Mascarilla de limón y huevo para el acné
Consejos de Belleza

Mascarilla de limón y huevo para el acné

Por Kiwilimón - Diciembre 2013
¿Tienes la piel muy grasosa o eres propensa al acné? Esta mascarilla es ideal para ti y súper sencilla.  Nuestras amigas de ActitudFEM nos comparten este remedio para el acné.

Vas a necesitar

  • La clara de un huevo
  • Medio limón

Bate la clara de huevo hasta que comience a espumar. Agrega el jugo de medio limón (una cucharada) e intégralo con la clara.

Aplica la mascarilla usando una brocha de maquillaje sobre la piel de tu rostro evitando el área de los ojos y la boca. Si tienes pedazos de piel muy reseca (por ejemplo, a mí se me reseca la piel alrededor de la nariz) evita esas áreas también. Deja que la mascarilla actúe por 30 minutos antes de enjuagar tu rostro con agua tibia (no la arranques porque duele). Te recomiendo hacer esta mascarilla una vez a la semana por las noches y enjuagarte muy bien la cara antes de dormir y en cuanto te despiertes para quitar todo rastro del limón.  

¿Cómo funciona?

Las claras de huevo ayudan a disminuir la decoloración de la piel provocada por el acné además de tonificar y cerrar los poros. El limón ayuda a eliminar el bloqueo de los poros y a aclarar la piel.   Ir a artículo original.  

"Conoce la sección de dietas que kiwilimón tiene para ti para estar sana además de tener un cutis perfecto. Haz click aquí."

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Estamos seguros de que las reuniones para partir rosca o comer tamales son el mejor pretexto para aplazar unos días más el propósito de comer más balanceado, pero ya que te vas a dar el gusto, ten cuidado con tu ingesta de grasa, condimentos fuertes, postres con demasiada azúcar y bebidas alcohólicas.Este tipo de alimentos no sólo te harán recuperar las calorías y provocarán que subas de peso, también te pueden ocasionar pesadez y acidez estomacal, así como aumento de colesterol, ya que tu aparato digestivo procesa los alimentos poco saludables con mayor dificultad. El primer paso para evitar estos malestares es controlar la manera y la cantidad de alimentos que consumes, sobre todo los embutidos, frituras, patés, postres, salsas y las bebidas alcohólicas, pero en caso de que se te haya ido la mano, aquí te mostraremos algunas formas para evitar esta pesadez, así como algunos remedios caseros confiables para regular tu aparato digestivo.Cuando te sientes en la mesa, cuida las cantidades que comerás y trata de no repetir las porciones, pues en la noche es cuando tu aparato digestivo trabaja de forma más lenta. Te aconsejamos de que tu primer platillo sea una ensalada o verduras, pues ayudarán a controlar tus deseos de comer; además de que muchas de ellas facilitarán la digestión.De igual forma debes evitar situaciones de estrés, enojo y discusiones durante la cena, pues esto alterará tu sistema digestivo y hará que los ácidos gástricos aceleren su trabajo y comenzarás a sentir acidez.Si ya sientes malestar, puedes prepararte un té, ya sea de manzanilla, anís, semillas de hinojo o de cilantro, infusiones de romero, de boldo de jengibre o de alcachofa. Estas plantas ayudan a desinflamar el estómago y ayudan al hígado a digerir, sobre todo comidas ricas en grasa.Un vaso de agua de limón con jengibre rallado o en polvo aliviará la acidez y pesadez; de igual forma podrás tomar una cucharadita de vinagre de manzana disuelta en agua.Si ingeriste una gran cantidad de proteínas de origen animal como res, pescado, pollo, o cerdo, te recomendamos comer piña, papaya o plátano macho con yogurt, pues contienen enzimas que ayudan a desinflamar la mucosa gástrica, además de actuar como un antiácido natural. En caso de que no tengas a la mano alguna de estas frutas o las hierbas para realizarte un té, puedes partir un limón, agregarle una cucharadita de bicarbonato y esto ayudará a desinflamar. Deberás tener cuidado, ya que este remedio podría ocasionarte acidez.Ojalá que estos consejos sean de ayuda para poder disfrutar de la cena sin remordimientos ni malestares.
Seguramente entre tu colección de sartenes y ollas que tienes en la cocina, se encuentran varios refractarios de vidrio, los cuales utilizas muy de vez en cuando única y exclusivamente para hacer postres o hacer uno que otro platillo que se introduzca en el horno.Sin embargo, existen algunos que soportan el fuego directo de la estufa y con ellos podrías cocinar tus alimentos y darles un mejor sabor.Las ventajas que ofrece cocinar en un refractario de vidrio es que este material no contiene metales pesados como el níquel, cromo o teflón, que a la larga perjudican nuestra salud; además ahorra tiempo y dinero, pues los alimentos se cuecen con mayor rapidez y no gastas tanta energía (eléctrica o gas), asimismo, no se rayan y se limpian muy fácil, no absorben olores ni sabores.Gratín de berenjenas en refractarioLas desventajas que nosotros encontramos al cocinar con este tipo de refractarios es que el calor con el que se cuecen los alimentos se pierde muy rápido, por lo que la comida se enfría antes de servirla. De igual forma, hay comestibles que no quedan igual, como el arroz o alimentos para freír.Con esta información te dejamos algunos tips para que saques tus refractarios de vidrio y te aventures a cocinar de una forma más rápida, económica y saludable.En caso de cocinar verduras, deberás añadirle agua o algún caldo al refractario, para que cuando se estén cociendo no se peguen en el fondo del recipiente. El líquido deberás agregarlo antes de ponerlo al fuego, pues si lo añades una vez que está caliente podría romperse debido al choque de temperaturas.Para cocinar carne, pollo, pescado o mariscos, añade una capa de mantequilla en todos los rincones de la base del refractario, esto le dará un gran sabor a tus alimentos; además servirá para que no se peguen a la hora de cocerse.Muchos de los refractarios vienen con tapas de plástico, los cuales no utilizarás mientras se cocina, pues el calor las derretiría. Estas tapas únicamente se utilizan para guardar alimentos o cuando calientes un platillo en el horno de microondas.Para cocinar a fuego directo o en el horno con la necesidad de cubrir los alimentos deberás usar papel aluminio.Espagueti tricolor en refractarioPara manipular el refractario mientras cocinas, deberás hacerlo con mucho cuidado utilizando guantes para evitar una quemadura, pues estos utensilios alcanzan una temperatura muy alta de forma rápida.Al momento de quitarlo del fuego pon tu refractario sobre una superficie de una toalla, de prioridad húmeda, pues el contacto con otro material podría hacer que se rompa. No olvides verificar que pueden usarse dentro del horno o en la estufa, y pon en práctica estos consejos para darle otro sabor a tus comidas.
Estamos seguros de que las reuniones para partir rosca o comer tamales son el mejor pretexto para aplazar unos días más el propósito de comer más balanceado, pero ya que te vas a dar el gusto, ten cuidado con tu ingesta de grasa, condimentos fuertes, postres con demasiada azúcar y bebidas alcohólicas.Este tipo de alimentos no sólo te harán recuperar las calorías y provocarán que subas de peso, también te pueden ocasionar pesadez y acidez estomacal, así como aumento de colesterol, ya que tu aparato digestivo procesa los alimentos poco saludables con mayor dificultad. El primer paso para evitar estos malestares es controlar la manera y la cantidad de alimentos que consumes, sobre todo los embutidos, frituras, patés, postres, salsas y las bebidas alcohólicas, pero en caso de que se te haya ido la mano, aquí te mostraremos algunas formas para evitar esta pesadez, así como algunos remedios caseros confiables para regular tu aparato digestivo.Cuando te sientes en la mesa, cuida las cantidades que comerás y trata de no repetir las porciones, pues en la noche es cuando tu aparato digestivo trabaja de forma más lenta. Te aconsejamos de que tu primer platillo sea una ensalada o verduras, pues ayudarán a controlar tus deseos de comer; además de que muchas de ellas facilitarán la digestión.De igual forma debes evitar situaciones de estrés, enojo y discusiones durante la cena, pues esto alterará tu sistema digestivo y hará que los ácidos gástricos aceleren su trabajo y comenzarás a sentir acidez.Si ya sientes malestar, puedes prepararte un té, ya sea de manzanilla, anís, semillas de hinojo o de cilantro, infusiones de romero, de boldo de jengibre o de alcachofa. Estas plantas ayudan a desinflamar el estómago y ayudan al hígado a digerir, sobre todo comidas ricas en grasa.Un vaso de agua de limón con jengibre rallado o en polvo aliviará la acidez y pesadez; de igual forma podrás tomar una cucharadita de vinagre de manzana disuelta en agua.Si ingeriste una gran cantidad de proteínas de origen animal como res, pescado, pollo, o cerdo, te recomendamos comer piña, papaya o plátano macho con yogurt, pues contienen enzimas que ayudan a desinflamar la mucosa gástrica, además de actuar como un antiácido natural. En caso de que no tengas a la mano alguna de estas frutas o las hierbas para realizarte un té, puedes partir un limón, agregarle una cucharadita de bicarbonato y esto ayudará a desinflamar. Deberás tener cuidado, ya que este remedio podría ocasionarte acidez.Ojalá que estos consejos sean de ayuda para poder disfrutar de la cena sin remordimientos ni malestares.
Seguramente muchas veces piensas: con mis rebanadas de jamón nadie intente hacer nada que no sea un rico sándwich, pero, tenemos grandes noticias: cocinar con jamón te salvará de muchos apuros, le dará sabor delicioso a tus platillos y lo mejor de todo, es accesible, todos lo quieren comer siempre y lo puedes encontrar en distintas presentaciones. Por eso, y sabiendo que lo que más necesita toda persona que está aprendiendo a cocinar o que ama cocinar, es, sin duda, recetas innovadoras, fáciles y prácticas, te damos las mejores ideas para cocinar con jamón. Ceviche Mexicano de Mango y JamónProbablemente has comido una gran variedad de ceviches, pero entre las mejores formas de cocinar con jamón podrás enlistar este ceviche, que es sencillo, rápido y práctico. Sin duda, el jugo de limón y el aceite de olvia harán que su sabor te sorprenda. Sandwichón de Pechuga de PavoClaro, sabemos que el mismo sándwich de siempre, pero queremos que sepas que, sin lugar a duda, la combinación de deliciosos quesos como manchego y queso crema, con el sabor de la salchicha y el jamón, harán se éste, un platillo espectacular para compartir en familia, Además, no olvides, es rendidor y muy económico. Tacos de Jícama con Ensalada de JamónSi en algún momento creíste que no pensamos en que seguramente tienes preocupación por cuidar tu silueta, esta receta de taquitos no te harán extrañar a tu taquero de confianza. Comer saludable también puede tener sabores ricos. Ensalada Ranch con Pechuga de PavoDespués de probar esta forma de cocinar con jamón, aplicado en una ensalada, jamás vovlerás a pensar que la comida saludable es aburrida, recuerda que todo se trata de balance y usar Jamón de Pechuga de Pavo es una excelente opción de sabor. Además, en esta imagen encontrarás algunas opciones que podrías probar para hacer recetas con jamón:
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD