Protege tu piel del Sol con Chocolate

Por Kiwilimón - Septiembre 2014

El chocolate negro y los rayos del sol son dos placeres que podrían complementarse para reducir los efectos dañinos para la salud. Científicos del Instituto de Nutracéuticos y Alimentos Funcionales (Inaf), de la Universidad de Laval, en Québec, buscan demostrar que el consumo de chocolate negro permite soportar dosis mucho más altas de radiación en la piel.

De acuerdo con información obtenida por la agencia EFE, los canadienses están en busca de voluntarias que coman chocolate negro a diario durante doce semanas para comprobar si puede actuar como protector solar. El coordinador del estudio, Bruno Riverin, explicó que "el chocolate negro contiene antioxidantes naturales o polifenoles, que podrían proteger el cuerpo de los efectos nocivos de los rayos ultravioleta".

Para realizar el estudio, los investigadores requieren 60 mujeres sanas entre los 25 y los 65 años, de piel clara y que estén dispuestas a comer chocolate negro rico en polifenoles por tres meses. Estos favorecen la circulación sanguínea cerca de la piel, lo cual ayuda a protegerla de los rayos solares.

Los polifenoles que contiene el chocolate negro se encuentran en el cacao y en la formación de antioxidantes naturales, y a diferencia del chocolate de placebo(que aunque posee un sabor muy similar) no los contiene. Con esto se busca demostrar que quienes comieron el chocolate con polifenoles soportarán dosis mucho más altas de radiación en su piel comparadas con quienes tomaron el placebo.

El investigador asegura que de comprobarse su hipótesis, el chocolate negro podría contribuir a la protección solar, aunque esto no signifique que reemplazará los mecanismos recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como los protectores solares.

Ver artículo original

receta de Pastel de Chocolate Glaseado con ChocolatePastel de Chocolate Glaseado con Chocolate

receta de Galletas de Chocolate con Corazón de CarameloGalletas de Chocolate con Corazón de Caramelo

Receta de Waffles de Chocolate ObscuroWaffles de Chocolate

    Chéca estos artículos de Salud180 para llevar una vida más sana:  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La limpieza de los dientes con ingredientes naturales está registrada desde los antiguos, los cuales usaban las cenizas de cascos de buey quemados o cáscaras de huevo como pasta de dientes. Esta combinación estaba destinada principalmente a eliminar los desechos acumulados de la superficie de los dientes y se cree que se le añadió agua para formar una pasta antes de su uso. En la actualidad, la oferta para la salud dental es muy variada, pero también existen opciones naturales y caseras para limpiar e incluso blanquear los dientes, que por fortuna no involucran pezuñas de animales. Hay algunos sustitutos naturales que se pueden usar para hacer pastas dentales caseras, los cuales no sólo brindan beneficios para la salud bucal a la par de la pasta de dientes convencional, sino que tampoco tienen efectos secundarios. A continuación te mencionamos algunos: Aceite de coco El aceite de coco tiene propiedades naturales antimicrobianas, antiinflamatorias y antifúngicas, combate la infección por hongos causada por [i]Candida albicans[/i] y también protege los dientes contra las caries. Se puede usar como base para una pasta dental caseras o como enjuague bucal. Bicarbonato de sodio La naturaleza alcalina del bicarbonato de sodio neutraliza el pH de la cavidad bucal. Además, este producto químico también tiene propiedades abrasivas suaves para eliminar las manchas de los dientes. Sal marina La propiedad alcalina de la sal marina la convierte en un buen ingrediente de una pasta de dientes natural. Si quieres probar con estos ingredientes naturales, puedes elaborar pastas dentales caseras sencillas de la siguiente forma: [b]Pasta de dientes con bicarbonato de sodio y agua.[/b] Mezcla una cucharadita de bicarbonato de sodio con unas gotas de agua y una gota de aceite esencial, si lo deseas. [b]Pasta de dientes con bicarbonato, sal y agua.[/b] Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio con una cucharada de sal natural, unas gotas de agua y tres gotas de un aceite esencial. [b]Pasta de dientes con bicarbonato de sodio y aceite de coco.[/b] Mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio con dos cucharadas de aceite de coco. Puedes añadir diez gotas de aceite esencial. Como remedio casero para blanquear los dientes, también puedes probar con cáscaras de limón, naranja o plátano, sólo frota suavemente las cáscaras de la fruta en los dientes durante unos 2 minutos y enjuaga bien tu boca y cepilla tus dientes después.
Existe una realidad: el cuerpo se intoxica. Lo intoxicamos. Los eufemismos nos alcanzan: “No, no es nada”, decimos cuando los órganos comienzan a quejarse. Ignoramos que se comunican a través de sensaciones para que los miremos, para que observemos el foco rojo que nos prenden. Nos lo dice también la piel manchada y opaca. Nos lo anuncia el sueño que se fuga entre episodio y episodio surrealista. Nos lo indica la falta de energía. El inicio de año es quizás la mejor orilla para aventarse a las nuevas aventuras. Hay que comenzar de nuevo. Un cumpleaños, una luna nueva, un lunes: todo sirve. Los puntos de partida nos empoderan para alejarnos de lo tóxico en nuestras vidas –a la pareja desinteresada, a esa perversa muletilla, al amigo que nos quita paz, a los alimentos que nos podrían estar envenenando sin siquiera detenernos a mirar su mal–.  Israel Chirino, experto en trofología, indica que lo ideal es someter al cuerpo a un détox tres veces al año, pero que si no se puede, con una vez está bien. “Las 24 horas del día estamos en contacto con toxinas, ya sea a través de la alimentación, a través de la respiración, a través del contacto con algún cosmético, alguna crema que vaya en la piel”, confirma el también llamado Trofoamigo. Para nuestra experta en nutrición clínica, Jennifer Asencio, es recomendable hacer desintoxicación después de las comilonas de fin de año, pues lo que conseguiremos mediante una restricción es atajar el camino hacia nuestras metas de salud anuales: bajar de peso, liberarnos del colesterol, dejar atrás el hígado graso. La desintoxicación ayuda a liberar las toxinas de aquellos órganos dedicados a eliminar sustancias del cuerpo, por ejemplo, los pulmones, el hígado, los riñones o el colón. Cuando existe en ellos una acumulación de toxinas comienzan también los malestares o, peor aún, las enfermedades. No lo podemos negar. Algunas veces tomamos decisiones incorrectas sobre lo que ponemos sobre el plato. A veces no es a veces, es siempre. Y ponemos carnes procesadas, azúcares en exceso, sal yodada, harinas refinadas o grasas trans que al no poder ser procesadas por el organismo –por su cantidad, por su frecuencia– el organismo deja de asimilarlos y de desecharlos. Esto produce reacciones inmunitarias en nuestro sistema. “Es necesario neutralizarlos para que no nos causen otro tipo de problemas como mutaciones celulares, que a la larga podrían desarrollar tejidos cancerígenos, etcétera”, asevera Israel. Pasa igual en la afinación y el balanceo de los automóviles. Hay que realizar un détox habitualmente para mantener el correcto funcionamiento de los órganos, el metabolismo, la piel, el sueño y mejorar la calidad de vida. La forma de conseguirlo es restablecer la armonía biológica del cuerpo, “se trabaja mucho con el balance ácido-alcalino para lograr una homeostasis. Lo que busca la desintoxicación es recuperar ese equilibrio entre ambos”, afirma Israel. Existen varios tipos de desintoxicación, pero lo que el Trofoamigo recomienda es que sea biocompatible al organismo, que aquello que elijamos sea una fuente de enzimas y nutrientes vivos. Otros métodos incluyen suplementos, pero según sus recomendaciones, hay que elegir lo más natural. No se trata de comer aire. En la viña de la desintoxicación existen alimentos bondadosos, elementales, que nos ayudan a eliminar lo que al cuerpo le sobra. Chirino recomienda lo verde: las lechugas, las acelgas, las espinacas. Recomienda que sean orgánicas, de cultivos locales.Nos pide poner suma atención a la hidratación, porque no toda el agua es buena: para hacerla potable algunas veces se somete a un exceso de cloración que podría dañar los riñones. Lo mejor es el agua ligeramente mineralizada, ionatada y viva. “Actualmente en el mercado existen filtros para lograr este tipo de agua. Existen incluso en versión portátil”, dice. Nos insta a comer ingredientes crudos, o al menos ligeramente cocidos, que todavía se sientan crocantes a la mordida, evitar los alimentos procesados y el alcohol. No disfrazar la comida con aderezos excesivos o demasiada miel, hacer la desintoxicación en plena conciencia. Por su parte, Jennifer Asencio recomienda comenzar con un ayuno de 12 a 16 horas, tomar té verde, pues “ayuda muchísimo a limpiar las vías urinarias, las vías hepáticas y biliares, así como acrecentar la microbiota del intestino. Esto produce cambios en el pH del organismo y mejora las condiciones para que haya más bacterias buenas y benéficas para el intestino”. Adicionalmente, afirma que tomar vinagre de manzana en ayunas mejora la motilidad del intestino y ayuda a limpiar más fácil las vías urinarias y hepáticas. Con un juguito en la mañana el détox no demostrará todas sus bondades. Según lo que nos cuentan los expertos, hay que hacer un tratamiento completo, un cambio de hábitos por algunos días que reinicie el organismo de pé a pá. No estás solo en tus metas de salud. Nuestras nutriólogas de casa elaboraron este reto détox para que empecemos el año de forma más saludable. Lo comenzaremos juntos el 10 de enero y dura diez días, ¿nos acompañas? 
La Ciudad de México siempre nos sorprende con nuevos platillos y bebidas. En meses recientes, el carajillo se ha convertido en un must en restaurantes y bares, sin embargo, siempre surgen más opciones que nos dejan con la boca abierta. En esta ocasión te contamos sobre la licuachela, un trago que ha causado furor.¿Qué son las licuachelas?Las famosas licuachelas son unas micheladas que se preparan con chamoy, gomitas de todos sabores y colores, para luego servirse dentro de vasos gigantes en forma de licuadora, los cuales suelen ser de colores neón o muy brillantes. Aunque cada local tiene sus propias recetas, estas también pueden servirse con brochetas de tamarindo, chile en polvo, fruta fresca y dulces. La licuachela ganó fama en TikTok, en donde cientos de usuarios comenzaron a compartir sus coloridas bebidas, lo que las convirtió en una de las bebidas más deseadas de la ciudad.También puedes leer: Bomba de Michelada¿Dónde están las mejores licuachelas?Según diversos medios, las licuachelas se volvieron virales después de que un puesto ambulante ubicado en Tepito comenzara a darle un giro más vistoso a sus bebidas alcohólicas: vasos de colores, licuadoras neón, vasos con brillantina y foquitos. Después de un cambio de nombre y locación, las licuachelas más famosas de la ciudad ahora están disponibles en Dolls Drinks. Aunque este local no fue el primero en servir tragos en licuadoras de colores, sí crearon una tendencia que ahora podemos encontrar en diferentes lugares en la Ciudad de México y todo el país. En Dolls Drinks puedes encontrar las licuachelas más extravagantes, pues las adornan con foquitos, velas, mini botellas de licor y todo tipo de dulces. El precio de estas micheladas en licuadora va de los $190 a los $250.También puedes leer: Michelada CubanaFotos tomadas de Dolls Drinks en Instagram
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD