Dietas: Mentiras y verdades
Consejos de Belleza

Dietas: Mentiras y verdades

Por Kiwilimón - July 2013
En la desesperación por bajar de peso para aquella playa, vacación o boda que se acerca rápidamente uno puede caer en engaños y mentiras. La verdad absoluta sobre las dietas es que no hay atajos duraderos, uno debe aprender cómo comer y qué es lo mejor para tu cuerpo si es que quieres bajar tallas y mantenerte saludable.   Para darte un empujón en la dirección correcta acá van algunos mitos y realidades sobre el arte de bajar de peso:  

Mito: “Si hoy comí bien me puedo regalar un postrecito”.

Verdad: ¡Error! Si de verdad quieres que tu dieta funcione no puedes mezclar alimentos dulces después de una comida salada. Cuando el estómago hace digestión utiliza las calorías que tienes en reserva y esto ayuda a bajar de peso. Si en cambio le facilitas el trabajo ingiriendo un chocolate entonces aquella reserva de grasa queda intacta en vez de quemarse.  

Mito: “Si como menos, engordo menos”.

Verdad: No es así, el cuerpo necesita la energía de cinco comidas balanceadas diarias si quieres bajar de peso. Privar al organismo de comida es dejarlo sin energía y es peligroso para la salud. Además, hay que recordar que el estómago está formado por músculos que también deben ejercitarse constantemente para mantenerse en forma.  

Mito: “Si como algo después de las 20:00 hrs engorda el doble”.

Verdad. Por supuesto que no. Es una realidad que la digestión se hace más lenta por las noches pero eso no significa que los ingredientes dupliquen su carga calórica por obra de magia. La idea es cenar balanceado y tratar de comer bien durante el día para no llegar a la noche con antojos o hambre de más.  

Mito: “La mejor dieta es en la que bajo rápidamente”.

Verdad: No es así. Las dietas express tienden a hacerte perder agua y después masa muscular, no grasa. Esto puede ser peligroso pues disminuye tanto la hidratación del cuerpo como la fuerza. Las mejores dietas son aquellas que incluyen una dieta balanceada y que disminuyen paulatinamente las grasas. Sé que esto suena más tedioso pero hay que pensarlo como una inversión, si mantienes músculo y dejas ir grasa te mantendrás en el peso ideal por mucho más tiempo.  

Mito: “Mientras menos pese, mejor”.

Verdad: Esto no es una regla de oro. Un ejemplo son las mujeres que hacen deportes de alto impacto como crossfit. Su rutina habitual tiende a causarles aumento muscular y pérdida de grasa. Como el músculo pesa más que la grasa una báscula reflejará un aumento de peso cuando en realidad el aspecto y salud mejoran. La idea es concentrarte más en tallas y look que en peso, una báscula sólo te responde en kilogramos pero no en progreso.  

Mito: “Toda la comida rápida engorda”.

Verdad: Es una realidad que la comida rápida tiene más grasas saturadas, pero no es una regla que te hace mal si la consumes balanceada y responsablemente. Del otro lado de la moneda podemos ver los alimentos naturales y orgánicos, estos suenan cero calóricos pero todo depende del tipo de alimento. Es decir, una ensalada con pollo de un restaurante de comida rápida engordará menos que un sándwich de crema de maní orgánica.  

Mito: “La cerveza engorda”.

Verdad: No, la cerveza engorda en exceso de la misma forma que comerte diez manzanas te proveerá de demasiada azúcar. De hecho una cerveza a la hora de la comida ayuda a la digestión por sus componentes como la malta y la cebada. Es cuestión de cantidad y responsabilidad.  

Mito: “Tomar agua caliente ayuda a bajar de peso”.

Verdad: Falso, una dieta sólo depende de cuántas calorías se consumen y cuántas de estas se queman. Aunque hay ingredientes como el café que aceleran la digestión, ingerir agua o té caliente no sirve a la hora de tratar de bajar de peso.

 

Te recomendamos los siguientes menús

Comida "light" que no parece 

Nadie te creerá que es un menú ligero! Este menú elimina todas las calorías de tu plato pero incluye todos los deliciosos sabores de una sopa de espinacas, pollo empanizado y puré de papas. Para ver todo el menú da click aquí.
 

Comida Sana y Baja en Grasas

Disfruta esta combinación de sabores y creatividad sin incluir todas las calorías. Camarones en una salsita deliciosa de mango y unos ricos tomates rellenos de couscous. Para ver el menú completo da click aquí.   Para conocer las dietas de Kiwilimón, da click aquí.

"¿Y a tí que dieta te funciona?"

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Estás buscando un alimento que sea versátil, delicioso y además bueno para tu salud? ¡No busques más! Disfruta todas las bondades del aguacate y descubre por qué debes incluirlo en tu dieta. Todos sabemos que el aguacate puede usarse tanto en recetas saladas como dulces y que, en general, aporta muchos nutrientes. Pero, ¿cuáles son esos nutrientes? Resulta que el tercio de un aguacate mediano contiene casi 20 vitaminas y minerales. Eso la convierte en una opción saludable. Estas son algunas de las vitaminas que puedes obtener al consumir aguacate:• Vitamina K. Los aguacates son una buena fuente de vitamina K, un nutriente que el cuerpo necesita para mantenerse saludable. Es importante para la coagulación de la sangre, los huesos y otras funciones esenciales del organismo.• Vitamina C. Este es un antioxidante que promueve la curación y ayuda a que el cuerpo absorba el hierro. Aunque puedes tomar antioxidantes en forma de tabletas, se recomienda obtenerlos a través del consumo de alimentos saludables y no necesariamente mediante suplementos. Los aguacates saludables en una porción de 50 g contienen 4% del VD de vitamina C.• Vitamina B6 y ácido pantoténico. Juntos ayudan a convertir la comida en energía. 25 gramos de un aguacate saludable contiene .1 mg de Vitamina B6 y .4 mg de ácido pantoténico, que es el 20% de la ingesta diaria recomendada para niños de 1-3 años. • Vitamina E. Al comer tan solo 50 gramos de aguacate estás consumiendo el 6% de la dosis diaria recomendada de vitamina E. Este compuesto es importante porque es un antioxidante que protege los tejidos del daño y ayuda a mantener fuerte el sistema inmunológico. • Punto extra: Los Aguacates de México no solo contribuyen casi 20 vitaminas y minerales, también ayuda a absorber mejor el resto de los nutrientes que comemos. La grasa insaturada del aguacate (también conocida como grasa buena) ayuda a incrementar la absorción de nutrientes que son liposolubles, como las vitaminas A, D, K y E. Ahora ya lo sabes: si quieres cuidar tu salud mientras disfrutas de un alimento saludable, come Aguacates de México. Esta fruta puede ser el snack ideal para media mañana, el acompañante perfecto para tu platillo favorito o el sustituto que convierta cualquier receta en una opción mucho más saludable.
Cuando se piensa en el mes patrio, se viene a la mente la temporada de chiles en nogada, ese delicioso platillo que se asemeja a una obra de arte, tan representativo de nuestro país por tener los colores de la bandera, y con ingredientes perfectamente cocinados para darle un aspecto bello, con una mezcla de sabores que lo hacen un alimento muy especial por el que muchos esperan todo un año para saborearlo.Origen del Chile en NogadaHay varias versiones sobre el origen de este manjar. Una de ellas apunta a que nació en la ciudad de Puebla y se creó para agasajar a Agustín de Iturbide por la victoria del Ejército Trigarante en 1821, por eso también los tres colores de la bandera están presentes en el plato.Otra versión refiere que la receta es originaria del Convento de Santa Mónica desde 1714, con el nombre de “chiles rellenos bañados en salsa de nuez”.La salsa NogadaLa salsa es una de las partes más importantes del platillo. Hay quienes la hacen más dulce, otras, más salada, e incluso algunas, neutras. Existen las finas, espesas, líquidas, sin grumos o granulosas. También hay quienes incluyen queso de cabra y hay también quienes se apegan a la receta original.Aquí te dejamos una receta tradicional de la nogada:Ingredientes:-600 gramos de nuez de castilla-1 pieza de queso de cabra-2 tazas de leche-¾ tazas de vino blanco o jerez-500 gramos de almendra-300 gramos de granada roja-Perejil, sal, azúcar al gustoPreparación:Pon a remojar las almendras una noche antes y refrigera.Mezcla el queso de cabra, la leche y el vino; agrega las nueces y las almendras limpias. Licúa todos los ingredientes y pon la sal y el azúcar a tu gusto. El espesor de la salsa es a gusto personal, pero si la quieres más líquida, puedes ir incorporando más leche y si la quieres más espesa, puedes usar más queso.La controversia: ¿capeado o sin capear?Existe un gran debate sobre si el chile en nogada va capeado o sin capear. Es como si hubiera dos bandos y cada uno insiste en probar su punto. A pesar de haber investigado y documentado sobre este tema, lo cierto es que no hay una verdad absoluta. Según María Bravo, Directora General de La Casita Poblana, originalmente el chile era sin capear, pues el objetivo era que se viera el verde del chile, pero al momento de ser servido, la nogada no permanecía en el picante. “Esto no era apetitoso, por eso se empezó a capear, para retener la nogada, y ahora el toque verde se le da con el perejil que se coloca al servirlo”, señala. Como en todo, en gustos se rompen géneros, no importa si lo prefieres capeado o sin capear, con nogada líquida o espesa, lo más importante es que aprecies esta maravilla de la cocina mexicana que es una delicia para tus sentidos.
Pareciera imposible dejar de usar bolsas de plástico, porque nos las ofrecen en todos lados. Sin embargo, también vemos muchísimas imágenes devastadoras de montañas de bolsas de plástico que están contaminando a la tierra y a los océanos. Por lo que hacer conciencia y aplicar pequeños cambios en nuestros hábitos es necesario y pueden tener buenos resultados.De hecho, en muchos países, las bolsas de plástico están prohibidas. También existen algunas iniciativas que proponen usar materiales que se degraden más pronto que los plásticos tradicionales, o incluso se cobra algún impuesto si quieres usar bolsas. Aun así, no es suficiente y no sucede en todo el mundo.Te recomendamos Cómo desperdiciar menos comida cuando tienes niños pequeñosAdemás, existen otros plásticos de un solo uso como popotes, cubiertos y platos, a los cuales también se ha extendido la prohibición. Pero lo que complica la situación es que a pesar de que el polietileno con el que están hechas las bolsas es fácilmente reciclable, no se hace porque es difícil separarlo del resto de la basura.Considerando todo esto, la mejor solución es evitarlo. Primero hay que empezar por las compras. Hay muchas bolsas de tela muy atractivas que puedes llevar al supermercado o mercado para empacar tus productos.Si no las llevas, solicita que te den cajas, siempre les sobran en las tiendas grandes. Piensa también que no sólo en los supermercados nos dan bolsas, y mejor carga bolsas de tela siempre a la mano para todo lo que compres, o inclusive si compras comida para llevar en un restaurante.Para las frutas y verduras, puedes conseguir bolsas pequeñas de tela abierta, como malla o velo. Recuerda lavarlas de vez en cuando para evitar contaminaciones. Una bolsa de plástico tradicional puede tardar cientos de años en degradarse completamente. Y si además compras jugos en botellas de plástico, imagínate cuánto de este material consumes en una sola semana.Te recomendamos: ¿Cómo calcular las porciones para hacer el súper?Poco a poco, tiendas donde venden productos a granel tanto de limpieza como alimentos están abriendo. Lleva tus propios contenedores y reúsalos.Usa bolsas de papel o recipientes para los sándwiches del lunch. No es necesario empacarlos en bolsas. Procura usar recipientes de vidrio o acero inoxidable ya que duran mucho más tiempo y cuando ya no te sirvan, contaminan menos.Y si ya tienes las bolsas, reúsalas la mayor cantidad de veces posible, ya sea para las compras, o para forrar basureros. Convierte el tema en un proyecto familiar: organiza un reto de quién puede pasar más tiempo sin usar una bolsa de plástico, involucra a tus hijos e invítalos a sugerir ideas para reducir su uso. Recuerda que la mejor enseñanza es el ejemplo.
Todos llegamos a un punto en nuestras vidas en el que tenemos que pensar en nuestra salud y muchas veces esto lleva a la gente a creer que tiene que hacer una elección difícil entre una alimentación saludable o una deliciosa, sobre todo cuando se trata de tener un corazón sano. Sin embargo, no tiene por qué ser una cosa o la otra. Podemos comer una alimentación saludable y balanceada mientras disfrutamos de los ricos platillos. Los Aguacates de México nos ofrecen una manera perfecta de tener la salud en cuenta sin sacrificar el sabor. Sabor y nutrición a la vezSiempre se ha dicho que una alimentación rica en frutas y verduras es buena para la salud, pero los Aguacates de México desempeñan un papel único ya que contienen grasas insaturadas que se consideran grasas buenas, que pueden actuar como un potenciador de nutrientes, ya que ayudan al cuerpo a absorber los nutrientes solubles en grasa. Esta fruta suave y cremosa aporta casi 20 vitaminas y minerales y un número muy bajo de calorías por porción. Un tercio de un aguacate mediano (50 g) tiene 80 calorías. Aguacates saludables para tu corazónAl comerlos como parte de una dieta saludable, los aguacates son buenos para la salud general de tu corazón por muchos motivos. Primero, contienen las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas (las “grasas buenas”) que necesitamos. Además, son bajos en grasas saturadas. También son reconocidos por ser libres de colesterol y sodio y una buena fuente de fibra. El consumo de alimentos ricos en fibra puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, obesidad y diabetes tipo 2. Otro nutriente importante que se encuentra en los aguacates es el potasio, que ayuda a combatir algunos de los efectos dañinos del sodio en la presión arterial y los aguacates contienen 250 mg de potasio (6% del VD) por porción (50 gramos, o un tercio de un aguacate mediano).Son muchos los datos que demuestran que agregar Aguacates de México a tu dieta puede ayudarte a tomar un paso hacia tener un corazón sano y ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, y ya que los aguacates son deliciosos, ¡no hay por qué sacrificar el sabor!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD