¿Eres intolerante al gluten o a la lactosa?

Por Kiwilimón - Octubre 2014
Si algo tienen en común estos padecimientos es que podemos obviarlos y no tratarnos correctamente. Como ambas incluyen comida del día a día y como ninguno de los síntomas son demasiado graves solemos dejar pasar el hecho que hay una restricción alimenticia que debemos aplicar. Lo que es cierto es que quitar los lácteos o el gluten de tu dieta, cuando te afectan, puede cambiar tu calidad de vida y hacerte sentir mejor en tu vida diaria. Hoy te decimos los problemas que pueden causarte estos males y cómo identificar si eres intolerante al gluten o a la lactosa.

Intolerancia a la lactosa

Males a largo plazo:

- Falta de calcio en los huesos - Colitis - Gastritis aguda

Ingredientes que lo causan

- Leche - Queso - Yogurt Intolerancia a la lactosa

¿Cómo saber si eres intolerante a la lactosa?

Intolerancia al gluten

Males a largo plazo:

- Problemas cardiovasculares (infartos) - Inflamación del intestino - Migraña crónica

Ingredientes que lo causan

- Trigo - Arroz - Papa Alergia al gluten

¿Cómo identificar los síntomas de la enfermedad celiaca?

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Te has fijado que de repente todo mundo está tomando jugo de apio? Después de ser un ingrediente casi exclusivo de las ensaladas y ciertas recetas, el apio se ha convertido en uno de los alimentos favoritos para convertirse en bebida. Si aún no te sumas a esta saludable moda, aquí descubrirás por qué tienes que comenzar a tomar jugo de apio ya. El apio posee poderosas características antioxidantes. Esto significa que su consumo puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer.Este vegetal aporta muchos nutrientes, entre ellos minerales como potasio, manganeso, calcio, magnesio, así como vitaminas K, C y B6. Incluir apio de manera regular en la alimentación garantiza la ingesta de componentes esenciales para el funcionamiento correcto de nuestro organismo. Consumir apio en forma de bebida es mucho más práctico, ya que te permite disfrutar los beneficios de este fabuloso vegetal mientras tomas un vaso por la mañana.El jugo de apio puede ayudar a alcalinizar los intestinos. El sodio presente en este vegetal promueve la eliminación de toxinas en el cuerpo, incluyendo los intestinos. Por esta razón, beber todos los días jugo de apio puede curar y regenerar el revestimiento del estómago.Aunque aún no se investiga a profundidad esta propiedad, se cree que el extracto de la semilla de apio puede influir en los niveles de glucosa e insulina, lo cual podría ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes.Se ha comprobado que el extracto obtenido a partir de las hojas de apio tiene la capacidad de reducir la presión sanguínea, así como los triglicéridos y el colesterol malo.El apio tiene altos niveles en calcio y vitamina K. Estos nutrientes son los encargados de regenerar y fortalecer los huesos, así que tomar jugo de apio también puede beneficiar la salud del sistema óseo. La tendencia hacia el jugo de apio está relacionada con dos necesidades básicas hoy en día: practicidad y buena alimentación. Muchas personas han experimentado los beneficios de consumir apio regularmente, y al hacerlo en forma de bebida pueden disfrutar sus propiedades de una manera rápida y fácil.Beber jugo de apio es más sencillo que comer una ensalada o preparar un platillo con este. Solo recuerda que, al consumir el vegetal de esta manera, estás eliminando la fibra presente en el apio. Para aprovechar todos sus beneficios puedes alternar su consumo en forma de bebida con la ingesta de apio en su forma natural. Recomendaciones para tomar jugo de apio:Trata de no eliminar la fibra del apio. Aunque seguramente la textura de la bebida sea más espesa, al incluir todas las partes del apio te aseguras de aprovechartodos sus beneficios.Un vaso de más o menos medio litro es suficiente para comenzar a experimentar las propiedades benéficas del apio. Lo mejor es tomar el jugo de apio muy temprano por la mañana antes de comer tu desayuno. Si no puedes hacerlo, espera aproximadamente media hora después de consumir alimentos para beber el jugo. Siempre es mucho mejor tomar jugo de apio fresco. Si lo haces con anticipación y lo almacenas en el refrigerador, procura que no pase más de 24 horas antes de que lo ingieras.
Los alimentos en tu cocina pueden funcionar también en tu rutina de belleza. Descubre qué ingredientes puedes usar para hacer un exfoliante casero para tus manos.Yoghurt: Este cremoso lácteo no sólo sirve para hacer postres, también es buenísimo para cuidar la salud de la piel. El yoghurt es una fuente rica en proteína, calcio, además de vitaminas y minerales, por lo que al aplicarlo en la piel ayuda a mantenerla hidratada. Por si fuera poco, el ácido láctico presente naturalmente en el yoghurt es un agente exfoliante que remueve células muertas. Así que no dudes en aplicar lo que te sobre de yogurt para tener una piel radiante y suave. Azúcar: Para quitar las capas de piel muerta o deshacerte de problemas más específicos, como manchas o puntos negros, necesitas un ingrediente que talle la superficie de tu piel, pero de forma suave. El  azúcar es  un ingrediente ideal para exfoliar tu piel, ya que el ácido glicólico presente en este alimento mantiene el equilibrio de aceites en la piel. Úsala para exfoliarte de manera suave, mientras que evitas que tu piel se vuelve demasiado grasosa o muy seca.Miel: Seguramente ya sabes que, gracias a sus propiedades antibióticas, la miel ayuda a combatir el acné. Sin embargo, los beneficios de este dulce alimento van más allá de eso. La miel es también un fabuloso ingrediente exfoliante, así que al aplicarla ayuda a tener una piel más clara y brillante. El único detalle con la miel es que debes tener cuidado al usarla, sobre todo si tienes alguna alergia, como al polen, al veneno de abeja o al apio. Si quieres usarla en tu rutina de belleza, lo mejor es que pruebes primero el exfoliante en una pequeña sección de tu piel.Aceite de Oliva:Cuando tus manos lucen sin vida o incluso empiezan a tener arrugas, lo más seguro es que los antioxidantes estén pasando factura a la salud de tu piel. El aceite de oliva es excelente para estos casos, ya que además de evitar el envejecimiento prematuro puede prevenir el cáncer de la piel. Asimismo, los altos niveles de vitaminas A, D, E y K ayudan a conservar la piel de tus manos en buen estado por más tiempo. Café: Seguramente ya sabes que los granos de café molidos son buenos para tratar la celulitis, sobre todo en los muslos y en las piernas. Pero, ¿qué pasa con las manos? La cafeína también tiene grandes beneficios para la piel de las manos. Al igual que el aceite de oliva, el  café tiene un efecto antioxidante, lo que ayuda a combatir los problemas provocados por los radicales libres. La exfoliación con granos de café puede ayudar a mejorar considerablemente el aspecto de la piel de las manos gracias a la vitamina B3 y al ácido clorogénico. La primera previene ciertos tipos de cáncer de piel, y el segundo reduce la inflamación.  
Seamos honestos: muchas veces usamos palabras sin saber exactamente qué significan. Por ejemplo, hablamos de setas y hongos por igual, sin tener la certeza exacta de qué estamos diciendo. Aunque los usemos como sinónimos, estos términos se refieren a cosas diferentes. En esta entrada te explicamos las principales diferencias entre una seta y un hongo. ¿Hongo o seta?Aunque podríamos estudiar más a fondo el reino fungi para entender las diferencias entre hongo y seta, no queremos meternos en camisa de once varas. Así que lo pondremos de la manera más sencilla posible: un hongo sería el equivalente a un árbol, mientras que una seta sería el fruto de dicho árbol. Así de fácil. Los hongos crecen debajo de la tierra y solamente salen a la superficie, en forma de seta, cuando se presenta una disminución en la temperatura ambiental. Digamos, entonces, que las setas son una respuesta natural del hongo a los estímulos del ambiente. La confusión entre estos dos términos surge precisamente aquí: cuando decimos que estamos comiendo hongos, en realidad lo que estamos consumiendo es una parte del hongo que se llama seta. Eso que conocemos comúnmente como champiñón (sombrero y tallo) es el fruto del hongo que se encuentra debajo de la superficie. ¿Es bueno comer setas?Una vez habiendo aclarado la confusión entre ambos términos, podemos entrar más a detalle en las características y propiedades benéficas de estos alimentos. Las setas son un tipo de alimento muy nutritivo, ya que aportan minerales, como calcio, potasio, zinc, hierro, además de algunas vitaminas, tales como A, C, D y algunas otras del complejo B. Otra característica importante es que las setas no contienen grasas, pero sí muchas proteínas y fibra. De acuerdo con la Fundación Española de Nutrición, en 100 gramos de setas hay tan solo 25 kilocalorías, 1.8 g de proteínas, 4 g de carbohidratos, 2.5 g de fibra y nada de colesterol. ¿Cómo es mejor preparar las setas?Se ha comprobado que, al freír o cocer diferentes tipos de setas, estas pierden proteínas y algunos antioxidantes. Para conservar la mayor parte de los nutrientes presentes en las setas lo mejor es prepararlas a la plancha con un poco de aceite. Otra opción saludable para cocinar setas es hacerlo en el microondas. Este método te permite reducir el tiempo de cocción y usar la menor cantidad posible de agua. De esta manera, conservas buena parte de los antioxidantes, ya que no se diluyen en el agua (o aceite) ni se pierden durante un largo proceso de cocción.¿Qué platillos puedo cocinar con setas?Setas al PibilDeliciosos tacos de setasPasta en Salsa Cremosa con SetasCrema de Setas con Alemdras
La licuadora es un electrodoméstico súper indispensable en la cocina. Gracias a su versatilidad puede usarse en muchos tipos de recetas sin tener que recurrir a aditamentos o herramientas especiales. Prolonga la vida útil de tu licuadora lavándola apropiadamente. Estos son los pasos que debes seguir para limpiar bien tu licuadora:Agrega jabón líquido y pon en marcha la licuadora: Llena el vaso de la licuadora hasta una tercera parte con agua tibia y un chorrito de detergente para trastes. Licúa durante unos 30 segundos y después vacía el vaso. Esto te ayudará a quitar mejor lo que haya quedado en la licuadora.Retira las aspasSi quieres quitar bien los restos de alimentos, necesitas desarmar la licuadora con mucho cuidado. Así podrás limpiar el fondo del vaso sin peligro a cortarte.Lava el vaso después de usarloCuando enjuagas el vaso de la licuadora inmediatamente después de usarla es más fácil que quites todos los restos de comida. Deja en remojoEn caso de que haya pasado algún tiempo y no sea tan fácil lavar el vaso, lo mejor es que lo dejes remojando. De igual manera, si licuaste algo y esto dejó un olor desagradable (por ejemplo, ajo o cebolla) llena el vaso con agua tibia y bicarbonato de sodio. Esto ayudará a quitar el mal olor.Limpia la base con un trapo húmedoNo olvides limpiar la base de la licuadora. Antes de comenzar, desconecta el enchufe. Usa un trapo húmedo (no empapado) y quita las manchas o gotas que hayan quedado. Si hay algún resto de comida que esté pegado, usa un estropajo con detergente y talla suavemente. Desarma la tapaHoy en día la mayoría de las tapas de licuadora tienen una sección que puede removerse para agregar más alimentos mientras se licúa sin temor a salpicaduras. Recuerda limpiar cada parte de la tapa por separado para evitar que se acumulen restos de comida. Deja secarEsto es súper importante: antes de usar nuevamente tu licuadora fíjate que el vaso esté bien seco. Si no, puedes descomponer tu electrodoméstico. ¿Necesitas pretextos para usar tu licuadora? Estas recetas se preparan en un 2 por 3 con la ayuda de tu licuadora y lo mejor de todo, puedes COMPRAR UNA LICUADORA KIWILIMÓNGelatina de FerreroDeliciosa Crema de Champiñones
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD