El cacao es tu amigo
Consejos de Belleza

El cacao es tu amigo

Por Kiwilimón - Septiembre 2013
El chocolate le ha impuesto un mal nombre al cacao en términos de dietas y salud. La verdad es que el origen de chocolate, esa semilla tan mexicana es en realidad una gran fuente de energía, antioxidantes y demás maravillas para el cuerpo. Empecemos por hacer la diferenciación. El chocolate es producto del cacao, pero no son la misma cosa. El chocolate es la pasta hecha de los granos de cacao tostados y molidos mezclada con algún rebajante como leche o agua. Las barritas que conocemos, las que tanto le gustan a los niños y las que nos tientan a diario son, en su mayoría, más crema, lecha y conservadores que cacao y es por esto que engordan. Si uno encuentra chocolate de buena calidad que sea de 70% a 100% hecho de cacao entonces está recibiendo más de los nutrientes y menos de las grasas y carbohidratos. Los nutrientes primarios del cacao, además de las grasas buenas que provienen de la manteca de cacao, incluyen hidratos de carbono y proteínas, y en buena proporción minerales como el magnesio, fósforo, potasio, teobromina, cafeína y compuestos antioxidantes como los polifenoles, y agua. Según diversos estudios, el chocolate, cuyos beneficios cardiovasculares ya han sido revelados en varios ensayos clínicos, puede ser también bueno para el cerebro favoreciendo la circulación sanguínea cerebral. El cacao es rico en polifenoles-flavonoides, un potente antioxidante que protege al sistema circulatorio, en especial al corazón. El chocolate negro o amargo es particularmente rico en polifenoles que entre otros efectos benéficos previene o reduce los efectos del alto colesterol y la presión elevada. Además, este alimento aporta buenas cantidades de serotonina y de anandamida, ambos psicotrópicos, que obtenidos en dosis mínimas como en el cacao facilitan una sensación de placer sin caer en la irrealidad o la estupefacción, tal sensación de placer refuerza al sistema inmune. Esto quiere decir que cuando escuchas que el chocolate te hace feliz, no están mintiendo o exagerando, es un dato clínico comprobado. En resumen, si el chocolate que ingieres es orgánico y tiene un porcentaje mayor al 70% de cacao entonces puedes esperarte los siguientes beneficios por comerlo habitualmente. Recuerda, nada en exceso, pero un poco de buen chocolate de vez en cuando no hace daño. - Reduce el riesgo de ataque al corazón - Controla los niveles de colesterol - Mejora la circulación de sangre al cerebro - Es bueno para el estado de ánimo y la moral - Mejora la absorción de glucosa en el organismo - Calma la tos - Ayuda a combatir el insomnio y la fatiga  

Recetas con Chocolate

 Receta de Panquecillos de Cacao Artesanales

Ingredientes: - 4 tazas de amaranto - 1/4 de clara de huevo - 2 cucharadas de canela - 3 cucharadas de royal - 1/4 de taza de nuez moscada - 6 cucharadas de cacao - 2 tazas de leche de almendra - 2 tazas de agua - 2 tazas de azúcar - 1/4 de barra de queso crema Encuentra los pasos para preparar esta receta dando click aquí.  

Receta de Naranjas de Chocolate - Amargo

Ingredientes: - 150 gramos de chocolate semi-amargo - 250 gramos de agua - 250 gramos de azúcar - 2 naranjas de piel gruesa Da click aquí para ver el procedimiento para preparar esta receta.  

"¿Cuál es tu receta  con cacao favorita?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La época de frío ya está aquí, por lo que es importante que te abrigues bien, te mantengas hidratado y cuides tu alimentación, pues esto te ayudará a tener un sistema inmunológico sano y fuerte, listo para cuidarte de enfermedades respiratorias. En kiwilimón nos preocupamos por tu salud, por eso te damos los mejores consejos para tener unos pulmones saludables, especialmente durante esta temporada.Alimentos que fortalecen tus pulmonesDurante el otoño y el invierno, es muy crucial poner especial énfasis en nuestro aparato respiratorio, pues enfermedades como la gripe y la influenza están a la orden del día. Aunque parezca difícil de creer, para fortalecer tus pulmones, lo mejor es consumir ciertos alimentos, aquí te decimos cuáles son. También puedes leer: Beneficios de las patitas de pollo para la saludBetabelEl betabel no solo es un ingrediente ideal para preparar ensaladas y todo tipo de platos saludables, también contiene nutrientes que fortalecerán tus pulmones. Según los expertos, el betabel es rico en nitratos, una sustancia química que relaja las venas, disminuye la presión arterial y mejora el consumo de oxígeno. Por si fuera poco, este vegetal también es rico en vitaminas y minerales como el potasio, magnesio, antioxidantes y vitamina C, los cuales son básicos para unos pulmones sanos y fuertes.JengibreDe acuerdo con información publicada por el gobierno federal, el jengibre es una excelente opción para el aparato respiratorio, gracias a que tiene propiedades expectorantes y desinflamatorias, así como beneficios para el sistema inmunológico. Ya lo sabes, prepara un fresco té de jengibre para cuidar de tus pulmones.CúrcumaEn años recientes, la cúrcuma ha ganado mucha popularidad, pues se le atribuyen beneficios para el corazón y el cerebro, pero también propiedades para combatir el cáncer, la artritis y la depresión. En el caso de los pulmones, debido a su alto contenido de antioxidantes, la cúrcuma mejora la función pulmonar, incluso en el caso de los fumadores.JitomateSi quieres aprender cómo fortalecer los pulmones naturalmente, es muy fácil, pues solo debes incluir más frutas y verduras en tu dieta. De acuerdo con los expertos, el jitomate es uno de los vegetales con mayores beneficios para los pulmones, pues son ricos en licopeno, un antioxidante que te ayudará a tener unos pulmones sanos. Estudios científicos han encontrado que este vegetal reduce la inflamación en las vías respiratorias de las personas con asma.Pimiento morrónSi tienes antojo de un alambre o unas fajitas, este es el pretexto perfecto para prepararlas. Como seguramente ya sabes, los pimientos son ricos en vitamina C, una sustancia con altos niveles de antioxidantes, los cuales son benéficos para el buen funcionamiento de los pulmones. También puedes leer: ¿Para qué sirve el té de hoja de guayaba?ManzanasNo hay pretextos para no preparar una ensalada de manzana o un licuado de manzana con avena por las mañanas. Estudios recientes indican que el consumo de esta fruta se relaciona con una mejora en la función pulmonar y, por si fuera poco, también parece estar conectado con menor probabilidades de padecer asma y cáncer de pulmón.Mora azulLa mora azul no solo le da un toque ácido a tus postres y platillos, también es un gran aliado si quieres tener pulmones sanos. Gracias a que estas bayas son ricas en vitaminas buenas para los pulmones, en especial para una correcta función pulmonar. Cabe mencionar que este fruto contiene antocianina, la sustancia que le da su color característico, pero que también protege a los pulmones del estrés oxidativo, un proceso que causa muerte celular.Col moradaAl igual que las moras, la col morada también es rica en antocianina, una sustancia química que podría reducir el declive de la función pulmonar. Por otro lado, la col también es rica en fibra, un nutriente que se asocia con unos pulmones sanos.LentejasSi te gustan las lentejas, ahora tienes razones para que te fascinen, pues al ser ricas en vitaminas y minerales como hierro, cobre, potasio y magnesio, se convierten en uno de los mejores alimentos para fortalecer los pulmones. Cabe mencionar que gracias a que esta leguminosa es rica en fibra, su consumo también podría disminuir las posibilidades de padecer cáncer de pulmón.YogurEn kiwilimón te damos más razones para incluir yogur en tu dieta, ya que además de ser rico en proteína, este lácteo también contiene potasio, fósforo, calcio y selenio. Todos estos nutrientes con esencial para fortalecer tus pulmones y para mejorar su funcionamiento. También puedes leer: Cómo fortalecer el sistema respiratorioOtros alimentos que debes consumirDe acuerdo con la Fundación Británica de los Pulmones, es importante que incluyas este tipo de granos, lácteos y aceites en tu dieta, pues te ayudarán a mantener tus pulmones sanos.Granos integralesAlimentos altos en proteínaFrutas y verdurasLácteosAceites vegetalesAlimentos que debes evitarEmbutidosBebidas alcohólicasRefrescoSalOtras recomendacionesLos expertos de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. indican que además de una dieta balanceada, deberás seguir las siguientes recomendaciones para que tus pulmones estén en perfecto estado:Olvídate del cigarro: Recuerda que fumar es causa de cáncer.Ejercítate: Mantener un estilo de vida saludable fortalecerá tu corazón y hará que tus pulmones funcionen mejor.Cuida tu salud: Evita realizar actividades al aire libre cuando el haya demasiada contaminación en el ambiente.
El pasado 18 de noviembre se llevó a cabo la primera edición de Meat Sorority, un espacio pensado para entablar el diálogo de diversas mujeres acerca de su papel dentro de la industria gastronómica en el encantador jardín de la Destilería Flor de Luna, con la participación de Elena González, gerente de Food Service USMEF México; Raquel del Castillo, periodista y Editora Menú de El Universal y Fátima León, bartender y socia fundadora de Runneght. Entre copas de vino rosado, vino blanco y cocteles sin alcohol, se iniciaron las amenas charlas entre chefs, bartenders, bloggers, encargadas de relaciones públicas, periodistas y otras mujeres con importantes cargos en empresas de alimentos, quienes compartieron sus impresionantes anécdotas mientras disfrutaban de sándwiches y postres a cargo de la chef Mate Zorrilla. Se aprende más del fracaso que del éxito Tras una breve presentación de Jazmín Martínez, encargada del blog Food Police, se dio rienda suelta a una serie de charlas en las que tanto Elena, Raquel y Fátima compartieron sus historias íntimas y sus experiencias alrededor del fracaso que las forjó para impulsar su carrera dentro del sector. Elena González narró los retos a los que se enfrentó al buscar trabajo durante 2 años en un ámbito que era completamente diferente a la profesión que estudió; de ella aprendimos lo importante que es perseverar y alzar la mano tanto para buscar ayuda, como para ofrecerla. Por su parte, Raquel nos dio una importante lección de lealtad, fortaleza y sororidad. Ella dejó en claro el invaluable peso de una red de apoyo para poder afrontar cualquier reto que se te ponga enfrente, ya sea profesional o personal. Fátima describió el complicado viaje por el que atravesó al cambiar de empleo, de ciudad y prácticamente de estilo de vida, sólo para enfrentarse al repentino fallecimiento de su padre, tras lo cual comprendió que no hay porque hacerse el fuerte cuando uno se siente vulnerable. Meat Sorority pretende crear muchas más de estas ediciones para fortalecer los lazos y espacios creados por y para mujeres en una industria voraz donde destacar se complica cada vez más.
Contrario a lo que Mafalda pensaría, no hay corazón que permanezca frío con un buen tazón de caldo caliente. Mientras que el cuerpo se alimenta con el líquido traslúcido y perfumado lleno de nutrientes, el alma se reconforta. Tal vez por eso haya un libro que se llama Caldo de pollo para el alma y que, a decir verdad, no he leído. Lo que sí he hecho es comer caldos de pollo y sentirme bien después de hacerlo. Los he comido enferma de la panza, del corazón; con un nudo en la garganta o con tos; antes y después de las fiestas; en tardes frías y al calor de la casa de mi abuela. Quizás, en el séptimo día, Dios nos dio los caldos para reposar con ellos, pero sin duda los humanos fuimos quienes perfeccionamos esta receta milenaria. Hay infinidad de formas de hacerlo. Están los que se preparan con huesos de res o tuétano para darle sabor. A mí me gusta prepararlo sencillo, con muslos, pechugas y piernas, pero en cocción lenta. A la olla aviento un trozo de cebolla, unos ajos, tres trozos de apio, poro, una zanahoria. Nunca olvido el bouquet garni que te enseñan a hacer en la escuela de cocina –laurel, salvia, mejorana, orégano y romero, amarrados con hilo blanco para que el pollo no se ponga azul, como en Bridget Jones–. El pollo va adentro con piel, con todo, porque otorga textura y profundidad. Luego a quitar la espuma con una espumadera. Cuando no hay padecimientos nada mejor que los caldos de pollo que pican, los que tienen arroz y garbanzos. Al ruedo hay que llegar con tortillas calientes, más calientes que el caldo mismo. A algunos hay que ponerles x gotas de limón por y gotas de salsa, que van en proporción al amor que se le imprimió al cocinarlo (menos sabor, más gotas). Se experimenta gratitud cuando en el caldo hay un chile chipotle al fondo: provoca a partirlo con la cuchara, aunque los labios se pongan floreados. ¿Lo malo? Cuando en el caldo hay pellejos flotantes. ¿Lo bueno? Cuando el brebaje es prístino, casi cristalino, sin burbujas de grasa, pero con aromas que acarician. El romance del caldo va más allá de la vista. Es, además, sus múltiples beneficios. Según lo que me cuenta Gina Rangel, nutrióloga de Te Cuida, el caldo de pollo posee carbohidratos saludables, grasas buenas y proteínas, por lo que es un plato completo y con todos los nutrientes de una comida integral. Tiene aminoácidos con propiedades antiinflamatorias y que ayudan a prevenir el insomnio. Gracias a su gran cantidad de electrolitos, un tazón de sopa rehidrata inmediatamente. ¡Adiós cerveza del día siguiente! Para que el caldo sea súper nutritivo, Gina recomienda que contenga la mayor cantidad de vegetales posibles, que se prepare con ajo, cebolla, sal de mar y con pollo de libre pastoreo o de alimentación orgánica. “De esta manera estamos garantizando que vamos a tener vitaminas, minerales y los tres macronutrientes incluidos en el caldo”. Lo ideal es que se someta a una cocción lenta de ocho horas, pero eso sí: hay que agregar los vegetales que acompañarán la sopa solo media hora antes de la culminación para no sobre cocinarlos. A Yamilette González, coordinadora de chefs de kiwilimón, le gusta agregar huacal, hígado, molleja, alitas y la carne con más sustancia. Adicionalmente, recomienda no lavar el pollo y cocinarlo a fuego medio bajo, de 2 a 3 horas. Si el fuego es alto, las impurezas se rompen y el caldo se contamina. “Las hierbas de olor varían mucho. Hay personas que prefieren el cilantro. Mi abuelita, por ejemplo, le agregaba hierbabuena: le daba un toque súper fresco y rico. Así, si estabas malito de la panza, te caía mejor”, me relató.  Hay que incluir los huesos en la preparación pues en ellos está la magia: su gelatina es efectiva para el crecimiento del pelo y las uñas, así como para la reducción del dolor en las articulaciones.El caldo es un apacho a todas luces. Gina piensa que “a través de un plato de caldo calientito lleno de nutrientes, le das a las personas un momento de paz, de estar en el aquí y en el ahora, reconfortar en cuerpo y alma, es por eso que, cuando una persona enferma lo primero que pensamos es regalarles un caldo de pollo para que se sientan mejor”. En salud o enfermedad, hay que tomarse el tiempo de disfrutar cuando una casa huele a caldo de pollo, cuando la tapa de la olla tintineante devela que algo rico espera en el tiempo. Su vapor y su sabor tienen el súperpoder de cambiar el sustantivo “casa” por el de “hogar”. ¿Lo preparamos?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD