Mascarilla de avena y miel para limpiar el rostro
Consejos de Belleza

Mascarilla de avena y miel para limpiar el rostro

Por Eloísa Carmona - Noviembre 2020
Los beneficios de la avena y la miel no sólo se pueden aprovechar en recetas de cocina, pues estos dos ingredientes que seguramente tienes en la alacena también tienen propiedades que ayudan a la piel de tu rostro.

Mientras que la avena tiene propiedades exfoliantes y saponinas para limpiar la piel, la miel la hidrata, abre los poros de forma natural, balancea el pH y ayuda a lograr un brillo mientras combate el acné y nutre la piel envejecida.

Así que además de que no tiene químicos, los beneficios de la avena y la miel en la cara son muchos y para que los pongas ya en práctica, esta mascarilla de avena y miel es muy sencilla de hacer y necesitarás:
  • 3 cucharadas de avena
  • 3 cucharaditas de miel
Coloca los ingredientes en un tazón y mezcla hasta que se integren bien. Entonces aplica la mezcla sobre tu rostro limpio con movimientos circulares suaves y deja actuar unos minutos hasta que se seque. Finalmente, sólo limpia la mascarilla con agua fría.

Puedes usar esta mascarilla una o dos veces a la semana, antes de dormir y complementarla con tu astringente para tener mejores resultados si tienes acné.



Si consigues miel cruda u orgánica, mucho mejor, pues esta miel te ayudará a equilibrar las bacterias de la piel, lo que la convierte en un excelente producto para el acné, pues acelera los procesos de curación de las células de la piel, así que será un gran aliado si tienes imperfecciones o un brote de eczema, y te ayudará a curar y reducir la inflamación.

Por su parte, la avena se ha usado para el cuidado de la piel desde la antigüedad romana y en la actualidad se utilizan formulaciones especiales de avena en una variedad de productos para el cuidado de la piel, desde lociones hasta jabones de baño, así que no hay duda de sus beneficios, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y que retienen la humedad.

Prueba esta mascarilla o también puedes hacer una mezcla de arroz y avena para iluminar tu rostro, y cuéntanos cómo te funcionaron.
Califica este artículo
Calificaciones (2)
BRIGITTE CHANONA
10/11/2020 10:58:45
Gracias por compartir me encantan las mascarillas naturales y sencillas y económicas
Lorena Diaz
07/11/2020 19:45:46
Gracias por esta execelente receta
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Ya sabemos que no es malo comer huevo diario cuando llevemos una dieta balanceada, pero si somos esa persona que desayuna huevo todos los días, quizá es interesante saber cuál es la mejor forma de comerlo para aprovechar todos sus beneficios.El huevo es un ingrediente básico, sencillo y muy versátil en la cocina, por lo que las formas de comerlo son muchísimas, desde cocido, hasta frito, y también puede combinarse con ingredientes como verduras. Cocinar el huevo hace que sea más seguro comerlo y que algunos nutrientes sean más digeribles, por ejemplo, la proteína se vuelve más digerible cuando se calienta y un estudio probó que el cuerpo humano podría usar 91% de la proteína si los huevos estaban cocidos, pero solo 51% si estaban crudos. La hipótesis es que este cambio en la digestibilidad se debe a que el calor provoca cambios estructurales en las proteínas del huevo. Un huevo cocido también es mejor en cuanto a la disponibilidad del micronutriente biotina, pero aunque cocinar huevos hace que algunos nutrientes sean más digeribles, puede dañar otros.Esto no ocurre sólo con el huevo, pues el simple hecho de cocinar la mayoría de los alimentos conlleva siempre a una reducción de algunos nutrientes, pero esto pasa especialmente si se cocinan a altas temperaturas durante un período prolongado.En general, se ha demostrado que los tiempos de cocción más cortos (incluso a altas temperaturas) retienen más nutrientes y, por ejemplo, la ciencia ha demostrado que cuando los huevos se hornean durante 40 minutos, pueden perder hasta 61% de su vitamina D, en comparación con hasta el 18% cuando se fríen o se hierven durante un período de tiempo más corto.Sin embargo, aunque cocinar huevos reduce estos nutrientes, los huevos siguen siendo una fuente muy rica de vitaminas y antioxidantes. Así que para que al cocinarlos aproveches más sus beneficios, hazlos más saludables con estos consejos:Procura cocinarlos con un método de cocción bajo en calorías, como huevos escalfados o cocidos, pues así no agregas calorías extra de grasa.Prepara huevos revueltos con verduras y úsalos para aumentar la ingesta de vegetales, agregar fibra y vitaminas adicionales a tu comida o simplemente cocine los huevos de la forma que desee y agregue verduras.Si los preparas fritos, usa un aceite que sea estable a altas temperaturas. Por ejemplo, los mejores aceites para cocinar a fuego alto son aquellos que permanecen estables a altas temperaturas y no se oxidan fácilmente para formar radicales libres dañinos, como el aceite de aguacate o el aceite de girasol. Procura comprar huevos más nutritivos, por ejemplo, en general se cree que los huevos orgánicos son nutricionalmente superiores a los que provienen de gallinas enjauladas, producidos convencionalmente.No los cocines demasiado, porque entre más tiempo y más calientes prepares los huevos, más nutrientes perderán. Además, usar una temperatura más alta durante más tiempo también puede aumentar la cantidad de colesterol oxidado que contienen, lo cual es particularmente cierto al freír en sartén.
El ajo tiene beneficios tan famosos y apreciados que datan del antiguo médico griego Hipócrates, el padre de la medicina occidental, quien recetaba ajo para tratar varias afecciones médicas. El ajo es una planta de la familia de la cebolla, por lo que está estrechamente relacionado con las cebollas, el echalote y los puerros. Este gran ingrediente de la cocina crece en muchas partes del mundo y es popular debido a su fuerte olor y delicioso sabor.En la actualidad, la ciencia moderna ha confirmado muchos de estos efectos beneficiosos para la salud, que muchas veces conocemos como remedios caseros, pero que sin duda son beneficios para la salud del ajo que están respaldados por investigaciones en humanos, como los que te mencionamos a continuación.1. El ajo contiene compuestos con potentes propiedades medicinalesA lo largo de la historia antigua, muchas civilizaciones importantes, incluidos los egipcios, babilonios, griegos, romanos y chinos han dado al ajo un uso principal por sus propiedades medicinales y para la salud.Los científicos ahora saben que la mayoría de sus beneficios para la salud son causados por compuestos de azufre que se forman cuando se pica, tritura o mastica un diente de ajo. El más famoso de ellos se conoce como alicina. Otros compuestos que pueden desempeñar un papel en los beneficios para la salud del ajo incluyen el disulfuro de dialilo y la cisteína s-alilo.Si bien los compuestos de azufre del ajo ingresan al cuerpo desde el tracto digestivo y viajan por todo el cuerpo, donde ejerce sus potentes efectos biológicos, es importante señalar que la alicina es un compuesto inestable que solo está presente brevemente en el ajo fresco después de haber sido cortado o triturado.2. El ajo es muy nutritivo y tiene pocas caloríasEl ajo es increíblemente nutritivo y tan sólo un diente de ajo crudo (de alrededor de 3 gramos) contiene:2% del valor diario recomendado de manganeso2% del valor diario recomendado de vitamina B61% del valor diario recomendado de vitamina C1% del valor diario recomendado de selenio0.06 gramos de fibraTodos estos nutrientes conllevan sólo 4.5 calorías, pero 0.2 gramos de proteína, 1 gramo de carbohidratos y cantidades decentes de calcio, cobre, potasio, fósforo, hierro y vitamina B1.3. Puede combatir enfermedades como el resfriado comúnSe sabe que los suplementos de ajo estimulan la función del sistema inmunológico, pero también un estudio encontró que una dosis alta de extracto de ajo envejecido (256 gramos por día) redujo el número de días enfermos de resfriado o gripe en 61 por ciento. Sin embargo, aún no hay evidencia sólida sobre sus beneficios contra las enfermedades, pero vale la pena agregar ajo a tu dieta si padeces gripas con frecuencia.4. Los compuestos activos del ajo pueden reducir la presión arterialLa presión arterial alta o hipertensión es uno de los impulsores más importantes enfermedades cardiovasculares y el ajo podría tener un impacto significativo en la reducción de la presión arterial en personas con presión arterial alta, de acuerdo con estudios en humanos. Por ejemplo, uno encontró que 600-1,500 mg de extracto de ajo envejecido fue tan efectivo como el medicamento Atenolol para reducir la presión arterial durante un período de 24 semanas.Las dosis de suplemento deben ser bastante altas para tener los efectos deseados y la cantidad necesaria equivale a unos cuatro dientes de ajo al día.5. El ajo mejora los niveles de colesterol, lo que puede reducir el riesgo de enfermedad cardíacaEl ajo puede reducir el colesterol total y LDL para aquellos con colesterol alto, pues los suplementos de ajo parecen hacerlo en aproximadamente un 10-15 por ciento.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD