Remedios caseros para los labios partidos
Consejos de Belleza

Remedios caseros para los labios partidos

Por Kiwilimón - Diciembre 2013
Ver a alguien con los labios resecos y con pellejos colgándole por todos lados, es la cosa menos atractiva que hay en el mundo, no importa si eres hombre o mujer. Nuestras amigas de ActitudFEM nos comparten estos remedios caseros para los labios partidos.

El problema de los labios partidos se incrementa en esta temporada de frío, y cada vez vemos más y más personas con labios blancos caminando por doquier. He de confesar que soy un poco obsesivo con eso de la hidratación de los labios, y hasta ahorita mi bálsamo favorito es el de Kiehl’s, pues además de que dura mucho tiempo, tiene un precio razonable, y no deja color, ni sabor, ni residuo pegajoso en los labios. Seguramente tú también tienes tu bálsamo de labios favoritos, pero de vez en cuando no está de más consentirlos con algún tratamiento natural. Aquí te dejamos 3 que son súper útiles:

1. Sábila

La sábila tiene propiedades curativas, las que ayudan a cicatrizar los labios partidos. Si tienes una planta de sábila en tu casa, solo tienes que cortar una penca y esparcir el jugo sobre tus labios. El gel de aloe vera también funciona.

2. Miel

  La miel es un hidratante natural, y uno de los mejores ingredientes para curar la resequedad de la piel. Puedes aplicar la miel directamente en los labios 2 o 3 veces al día, o mezclarla con glicerina y aplicarla en los labios antes de dormir.

Aprovecha este ingrediente y descubre recetas de deliciosos postres aquí

3. Pepino

  Puedes usar el jugo de pepino para hidratar los labios resecos en invierno. También puedes tomar una rebanada de pepino y frotarla contra tus labios para aliviar la resequedad.      

Encuentra las mejores recetas con pepino aquí

¿Cuál es tu remedio para tratar los labios partidos? Ir a artículo original.

"Cuéntanos, ¿Qué opinas de estos remedios caseros para labios partidos?"

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Mejorar tus hábitos alimenticios es una tarea mucho más sencilla de lo que algunas personas piensan. Sigue estos seis pasos y verás lo fácil que es cambiar poco a poco tu manera de comer.Lleva un diario de tus comidas. Comienza por anotar todo lo que comes: desde el desayuno, los entremeses y las bebidas hasta la cena. Pero no solo eso. También escribe la emoción o la sensación que tenías al comer algo. Por ejemplo: por la mañana podrías decir que tenías mucha prisa mientras tomabas tu taza de café, o que sentías algo de ansiedad al comer una bolsa de frituras antes de la hora de la comida.Identifica los principales problemas en tu alimentación. Cuando ya hayas registrado tu actividad alimenticia por varios días puedes comenzar a estudiar tu comportamiento. Esta es una manera muy sencilla de reconocer patrones negativos en tu alimentación. Tal vez no eres consciente de que tu trabajo te está estresando y que por eso estás comiendo en exceso, o que hay una situación particular en tu vida personal que te está generando ansiedad y te hace comer más de la cuenta.Establece metas que sean realistas. Para poder cambiar algo en tu vida tienes que sentir motivación. Y esta se adquiere cuando los objetivos son retadores, pero alcanzables. En otras palabras: no intentes hacer cambios tan pequeños que puedan considerarse  insignificantes, ni trates de revolucionar toda tu manera de vivir al cabo de unos días. Busca puntos intermedios para que puedas mejorar efectivamente tus hábitos alimenticios.Sigue al pie de la letra tu plan. Al tratar de hacer ajustes en tu estilo de vida, sobre todo en tu alimentación, es necesario que no pienses en excepciones, principalmente al inicio del proceso. Esto significa que, si has decidido desayunar todos los días, esta regla aplica de lunes a domingo, incluyendo el día de la semana más ocupado que tengas. Además de la disciplina, necesitarás mucho orden para poder cambiar tus hábitos.No te mates de hambre, ni de sed. Muchas personas creen que lo mejor que pueden hacer para bajar de peso es someterse a largos periodos de ayuno, pero ¿qué crees? Esto puede ser contraproducente. Otra cosa que también puede afectar tu proceso de cambio de hábitos alimenticios es la falta de líquidos. Como recomendación, procura comer cada cuatro horas y toma por lo menos dos litros de agua natural al día.Aprende a comer de todo. Para llevar una alimentación balanceada es necesario que comas de todo. Esto incluye verduras, frutas, carne, lácteos, pescados, etc. A menos que por cuestiones de salud u otras razones no puedas comer algunas cosas, te  recomendamos ampliar el abanico de ingredientes en tu cocina.No tienes que hacer grandes sacrificios para cambiar tus hábitos alimenticios. Solo necesitas mucha disciplina y orden. Organiza tu menú semanal con estas recetas:Caldo Tlalpeño Chilaquiles en salsa verde Tinga de Pollo Ensalada de manzana verde y lechuga 
Deja que el espíritu navideño llegue hasta tu mesa preparando estos exquisitos platillos en forma de árbol de Navidad. Además de ser deliciosos, darán un toque muy festivo a tu reunión. Arbolitos de Navidad de sándwichSi estás buscando una receta sencilla, rápida, pero con mucho sabor, esta es ideal. Prepara estos arbolitos y ponlos al centro como botana, o sírvelos a tus invitados más pequeños. Recuerda quitar el chile si vas a prepararlos para los niños. Ve AQUÍ la RECETABotana de árbol de NavidadDespués de probar esta rica botana ya no querrás comer cacahuates y chicharrones. Para darle forma de arbolito al queso debes refrigerarlo un rato envuelto en plástico antiadherente. Cuando la textura sea más uniforme, podrás manipularlo más fácilmente. Ve AQUÍ la RECETACupcakes de árbol de NavidadEste es un postre muy fácil que puedes preparar en menos de una hora. Decora el arbolito usando duyas de diferentes tipos. Así podrás hacer el efecto de las hojas y de los adornos navideños. Ve AQUÍ la RECETADip de cilantro en forma de arbolitoLos amantes del queso simplemente van a adorar esta botana. Recuerda que es mucho más sencillo mezclar los ingredientes cuando se encuentran a temperatura ambiente, así que procura usar el queso crema unos rato después de sacarlo del refrigerador. Ve AQUÍ la RECETACheesecake en forma de arbolito¿Te gusta el cheesecake, te encanta el chocolate y te fascinan las decoraciones navideñas? Entonces este se convertirá en tu postre favorito para estas fiestas. Dale un toque más festivo a cada pieza colocando un moñito en los palitos. Ve AQUÍ la RECETAArbolito de galletas de jengibreConvierte un postre clásico de la Navidad en una bonita decoración para tu mesa. Prepara las galletas de jengibre en forma de estrella y después apílalas para que formen un arbolito. Decora con glaseado de diferentes colores. Ve AQUÍ la RECETABrownies de arbolito de NavidadEsta es una versión muy original de los tradicionales brownies. Aunque la receta es exactamente igual, el atractivo está en la presentación. Evita que los bastones se muevan de su lugar poniendo un poco de betún antes de colocarlos dentro del brownie. Ve AQUÍ la RECETAArbolito de queso con aceitunasEsta no es la tradicional botana de queso crema. La mezcla del romero con el chile morita hace que tenga un sabor increíble, y las aceitunas le dan un look muy original al arbolito. Ve AQUÍ la RECETACon tantas opciones, no tienes pretextos para no llenar tu mesa de arbolitos de Navidad. ¿Qué receta vas a preparar para tu cena navideña?
No dejes que la etiqueta de un vino te intimide. Ahora te explicaremos cómo elegir un vino, para que al entrar a una licorería o al caminar por el pasillo de vinos en el súper mercado no te sientas con estrés con tantas opciones. Entre los nombres de los vinos, los tipos de uva y, por supuesto, los precios puede ser difícil tomar una decisión. Pero, no te preocupes, no necesitas ser un sommelier experimentado para escoger una botella. Aquí te decimos cómo puedes elegir un buen vino:Identifica los principales tipos de vino. Lo primero que debes saber es que hay cuatro tipos de vinos: tinto, blanco, rosado y espumoso. Dentro de estas categorías hay más clasificaciones, dependiendo del grado de azúcar, taninos o edad del vino. Si no estás muy familiarizado con las variedades del vino, tal vez el factor que más te interese saber es el nivel de azúcar que contiene. Para saber qué tan dulce es un vino fíjate en la etiqueta: seco, semiseco, abocado, semidulce y dulce.Considera el objetivo de la botella. Obviamente no es lo mismo comprar un vino para preparar un platillo que para brindar. Los vinos de cocina suelen ser mucho más económicos y no requieren mucha complejidad en cuerpo o sabor. Para mezclar o preparar bebidas como el clericot, tampoco se necesita una botella muy sofisticada. Un Cabernet es más que suficiente. Pero si estás pensando en comprar una botella para un evento especial, vale la pena que inviertas en un vino gran reserva (añejado) o un espumoso. Toma en cuenta la comida de la reunión. La manera más sencilla de maridar los alimentos con el vino es mediante las similitudes de sabor. Por ejemplo, los platillos ácidos van mejor con vinos con toques ácidos, mientras que los platillos o las preparaciones dulces (por ejemplo, un pastel de chocolate relleno de crema pastelera se acompañan con vinos dulces. En cuanto a los ingredientes principales de la comida puedes guiarte por la ley de toda la vida: las carnes rojas se sirven con vino tinto, y las carneas blancas, con vino blanco.Recuerda que el precio es solo orientativo. Un vino barato no es necesariamente malo, y un vino caro tampoco es garantía de que sea la mejor elección para tu comida. Por lo general, las botellas de origen chileno o argentino suelen ser de las más económicas, mientras que las que vienen de Europa (Francia o Italia, sobre todo) tienen mayores precios. No te dejes llevar por el precio de la botella y anímate a probar nuevas opciones. Recuerda que hay vinos mexicanos del Valle de Guadalupe (Baja California) y del Valle de Parras (Coahuila) de muy buena calidad que seguramente se encuentran dentro de tu presupuesto.Déjate llevar por tus gustos. No te preocupes si no logras distinguir el retrogusto al probar un vino. Lo importante es que disfrutes cada copa. Para orientarte al momento de elegir el vino que más se ajuste a tus gustos, puedes tomar en cuenta esto:Vinos blancosChardonnay: afrutado, pero seco.Riesling: muy dulce, con intenso sabor a frutas. Más ligero que el Chardonnay.Sauvignon blanc: seco y ácido con sabores tanto herbales como afrutados.Vinos tintosCabernet Sauvignon: vino con mucho cuerpo con notas herbales.Merlot: afrutado, muy suave, con menos taninos que el Cabernet.Pinot noir: delicado y fresco, con aromas afrutados.Sigue estos pasos para elegir la botella y disfruta tu vino. ¡Salud!
Como dice el famoso proverbio francés: “la salsa vale más que el pescado”. En otras palabras, una buena salsa puede levantar hasta el más sencillo de los platillos. Conoce las salsas básicas que debes aprender a preparar para lucirte todos los días en la cocina.   Mayonesa casera Por supuesto que no podía faltar en esta lista la mayonesa. Ya sea que la uses para preparar un sencillo sándwich casero o una exquisita ensalada rusa, la mayonesa es siempre un ingrediente esencial. Como algunas recetas llevan ostiones y tienen un sabor fuerte, puedes cambiarlos por hierbas aromáticas. Lo mejor es que puedes hacerla de forma tradicional, batiendo con el globo o más rápido, usando tu licuadora. Salsa pomodoro Este es un gran ejemplo de cómo una salsa puede mejorar cualquier preparación. Úsala en pastas, carnes o pollo; combina con todo. Es una salsa a base de jitomate, ajo, cebolla y algunos ingredientes extra que dan mucho sabor. Aunque originalmente para prepararla debes picar los alimentos, te sugerimos usar la licuadora para ahorrar tiempo al cocinar. Salsa de tamarindo casera Cuando ya no tienes más ideas o solo te queda un filete de carne en el refrigerador, esta salsa de tamarindo puede sacarte del apuro. Recuerda que puedes refrigerarla y recalentarla, o simplemente, servirla fría. Salsa ranchera roja Claro que una salsa picante es básica, sobre todo en la cocina mexicana. Y qué mejor opción que una deliciosa salsa ranchera roja. Para darle ese toque especial a tus platillos solo necesitas 6 ingredientes, tu licuadora y menos de 15 minutos. Aderezo ranch Este aderezo lo puedes usar para acompañar una enorme cantidad de platillos, como alitas, costillitas BBQ o ensaladas. O sea que no puede faltar en tu cocina. Dependiendo del tipo de consistencia que prefieras, puedes picar los ingredientes a mano, o mejor, licuarlos todo para que quede una mezcla más homogénea. Mantequilla de maní casera Aunque no es precisamente una salsa, la mantequilla de maní puede servirte para preparar gran variedad de platillos de la cocina oriental y también para dar el sabor de cacahuate a muchos postres. Sigue esta receta para tener en tu cocina una mantequilla de cacahuate libre de conservadores y otros químicos.   Ahora que ya sabes que lo único que necesitas para preparar platillos espectaculares es una buena salsa, usa estas recetas y deja volar tu imaginación. Cuéntanos, ¿con qué ingredientes te gustaría combinar estas salsas?
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD