo y económico, es por eso que es indispensable en todos los hogares mexicanos, ya que es una buena fuente de calcio.Si quieres conocer más sobre la historia de la tortilla, su origen y su evolución, en kiwilimón te decimos todo lo que tienes que saber sobre el alimento más mexicano de todos. Pues, aunque en México existen alrededor de 700 platillos que se pueden preparar con maíz, la tortilla es, y siempre será, la joya de la corona. ¿Qué es la tortilla? La tortilla de maíz es un pequeño disco hecho de maíz nixtamalizado o harina de maíz, el cual se puede preparar a mano o en máquinas industriales. Años más tarde surgieron las tortillas de harina, las cuales se preparan con harina de trigo y manteca o mantequilla, son más populares en el norte del país, mientras que las tortillas de maíz son imprescindibles en el centro y sur de México. El origen de la tortilla La tortilla, el pilar de la alimentación en nuestro país, es de origen prehispánico y se calcula que se creó alrededor del año 500 a.c., según el estudio titulado “Elaboración y consumo de tortillas como patrimonio cultural de San Pedro del Rosal, México”. Sin embargo, diferentes estudios han señalado que los antiguos habitantes de nuestro país habrían domesticado el maíz e inventado el proceso de nixtamalización entre el año 400 a. C. y el año 100 d. C. En la "Historia general de las cosas de Nueva España", escrito por Bernardino de Sahagún entre 1540 y 1585, el religioso español explica la gran variedad de tortillas que existían en el país: Las tortillas que cada día comían los señores se llamaban totonqui tlaxcalli tlacuelpacholli, que quiere decir “tortillas blancas y calientes dobladas” (...) comían también cada día tortillas que se llamaban ueitlaxcalli; quiere decir “tortillas grandes”, estas son muy blancas y muy delgadas y anchas, y muy blandas (.…) otras tortillas que se llaman cuahuhtlacualli; son muy blancas y grandes, y gruesas y ásperas. Otra manera de tortillas se llamaban tlaxcalpacholli; eran blancas, y algo pardillas, de muy buen comer. (…) unos panecillos, no redondos sino largos, que llaman tlaxcalmimilli; son rollizos y blancos, y del largor de un palmo. (…) Otra manera de tortillas llamaban tlacepoalli tlaxcalli, que eran ahojaldrados; Usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera de ellas se llaman tianquiztlacualli; quiere decir “tortilla o tamal que se vende en el tiánquez”. Otra que se llama íztac tlaxcalli ética tlaoyo, quiere decir “tortilla muy blanca que tiene dentro harina de frijoles no cocidos” (…) Comían unas ciertas tortillas hechas de las mazorcas frescas del maíz, que se llaman elotlaxcalli o xantlaxcalli; otra manera de tortillas hechas de mazorquillas nuevas de maíz, que se dice xilotlaxcalli.Cabe mencionar que el maíz, y las tortillas, eran tan importantes para los pueblos indígenas que Tlaxcala era conocido como “el lugar de tortillas o pan de maíz”. Según información publicada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, en Tenochtitlán existían varios mercados en los que se vendían tortillas solas o con chile carne, miel, huevo, mole y otros acompañamientos.También puedes leer: ¿Cómo hacer tortillas de colores? La evolución de la tortilla Además de ser la única cuchara comestible en el mundo, la tortilla se ha convertido a un elemento imprescindible en la gastronomía mexicana porque se utiliza para preparar todo tipo de platillos: enchiladas, tacos, chilaquiles, totopos, tostadas, quesadillas, flautas, entre muchos otros. Dependiendo del maíz que se utilice para su producción, podemos encontrar tortillas blancas, amarillas, azules y moradas. La revolución de la tortilla Durante la época antigua se utilizaba el metate para moler maíz nixtamalizado, para después formar las tortillas y cocerlas en comales. Sin embargo, todo cambio durante la colonización, pues llegó el molino y años después la máquina de tortillas, un instrumento que cambió la historia de la tortilla y de la producción de alimentos en nuestro país. En nuestro país, comenzaron a inventarse y patentarse máquinas para hacer tortillas desde mediados del siglo XIX, sin embargo, la máquina tortilladora que de verdad cambió la industria alimenticia no salió a la luz hasta 1963, cuando Fausto Celorio creó y patentó una máquina con un sistema de rodillos para troquelar y transportar la tortilla, además, esta funcionaba con gas y no petróleo. Según información publicada por el Archivo General de la Nación, antes de Fausto Celorio, Julián González, presentó una patente para pulverizar todo tipo de granos en 1859. Años más tarde, Genaro Vergara presentó una máquina más moderna para la producción de tortillas.También puedes leer: Maizajo, kiwifav de la semana
La evolución de la tortilla de maíz, de la época antigua a la actualidad
La tortilla es el pilar de la gastronomía mexicana, así como una pieza clave de nuestra identidad culinaria y de nuestra historia. Por si fuera poco, es un alimento versátil, nutritivo y económico, es por eso que es indispensable en todos los hogares mexicanos, ya que es una buena fuente de calcio.Si quieres conocer más sobre la historia de la tortilla, su origen y su evolución, en kiwilimón te decimos todo lo que tienes que saber sobre el alimento más mexicano de todos. Pues, aunque en México existen alrededor de 700 platillos que se pueden preparar con maíz, la tortilla es, y siempre será, la joya de la corona. ¿Qué es la tortilla? La tortilla de maíz es un pequeño disco hecho de maíz nixtamalizado o harina de maíz, el cual se puede preparar a mano o en máquinas industriales. Años más tarde surgieron las tortillas de harina, las cuales se preparan con harina de trigo y manteca o mantequilla, son más populares en el norte del país, mientras que las tortillas de maíz son imprescindibles en el centro y sur de México. El origen de la tortilla La tortilla, el pilar de la alimentación en nuestro país, es de origen prehispánico y se calcula que se creó alrededor del año 500 a.c., según el estudio titulado “Elaboración y consumo de tortillas como patrimonio cultural de San Pedro del Rosal, México”. Sin embargo, diferentes estudios han señalado que los antiguos habitantes de nuestro país habrían domesticado el maíz e inventado el proceso de nixtamalización entre el año 400 a. C. y el año 100 d. C. En la "Historia general de las cosas de Nueva España", escrito por Bernardino de Sahagún entre 1540 y 1585, el religioso español explica la gran variedad de tortillas que existían en el país: Las tortillas que cada día comían los señores se llamaban totonqui tlaxcalli tlacuelpacholli, que quiere decir “tortillas blancas y calientes dobladas” (...) comían también cada día tortillas que se llamaban ueitlaxcalli; quiere decir “tortillas grandes”, estas son muy blancas y muy delgadas y anchas, y muy blandas (.…) otras tortillas que se llaman cuahuhtlacualli; son muy blancas y grandes, y gruesas y ásperas. Otra manera de tortillas se llamaban tlaxcalpacholli; eran blancas, y algo pardillas, de muy buen comer. (…) unos panecillos, no redondos sino largos, que llaman tlaxcalmimilli; son rollizos y blancos, y del largor de un palmo. (…) Otra manera de tortillas llamaban tlacepoalli tlaxcalli, que eran ahojaldrados; Usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera de ellas se llaman tianquiztlacualli; quiere decir “tortilla o tamal que se vende en el tiánquez”. Otra que se llama íztac tlaxcalli ética tlaoyo, quiere decir “tortilla muy blanca que tiene dentro harina de frijoles no cocidos” (…) Comían unas ciertas tortillas hechas de las mazorcas frescas del maíz, que se llaman elotlaxcalli o xantlaxcalli; otra manera de tortillas hechas de mazorquillas nuevas de maíz, que se dice xilotlaxcalli.Cabe mencionar que el maíz, y las tortillas, eran tan importantes para los pueblos indígenas que Tlaxcala era conocido como “el lugar de tortillas o pan de maíz”. Según información publicada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, en Tenochtitlán existían varios mercados en los que se vendían tortillas solas o con chile carne, miel, huevo, mole y otros acompañamientos.También puedes leer: ¿Cómo hacer tortillas de colores? La evolución de la tortilla Además de ser la única cuchara comestible en el mundo, la tortilla se ha convertido a un elemento imprescindible en la gastronomía mexicana porque se utiliza para preparar todo tipo de platillos: enchiladas, tacos, chilaquiles, totopos, tostadas, quesadillas, flautas, entre muchos otros. Dependiendo del maíz que se utilice para su producción, podemos encontrar tortillas blancas, amarillas, azules y moradas. La revolución de la tortilla Durante la época antigua se utilizaba el metate para moler maíz nixtamalizado, para después formar las tortillas y cocerlas en comales. Sin embargo, todo cambio durante la colonización, pues llegó el molino y años después la máquina de tortillas, un instrumento que cambió la historia de la tortilla y de la producción de alimentos en nuestro país. En nuestro país, comenzaron a inventarse y patentarse máquinas para hacer tortillas desde mediados del siglo XIX, sin embargo, la máquina tortilladora que de verdad cambió la industria alimenticia no salió a la luz hasta 1963, cuando Fausto Celorio creó y patentó una máquina con un sistema de rodillos para troquelar y transportar la tortilla, además, esta funcionaba con gas y no petróleo. Según información publicada por el Archivo General de la Nación, antes de Fausto Celorio, Julián González, presentó una patente para pulverizar todo tipo de granos en 1859. Años más tarde, Genaro Vergara presentó una máquina más moderna para la producción de tortillas.También puedes leer: Maizajo, kiwifav de la semana
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD