Descubre lo que tus pies dicen sobre tu salud
Consejos de Belleza

Descubre lo que tus pies dicen sobre tu salud

Por Kiwilimón - Marzo 2016
Después de leer esto, seguro les tomarás más atención al aspecto de tus pies porque ellos reflejan mucho sobre tu estado de salud. ¡Toma nota!
  1. Pies secos
Si además tienen grietas, podría tratarse de pie de atleta, es decir una infección por hongos. También puede haber comezón y ampollas.
  1. Uñas amarillas o más gruesas
Si notas que tus uñas se vuelven de este color o grosor, quizás tengas un hongo debajo de ellas. Aprende a eliminar el mal olor de los pies
  1. Dedo gordo enrojecido o hinchado
Podría ser una señal de la enfermedad de ‘la gota’, la cual ocurre cuando se acumula ácido úrico en alguna región del cuerpo.
  1. Pies entumecidos
La pérdida de sensibilidad en los pies tal vez indique algún daño en el sistema nervioso causado por el alto consumo de alcohol o por la diabetes. Mira estos remedios para los callos de los pies
  1. Dolor en las articulaciones
Cuando te duelen los dedos, sería una señal de que padeces artritis reumatoide.
  1. Pies fríos
En las mujeres esto indicaría que la tiroides no está funcionando correctamente o también problemas de circulación. Sigue estos pasos para exfoliar tus pies
  1. No tienen vellitos
Estéticamente hablando, nadie quiere tener pelitos en los pies, pero la ausencia de estos podría significar que tienes problemas de circulación.
  1. Calambres en los pies
Si son muy constantes, podrían indicar que te falta calcio, potasio o magnesio. Pero cuando son repentinos, quizás sea por tener rutinas de ejercicio muy pesadas o por deshidratación. Pedicura en 6 pasos
  1. Heridas frecuentes
Si hay un dolor que no se ha ido o heridas que no sanan, podría indicar que padeces diabetes o niveles elevados de glucosa en la sangre.
  1. Dolor en los talones
Tal vez tengas fascitis plantar, un padecimiento en el que el talón se inflama causando un fuerte dolor. Lo ideal, ante esto, es dejar de usar tacones. Conoce los alimentos que sí pueden comer las personas con diabetes    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Que me perdonen los oaxaqueños y los yucatecos pero la CDMX es el caldero de la comida popular del país. Nadie puede negar que los chilaquiles, las quesadillas con y sin queso, los tlacoyos y las tortas tienen su templo sagrado en Chilangolandia. Y aún así, a diferencia de otros estados con comida típica de alta estima, la capital no brilla por su cocina regional tanto como por la popular. O si no, ¿cuántas veces se han cruzado con unas míticas enchiladas defeñas, un tradicional mole tepitense o un adobo cuauhtemense? De ahí que el caldo tlalpeño sea de esos estandartes a los cuales haya que aferrarse como niño héroe. El caldo tlalpeño –de Tlalpan– es insignia estatal. En ese entonces, cuando se originó el caldo, Tlalpan no era parte del DF; formaba parte de los pueblos aledaños que orbitaban la gran capital como planetas heliocéntricos. Los fines de semana era común visitar aquellos rumbos para echarse una o dos copitas en una cantina o, si ya se venía de la fiesta y lo que se quería era salir de ella, había de todo para curarla. Una de las teorías del origen de este caldo tiene como nombre propio a Doña Pachita. Ella tenía su puesto de comida junto al tranvía que llegaba hasta el poblado. De entre los platillos que vendía para los usuarios del tren, ninguno como su caldo. Cucharada a cucharada el caldo de Tlalpan se fue haciendo famoso por su sabor y por sus efectos revigorizantes. El resto es historia. Esa infusión picosita y abundante resulta mejor que cualquier entramado de electrolitos: es un elixir para recuperar las fuerzas del alma y las del cuerpo deshidratado. De recetas de caldos tlalpeños no paramos. Ya saben: todo mundo le mete su cuchara y sus reglas. Titita, la queridísima chef detrás del restaurante El Bajío, recomienda prepararlo sin atajos para que quede mejor: “Hay que hacerlo todo el tiempo con el pollo, abundante agua, buenas verduras y mucha paciencia”. Zahie Téllez, la chef experta en los platos de cuchara mexicanos, revela que “el secreto es licuarle las hojas de hierbabuena y de cilantro una vez que rompe el hervor para aportarle una nota herbal al caldo”. Para Pepe Salinas, el chef a cargo del Balcón del Zócalo, “el caldo debe quedar con una claridad súper rica, potente en sabor y en picante, pero siempre claro. Para lograrlo hay que hidratar bien los chiles en vinagre y pasarlos por un ligero tostado”. Él los muele con suficiente agua; fríe en manteca esa base de chiles con especias, ajo y cebolla y los retira de la lumbre hasta que haga ojitos la grasa. Al final lo cuela todo. Al lado de él mi consejo carece de gran ciencia. Me gusta saltear la verdura cortada en trozos medianos en suficiente mantequilla infusionada con laurel –o ghee–. Sólo hasta que el pollo está casi listo las incorporo al caldo. Esto hace que las verduras no se sobrecuezan, se vean bonitas en el emplatado y conserven todas sus propiedades. Si les quedaron dudas, la chef Zahie Téllez nos comparte su receta de caldo tlalpeño. No sé ustedes, pero estos días de suéteres tejidos y calcetines de lana se antoja atravesarlos con un tazón de barro en la mano. Caldo Tlalpeño de Zahie2 pechugas de pollo cocidas y deshebradas1½ litros de caldo de pollo en el que se cocieron las pechugas1 taza de garbanzos cocidos250 g de zanahorias en cubos pequeños y cocidos½ cebolla picada para freír ½ cebolla picada para servir encima del caldo350 g de jitomate asado2 dientes de ajoAceite para freír1 rama de epazote¼ de taza de hojas de cilantro¼ de taza de hojas de hierbabuena2 chiles chipotles adobadosaguacate al gustoSal y pimientaEn una olla calienta un poquito del aceite e incorpora el ajo, la cebolla y el jitomate. Déjalo ahí unos 5 minutos. Cuando queden sofritos, licúalos con un poco del caldo y reserva. El caldo restante agrégalo a una olla y calienta a fuego medio. Una vez que rompa el hervor, agrega la rama de epazote. Toma un poquito de este caldo y licúa en él la hierbabuena y el cilantro y vuelve a agregarlo al caldo. Incorpora los garbanzos cocidos para que se empiecen a sazonar, y también los chiles chipotles. Incorpora las verduras ya cocidas, sólo unos minutos, para tomen el saborcito del chile. Para servir agrega el pollo deshebrado, la cebollita picada y el aguacate al gusto –que siempre nos gusta mucho–.
Visitar a mamá casi siempre es sinónimo de tener comida deliciosa toda la semana, sin embargo, muchas veces también significa cargar muchos tuppers que, o pueden resultar peligrosos y no proteger la comida del todo, o peor aún, pueden maltratarse o perderse y causarte la peor afrenta con tu madre.No llevarte comida sería mucho peor, así que quizá sea momento de que consideres alternativas prácticas y sencillas, que no impliquen derrames ni cargar de más, pero que al mismo tiempo sean una ganancia para ti y para tu mamá.La solución es muy sencilla y probablemente ya la conocías, pero no la habías considerado para este cometido: las bolsas resellables. Si ya las has usado para empacar tu sándwich o incluso tu madre las usaba para tu lunch, necesitas probarlas para llevar tu itacate, lo cual no sólo te ayudará a no perder las pertenencias de mamá, sino que tendrá varios beneficios más que a continuación desglosamos.Mantendrás la comida fresca por más tiempo. El cierre de las bolsas Ziploc -como seguramente las conoces- evita que entre aire, por lo que la comida se mantiene como si estuviera recién servida por más tiempo.Evitarás derrames. Ese envase reciclado de yogurt nunca cierra bien y es poco confiable si guardas tu porción de lomo con gravy, pero con una bolsa resellable te aseguras de que nada de esa deliciosa salsa escape.Podrás separar la comida en porciones. Si separar desde un inicio la comida en porciones parecía poco productivo con los tuppers, hacerlo en bolsas resellables es todo lo contrario, pues son mucho más fáciles de transportar y podrás ubicar la comida fácilmente.Son reutilizables. El plástico de las bolsas Ziploc es muy resistente, por lo que sin problema puedes simplemente limpiarla y reutilizarla, además de que no contiene BPA, químico relacionado con mayores alergias y otras enfermedades.Perfectas para congelar la comida. Al usar una bolsa ziploc te aseguras de que tu comida congelada no se queme con el frío y lo mejor de todo, que no tenga olor a congelador.Si necesitas más razones para volverte fanático de las bolsas Ziploc, entonces tienes que saber que están hechas con energía eólica, no sólo te sirven para transportar tu itacate de forma más práctica, sino que además te ayudan con el orden del refri pues puedes identificar su contenido fácilmente, y son perfectas para racionar la comida de la semana.Lo más probable es que a tu mamá también le encanten las bolsas Ziploc, así que prueba esta forma de evitar cargar o perder tuppers sin sacrificar la deliciosa comida de que te comparte tu mamá la próxima vez que vayas a su casa o en cualquier reunión que requiera de delicioso itacate.
Que me perdonen los oaxaqueños y los yucatecos pero la CDMX es el caldero de la comida popular del país. Nadie puede negar que los chilaquiles, las quesadillas con y sin queso, los tlacoyos y las tortas tienen su templo sagrado en Chilangolandia. Y aún así, a diferencia de otros estados con comida típica de alta estima, la capital no brilla por su cocina regional tanto como por la popular. O si no, ¿cuántas veces se han cruzado con unas míticas enchiladas defeñas, un tradicional mole tepitense o un adobo cuauhtemense? De ahí que el caldo tlalpeño sea de esos estandartes a los cuales haya que aferrarse como niño héroe. El caldo tlalpeño –de Tlalpan– es insignia estatal. En ese entonces, cuando se originó el caldo, Tlalpan no era parte del DF; formaba parte de los pueblos aledaños que orbitaban la gran capital como planetas heliocéntricos. Los fines de semana era común visitar aquellos rumbos para echarse una o dos copitas en una cantina o, si ya se venía de la fiesta y lo que se quería era salir de ella, había de todo para curarla. Una de las teorías del origen de este caldo tiene como nombre propio a Doña Pachita. Ella tenía su puesto de comida junto al tranvía que llegaba hasta el poblado. De entre los platillos que vendía para los usuarios del tren, ninguno como su caldo. Cucharada a cucharada el caldo de Tlalpan se fue haciendo famoso por su sabor y por sus efectos revigorizantes. El resto es historia. Esa infusión picosita y abundante resulta mejor que cualquier entramado de electrolitos: es un elixir para recuperar las fuerzas del alma y las del cuerpo deshidratado. De recetas de caldos tlalpeños no paramos. Ya saben: todo mundo le mete su cuchara y sus reglas. Titita, la queridísima chef detrás del restaurante El Bajío, recomienda prepararlo sin atajos para que quede mejor: “Hay que hacerlo todo el tiempo con el pollo, abundante agua, buenas verduras y mucha paciencia”. Zahie Téllez, la chef experta en los platos de cuchara mexicanos, revela que “el secreto es licuarle las hojas de hierbabuena y de cilantro una vez que rompe el hervor para aportarle una nota herbal al caldo”. Para Pepe Salinas, el chef a cargo del Balcón del Zócalo, “el caldo debe quedar con una claridad súper rica, potente en sabor y en picante, pero siempre claro. Para lograrlo hay que hidratar bien los chiles en vinagre y pasarlos por un ligero tostado”. Él los muele con suficiente agua; fríe en manteca esa base de chiles con especias, ajo y cebolla y los retira de la lumbre hasta que haga ojitos la grasa. Al final lo cuela todo. Al lado de él mi consejo carece de gran ciencia. Me gusta saltear la verdura cortada en trozos medianos en suficiente mantequilla infusionada con laurel –o ghee–. Sólo hasta que el pollo está casi listo las incorporo al caldo. Esto hace que las verduras no se sobrecuezan, se vean bonitas en el emplatado y conserven todas sus propiedades. Si les quedaron dudas, la chef Zahie Téllez nos comparte su receta de caldo tlalpeño. No sé ustedes, pero estos días de suéteres tejidos y calcetines de lana se antoja atravesarlos con un tazón de barro en la mano. Caldo Tlalpeño de Zahie2 pechugas de pollo cocidas y deshebradas1½ litros de caldo de pollo en el que se cocieron las pechugas1 taza de garbanzos cocidos250 g de zanahorias en cubos pequeños y cocidos½ cebolla picada para freír ½ cebolla picada para servir encima del caldo350 g de jitomate asado2 dientes de ajoAceite para freír1 rama de epazote¼ de taza de hojas de cilantro¼ de taza de hojas de hierbabuena2 chiles chipotles adobadosaguacate al gustoSal y pimientaEn una olla calienta un poquito del aceite e incorpora el ajo, la cebolla y el jitomate. Déjalo ahí unos 5 minutos. Cuando queden sofritos, licúalos con un poco del caldo y reserva. El caldo restante agrégalo a una olla y calienta a fuego medio. Una vez que rompa el hervor, agrega la rama de epazote. Toma un poquito de este caldo y licúa en él la hierbabuena y el cilantro y vuelve a agregarlo al caldo. Incorpora los garbanzos cocidos para que se empiecen a sazonar, y también los chiles chipotles. Incorpora las verduras ya cocidas, sólo unos minutos, para tomen el saborcito del chile. Para servir agrega el pollo deshebrado, la cebollita picada y el aguacate al gusto –que siempre nos gusta mucho–.
México es un país orgullosamente cervecero. En todo el mundo nos reconocen por marcas elaboradas en el país y desde hace más de diez años el movimiento artesanal ha conquistado paladares en todas las latitudes. Así que si no sabes qué regalar en esta Navidad, te recomendamos estas 7 cervezas artesanales y mexicanas, perfectas para cada día de la semana. Son ricas, únicas en su categoría y cada botella contiene una historia de orgullo mexicano. Recuerda que el consumir local apoya a nuestra comunidad. Ciudad de MéxicoCaza Serpientes Si te gustan los sabores especiados y refrescantes, Caza Serpientes es para ti. Se trata de una colaboración entre la cervecería Brewschlaag y la plataforma especializada en cerveza Beerhunters, por su segundo aniversario. Es una cerveza de estilo Saison, muy tradicional en Europa, la cual se cocina durante el invierno y se consume en el verano. Esta cerveza transmite una sensación afrutada, especialmente de calabaza y piloncillo, es refrescante y tiene un color naranja muy distintivo. Disponible en: chelar.com.mxChurro PorterEstá inspirada en los tradicionales churros mexicanos, uno de los postres más populares de CDMX. En este estilo predominan las maltas tostadas, balanceadas con un agradable aroma a vainilla y canela. Tiene un sabor intenso a chocolate y azúcar. Algo que distingue a esta cerveza de temporada es que está elaborada con churros de la ciudad, pues en la Cervecería Cru Cru buscan siempre integrar los sabores e identidad de la cultura capitalina. Disponible en: https://www.casacerveceracrucru.com/Guadalajara, JaliscoMinerva NavideñaEs la cerveza Doble Stout ideal para disfrutar una Navidad 100% mexicana y artesanal. Fue elaborada por una de las cervecerías pioneras del movimiento artesanal en nuestro país, Cervecería Minerva. En aroma y sabor te recordará el tradicional chocolate de mesa por sus notas a cacao, café y canela. Su cuerpo es espeso y mantiene una espuma densa al servirla. En 2019, esta cerveza se agotó en tan solo ocho días y este 2020 se produjeron sólo 20,000 botellas, para las que se utilizaron 5000 tabletas de chocolate para mesa.Disponible en: https://www.cervezaminerva.mx/Sueño RosaEs una cerveza Gose con tuna y guayaba, elaborada por Cervecería Loba en colaboración con Ronin Fermentation Project. Es de color rosa y su acidez está bien balanceada con las frutas con las que fue producida. Es la cerveza perfecta para acompañar quesos fuertes e intensos como el Epoisses, el Munster o el Taleggio, así como con comida del mar como ostiones y almejas en su concha. Disponible en: https://www.cervezaloba.com/Hermosillo, SonoraTalegónBuqui Bichi Brewing preparó esta Imperial Stout especialmente para los amantes de las cervezas fuertes. Es una cerveza con un cuerpo robusto, maltosa, amarga y compleja que recuerda al café cargado que se toma en los ranchos sonorenses, al iniciar el día (de ahí el origen de su nombre, pues Talegón en Sonora se refiere a una persona despreocupada y floja). Es perfecta para acompañar comidas ahumadas y postres de chocolate.Disponible en: https://en.buquibichi.com/Los Cabos, Baja California SurBurro WinterEsta cerveza de estilo Chocolate Imperial Stout es la adecuada para aquellos que siempre tienen frío. Elaborada por Baja Brewing Company especialmente para la temporada invernal, tiene una alta graduación alcohólica y en sus sabores mezcla el chocolate semiamargo y el cacao alcalino con maltas tostadas. Su color es completamente negro y tiene un cuerpo robusto que la hacen perfecta para acompañar con un buen corte de carne al horno o al carbón, pavo, platillos con puerco o postres como helado de vainilla. ¡Será un gran abrazo invernal! Disponible en: www.beerhouse.mxMérida, YucatánImperial Stout NavideñaSi eres amante del ron, esta opción te enamorará. Se trata de una Stout elaborada con avena, chocolate, café y ron, producida por Cervecería Patito. Es robusta, compleja e intensa con sabores tostados, amargos y semi frutales. Tiene marcado su grado alcohólico y un ligero toque de ron. Combina de maravilla con quesos de intensidad media como el provolone y el gouda ahumado, o bien con carnes como pulled pork, res y cordero.Disponible en: https://www.cervezapatito.com/
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Warning: Illegal string offset 'placementId' in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116 Notice: Uninitialized string offset: 0 in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116