Haz frijoles refritos en menos tiempo
Consejos de Belleza

Haz frijoles refritos en menos tiempo

Por Kiwilimón - Septiembre 2011
  Este truco te será de utilidad cuando lleves algo de prisa. Refrie tus frijoles como acostumbras. Sólo que agrega uan pequeña cantidad de pan molido y obtendras los frijoles refritos en menos tiempo. Prueba esto, realmente funciona. Recetas de cocina recomendadas con frijoles:Rosca de FrijolesMolletesChili Beans w/Turkey (Chili con Frijoles y Pavo)Chile con Carne
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Picar los ingredientes, triturarlos en el molcajete, mezclarlos en un bol, y después, limpiar todo eso. Si nada más de pensar en todo lo que tienes que hacer ya te da flojera preparar la comida, te tenemos una solución: recetas fáciles en licuadora. Cocina usando este maravilloso electrodoméstico y descubre lo sencillo que es disfrutar de una deliciosa comida con tan solo una licuadora. Flan de coco en licuadora No batalles con miles de recipientes. Con esta receta solo necesitas tu licuadora y el refractario donde hornearás el flan. Para que sepa más rico, déjalo en el refrigerador por lo menos media hora antes de servir.   Filetes de pollo en crema de chipotle Esta receta es perfecta para esas ocasiones en las que quieres lucirte, pero no tienes mucho tiempo. Para darle más sabor a la salsa puedes sustituir el agua por caldo de pollo. ¡Quedará súper rico!   Pan de elote sin harina Prepara un pan de elote como el que hacía tu abuelita sin harina y, lo mejor de todo, ¡sin ensuciar montones de cosas! Un tip: si te gusta sentir la textura del elote, no licúes mucho la mezcla. Así quedarán algunos pedacitos más enteros.   Albóndigas de carne en salsa de tomate No te compliques cortando los ingredientes a mano. Solo ponlos en la licuadora y ¡listo! Controla el número de pulsaciones para asegurarte de que tanto las albóndigas como la salsa adquieren la consistencia que buscas.   Huevos florentine con salsa holandesa No tienes que ser un experto en la cocina para preparar exquisitas recetas gourmet. Con tu licuadora es suficiente. Sirve cada huevo con pan tostado en tiritas, cebollín picado o perejil.   Aprovecha tu licuadora y saca a relucir tus habilidades culinarias. ¿Te gustaría saber más recetas con licuadora? Visita Kiwilimón para conocer más ideas.
Para disfrutar de un delicioso y jugoso pavo en la cena de Navidad es importante que cuides la manera en que lo inyectas. Descubre paso a paso cómo inyectar un pavo para que la carne no se reseque y los jugos no se salgan cuando lo horneas. Paso 1: Coloca el pavo sobre una bandeja.En  este punto el Pavo ya debe estar listo, es decir, limpio, amarrado y con la pechuga hacia arriba.Paso 2: Llena la jeringa con el marinado.Usa líquidos que no contengan pedacitos que puedan obstruir la aguja. Si preparas una salsa con frutas o el marinado no está completamente líquido, pásalo por un colador o por una tela de algodón.PUEDES VER: VIDEO-RELLENOS PARA EL PAVOPaso 3: Inyecta el pavo.Presta  mucha atención a este paso. El marinado debe inyectarse uniformemente en la pechuga, muslos y alas.Inserta la jeringa e inyecta el líquido en la carne. Jala la jeringa sin sacarla completamente y dirige la aguja hacia otra parte del pavo. Inyecta nuevamente y continúa así hasta completar todo el pavo. Procura no hacer más de cuatro perforaciones.Paso 4: Masajea el pavo. Después de que has inyectado todo el marinado, masajea suavemente la carne del Pavo. Esto ayudará a que el  líquido se distribuya por todas las partes del ave.Paso 5: Verifica que todo esté bien.Revisa que el Pavo no se encuentre empapado por fuera.  Si ves que en la superficie en la que está el pavo hay  manchas del marinado, lo más seguro es que no hayas inyectado la carne. Recuerda que el Pavo está hueco, por lo que debes de tener cuidado de dirigir la aguja hacia la carne y no al centro que está vacío.Paso 6: Deja reposar. Dependiendo de la receta, se recomienda dejar reposar el Pavo entre 2 y 12 horas. Recuerda que entre más tiempo pase marinándose, mejor sabor tendrá. Sigue estos sencillos pasos y prepara un exquisito pavo para tu cena de Navidad.TE RECOMENDAMOS: VIDEO-PAVO ROSTIZADO A LA MANTEQUILLAVIDEO-PAVO CON MIELVIDEO-PAVO GLASEADO CON CÍTRICOS Y GRAVY DE CHIPOTLE
Te decimos algunos datos que debes saber del atole, a demás de que es una receta mexicana que se consume desde la época prehispánica y se puede hacer casi de cualquier sabor. Es una bebida prehispánica. Antes de la llegada de los españoles los aztecas ya preparaban una bebida hecha a base de maíz, agua y miel. Durante la época de la Conquista la receta original comenzó a cambiar hasta llegar a la versión del atole que conocemos hoy en día. Aporta muchos nutrientes y vitaminas. Al estar hecho a base de maíz contiene todos los nutrientes de este grano: fibra, antioxidantes, potasio, magnesio, vitamina B, entre otros. Además, dependiendo de los ingredientes que se le añadan (guayaba, fresa, chocolate, etc.) el atole puede tener mayores propiedades. El atole puede ser dulce o salado. Aunque los atoles dulces son los más conocidos, también existen recetas saladas, agrias y picantes. Los llamados chileatoles pueden prepararse con verduras, chiles e incluso carne, y parecen más un guiso que una bebida. No todos los atoles se endulzan de la misma manera. Según la receta tradicional el atole puede endulzarse con miel, sin embargo, esto puede variar dependiendo de la región y del gusto de cada persona. Azúcar, piloncillo, jarabe de maguey o más recientemente sustitutos de azúcar son algunas de las opciones para endulzar el atole. Por lo general su nombre depende de un ingrediente. A excepción del champurrado (atole hecho con chocolate) todos los atoles reciben el nombre del ingrediente que se les agrega: atole de piloncillo, atole de nuez, atole de guayaba. No todos los atoles están hechos con maíz. El atole original es de maíz, pero también puede prepararse con harina de arroz o harina de trigo. Si después de leer acerca de esta típica bebida mexicana se te antojó una taza de atole, estas recetas te interesarán: Atole de arroz Atole de cajeta Atole de cacahuate Atole de zarzamora   Fuentes: Mexicodesconocido.com.mx Laroussecocina.mx Elsiglodedurango.com.mx Gob.mx
Mejorar tus hábitos alimenticios es una tarea mucho más sencilla de lo que algunas personas piensan. Sigue estos seis pasos y verás lo fácil que es cambiar poco a poco tu manera de comer.Lleva un diario de tus comidas. Comienza por anotar todo lo que comes: desde el desayuno, los entremeses y las bebidas hasta la cena. Pero no solo eso. También escribe la emoción o la sensación que tenías al comer algo. Por ejemplo: por la mañana podrías decir que tenías mucha prisa mientras tomabas tu taza de café, o que sentías algo de ansiedad al comer una bolsa de frituras antes de la hora de la comida.Identifica los principales problemas en tu alimentación. Cuando ya hayas registrado tu actividad alimenticia por varios días puedes comenzar a estudiar tu comportamiento. Esta es una manera muy sencilla de reconocer patrones negativos en tu alimentación. Tal vez no eres consciente de que tu trabajo te está estresando y que por eso estás comiendo en exceso, o que hay una situación particular en tu vida personal que te está generando ansiedad y te hace comer más de la cuenta.Establece metas que sean realistas. Para poder cambiar algo en tu vida tienes que sentir motivación. Y esta se adquiere cuando los objetivos son retadores, pero alcanzables. En otras palabras: no intentes hacer cambios tan pequeños que puedan considerarse  insignificantes, ni trates de revolucionar toda tu manera de vivir al cabo de unos días. Busca puntos intermedios para que puedas mejorar efectivamente tus hábitos alimenticios.Sigue al pie de la letra tu plan. Al tratar de hacer ajustes en tu estilo de vida, sobre todo en tu alimentación, es necesario que no pienses en excepciones, principalmente al inicio del proceso. Esto significa que, si has decidido desayunar todos los días, esta regla aplica de lunes a domingo, incluyendo el día de la semana más ocupado que tengas. Además de la disciplina, necesitarás mucho orden para poder cambiar tus hábitos.No te mates de hambre, ni de sed. Muchas personas creen que lo mejor que pueden hacer para bajar de peso es someterse a largos periodos de ayuno, pero ¿qué crees? Esto puede ser contraproducente. Otra cosa que también puede afectar tu proceso de cambio de hábitos alimenticios es la falta de líquidos. Como recomendación, procura comer cada cuatro horas y toma por lo menos dos litros de agua natural al día.Aprende a comer de todo. Para llevar una alimentación balanceada es necesario que comas de todo. Esto incluye verduras, frutas, carne, lácteos, pescados, etc. A menos que por cuestiones de salud u otras razones no puedas comer algunas cosas, te  recomendamos ampliar el abanico de ingredientes en tu cocina.No tienes que hacer grandes sacrificios para cambiar tus hábitos alimenticios. Solo necesitas mucha disciplina y orden. Organiza tu menú semanal con estas recetas:Caldo Tlalpeño Chilaquiles en salsa verde Tinga de Pollo Ensalada de manzana verde y lechuga 
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD