Los nueve mitos de la diabetes
Consejos de Belleza

Los nueve mitos de la diabetes

Por Kiwilimón - October 2012
Es muy común que las personas tengan ideas erróneas sobre la diabetes. Al principio, cuando a una persona le diagnostican diabetes y no tiene mucho conocimiento sobre este tema, tienen que llevar a cabo un proceso de recopilación de información sobre lo que pueden o no comer. Esperamos que después de leer estos mitos que surgen tengan una idea más detallada de lo que se puede o no hacer.
  • 1. El azúcar esta prohibida, pero los alimentos  sin azúcar (sugar-free) son libres
Existen muchos alimentos que en sus empaques o etiquetas se anuncian como libres de azúcar, pero no por eso están exentos de contener carbohidratos. Estos alimentos, en especial, galletas, pasteles, caramelos, etc. contienen hidratos de carbono por la harina o la leche con que están preparados, es por eso que se debe cuidar el consumo de esos alimentos.
  • 2. Si como alimentos con carbohidratos saludables tengo mejor control de la glucosa en la sangre
Aunque creas que las bebidas y la comida que consumes son de carbohidratos saludables como la fruta, cereales integrales, etc. no quiere decir que debas consumirlos en gran medida, ya que, muchos de estos  alimentos contienen cierta cantidad de carbohidratos que al final, en la suma, son una cantidad considerable que puede llegar a afectar el estado de salud. Con la práctica, se dará cuenta de que pesar y medir las porciones ayuda y aprenderá a saber si lo que esta a punto de consumir, esta en las cantidades adecuadas.
  • 3. No se deben consumir carbohidratos
Aproximadamente la mitad de las calorías que debemos consumir al día deben provenir de los carbohidratos. Si reducen el consumo puede provocar una baja de energía en el cuerpo, sentimiento de cansancio, irritabilidad e inclusive puede afectar hasta el rendimiento en sus actividades diarias. La clave esta en distribuir correctamente el consumo de los hidratos de carbono de acuerdo a un especialista. Si conseguimos distribuir la cantidad necesaria de carbohidratos, su nivel de energía no se verá afectado así como la glucosa en la sangre estará en los niveles correctos.
  • 4. La diabetes te controla y debes renunciar a tus sueños y tu vida
Al principio es difícil para todas las personas aceptar el diagnóstico de que tienen diabetes. Es importante tomar en cuenta que es un cambio en el estilo de vida pero todo se puede lograr con un buen control. Lo que recomendamos es que aprendas a conocer la manera en como tu cuerpo reacciona con el consumo de un tipo de comida y otra. Un monitor de glucosa es indispensable para esta tarea, así, pronto aprenderás a disfrutar de las comidas familiares sin tener que privarte de ningún alimento, claro, siempre cuidando las proporciones.
  • 5. Verificar el nivel de glucosa en la sangre una vez al día y después de comer
Utilizar un monitor que mida el nivel de glucosa en la sangre es indispensable. Este aparato nos ayudará a controlar nuestros niveles de glucosa a lo largo del día. Lo recomendable es medirte en ayunas, antes y después de comer. La razón es que los valores  de la glucosa varían a lo largo del día y lo mejor es saber con hechos y no con suposiciones.  
  • 6. Tienes que comer siempre a la misma hora
Siempre y cuando no tengas que utilizar insulina, el horario en el que consumas tus alimentos puede variar un poco. Si en algún momento, ya sea por trabajo o alguna otra situación no puedes comer a tus horas, no pasa nada, siempre y cuando mantengas el consumo de carbohidratos controlado en un régimen alimenticio balanceado.
  • 7. Todas las comidas deben contener la misma cantidad de carbohidratos
Si aprendes a controlar tu “umbral de carbohidratos” podrás contar con mayor flexibilidad y control de lo que comes.  Cuando monitoreas los valores de glucosa en la sangre, puedes aprender en qué momento del día debes comer menos carbohidratos y en qué momento puedes complementar la ingesta necesaria. Si tu nivel de glucosa es mayor en la mañana que en la tarde, entonces podrás comer menos de estos alimentos en el desayuno que en la comida.
  • 8. Debes consumir bocadillos a lo largo del día y antes de dormir
Antes era común pensar que se debía consumir cierta cantidad de bocadillos a lo largo del día, pero actualmente esto varia de persona a persona dependiendo del tipo de diabetes que tenga. Siempre es bueno contar con la opinión de un especialista en el tema. Si eres de las personas que esta acostumbrada a consumir bocadillos durante el día, lo que puedes provocarte es subir de peso, crear resistencia a la insulina o no tener buen control de la glucemia.
  • 9. Si cuento los carbohidratos en mis comidas, no me debo preocupar por la grasa
Comidas altas en grasa pueden mantener el nivel de glucosa alto. Esto sucede porque ingerir alimentos con gran cantidad de grasa puede alentar la digestión, por lo que la glucemia incrementa y se mantiene en un nivel alto por más tiempo. Es aconsejable mantener una dieta baja en grasas para poder manejar tus niveles de consumo y tener mayor control.  

Para conocer recetas de diabetes, haz click aquí.

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cuando se piensa en el mes patrio, se viene a la mente la temporada de chiles en nogada, ese delicioso platillo que se asemeja a una obra de arte, tan representativo de nuestro país por tener los colores de la bandera, y con ingredientes perfectamente cocinados para darle un aspecto bello, con una mezcla de sabores que lo hacen un alimento muy especial por el que muchos esperan todo un año para saborearlo.Origen del Chile en NogadaHay varias versiones sobre el origen de este manjar. Una de ellas apunta a que nació en la ciudad de Puebla y se creó para agasajar a Agustín de Iturbide por la victoria del Ejército Trigarante en 1821, por eso también los tres colores de la bandera están presentes en el plato.Otra versión refiere que la receta es originaria del Convento de Santa Mónica desde 1714, con el nombre de “chiles rellenos bañados en salsa de nuez”.La salsa NogadaLa salsa es una de las partes más importantes del platillo. Hay quienes la hacen más dulce, otras, más salada, e incluso algunas, neutras. Existen las finas, espesas, líquidas, sin grumos o granulosas. También hay quienes incluyen queso de cabra y hay también quienes se apegan a la receta original.Aquí te dejamos una receta tradicional de la nogada:Ingredientes:-600 gramos de nuez de castilla-1 pieza de queso de cabra-2 tazas de leche-¾ tazas de vino blanco o jerez-500 gramos de almendra-300 gramos de granada roja-Perejil, sal, azúcar al gustoPreparación:Pon a remojar las almendras una noche antes y refrigera.Mezcla el queso de cabra, la leche y el vino; agrega las nueces y las almendras limpias. Licúa todos los ingredientes y pon la sal y el azúcar a tu gusto. El espesor de la salsa es a gusto personal, pero si la quieres más líquida, puedes ir incorporando más leche y si la quieres más espesa, puedes usar más queso.La controversia: ¿capeado o sin capear?Existe un gran debate sobre si el chile en nogada va capeado o sin capear. Es como si hubiera dos bandos y cada uno insiste en probar su punto. A pesar de haber investigado y documentado sobre este tema, lo cierto es que no hay una verdad absoluta. Según María Bravo, Directora General de La Casita Poblana, originalmente el chile era sin capear, pues el objetivo era que se viera el verde del chile, pero al momento de ser servido, la nogada no permanecía en el picante. “Esto no era apetitoso, por eso se empezó a capear, para retener la nogada, y ahora el toque verde se le da con el perejil que se coloca al servirlo”, señala. Como en todo, en gustos se rompen géneros, no importa si lo prefieres capeado o sin capear, con nogada líquida o espesa, lo más importante es que aprecies esta maravilla de la cocina mexicana que es una delicia para tus sentidos.
Durante la niñez, la nutrición es parte fundamental para la salud y el desarrollo de las habilidades y capacidades motrices y mentales de las personas. Si nuestros hijos tienen la alimentación adecuada, pueden evitar enfermedades como el sobrepeso, caries, anemia y hasta algunas más severas, como diabetes infantil y hasta cáncer. Pero ¿cuál es la clave de una alimentación sana? Todo se trata del balance entre cantidad y la calidad de los alimentos. Es muy importante que los niños coman de todo, pero de manera moderada y equilibrada, y que se le dé prioridad a los alimentos más naturales y sanos, como verduras y frutas, además de que se eviten los azúcares y los alimentos procesados. El Plato del Bien Comer Una buena forma de asegurarnos de que los niños ¬¬(e incluso nosotros mismos) coman correctamente es el Plato del Bien Comer, una iniciativa de la Secretaría de Salud para ayudarte a entender cómo debe ser una correcta alimentación.¿Cómo funciona el plato del bien comer?El plato del bien comer representa los tres grupos de alimentos que debes incluir en tu dieta diaria y se divide de acuerdo con sus características nutrimentales. El verde representa frutas y verduras; el amarillo representa cereales y tubérculos, y el rojo, leguminosas y alimentos de origen animal.En la zona verde podemos agrupar alimentos que se deben consumir en mayor porción, ya que son nutritivos y tienen muchos beneficios para el bienestar. En este grupo se encuentran las frutas y verduras que tienen vitaminas, minerales y fibras. Se deben consumir unas 5 piezas diarias de frutas y verduras para cumplir con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.Los alimentos en la zona amarilla son los cereales y tubérculos, los cuales brindan la energía necesaria para poder realizar todas las actividades diarias. Se recomienda que la mayor parte del consumo de este grupo sean cereales integrales para aumentar la ingesta de fibra.Además, se recomienda combinar esta porción del plato con leguminosas, fuente de proteínas indispensables para la formación y reparación de los tejidos.Al final, la zona roja está formada por las carnes, los pescados, los lácteos, los huevos, que proporcionan proteínas de origen animal necesarias, y las leguminosas, a las cuales se recomienda darle preferencia a su consumo.Es importante que los niños coman alimentos de todos los grupos, ya que cada uno aporta algo necesario para el organismo, pero se debe hacer en las cantidades indicadas y combinando correctamente unos grupos con otros. Esta labor de alimentación balanceada no sólo se lleva a cabo desde casa. Existen fundaciones como Dibujando un mañana o asociaciones como Comer y Crecer, las cuales velan por el desarrollo de niños y jóvenes, su alimentación y su futuro, y a las cuales puedes apoyar con donativos aquí, para que su trabajo continúe.
El aceite de oliva se ha consumido desde hace miles de años y su uso no sólo se limita al de la comida, pues también funciona en cosmética e incluso tiene usos medicinales. Actualmente ha ganado mucha más popularidad, gracias a sus múltiples beneficios, pues se trata de una grasa monoinsaturada y se considera la piedra angular de la famosa dieta mediterránea. Por su parte, los aceites de oliva extra virgen ofrecen aún más bondades, con un mundo de sabores amargos y frutados que pueden potencializar tus platillos.El alto valor nutritivo del aceite de oliva radica en que es rico en vitamina E, antioxidantes y omega 6 y 3, y entre sus maravillas para la salud, las enfermedades cardíacas o la diabetes son algunas de las dolencias de la larga lista que se pueden evitar y las condiciones que se pueden mejorar con una dieta que incluya aceite de oliva. Un buen aceite de oliva extra virgen debe tener sabor intenso y amargo, con aromas de hierba, tomate y frutos secos, y suele ser una excelente opción para casi todo tipo de cocina. Si lo usas frío, hazlo en aderezos para ensaladas, marinados o en pastas y salsas. Si lo usas caliente, hazlo para asar, rostizar o freír tus alimentos. Ingrediente base de la dieta MediterráneaLa dieta Mediterránea es considerada como una de las más saludables a nivel mundial y está relacionada con la longevidad del ser humano.Esta dieta consiste en un alto contenido de verduras, frutas, legumbres, nueces, frijoles, cereales, granos, pescado y grasas no saturadas, como el aceite de oliva. Además, investigaciones recientes llevadas a cabo por la Manchester Metropolitan University encontraron que las personas que consumen una dieta mediterránea típica son menos propensas a las anomalías en la microbiota gastrointestinal.Todo esto lo aprendimos en la master class con Carbonell, además de poder preparar unas deliciosas hamburguesas botaneras con mayonesa de albahaca y vinagre de ajo.Consulta más recetas preparadas con aceite de oliva:Pescado Empapelado a la VeracruzanaPollo Asado con Chimichurri de AceitunasHuaraches de Nopal con Tinga de Zanahoria
Durante la niñez, la nutrición es parte fundamental para la salud y el desarrollo de las habilidades y capacidades motrices y mentales de las personas. Si nuestros hijos tienen la alimentación adecuada, pueden evitar enfermedades como el sobrepeso, caries, anemia y hasta algunas más severas, como diabetes infantil y hasta cáncer. Pero ¿cuál es la clave de una alimentación sana? Todo se trata del balance entre cantidad y la calidad de los alimentos. Es muy importante que los niños coman de todo, pero de manera moderada y equilibrada, y que se le dé prioridad a los alimentos más naturales y sanos, como verduras y frutas, además de que se eviten los azúcares y los alimentos procesados. El Plato del Bien Comer Una buena forma de asegurarnos de que los niños ¬¬(e incluso nosotros mismos) coman correctamente es el Plato del Bien Comer, una iniciativa de la Secretaría de Salud para ayudarte a entender cómo debe ser una correcta alimentación.¿Cómo funciona el plato del bien comer?El plato del bien comer representa los tres grupos de alimentos que debes incluir en tu dieta diaria y se divide de acuerdo con sus características nutrimentales. El verde representa frutas y verduras; el amarillo representa cereales y tubérculos, y el rojo, leguminosas y alimentos de origen animal.En la zona verde podemos agrupar alimentos que se deben consumir en mayor porción, ya que son nutritivos y tienen muchos beneficios para el bienestar. En este grupo se encuentran las frutas y verduras que tienen vitaminas, minerales y fibras. Se deben consumir unas 5 piezas diarias de frutas y verduras para cumplir con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.Los alimentos en la zona amarilla son los cereales y tubérculos, los cuales brindan la energía necesaria para poder realizar todas las actividades diarias. Se recomienda que la mayor parte del consumo de este grupo sean cereales integrales para aumentar la ingesta de fibra.Además, se recomienda combinar esta porción del plato con leguminosas, fuente de proteínas indispensables para la formación y reparación de los tejidos.Al final, la zona roja está formada por las carnes, los pescados, los lácteos, los huevos, que proporcionan proteínas de origen animal necesarias, y las leguminosas, a las cuales se recomienda darle preferencia a su consumo.Es importante que los niños coman alimentos de todos los grupos, ya que cada uno aporta algo necesario para el organismo, pero se debe hacer en las cantidades indicadas y combinando correctamente unos grupos con otros. Esta labor de alimentación balanceada no sólo se lleva a cabo desde casa. Existen fundaciones como Dibujando un mañana o asociaciones como Comer y Crecer, las cuales velan por el desarrollo de niños y jóvenes, su alimentación y su futuro, y a las cuales puedes apoyar con donativos aquí, para que su trabajo continúe.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD