Los nueve mitos de la diabetes
Consejos de Belleza

Los nueve mitos de la diabetes

Por Kiwilimón - October 2012
Es muy común que las personas tengan ideas erróneas sobre la diabetes. Al principio, cuando a una persona le diagnostican diabetes y no tiene mucho conocimiento sobre este tema, tienen que llevar a cabo un proceso de recopilación de información sobre lo que pueden o no comer. Esperamos que después de leer estos mitos que surgen tengan una idea más detallada de lo que se puede o no hacer.
  • 1. El azúcar esta prohibida, pero los alimentos  sin azúcar (sugar-free) son libres
Existen muchos alimentos que en sus empaques o etiquetas se anuncian como libres de azúcar, pero no por eso están exentos de contener carbohidratos. Estos alimentos, en especial, galletas, pasteles, caramelos, etc. contienen hidratos de carbono por la harina o la leche con que están preparados, es por eso que se debe cuidar el consumo de esos alimentos.
  • 2. Si como alimentos con carbohidratos saludables tengo mejor control de la glucosa en la sangre
Aunque creas que las bebidas y la comida que consumes son de carbohidratos saludables como la fruta, cereales integrales, etc. no quiere decir que debas consumirlos en gran medida, ya que, muchos de estos  alimentos contienen cierta cantidad de carbohidratos que al final, en la suma, son una cantidad considerable que puede llegar a afectar el estado de salud. Con la práctica, se dará cuenta de que pesar y medir las porciones ayuda y aprenderá a saber si lo que esta a punto de consumir, esta en las cantidades adecuadas.
  • 3. No se deben consumir carbohidratos
Aproximadamente la mitad de las calorías que debemos consumir al día deben provenir de los carbohidratos. Si reducen el consumo puede provocar una baja de energía en el cuerpo, sentimiento de cansancio, irritabilidad e inclusive puede afectar hasta el rendimiento en sus actividades diarias. La clave esta en distribuir correctamente el consumo de los hidratos de carbono de acuerdo a un especialista. Si conseguimos distribuir la cantidad necesaria de carbohidratos, su nivel de energía no se verá afectado así como la glucosa en la sangre estará en los niveles correctos.
  • 4. La diabetes te controla y debes renunciar a tus sueños y tu vida
Al principio es difícil para todas las personas aceptar el diagnóstico de que tienen diabetes. Es importante tomar en cuenta que es un cambio en el estilo de vida pero todo se puede lograr con un buen control. Lo que recomendamos es que aprendas a conocer la manera en como tu cuerpo reacciona con el consumo de un tipo de comida y otra. Un monitor de glucosa es indispensable para esta tarea, así, pronto aprenderás a disfrutar de las comidas familiares sin tener que privarte de ningún alimento, claro, siempre cuidando las proporciones.
  • 5. Verificar el nivel de glucosa en la sangre una vez al día y después de comer
Utilizar un monitor que mida el nivel de glucosa en la sangre es indispensable. Este aparato nos ayudará a controlar nuestros niveles de glucosa a lo largo del día. Lo recomendable es medirte en ayunas, antes y después de comer. La razón es que los valores  de la glucosa varían a lo largo del día y lo mejor es saber con hechos y no con suposiciones.  
  • 6. Tienes que comer siempre a la misma hora
Siempre y cuando no tengas que utilizar insulina, el horario en el que consumas tus alimentos puede variar un poco. Si en algún momento, ya sea por trabajo o alguna otra situación no puedes comer a tus horas, no pasa nada, siempre y cuando mantengas el consumo de carbohidratos controlado en un régimen alimenticio balanceado.
  • 7. Todas las comidas deben contener la misma cantidad de carbohidratos
Si aprendes a controlar tu “umbral de carbohidratos” podrás contar con mayor flexibilidad y control de lo que comes.  Cuando monitoreas los valores de glucosa en la sangre, puedes aprender en qué momento del día debes comer menos carbohidratos y en qué momento puedes complementar la ingesta necesaria. Si tu nivel de glucosa es mayor en la mañana que en la tarde, entonces podrás comer menos de estos alimentos en el desayuno que en la comida.
  • 8. Debes consumir bocadillos a lo largo del día y antes de dormir
Antes era común pensar que se debía consumir cierta cantidad de bocadillos a lo largo del día, pero actualmente esto varia de persona a persona dependiendo del tipo de diabetes que tenga. Siempre es bueno contar con la opinión de un especialista en el tema. Si eres de las personas que esta acostumbrada a consumir bocadillos durante el día, lo que puedes provocarte es subir de peso, crear resistencia a la insulina o no tener buen control de la glucemia.
  • 9. Si cuento los carbohidratos en mis comidas, no me debo preocupar por la grasa
Comidas altas en grasa pueden mantener el nivel de glucosa alto. Esto sucede porque ingerir alimentos con gran cantidad de grasa puede alentar la digestión, por lo que la glucemia incrementa y se mantiene en un nivel alto por más tiempo. Es aconsejable mantener una dieta baja en grasas para poder manejar tus niveles de consumo y tener mayor control.  

Para conocer recetas de diabetes, haz click aquí.

   
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Como dice el famoso proverbio francés: “la salsa vale más que el pescado”. En otras palabras, una buena salsa puede levantar hasta el más sencillo de los platillos. Conoce las salsas básicas que debes aprender a preparar para lucirte todos los días en la cocina.   Mayonesa casera Por supuesto que no podía faltar en esta lista la mayonesa. Ya sea que la uses para preparar un sencillo sándwich casero o una exquisita ensalada rusa, la mayonesa es siempre un ingrediente esencial. Como algunas recetas llevan ostiones y tienen un sabor fuerte, puedes cambiarlos por hierbas aromáticas. Lo mejor es que puedes hacerla de forma tradicional, batiendo con el globo o más rápido, usando tu licuadora. Salsa pomodoro Este es un gran ejemplo de cómo una salsa puede mejorar cualquier preparación. Úsala en pastas, carnes o pollo; combina con todo. Es una salsa a base de jitomate, ajo, cebolla y algunos ingredientes extra que dan mucho sabor. Aunque originalmente para prepararla debes picar los alimentos, te sugerimos usar la licuadora para ahorrar tiempo al cocinar. Salsa de tamarindo casera Cuando ya no tienes más ideas o solo te queda un filete de carne en el refrigerador, esta salsa de tamarindo puede sacarte del apuro. Recuerda que puedes refrigerarla y recalentarla, o simplemente, servirla fría. Salsa ranchera roja Claro que una salsa picante es básica, sobre todo en la cocina mexicana. Y qué mejor opción que una deliciosa salsa ranchera roja. Para darle ese toque especial a tus platillos solo necesitas 6 ingredientes, tu licuadora y menos de 15 minutos. Aderezo ranch Este aderezo lo puedes usar para acompañar una enorme cantidad de platillos, como alitas, costillitas BBQ o ensaladas. O sea que no puede faltar en tu cocina. Dependiendo del tipo de consistencia que prefieras, puedes picar los ingredientes a mano, o mejor, licuarlos todo para que quede una mezcla más homogénea. Mantequilla de maní casera Aunque no es precisamente una salsa, la mantequilla de maní puede servirte para preparar gran variedad de platillos de la cocina oriental y también para dar el sabor de cacahuate a muchos postres. Sigue esta receta para tener en tu cocina una mantequilla de cacahuate libre de conservadores y otros químicos.   Ahora que ya sabes que lo único que necesitas para preparar platillos espectaculares es una buena salsa, usa estas recetas y deja volar tu imaginación. Cuéntanos, ¿con qué ingredientes te gustaría combinar estas salsas?
Últimamente podemos encontrar la Chía en postres, panes y platillos de todo tipo, pero ¿por qué se ha puesto de moda la chía? Resulta que esta semilla tan pequeñita está llena de nutrientes y es capaz de convertir una receta muy sencilla en un alimento verdaderamente nutritivo. Descubre los beneficios que la chía tiene para ti.Te mantiene satisfecho por más tiempo. Debido al alto porcentaje de fibra presente en la chía, esta semilla hace que sacies de forma más rápida y por más tiempo. Así que si comes alimentos preparados con chía, será más sencillo que bajes de paso, ya que tendrás menos antojos.Ayuda a bajar los niveles de triglicéridos. Gracias a los componentes naturales de la chía, esta semilla puede ayudar a bajar los triglicéridos y a disminuir el factor de riesgo cardiovascular.TE PUEDE INTERESAR: MÁS DE 100 RECETAS SALUDABLESCuida tu piel y huesos. Algunos estudios revelan que la chía tiene incluso más Omega 3 que algunos pescados, eso significa que es un gran aliado para conservar la piel, el cabello y los huesos en buen estado.Mejora la hidratación. Las semillas de la chía absorben muchas veces su peso en agua. Así que si consumes smoothies o alimentos preparados con chía podrás conservarte hidratado por más tiempo.Beneficia la digestión. El alto contenido de fibra en la chía hace que el sistema digestivo funcione a la perfección, por lo que, si padeces regularme de estreñimiento, te conviene incluir esta semilla en tu alimentación.¿Necesitas más razones para comenzar a comer chía todos los días? Con estas recetas no querrás dejar de comerla.Hot cakes de plátano y chíaPan de quinoa y chía sin glutenMermelada de chía saludablePudín de chocolate con quinoa y chía
¿Conoces el origen de las papas a la francesa? Se dice que los norteamericanos les pusieron el nombre de “french fries” pero el país de origen se disputa entre Francia y Bélgica, te contamos por qué. Varias teorías indican que durante la Primera Guerra Mundial, por la escasez de alimentos, los belgas pescaban en el río peces pequeños y los freían en manteca y mantequilla, pero cuando el río se congelaba y no era posible pescar, freían papas cortadas en bastones para sustituir a los peces fritos. Cuando los soldados norteamericanos llegan a la región, les apodan “french fries” sin ser francesas propiamente. A lo largo de la historia, las papas francesas son conocidas bajo ese mismo nombre, incluso, hoy en día se han convertido en una guarnición de platillos internacionales, como hamburguesas, “hot-dogs”, cortes de carne, pescados e incluso como una deliciosa botana. Normalmente la forma de cocinar estas ricas papas es: quitar la cáscara, picar en bastones, remojar en agua para que suelten el almidón y finalmente freír entre 160°C y 180°C. Pero, ¿qué pensarías si te diéramos varias opciones para saltarte los tres primeros pasos y obtener tus papas fritas caseras, como si fueran de restaurante, igual de crujientes, deliciosas y además que puedas guardarlas por largo tiempo? Eso se puede lograr gracias a la gran variedad de productos que McCain, el experto en papas,  ha ideado para agilizar el procedimiento y obtener unas ricas papas francesas casi de forma instantánea.  A demás, ¿sabías que las papas congeladas tienen un gran sabor y además sí conservan nutrientes? este es el secreto de McCain. Cabe señalar que las papas congeladas absorben menos aceite que las frescas, siempre y cuando se cocinen correctamente y se frían directamente de congeladas al aceite caliente. De hecho, las papas congeladas de la gama de productos de McCain están diseñadas para conquistar cualquier paladar. Incluso, se siembran en el campo, se cosechan y después pasan por un estricto control de calidad en el que se seleccionan las mejores para así mantener un sabor de alta calidad y poder finalizar el proceso con cortes específicos. Puedes elegir entre cortes rectos, delgados, ondulados, gajos sazonados, o en forma de caritas. ¿Sabías que las papas congeladas conservan sus  nutrientes? Éstos son: hierro, vitamina C y  fibra soluble; Te damos algunas recetas que son perfectas para que acompañes con Papas a la Francesa: Mini Pastel de Carne con Tocino Hamburguesa con Queso Pollo a la Mostaza Papas Gajo a los Tres Chiles con Aderezo de Cilantro Tiras de Pollo Crujientes con Miel y Chipotle Guacamole con Camarones Adobados
Si llegó la hora de ser una persona independiente, pero nadie te dijo que la cocina no se equipa sola y no sabes qué sí debes comprar y qué no, te dejamos una lista de los utensilios que toda persona que vive sola debe tener para evitar ir corriendo a comprar cualquier cosa que después no utilizarás. Si vives solo no importa si eres o no bueno en la cocina, solo necesitas unos cuantos artículos y un buen recetario para que todo vaya bien. Por el momento, contar con utensilios básicos sin llenarte de trastes innecesarios es lo ideal para iniciar como soltero en la cocina. Solo un tip básico: al adquirir tus utensilios de cocina procura que sean de buena calidad, ya que su vida útil será más larga.Sartenes. El tamaño depende de los invitados que tendrás usualmente o de qué tanta comida te prepares. Para iniciar es conveniente contar con uno pequeño y otro mediano. Recuerda invertir en sartenes antiadherentes de buena calidad.Cubiertos. Si eres una persona que vive sola y que usualmente no come en casa, pensarás "¿para qué necesito esto?" Te aseguramos que te sacarán de cualquier apuro. Con los básicos es necesario: cuchara, cucharita, tenedor y cuchillo. No llenes tu cajón de cubiertos que nunca usarás. Si tienes planeado recibir invitados frecuentemente, adquiere un set de cubiertos para 6 u 8 personas.Juego de cuchillos. Cocines o no en grandes cantidades, necesitarás un juego de al menos 4 tipos de cuchillos para cortar diferentes cosas. Los usarás en el día a día para picar desde un pepino, hasta rebanar pan o cortar carne. Licuadora. Si vives solo, lo más seguro es que prepares pocas cantidades de comida, por lo que una licuadora te servirá para un desayuno completo con licuado o smoothie, para una comida y hasta para una cena de emergencia. LOS BENEFICIOS DE TENER UNA LICUADORA KIWILIMÓNRallador. Cuando vives solo, tener un rallador parce algo muy simple y que pasa desapercibido, hasta el momento en que lo necesitas. El rallador es un utensilio básico para muchas comidas. Este utensilio de cocina es esencial si te gusta preparar platillos con queso gratinado, o algunas ensaladasCucharones. En tu cocina necesitas dos cucharones: uno de madera y otro de metal. El de madera es un básico para no rayar los sartenes y ollas antiadherentes. Los cucharones de acero inoxidable son ideales para mezclar los platillos horneados o a la parrilla.Ollas y cacerolas. Para preparar pastas, guisados o cualquier tipo de carne o verduras al vapor, necesitarás una olla. En este caso sucede lo mismo que con los sartenes: el tamaño de las ollas y cacerolas dependerá de la cantidad de comida que suelas preparar. Tabla para picar. Se utiliza diariamente en la cocina para partir y picar alimentos de todo tipo. Usa una tabla mediana de plástico y recuerda lavarla muy bien para evitar que queden residuos de comida en la superficie.Vasos y platos. Elige los más prácticos para tu estilo de vida. En un principio no vale la pena tener vasos para el agua y el vino. Por el contrario, con los platos se recomienda tener de varios tamaños según la comida que pienses consumir (sopas, pastas, ensaladas) y las personas que puedas recibir en tu casa.¿Crees que haya otro utensilio de cocina que sea imprescindible? Déjanos tus comentarios.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD