Cuida tu cuerpo mientras viajas
Consejos de Belleza

Cuida tu cuerpo mientras viajas

Por Kiwilimón - April 2014

Pasamos horas en el gimnasio, comemos saludable y hacemos hasta lo imposible por mantenernos en forma y poder presumir nuestro cuerpo en las esperadas vacaciones de Semana Santa y puentes aledaños.

Pero tan pronto llegamos a la playa o destino turístico de elección se nos olvida por completo nuestro estilo de vida saludable y en muchas ocasiones hasta regresamos con unos kilitos de más.

Para que no te pase esto cuida tu cuerpo mientras viajas, nuestros amigas de ActitudFEM nos compartieron unos tips que te ayudaran a disfrutar de unas vacaciones más sanas:

1. Escucha a tu cuerpo: Muchas veces comemos nada más porque nos pasan la comida enfrente, sin siquiera tener hambre. Un ejemplo clarísimo es en el avión, que sin importar que antes de subirnos hayamos desayunado, en cuanto vemos pasar el carrito, bajamos nuestra mesita y acomodamos el asiento lo más rápido que podemos. Evalúa siempre cuánta hambre tienes; si nada más es un capricho, pídele a la aeromoza solamente una barrita (baja en grasas) o un paquete de frutos secos.

2. Empaca botanas saludables: Almendras, nueces, frutas deshidratadas, semillas de girasol, chía, pepitas, frutas y verduras que puedas comer en el camino. En algunos lugares no te dejan pasar alimentos, sobre todo al cambiar de país, pero si guardas bolsitas selladas en tu maleta generalmente no hay ningún problema.

3. Toma tu tiempo para buscar un restaurante: Muchas veces al estar turisteando pasamos varias horas sin comer y cuando el hambre aprieta nos sentamos en el primer restaurante que vemos el cual generalmente será de comida rápida ya que son los que más hay en las zonas turísticas.

4. Revisa el menú de los restaurantes: Existen muchos lugares que ofrecen comida rica y saludable. Prefiere siempre los alimentos asados o hervidos en vez de fritos y escoge como guarnición verduras o ensalada en lugar de papas fritas.

5. Prepara tu propia comida: Hay muchos hostales u hoteles que tienen su propia cocinita en donde puedes preparar alimentos a tu gusto. Puedes apegarte más a tu dieta de esta forma e incluso puedes preparar algunas botanas saludables para llevar en el camino.

6. Toma con medida: Si eres de las personas que asocian la playa con piña colada, margaritas, cerveza, entre otras bebidas, tómalas pero con medida. Puedes pedir una piña colada por cada tres vasos de agua que te tomes, así no tendrás el pretexto de tener sed y además moderarás las cantidades.

7. Toma agua: Durante el día y durante todo el viaje. El agua calma la ansiedad que muchas veces confundimos con hambre y te mantendrá hidratada durante el día.

8. Comparte de tu comida: Si vas en familia o en compañía compartan los platos. Generalmente las porciones que sirven en los restaurantes se pueden dividir, así comerás menos.

9. Planea tus actividades con tiempo: Así podrás planear también tiempo para tus horas de comida y evitarás pasar hambre.

10. Muévete: Al salir de viaje hay muchos lugares que se pueden visitar a pie. Camina sobre la playa, busca en el campo lugares para hacer caminatas o andar en bicicleta, nada en la alberca, sube y baja las escaleras del hotel, etc. Siempre hay opciones para mantenerse en movimiento.

Acuérdate que tampoco se trata de que te la pases sufriendo, las vacaciones son un tiempo para disfrutar, además cuidar tus hábitos alimenticios no tiene por qué ser estresante si acostumbras a tu cuerpo a comer saludable.

Ver artículo original.

Cuida tu cuerpo con estos Súper Secretos 

¿Cómo cuidas tu cuerpo en vacaciones?

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
“La vida es como una caja de chocolates” pero, a diferencia de la creencia de la Señora Gump, sí podemos saber qué nos tocará si nos adentramos en el origen y el proceso de la transformación del cacao al chocolate. Latinoamérica, Ecuador y Brasil son de los principales productores de cacao del mundo. Aunque México no está entre los cinco principales productores, es considerado como uno de los productores con mayor calidad de cacao a nivel mundial, con 30 mil productores a nivel nacional y cultivos concentrados principalmente en Tabasco (68.8%), Chiapas (31.1%), Guerrero y Oaxaca, donde se cultivan 45,376 toneladas anuales a cielo abierto. En México, nuestro consumo de chocolate per cápita es de 750 gr., en comparación con otros países como Brasil que reporta 1.6 kg. anual o Suiza con 11.9 kg. Estas cifras nos dan un excelente motivo para incrementar nuestro consumo de chocolate y, especialmente, de cacao, el cual aporta muchos beneficios a la salud, pues nos provee de minerales como potasio, zinc y ayuda a la liberación de endorfinas, causantes de la felicidad. Aquí te presentamos los principales tipos de chocolate: Chocolate blanco El chocolate blanco se elabora con manteca de cacao, azúcar y leche, es de color marfil. Chocolate con lecheSe elabora con el 30 al 46% de cacao (manteca y licor), azúcar y leche. Chocolate oscuro Pueden ser semi-amargos (con el 50 al 69% de cacao) y amargos (con el 70 al 90% de cacao). ¡Cuéntenos cuáles son sus chocolates y maridajes favoritos! Fuente: ASCHOCO, Asociación Nacional de Fabricantes de Chocolates, Dulces y Similares, A.C. (ASCHOCO), trabaja desde hace más de 80 años (1936), resaltando en México y el mundo, el valor cultural y alimenticio del chocolate y el cacao, además de un consumo informado. 
La jericalla es un postre tapatío típico. Su origen se remonta al siglo XVIII, cuando las monjas del Hospicio Cabañas idearon un postre nutritivo y de sabor llamativo para los niños huérfanos que cuidaban. Elaboraron la receta con leche, canela, azúcar, huevo y vainilla, con un sabor similar al de la natilla española pero de consistencia ligera. Actualmente la jericalla es uno de los postres típicos favoritos de los hogares jaliscienses. Sin embargo, muchos podemos llegar a confundir la jericalla con el flan o el crème brûlée, pues comparten los mismos ingredientes y tienen muchas similitudes en su modo de preparación. Por eso te presentamos las diferencias entre estos postres para que puedas identificar la auténtica jericalla jalisciense. Flan y crème brûlée  El flan es un postre muy popular en México y el mundo. Con una rica tradición histórica, el flan llegó a México tras la conquista con una receta que mezclaba leche, huevo, azúcar, vainilla y un baño de caramelo líquido, mientras que el crème brûlée es un clásico de la repostería francesa que consiste en una crema dulce suave, cuya superficie tiene una fina capa de caramelo crujiente. La jericalla Si bien los tres postres se elaboran con una base de huevo, vainilla, azúcar y leche, se diferencian por su preparación y algunos detalles en el uso de ingredientes. Por ejemplo, el flan usa las yemas y las claras de los huevos; mientras que la jericalla sólo utiliza las yemas de huevo; o bien, el crème brûlée tiene una consistencia de la crema parecida a la de la jericalla, pero su técnica es un poco más elaborada para conseguir la capa crujiente del azúcar quemada, que aporta un contraste de textura.Para preparar la jericalla se hierve la leche con la canela y la vainilla. Por otro lado, se baten las yemas con el azúcar y al final se combina con la leche infusionada, para luego colar y hornear a baño María. Al final, en la superficie casi siempre queda una costra dorada y un poco quemada. La textura se parece al flan, pero es mucho más ligera y untuosa. La jericalla se presenta en el mismo recipiente en el que se hornea, para respetar y mostrar su costra, que tiene una consistencia más sólida y añade profundidad al sabor con ese toque de leche quemada.¡Ya sabes qué postre tienes que probar en tu siguiente parada por la Perla Tapatía! Fotografías: Antonio Flores 
En esta búsqueda de remedios naturales para el cabello, hoy te contamos un poco sobre la sábila, también conocida como aloe vera, el cual quizá ya conocías por sus propiedades para tratar quemaduras y heridas en la piel, pero también la sábila tiene múltiples beneficios para tu melena.El aloe vera es una planta que tiene hojas gruesas con una sustancia gelatinosa dentro de ellas, este gel es conocido como sábila y aplicado sobre la piel, es refrescante y calmante, por lo que se ha utilizado durante siglos por sus propiedades curativas. Pero además de sus beneficios para la piel, también puede ayudarte a fortalecer el cabello y hacer que tu cuero cabelludo sea más saludable. La mejor forma de usar aloe vera en el cabello es el gel crudo de la planta y puedes conseguirlo en casi cualquier farmacia o sacarlo de las hojas recién cortadas de una planta viva, si tienes una. Beneficios de la sábila en el cabelloPara usar la sábila en el cuero cabelludo y el cabello, sólo tienes que frotar dejar que penetre en los folículos pilosos para acondicionar y mejorar el cabello seco y dañado. Déjalo reposar durante una hora y después sólo enjuágalo con un shampoo suave.Sábila para calmar la comezón del cuero cabelludo¿Sabías que los síntomas de comezón en el cuero cabelludo y descamación de la piel debajo del cabello, típicos de lo que conocemos como caspa, se pueden tratar con sábila? Un estudio de 1998 encontró que el aloe vera ayudó a resolver la inflamación del cuero cabelludo que causa la caspa, pues los ácidos grasos que se encuentran en la planta de aloe tienen propiedades antiinflamatorias.Limpia el cabello grasoLa sábila limpia el tallo del cabello de manera eficiente y elimina el exceso de sebo (“grasa”) y los residuos de otros productos para el cabello, pero el mayor beneficio es que a diferencia de otros productos químicos en los productos para el cabello, la sábila no daña el cabello mientras lo limpia.Fortalece y repara el cabelloLa sábila contiene vitaminas A, C y E, las cuales contribuyen a la renovación celular y promueven un crecimiento celular saludable y un cabello brillante. Este gel también contiene vitamina B12 y ácido fólico, componentes que pueden evitar que el cabello se caiga.Puede promover el crecimiento del cabelloHay muchas personas que afirman que la sábila hace que el cabello crezca mucho más rápido, sin embargo, aún hay poca evidencia clínica para probar o refutar esas afirmaciones.Lo cierto es que si decides darle una oportunidad en tu melena, primero debes probar cómo reacciona tu piel al gel, para comprobar que no eres alérgica a la sábila o aloe vera. También debes tener cuidado si estás usando crema de hidrocortisona en la piel al mismo tiempo, pues el aloe vera puede aumentar la cantidad de cortisona que absorbe la piel cuando se usan juntas.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD