Crema casera anti estrías
Consejos de Belleza

Crema casera anti estrías

Por Kiwilimón - Octubre 2013
Las estrías son una parte de nuestra anatomía que, francamente, nos molesta. No todas las mujeres las tienen, hay cuerpos más propensos a sufrirlas, pero tarde o temprano todas veremos una rayita blanca que puede convertirse en una obsesión; por eso  ActitudFEM  nos compartió una crema casera anti estrías. Estas rayas que cortan nuestro cuerpo aparecen por cambios bruscos en nuestro peso y después del embarazo. Se producen por una ruptura de las fibras elásticas cuando la piel se estira demasiado. Otra de las causas es el crecimiento natural del cuerpo. Sabemos que a todas nos molestan estas marquitas en nuestro cuerpo, así que fuimos con la Coordinadora del Wayak Spa en el Resort Viceroy Riviera Maya, Brianda Aldape, para que nos compartiera algún secreto probado por sus clientes en este coqueto resort de Quintana Roo. Brianda nos pasó la receta para preparar una crema anti estrías totalmente caseras, con ingredientes que todas podemos conseguir en el súper. Como todo tratamiento, la clave es la constancia, así que aplíquenla por lo menos 1 vez a la semana y háganlo por varios meses para ver los resultados a largo plazo.  

Ingredientes

  • ½ betabel
  • 2 duraznos
  • ½ taza de aceite de almendras
Licúen el betabel y los duraznos y coloquen la mezcla en un tazón de vidrio. Agreguen el aceite de almendras y mezclen hasta que se forme una crema espesa. Apliquen en las partes afectadas por las estrías y dejen actuar durante 15 minutos. Retírenlo con agua fría.  

Beneficios

El betabel contiene carotenos y antioxidantes naturales mientras que el aceite de almendras aporta los ácidos grasos y la vitamina E que la piel necesita para regenerarse.

Receta de Jugo de Betabel y Mandarina

Ingredientes: - 1 betabel pelado - 2 tazas de jugo de mandarina - 1 kiwi pelado Encuentra los pasos para preparar esta receta dando click aquí.   El durazno aporta además un olor delicioso a la mezcla.

Receta de Crepas de Durazno con Crema

Ingredientes: - 1 taza de harina para la masa - 1 huevo para la masa - 2 cucharadas de mantequilla derretida, para la masa - 1 1/2 tazas de leche para la masa - 1 taza de crema para la salsa - 1 lata de leche condensada para la salsa - 1 lata de durazno en almíbar para rellenar -  1/4 de taza de almendra fileteadas y tostadas, para decorar Haz click aquí para ver el procedimiento para preparar esta receta.  

"¡Cuéntanos cómo te fue con la receta!"

 
Y cuando vayan a la Riviera Maya no se olviden de hospedarse en el Viceroy Riviera Maya donde podrán encontrar éste y otros remedios increíbles en el Wayak Spa.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cocinar puede ser una actividad divertida y hasta relajante. Sin embargo, cuando hay niños involucrados de por medio, esto se convierte en una faena estresante y desafiante. Aprovecha los días libres para involucrar poco a poco a tus pequeños en las labores culinarias. Aquí te compartimos 10 tips que debes seguir cuando cocines con niñosHaz que sea simpleReserva tus recetas especiales, con miles de ingredientes y procesos laboriosos para una ocasión en la que tengas mucho tiempo y no haya que supervisar a nadie más en la cocina.Asigna tareas específicasLos niños, por su curiosidad e inquietud, siempre quieren participar. Déjalos que te ayuden haciendo cosas muy sencillas, como partir la lechuga (con sus manitas, obviamente) o mezclar algo.Organízate antes de empezarNo es lo mismo cuando una sola persona cocina a cuando hay varias manos, sobre todo cuando son de niños. Revisa con anticipación la receta y coloca los  ingredientes en el orden en el que vayan a usarlos.Que sea divertidoA veces el caos surge no tanto por los niños sino por la falta de espacio. Si te es posible, asigna diferentes áreas en tu cocina para que no haya problema y no  se estorben los unos a los otros. Pídele su opiniónEl objetivo de involucrar a los niños es que disfruten cocinar y desarrollen un interés por esto. Si ellos sienten que son parte importante y que pueden tomar  decisiones, será más sencillo que más adelante quieran cocinar solos.Crea tradiciones en torno a la cocinaConvierte cada experiencia en la cocina en un momento muy especial para tus hijos. Tal vez puedes contarles un cuento mientras van preparando la comida o hacer algún juego usando las letras de los ingredientes. Añade poco a poco  de ingredientes nuevosEste tip es buenísimo para los  picky eaters. Si tu hijo es remilgoso y no prueba cualquier cosa, comienza a presentarle nuevos alimentos a través de las recetas. Hazlo poco a poco y de manera sutil para que tu niño no los rechace.No trates de controlar todoOlvídate de mantener tu cocina impoluta y de preparar un platillo perfecto. Cuando cocinas con tus hijos lo más importante es que ellos disfruten la experiencia y comiencen a sentir interés por la cocina.Deja que experimenten con la comidaAdemás de aprender a cocinar, el manipular los alimentos les da la oportunidad a los niños de experimentar con todos sus sentidos. No te enojes si ves que se llevan los deditos a la boca, solo enséñales la importancia de la limpieza en la cocina. Aprovecha para reforzar sus conocimientosCocinar también es una manera de estudiar. Pídeles que te ayuden a leer la receta, que cuenten los ingredientes, que revisen los pasos. Así reforzarás sus habilidades de lectura, comprensión y numéricas.¿Tienes algún otro tip para cocinar con niños? Compártelo en los comentarios.Anímate a preparar estas recetas con tus pequeños:Ensalada cremosa de atúnPay de fresa fácilRica Sandia LocaCarlota de Guayaba
Una de las principales preocupaciones de una mujer embarazada es, sin duda, el bienestar de su pequeño. En los nueve meses de gestación la futura madre está constantemente preguntándose si lo que come, bebe o hace puede afectar de alguna manera la salud del bebé.Si bien es cierto que la mujer debe vigilar lo que come para evitar futuros problemas de salud, como diabetes gestacional o preclamsia, hay ciertas recomendaciones que son simplemente erróneas. Descubre los mitos y verdades más comunes en torno a la alimentación en el embarazo.No puedes comer pescado.Mucho se ha hablado sobre la presencia de mercurio en el pescado y sus efectos negativos durante el embarazo y la lactancia. Precisamente este prejuicio ha llevado a que muchas embarazadas eviten del todo cualquier tipo de platillo que incluya pescado, sin embargo, hay que recordar que no todas las variedades de pescado tienen los mismos niveles de mercurio.  Incluir pescado en tu dieta ayuda a aumentar los niveles de omega 3 y vitamina D en tu organismo. El consumo de alcohol está prohibido.Algunos estudios han demostrado que el consumo moderado de alcohol no es dañino para el bebé. Incluso puede llegar a ser benéfico. Beber un vasito de vino a la semana puede mejorar la circulación sanguínea, tanto de la mamá como del bebé. Sin embargo, es muy importante recalcar que no es una obligación beber alcohol y, que, si decides hacerlo, debes limitarte a unos cuantos mililitros a la semana. De lo contrario, puedes poner en riesgo la salud del bebé.Debes dejar de beber té y café.La cafeína es un estimulante y un diurético. Por un lado, su consumo hace que presión sanguínea y el ritmo cardiaco aumenten, lo cual no es muy recomendable durante el embarazo. Por otro lado, el efecto diurético puede empeorar las ganas de orinar que ya de por sí son bastantes. En cuanto a los tés debes fijarte muy bien qué contienen antes de beberlos. Aunque sean bebidas de origen natural y parezcan inofensivas, existen algunos tés que tienen efectos abortivos. Consulta con tu médico antes de incluir tés en tu dieta.Los quesos pueden hacerle daño al bebé.Aunque los lácteos elaborados con leche pasteurizada con considerados seguros, hay que tener mucho cuidado con aquellos productos que están hechos a base de leche fresca. Ciertos quesos, como el de cabra, generalmente no son sometidos a procesos de pasteurización, por lo que pueden contener bacterias que son muy peligrosas para el feto. No te arriesgues y mejor limítate a consumir solo lácteos pasteurizados.No debes comer huevo durante el embarazo.Ciertos alimentos incluyen huevo crudo en su preparación. La mayonesa, ciertas salsas, algunos postres y helados suelen estar hechos a base de claras y yemas crudas. Para evitar el desarrollo de algún tipo de infección que pueda afectar a tu bebé lo mejor es evitar estos alimentos y consumir únicamente huevo bien cocido. Así reducirás el riesgo de contraer salmonela. Las fresas son peligrosas en el periodo de gestación.  En realidad, las fresas por sí mismas no son peligrosas, el problema surge cuando no se lavan y desinfectan bien. A reserva de lo que te indique tu médico, puedes comer cualquier fruta durante el embarazo siempre y cuando la hayas lavado y desinfectado bien.Recuerda que antes de que hagas algún cambio en tu alimentación es muy importante que lo consultes con tu médico. Existen afecciones muy específicas y cada caso es diferente, por lo que es necesario que cuentes con la supervisión y aprobación de tu médico cuando decidas incluir algún tipo de alimento durante el embarazo.
Aprovecha las bondades de la naturaleza y consume frutas de temporada. Descubre cuáles son las frutas que debes comer en primavera:Piña: esta delicia aromática suele crecer naturalmente en climas cálidos húmedos, sin embargo, también puede sembrarse todo el año si se usan sistemas de riego. Además de tener muchos nutrientes, las piñas ayudan a mejorar la digestión y pueden reducir el riesgo de cáncer.Cheesecake sin horno de piña coladaKiwi: el kiwi debe ser plantado en regiones con climas templados y subtropicales. La temperatura óptima para este cultivo es entre 25 y 30° C. Las maravillas del kiwi no se limitan a su alto contenido de vitamina C, sino que además es un aliado natural en el tratamiento de la presión sanguínea y ciertos tipos de enfermedades del corazón.Mango: este fruto dulce requiere clima cálidos y secos para crecer. Los lugares en los que se cultiva naturalmente el mango se registra una precipitación promedio de 1000 a 1500 mm. Esta fruta se caracteriza por tener altos niveles de vitamina A y C, las cuales ayudan a mantener en buen estado la piel y el cabello.Camarones en salsa de mango y chipotleMelón: aunque el melón es en realidad una hortaliza, se le considera como fruta por su consumo. El cultivo de melón se desarrolla mejor en climas cálidos y no muy húmedos. Uno de los grandes beneficios de comer melón es la conservación de la salud de los huesos, gracias a sus aportes de vitamina K y magnesio.Papaya: la papaya tiene que sembrarse en lugares húmedos y cálidos. No se aconseja plantar el árbol del papayo en zonas propensas a las heladas porque se puede morir la planta. El consumo frecuente de betacaroteno (nutriente presente en la papaya) está relacionado con un menor riesgo de desarrollar asma, así como ciertos tipos de cáncer.Sandía: la sandía, al igual que el melón, es una hortaliza, pero es considerada como fruta. Al ser una fruta tropical crece mejor en zonas con temperaturas que oscilan entre los 23 y los 28° C. Los electrolitos y la gran cantidad de agua que contiene la sandía ayudan a mantener la hidratación y prevenir golpes de calor.Sandía locaFresa: el desarrollo de la planta de la fresa requiere un equilibrio entre altas y bajas temperaturas, así como entre días largos y cortos. Las fresas son una fuente natural rica en ácido fólico, por lo que su consumo es muy recomendable durante el embarazo.Mojito de fresa bajo en caloríasTamarindo: si bien se conoce comúnmente como una fruta, el tamarindo es una leguminosa carnosa con un sabor agridulce. Se produce generalmente en climas cálidos semisecos. El tamarindo tiene propiedades laxantes y ayuda a acelerar la digestión. De igual manera, al contener altos niveles de hierro combate la anemia.¿Qué fruta usarás hoy en la cocina?
La moringa es un árbol originario de la India, pero gracias a sus múltiples propiedades se ha dado a conocer en todo el mundo. La principal característica de este árbol es que prácticamente todas sus partes pueden consumirse, en especial las hojas y las vainas. Aunque existen muchas presentaciones, las maneras más comunes de encontrar la moringa en el mercado son en polvo, cápsulas o directamente las hojas.Si aún no has probado el “árbol milagro”, estos usos te animarán a incorporar la moringa en tu dieta diaria.Es un potente atioxidanteSe ha descubierto que los altos niveles de radicales libres en el cuerpo provocan estrés oxidativo, el cual está asociado con enfermedades del corazón y diabetes tipo 2. De acuerdo con un estudio publicado en Science Direct, la moringa contiene varios componentes que ayudan a combatir la oxidación, como vitamina C, betacaroteno, quercetina y ácido clorogénico. Y lo mejor es que no necesitas mucho para notar los cambios. Según una investigación en el Journal of Food Science and Technology, es suficiente con tomar 7 gramos de moringa (aproximadamente una cucharada y media) todos los días durante tres meses para aumentar los niveles de antioxidantes en la sangre.Protege la Salud del CrebroLa moringa tiene la fabulosa propiedad de cuidar la salud cerebral debido a que es un alimento rico en antioxidantes y potenciador de las actividades neurológicas. Su alto contenido en vitamina E y C protege contra la oxidación que puede dañar el funcionamiento cerebral. De igual manera, ayuda a conservar la memoria y a mantener la salud mental. Se ha descubierto que incluso la moringa puede ser un tratamiento efectivo en los casos de Alzheimer. De acuerdo con un estudio publicado en el Journal Neurosciences in Rural Practice,el consumo de moringa ayuda a potenciar la memoria y a reducir los síntomas de esta enfermedad.Ayuda a reducir los niveles de colesterol y azúcar en la sangreSe ha descubierto que la moringa, al igual que otras plantas, ayuda a reducir el colesterol malo. Los resultados de una investigación publicada hace algunos años ya señalaban las propiedades terapéuticas de la moringa en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Asimismo, algunos estudios han relacionado el consumo de moringa con la disminución de los niveles de azúcar en la sangre.Una pequeña investigación realizada con seis personas que padecen diabetes demostró que el añadir 50 gramos de hojas de moringa a la comida reduce el aumento de azúcar en la sangre en un 21%. Estos son algunos otros usos de la moringaIngerida: Podría aumentar la producción de leche Podría reducir los síntomas de asmaControla malestares del sistema digestivo, como gastritis, diarrea o úlceras.Aplicada sobre la piel:Combate las infecciones en la pielAyuda a curar mordidas de víboraTrata los síntomas de la gingivitisRecuerda consultar con tu doctor antes de hacer cambios en tu dieta.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD