Cómo usar aceite de oliva para hacer crecer las uñas
Consejos de Belleza

Cómo usar aceite de oliva para hacer crecer las uñas

Por Eloísa Carmona - May 2021
El aceite de oliva es parte de la maravillosa dieta mediterránea, es una aderezo sencillo pero con mucho sabor para cualquier ensalada y con estos consejos, aprenderás cómo usar aceite de oliva para hacer crecer las uñas.

Si tú también tienes las uñas quebradizas y las cutículas secas, probablemente no te crecen sanas y fuertes, como quisieras, pero existen varios remedios caseros fáciles que te ayudan con esto, como es el caso del aceite de oliva aplicado a diario. 

El aceite de oliva penetra en la piel y las uñas para ayudar a reparar los daños, además de suavizar las uñas y las cutículas, lo cual da como resultado fuerza y salud a las uñas. El aceite de oliva es una gran idea para usar como remedio casero en la piel, pues se puede utilizar en cualquier parte del cuerpo como emoliente e hidratante.

Los beneficios de belleza del aceite de oliva son legítimos y hay varias formas de aplicarlo en las uñas para fortalecerlas, a continuación te contamos algunos métodos.

1. Aceite de oliva para suavizar las cutículas: primero, sumerge las manos en una mezcla de partes iguales de vinagre blanco y agua tibia durante cinco minutos (para matar los gérmenes y prevenir hongos). Sécate las manos con palmaditas y aplica unas gotas de aceite de oliva en cada cutícula; deja que se absorba durante unos 10 minutos.

2. Aceite de oliva para hacer crecer las uñas: además de mantener saludables las cutículas, el aceite de oliva puede ayudar a que tus uñas crezcan, debido a que es rico en vitamina E, lo cual lo hace extremadamente hidratante y se absorbe fácilmente, ideal para el crecimiento de las uñas. Remoja las uñas en aceite de oliva durante unos 20 minutos una vez a la semana para sentir este efecto fortalecedor.

3. Aceite de oliva para darle brillo a las uñas: aplica aceite de oliva en las uñas y pule con un paño de algodón limpio o una lima de uñas. Esto dará a la uña brillo y protección adicional contra los químicos en el esmalte de uñas.

Sin duda, el aceite de oliva te ayudará a fortalecer las uñas, pues penetra en ellas y en la piel para reparar los daños y suavizarlas, lo cual permitirá que crezcan más y mejor.


Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los superfoods son alimentos totalmente naturales (frutas, algas, semillas, raíces y hierbas) que poseen un gran porcentaje de nutrientes y antioxidantes. Estos complementan lo que el cuerpo produce, además de ayudarles a tener más energía en el día a día y promover el funcionamiento del sistema inmunológico. Por eso se han convertido en elementos indispensables para mejorar y mantener una buena salud.Aunque piensen que son costosos o difíciles de conseguir, en realidad muchos de estos superalimentos les resultarán familiares e incorporarlos a su dieta será muy sencillo. Por ejemplo, inicien la mañana con mucha energía preparando un licuado de plátano con hojuelas de cacao y amaranto.El snack de medio día puede ser un yogurt con arándanos y semillas de chía; a la hora de la comida, pueden preparar una ensalada con quinoa, kale y atún o unos espárragos asados con salmón.Para la colación de la tarde, una buena opción es un smoothie de té matcha con miel de abe¬ja y por último, para cenar ligero, una tostada con aguacate, queso fresco y nopales. Les comparto algunos de los superfoods más fáciles de conseguir:Para ganar energía: Avena, pasas, plátano.Para aliviar dolor: Gengibre, cerezas, turmérico.Para ganar masa muscular: Huevo, salmón, atún.Para agilizar el metabolismo: Pistaches, betabel, edamamesGourmetip: Para mejores resultados consulta a un nutriólogo que sepa indicar las porciones que tu cuerpo necesita.Para recetas hechas con superfoods los invito a mi sitio.
Los superfoods son alimentos totalmente naturales (frutas, algas, semillas, raíces y hierbas) que poseen un gran porcentaje de nutrientes y antioxidantes. Estos complementan lo que el cuerpo produce, además de ayudarles a tener más energía en el día a día y promover el funcionamiento del sistema inmunológico. Por eso se han convertido en elementos indispensables para mejorar y mantener una buena salud.Aunque piensen que son costosos o difíciles de conseguir, en realidad muchos de estos superalimentos les resultarán familiares e incorporarlos a su dieta será muy sencillo. Por ejemplo, inicien la mañana con mucha energía preparando un licuado de plátano con hojuelas de cacao y amaranto.El snack de medio día puede ser un yogurt con arándanos y semillas de chía; a la hora de la comida, pueden preparar una ensalada con quinoa, kale y atún o unos espárragos asados con salmón.Para la colación de la tarde, una buena opción es un smoothie de té matcha con miel de abe¬ja y por último, para cenar ligero, una tostada con aguacate, queso fresco y nopales. Les comparto algunos de los superfoods más fáciles de conseguir:Para ganar energía: Avena, pasas, plátano.Para aliviar dolor: Gengibre, cerezas, turmérico.Para ganar masa muscular: Huevo, salmón, atún.Para agilizar el metabolismo: Pistaches, betabel, edamamesGourmetip: Para mejores resultados consulta a un nutriólogo que sepa indicar las porciones que tu cuerpo necesita.Para recetas hechas con superfoods los invito a mi sitio.
El pozole es uno de los platillos más antiguos, deliciosos y nutritivos que la gastronomía mexicana tiene para ofrecer. Por un lado, el pozole es un caldo muy económico y rendidor, por lo que es ideal para servir durante grandes reuniones. Por si fuera poco, también es nutritivo, pues contiene proteína, poca grasa y verduras crudas. Este platillo, ideal para dar el grito este 15 de septiembre, toma su nombre de la palabra náhuatl “pozolli”, que significa espuma. Según el académico Alfonso de Jesús Jiménez Martínez, todo indica que el pozole fue un plato ceremonial que solo consumían los emperadores o sacerdotes del más alto rango durante ocasiones especiales. Y aunque hoy en día ya no se prepara con carne humana, este platillo se sigue sirviendo en ocasiones especiales. En Kiwilimón te invitamos a conocer más sobre los platillos que le dan identidad a nuestra gran tradición gastronómica. ¿Qué tan antiguo es el pozole?El pozole es uno de los platillos más tradicionales de nuestro país, pues era muy popular entre los antiguos aztecas. Este platillo era tan importante para aquella cultura que se servía dentro de contextos rituales específicos, según el arqueólogo Ulises Chávez Jiménez. Hoy en día, el pozole ya no es parte de rituales de sacrificio, sino más bien un platillo que se prepara en fiestas y todo tipo de celebraciones, tales como el Día de la Independencia. Cada 15 de septiembre, millones de familias mexicanas festejan esta fecha con un delicioso plato de pozole, el cual también es parte del recalentado del día siguiente. Diferentes tipos de pozole De acuerdo con la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios, actualmente existen alrededor de 20 recetas de pozole, sin embargo, las principales variedades son tres: pozole rojo, pozole blanco y pozole verde. Pozole blancoEl pozole blanco es quizá el más popular en la zona centro. Se prepara con carne de cerdo, maíz cacahuazintle, ajo, cebolla y otras especias. Suele acompañarse con tostadas, lechuga, jugo de limón, rábanos, cebolla picada, orégano y chile. Esta receta puede variar dependiendo de cada familia o restaurante, pues la carne de cerdo se puede cambiar por pollo o vegetales. Pozole rojoEl famoso pozole rojo proviene de Jalisco y Sinaloa, aunque su popularidad ha llegado a muchas partes del país. Este rico pozole rojo se prepara con carne de cerdo, maíz cacahuazintle y una salsa de chiles secos, lo que le da su característico color. Se acompaña con lechuga, cebolla, rábanos, orégano, jugo de limón y tostadas. Pozole verdeEsta deliciosa versión del pozole se originó en el estado de Guerrero, en donde se le agrega tomate verde, perejil, cilantro, chile y pepita de calabaza. A diferencia del pozole blanco y del pozole rojo, el pozole verde solo se acompaña de cebolla picada, orégano, chile piquín y jugo de limón. Por otro lado, las recetas más tradicionales añaden un huevo al rico pozole, así como chicharrón, aguacate y sardinas. A pesar de que la receta es un poco diferente, ¡las crujientes tostadas no pueden faltar! Cabe mencionar que la Ciudad de México también tiene su propia versión de pozole verde, la cual se prepara con chile poblano y tomate verde. ¿Cuál de estos deliciosos pozoles vas a preparar el próximo 15 de septiembre?
La comida tradicional japonesa es una de las más populares y aclamadas a nivel mundial. Aunque en muchos países solo se habla de sushi, es importante recordar que la gastronomía japonesa es muy variada y rica. Los principales ingredientes de esta tradición culinaria son el arroz, el pescado, los fideos, el tofu, los vegetales, la carne roja, entre muchos otros deliciosos alimentos. Aunque elegir los platillos más representativos de esta gran tradición gastronómica no es tarea fácil, Kiwilimón te recomienda probar algunos de los platillos más exquisitos que Japón tiene para ofrecer. Sushi Aunque en México es común comer sushi frito y aderezado con chiles, el tradicional sushi japonés es muy distinto. Los principales ingredientes de este platillo son el arroz, vinagre de arroz, azúcar y sal, para después combinarse con pescado crudo, mariscos o verduras. El sushi usualmente se prepara en porciones pequeñas, más o menos del tamaño de un bocado y se le dan diferentes formas. Una vez que se tiene listo el arroz y el pescado, se envuelven en una hoja de alga nori; a esta versión se le llama maki. Por otro lado, cuando se forma una bolita de arroz, se le llama nigiri. No importa cuál sea tu sushi favorito, pues todas las versiones son deliciosas y perfectas para disfrutar durante el fin de semana o mientras ves una película. Ramen Este es otra de las joyas de la gastronomía de Japón y uno de sus platos más famosos. El famoso ramen se prepara con diversos ingredientes: fideos, caldo, verduras, pasta miso, salsa de soya, carne, huevo, alga y cebollín, aunque hay muchas versiones distintas. El secreto del impactante sabor del ramen es el caldo, pues este se hace a base de huesos de cerdo o pollo y se pone a hervir durante muchas horas. Si bien estamos muy lejos del país asiático, en México hay muchos restaurantes en donde puedes probar un sinfín de recetas de ramen, cada uno con un toque especial de sabor. Sashimi El sashimi es otro platillo imperdible de la gastronomía japonesa. Consiste en rebanar mariscos o pescados crudos en láminas muy delgadas. Una vez que el pescado está listo, este se acompaña con salsa de soya, wasabi o salsa ponzu, así como algunas verduras, especialmente rábano daikon y jengibre en conserva. Aunque los sashimis más populares son quizás los de salmón, hay un sinfín de versiones de este platillo, incluso existen versiones vegetarianas. Katsudon El katsudon es un imperdible de la cocina japonesa, pues está lleno de sabor y hasta es un poco picoso. Este delicioso platillo consta de una cama de arroz, una chuleta de cerdo empanizada y otros condimentos, tales como salsa, algún tipo de glaseado, verduras, salsa de soya o miso. En Japón, este platillo es muy popular y es el favorito de los estudiantes. Mochi El mochi japonés es uno de los postres más deliciosos, especialmente cuando se trata del mochi de chocolate, aunque cabe mencionar que hay de todos los sabores. Este postre no solo es rico, también es muy vistoso. Se prepara a base de arroz glutinoso, se moldea y se pinta de colores. Aunque puedes disfrutarlo todo el año, en aquel país la tradición es comer mochi durante el año nuevo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD