Mascarilla de huevo con café para una piel luminosa
Consejos de Belleza

Mascarilla de huevo con café para una piel luminosa

Por Kiwilimón - May 2020
Hay muchísimos ingredientes de la cocina que hacen maravillas por nuestra piel, como la miel o la avena, así que hablar de una mascarilla de huevo con café no es raro.

Esta mascarilla funciona principalmente para tres cosas, tensar la piel, darle luminosidad y desinflamarla, así que es perfecta para después de una noche de fiesta o simplemente para darle un poco de luz a tu rostro.

Para hacerla, usarás claras de huevo y café molido, dos ingredientes que casi todos tenemos en nuestras cocinas y que mezclados en esta mascarilla te darán una piel revitalizada y firme.

Las claras aportan la proteína del huevo, lo que ayuda a tensar y iluminar la piel, mientras que el café molido ayuda a mejorar la circulación de la piel, además de eliminar el líquido extra que tu piel pueda estar reteniendo.

Para hacer esta mascarilla de huevo con café, mezcla ¼ de taza de café molido con la clara de un huevo (mira aquí como separar la yema). Aplica primero en la parte interna de tu brazo, para asegurarte de que tu piel no tendrá una reacción a la mezcla.

Una vez que te asegures de que va bien con tu piel, aplica sobre tu rostro sin necesidad de tallar mucho y retira con agua fría después de 15 minutos. Si tienes tiempo, puedes dejarla actuar hasta el doble, es decir, 30 minutos y luego enjuagar.

Además de dejar tu piel luminosa, esta mascarilla casera funciona como exfoliante para los puntos negros, para retirar las células muertas y dejar tu piel libre de impurezas.

No olvides aplicar tu humectante favorito después de aplicar la mezcla de café con huevo y contarnos qué tal te funcionó esta mascarilla casera con ingredientes fáciles que todos tenemos en casa.

Además de esta increíble mascarilla, aprovecha estos dos ingredientes con estas recetas:

Ensalada de Huevo y Surimi

Espinacas a la Crema con Huevo

Café Dalgona

Panqué de Café de Olla con Elote

Frapé de Coco con Café



Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El pan de muerto no puede faltar en nuestras ofrendas el 1 y 2 de noviembre, ya que tiene un significado muy importante, un origen antiguo y un sabor exquisito. Hoy en día existen muchas versiones de este esponjoso pan: con cenizas, con azúcar de colores, relleno y hasta glaseado. No importa cuál sea tu favorito, recuerda colocar un pan de muerto en tu altar de Día de Muertos y de disfrutar otro en compañía de tu familia. En kiwilimón te contamos todo lo que tienes que saber sobre este tradicional pan mexicano y además recuerda que tenemos las mejores recetas para preparar pan de muerto para la familia o para comenzar tu negocio.  El verdadero origen del pan de muerto De acuerdo con el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, uno de los principales antecedentes de lo que hoy conocemos como pan de muerto es un pan llamado papalotlaxcalli, un pan en forma de mariposa que únicamente se consumía durante la ceremonia del mismo nombre. En aquellos años, este pan era parecido a una tortilla y se utilizaba un sello en forma de mariposa. Sin embargo, lo más cercano al actual pan era el huitlatamalli, un tipo de tamal. Otro posible antecedente del pan de muerto proviene de las ofrendas de muertos que organizaban las culturas prehispánicas, en donde se colocaban ofrendas para la diosa Cihuapipiltin. Las dádivas que se colocan en este altar consistían principalmente en panes en forma de mariposa o rayo, los cuales se preparaban a base de amaranto. Bernardino de Sahagún también describió un pan llamado yotlaxcalli, el cual se preparaba con maíz seco y sin cal.  Por otro lado, los expertos señalan que fray Diego de Durán también describió panes y otros dulces que nos recuerdan al actual pan de muerto. Según el misionero, cuando los pueblos prehispánicos hacían ofrendas para el dios Huitzilopochtli, la gente preparaba huesos a base de amaranto y miel para la ocasión. Por otro lado, también preparaban tortillas pequeñas para la celebración.  También puedes leer: 5 recetas de pan de muerto relleno¿Qué significa el pan de muerto? Según los expertos, el tradicional pan de muerto tiene la forma de un montículo de tierra, con el cual se cubre el féretro. En el caso de la bolita que pan que se coloca en el centro, este simboliza el cráneo del difunto, mientras que las tiritas de pan que se colocan a los lados representan los huesos de los brazos y piernas.  Adicionalmente, otras versiones apuntan a que la forma del pan simboliza el ciclo de la vida y la muerte, mientras que las cuatro tiras de pan representan los cuatro puntos cardinales o las lágrimas de las familias de los difuntos. Por otro lado, otras versiones sobre el origen de este icónico pan señalan que los huesos en realidad son adornos o pétalos de flores. Sin embargo, existen muchas otras versiones que adornan los tradicionales altares de Día de Muertos.  Cabe mencionar que el clásico pan de muerto suele espolvorearse con azúcar blanca, pero en el caso de los que se espolvorean con azúcar roja, esta recuerda a los antiguos entierros prehispánicos, pues los muertos se cubrían con un polvo rojo. También puedes leer: Michipan de MuertoTipos de pan de muerto Además del pan de muerto que se consume en la mayor parte del país, hay una gran variedad de pan para esta celebración. Aquí te contamos más sobre estos ricos panes.  Mixquic, Ciudad de México San Andrés Míxquic es uno de siete pueblos originarios ubicados en la alcaldía Tláhuac, el cual ha ganado fama mundial gracias a su celebración de Día de Muertos. En esta localidad, al pan de muerto se le llama "despeinadas". Estas son unas pequeñas roscas espolvoreadas con azúcar rosa, aunque también es común encontrar pan en forma de mariposa, ya que se creía que, al morir, las niñas se convertían en pequeñas mariposas.  Estado de México El Estado de México ofrece una amplia selección de pan de muerto. Aquí te contamos más sobre ellas.  En algunas partes del estado se hornean las llamadas “muertes”, un pan preparado con yema de huevo y con forma de conejo y borrego. Por otro lado, también están el pan sobado, el "triconio", las gorditas de maíz quebrados y los "tlaxcales".  En Texcoco se prepara el pan conejo, el cual se prepara con nuez, guayaba, canela y manteca. Mientras que también se venden calaveras de masa de galleta con decoraciones hechas con azúcar tosa.  Oaxaca Oaxaca, una de las capitales culinarias más importantes del país, ofrece las "regañadas", pan hecho con hojaldre, el cual se coloca en las ofrendas y simboliza las almas de los difuntos. Otra opción es el famoso pan de yema, el cual representa las caras de los difuntos. Guerrero Este estado también nos ofrece una gran variedad de pan de muerto. Según los expertos, en las ofrendas se colocan panes llamados camarones, amargosas y tortas, aunque también es común encontrar pan en forma de muñeco o figuras, el cual se espolvorea con azúcar rosa.  En otras poblaciones se ofrecen las almas, burros, conejos, patas de mula y el pan bordado, así como pan en forma de triángulo y otros en forma de pez, perro, mariposa, alacrán y conejo, entre otros.  También puedes leer: Galletas de Pan de MuertoMichoacán El estadio de Michoacán también es conocido mundialmente por su celebración de Día de Muertos, por lo que su pan de muerto no se queda atrás. Aquí puedes encontrar el pan de ofrenda y otros panes en forma de vírgenes, conejos, burros, campesinos, sombreros y campesinas, así como pan en forma de flor y calaveras, las cuales se adornan con el nombre del difunto.  Por otro lado, el pan “rosqueta” se prepara con hojas de plátano, anís y piloncillo, mientras también es común disfrutar de las clásicas corundas durante estas fechas. También es común el pan llamado “la rodilla de cristo”, un pan redondo decorado con azúcar rosa, el cual representa las heridas de Jesús.  Puebla En este estado podrás encontrar los “golletes”, unas rosquillas decoradas con azúcar de colores y los “sequillos”, un mamón de color amarillo.
El puré de papas es una receta muy clásica, el complemento perfecto para acompañar pollo, carne y hasta el famoso pavo navideño. Aunque es un platillo muy sencillo y básico para cualquier cocinero, hay ciertos trucos que te ayudarán a preparar el puré de papa más cremoso y delicioso que hayas probado. En kiwilimón te damos los mejores trucos y consejos para preparar el mejor puré de papas.10 consejos para preparar el mejor puré de papaPreparar el mejor puré de papa es muy fácil, solo tienes que seguir los consejos de los expertos, no te arrepentirás.Usa papa Yukon GoldA la hora de preparar puré, lo más importante es usar papas Yukon Gold, una variedad que se caracteriza por tener una cáscara muy delgada, es muy suave y el interior es amarillo. De hecho, estas son las papas que siempre podemos encontrar en el mercado, así que no son difíciles de conseguir.Añade bastante sal al aguaAntes de cocer las papas, recuerda que es muy importante añadir una cantidad generosa de sal, pues de esta manera, la papa tendrá un gran sabor. Aunque añadas sal después de la cocción, tu puré ya no quedará tan rico.Corta las papasAunque muchas personas cuecen las papas enteras, esto no es buena idea, pues las papas enteras suelen cocerse de manera dispareja, lo que dejará pedazos de papa dura entre el puré. El consejo que te dan los expertos es cortar las papas en trozos grandes y remover la cáscara para una cocción rápida y uniforme. También puedes leer: 7 formas diferentes de comer puré de papasMonitorea el tiempo de cocciónSi quieres un puré de papas cremoso y delicioso, algo que tienes que tener presente es que las papas no deben cocerse de más. Sabrás que las papas ya están bien cocidas cuando insertes un cuchillo de manera sencilla y la papa no se sienta dura.Mantén las papas calientesEste es otro de los secretos para un puré de papas cremoso, pon mucha atención. Una vez que las papas estén bien cocidas, es hora de machacarlas, pues si dejas que se enfríen, ya no obtendrás esa exquisita consistencia cremosa.¡Es hora de añadir la mantequilla!Para preparar el mejor puré, recuerda que es esencial añadir una cantidad generosa de mantequilla, pues esto hará toda la diferencia. Según los expertos, es importante que añadas la mantequilla antes de añadir la leche, pues de esta manera el puré de papa tendrá una textura muy cremosa.Añade un toque extra de saborAunque el puré de papa es delicioso por sí solo, puedes añadir mucho más sabor si incorporas un poco de romero, ajo, tomillo o cualquier otra hierba aromática a la leche, la cual le dará un giro a la clásica receta de puré de papa que todos conocemos. Recuerda que debes colar las hierbas antes de agregar el líquido al puré. También puedes leer: 6 guarniciones con papa que le darán vida a tus platosAñade la leche poco a pocoLa mejor manera de obtener un puré perfecto es agregar la leche poco a poco, pues de esta manera, se absorberá de manera adecuada, lo que te ayudará a obtener un puré de papas cremoso, no aguado.No batas de másRecuerda que es importante que no batas el puré de papa de más, ya que esto generará una textura gomosa y dura.Prueba tu puré de papa una y otra vezLa mejor manera de asegurarte de que tu puré de papas tenga la consistencia y el sabor perfecto es probarlo una y otra vez, ya que de este modo puedes rectificar la sazón, así como añadir más sal, mantequilla o leche. Aunque el puré de papas es un platillo muy fácil de preparar, estos pequeños consejos harán una gran diferencia a la hora de cocinar.También puedes leer: 15 recetas con papa que rinden para toda la familia
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD