Devuélvele el brillo a tu piel con estos 10 simples trucos

Por Kiwilimón - Marzo 2017
¿A poco no sientes une envidia terrible cuando ves que todas las actrices en las películas lucen una piel impecable? ¡Incluso recién levantadas! Aunque la verdad mucha de esa “perfección” tiene trucos, es posible tener una piel tan resplandeciente, sin necesidad de recurrir al corrector y al iluminador. ¿Quieres devolverle el brillo natural a tu piel? Sigue estos sencillos consejos y verás un cambio radical en menos de un mes.
  1. Toma agua. Esto es un básico. Asegúrate de tomar por lo menos dos litros de agua al día y evita las bebidas alcohólicas (ya que deshidratan).
  2. Nutre tu piel desde dentro. De nada sirve aplicar miles de cremas si tu cuerpo no cuenta con los nutrientes básicos para regenerar la piel. Los vegetales de hojas verdes, como el brócoli y la espinaca son buenísimos para revitalizar la piel.

¿Problemas de manchas? Aquí te decimos cómo aclarar naturalmente tu piel.

  1. No te olvides de los labios. La piel de esta zona es muy sensible, y suele ser la primera en resentir (y delatar) la falta de vitalidad. Procura usar productos orgánicos.
  2. Aplica protector solar diariamente. Para que tu piel tenga un resplandor saludable es necesario que la protejas de los rayos UV. Está por demás decirte que los autobronceadores y las camas bronceadoras son un rotundo NO.
  3. Haz de las nueces tu snack favorito. Los frutos secos tienen altos niveles de selenio y Omega 3, los cuales ayudan a aumentar la elasticidad de la piel y disminuir la inflamación a causa del acné.

Consejos de belleza: Cuida  tu piel y tu línea con unas galletas de avena con chocolate y nueces.

  1. Limpia a conciencia tu celular. Aunque no lo creas, la pantalla de tu celular tiene más gérmenes que un baño público. Para evitar infecciones e irritaciones en tu cara, limpia con frecuencia tu celular con toallas desinfectantes.
  2. Hazte fan de la gelatina. Este rico postre contiene entre 85 y 90% de colágeno. Si consumes diariamente un vaso de gelatina, tu piel recuperará rápidamente su elasticidad y aspecto fresco.

Receta recomendada: Prueba esta exquisita gelatina de fresa y comprueba cómo se revitaliza tu piel mientras disfrutas un delicioso postre.

  1. Exfolia tu piel por lo menos una vez a la semana. La exfoliación constante remueve células muertas, impurezas y puntos negros de la piel, haciéndola relucir al instante.
  2. Desintoxícate. Muchas veces, los problemas de la piel son solo un síntoma de otro problema de salud. Te recomendamos seguir una dieta desintoxicante, o por lo menos tomar un vaso de agua tibia con limón en ayunas todos los días, para ayudar a purificar tu hígado, riñones y colon.
  3. Incrementa el consumo de vitamina C. Una dosis diaria de vitamina C, ya sea un par de guayabas, un racimo de uvas o un smoothie de fresas, mejora la producción de colágeno, intensifica el resplandor de la piel y retrasa los signos de la edad.

Recetas recomendadas: Estos 7 alimentos están llenos de vitamina C. ¡Tienes que probarlos!

Como puedes ver, tener una piel increíble no requiere el uso de cosméticos caros. Cuida tu alimentación, toma mucha agua y, sin importar cuánta flojera tengas, desmaquíllate todas las noches. ¿Tienes una rutina infalible para cuidar la piel de tu cara? Cuéntanos tu secreto para tener una piel increíble.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Sin duda, que nuestros hijos crezcan sanos y fuertes es algo que todas las mamás desean y para eso es indispensable que cuenten con una buena alimentación, que les aporte los mejores nutrientes para su desarrollo y bienestar.Consulta el Plato del Bien Comer para tener la guía de un alimentación balanceada.La importancia de la alimentación en cuanto a los niños cobra más relevancia, ya que un adulto puede elegir qué productos o alimentos comer, pero la de ellos depende principalmente de nosotros.Pero, además de los alimentos que ya conocemos, como frutas y verduras, ¿qué otros alimentos tienen altos niveles de nutrientes para los niños?Enseñar a nuestros hijos a comer bien desde pequeños es todo un reto al que nos enfrentamos como padres. Sin embargo, si conocemos y logramos discenir los alimentos de valor que podemos elegir para ellos, ellos aprenderán desde corta edad a consumirlos.Estos son algunos de los alimentos con más nutrientes, que puedes incluir en la dieta de tus hijos. Huevo. El huevo es uno de los alimentos más completos que podemos incluir en la alimentación de nuestros hijos, pues contiene vitamina B12 y minerales como fósforo, que son esenciales para su crecimiento. Incorpóralo cuando tu pequeño ya haya cumplido su primer año de vida.Pescado. El pescado es un alimento muy recomendable en la dieta de un niño (a partir de los 10 meses, de acuerdo con algunos pediatras), ya que posee una gran cantidad de nutrientes y es rico en vitaminas del complejo B. Se recomienda que sea pescado blanco y que se consuma cocido.Avena. Este cereal es esencial para el desarrollo del organismo de los más pequeños, pues aporta vitaminas del complejo B, reduce el colesterol, regula el nivel de azúcar en sangre y es una buena fuente de fibra.Cacao. Sí, aunque no lo creas está demostrado que el cacao puro tiene unas excelentes propiedades. Es un excelente aliado para nuestro sistema inmunológico por su contenido en polifenoles. El consumo de cacao mejora el rendimiento cognitivo y las conexiones mentales, de ahí la importancia de ingerirlo en edades de formación para tener la mente activa desde el comienzo del día.Lo más importante es que no te olvides de predicar con el ejemplo. Recuerda que nuestros hijos imitarán todo aquello que hagamos, si cuidas tu alimentación como es debido, tus hijos aprenderán de ti y adoptarán un estilo de vida saludable para toda su vida.Te recomendamos estas recetas con alimentos altos en nutrientes para niños:Avena con puré de manzanaTostadas de tinga de pescado
Uno de los platillos más representativos y deliciosos de la comida mexicana es, sin duda alguna, el pozole.Con cebollita, chile, orégano, rábanos, lechuga, mucho limón y de pollo, carne, verduras o como lo prefieras, el pozole es el platillo que no puede faltar en la mesa de los mexicanos sobre todo en septiembre, el mes patrio. ¿Pero alguna vez te has preguntado de dónde viene esta tradición?La palabra pozole es una derivación del náhuatl pozolli: potzonalli, apotzontli, que significan espuma o espumoso. En sus orígenes era un plato ritual de los mexicas y se consumía durante las ceremonias nahuas a Xipe Totéc: Nuestro Señor el Desollado. Entre los años 1325 y 152, se preparaba con la carne de los prisioneros sacrificados durante la celebración y se le daba un uso ceremonial, pues era servido sólo a los nobles o sacerdotes.Xipe Totéc era una deidad mexica asociada a la guerra, al maíz y a la renovación vegetal. Para desgranar al maíz había que "desollarlo" y quitarle sus hojas. Así, de la misma forma, para preparar el pozole se tenían que desollar los granos del maíz llamado cacahuacintle. Para lograr esto, ponían los granos a reposar en agua con cal durante algunas horas. Después de la llegada de los españoles, el canibalismo se prohibió y se sustituyó la carne de humano por carne de cerdo y así, el proceso del pozole ha ido cambiado a lo largo de la historia de México. En la actualidad, el pozole es diferente de acuerdo con la región donde se prepara: en el estado de Guerrero se prepara el blanco y el verde, que lleva esa tonalidad por el tomate verde o la pepita molida y en algunos lugares se le agrega chicharrón, mientras que en la Ciudad de México, Sinaloa, Nayarit y Jalisco se consume la variante roja. En algunas otras zonas costeras se le agregan mariscos y pescado. Ya sea que lo prefieras con maciza, de surtida o de pollo; rojo, verde o blanco, estas Fiestas Patrias a la hora de disfrutar un increíble pozole ya sabrás de dónde surgió esta tradición.
Todos estamos conscientes del problema de contaminación que vive nuestro planeta, por lo que reciclar en casa es el primer paso para comenzar con acciones concretas.Hay acciones que podemos hacer desde nuestra trinchera para ayudar al medio ambiente, y una de las acciones que más accesibles y que más podemos ayudar es reciclando. El reciclaje es un buen hábito que podemos hacer en casa y que no requiere de gran infraestructura, pero sí de mucha voluntad para hacerlo de manera práctica, responsable y adoptarlo a tu estilo de vida.Para empezar a reciclar en casa, aquí te dejamos estos 10 consejos:Comunícaselo a todos los miembros de la familia. Lo más importante es que todos los miembros de la familia estén en la misma sintonía para que sea más fácil adoptar este hábito. Entre todos será más fácil cumplir con este propósito y apoyarse entre sí.Busquen información y edúquense al respecto. Tener la información necesaria hará que el reciclaje sea más fácil, es necesario saber sobre los distintos materiales, el uso y el reuso que se le puede dar. Instala distintos botes de basura para diferentes tipos de materiales. La separación de residuos es muy importante. Hay que tener cestos diferentes para los distintos materiales y desechos: orgánicos, inorgánicos, cartón y papel, vidrio, pet, electrónicos, etc.Identifica un centro de reciclaje e infórmate cuál es la forma para llevar los distintos materiales. Ya existen distintos centros donde pueden reciclar tus desechos, sin embargo es necesario que lo lleves tal cuál se requiere, hay materiales que necesitan estar lavados y secos, otros que se pueden compactar, etc. Es necesario que sepas cómo se debe entregar todo.Reusa. Otra de las principales formas de reciclar es el reuso, piensa antes de tirar algo si le puedes dar una segunda oportunidad, por ejemplo tus botellas de vidrio pueden servir de floreros, los frascos de mayonesa te pueden servir como contenedores para poner productos a granel, etc.Invierte en productos zero waste. Actualmente hay en el mercado muchos productos que no generan residuos, ya sea que compres productos a granel, artículos sin envolturas etc.Realiza actividades para reciclar de forma original. Si tienes hijos pueden destinar actividades para buscarle un nuevo uso a tus residuos, por ejemplo pueden hacer cochecitos con los cartones del papel sanitario y así darle rienda a la creatividad. No deseches lo que ya no sirve y trata de repararlo. Estamos cada vez más acostumbrados a comprar cosas desechables o que caducan rápido, pasa con tu celular, computadoras portátiles etc. Antes de desecharlo, investiga si se puede reparar y además de ahorrar, reciclarás. Reduce tu consumo. Vivimos en una sociedad cada vez más consumista, realmente no necesitas comprar todo lo que crees. Antes de hacerlo, piensa si realmente lo necesitas. No desistas. El reciclaje es un hábito que requiere paciencia, constancia y disciplina, piensa que es algo que debes implementar en tu vida a largo plazo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD