Viaja sanamente
Consejos de Belleza

Viaja sanamente

Por Kiwilimón - Octubre 2013
Viajar puede ser una excusa para empezar a comer mal, pero aquí van algunos tips para mantener la línea incluso fuera de casa. Hay viajes que se hacen para comer y conocer la gastronomía de diferentes y lugares y eso se vale, pero también hay viajes obligados o de trabajo que no deben interferir con tu dieta o cuidado personal. El problema es que estando fuera uno tiende a comer en restaurantes y se pierde el control de lo que acaba en nuestro plato. Si tú eres de aquellas personas que sale mucho de casa entonces toma en cuenta estos consejos para no dejar la dieta en el hogar. En principio puedes planear tu itinerario. Si tu viaje es de negocios lo más probable es que tengas un calendario definido, si no, también puedes saber en grandes rasgos qué harás cada día. Encuentra los puntos rojos del viaje como cenas programadas o ciudades donde sabes que comerás bastante y planea comidas más ligeras antes y después de tales eventos para balancear. Recuerda que salir de casa no te detiene de seguirte hidratando constantemente. Lleva tu botella de agua a todas partes pues además de estarte hidratando también asistirás a tu sistema digestivo para el trabajo por venir. Ingerir al menos dos litros de agua al día ayuda a aligerar el sistema gástrico y ayudar a que la sangre fluya mejor. Empacar algunos alimentos no tiene nada de malo, y esto no significa llevarlos desde casa. En cualquier lugar del mundo puedes encontrar un pequeño mercado donde haya fruta y verduras. En el momento que tengas un antojo entre comidas puedes alcanzar dentro de tu bolsa una manzana o unas uvas frescas que maten el hambre y te mantengan ligera en vez de parar en un puesto de comida y empezar a empacar algunos kilos de más. Si tienes que elegir qué comidas llevar más ligeras y en cuales desatarte entonces siempre elige el desayuno. Una servida de fruta, huevos y algún cereal son el inicio perfecto para llevar un buen viaje, te llenará de energía, tendrás insumo de proteínas y no pasarás hambre hasta que sea tiempo de la comida. De esta forma tu cuerpo empieza ligero el día y se recupera de la noche anterior si es que decidiste cenar pesado. Ahora si deseas no preocuparte por nada y comer de todo pues para eso es que viajaste entonces un par de consejos te ayudarán a mantener lo línea lo más posible. Olvida los panes, las sales y carbohidratos y ten cuidado con las bebidas alcohólicas pues suman muchas calorías. Si te ahorras estas dos cosas durante tu viaje tendrás la sensación de que aunque comiste mucho, no retuviste tanto peso o líquido. La idea es que disfrutes de salir de la rutina pero también que regreses con buenos recuerdos y no con un pesado remordimiento.  

Lunch Para Viajar

Receta de Bocaditos de Manzana Deshidratada

Ingredientes: - 2 manzanas rojas - 2 cucharadas de azúcar o al gusto - 1 cucharadita de canela en polvo Encuentra los pasos para preparar esta receta dando click aquí.  

Receta de Granola Hecho en Casa

Ingredientes: - 3 tazas de avena - 3/4 de taza de miel - 3 cucharadas de mantequilla derretida - 1 cucharada de extracto de vainilla - 1 taza de nuez - 1/2 taza de semillas de sésamo - 1/2 taza de pasa sin semillas - 1/2 taza de arándano deshidratado o cerezas deshidratadas - 1/2 taza de chabacano deshidratado Haz click aquí para ver el procedimiento para preparar esta receta.  

Receta de Manzana con Chile

Ingredientes: - 2 manzanas verdes - chiles piquín al gusto Para ver la preparación de esta receta da click aquí.  

"Prepara estas sencillas recetas y llévalas contigo para la hora que te de tiempo."

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Te acuerdas de Popeye, ese marinero que se ponía grande y fuerte para vencer al villano y lo único que necesitaba eran espinacas?Quizá gracias a esa caricatura crecimos pensando que las espinacas eran súper poderosas y nos creímos el mito de que tienen más hierro que ningún otro alimento, pero como muchas otras cosas de nuestra infancia, no es cierto. En realidad, las espinacas no son la gran fuente de hierro que pensamos, así lo revela José Miguel Mulet, doctor en Bioqiuímica y Biología molecular, en su libro ¿Qué es comer sano?, y asegura que ninguna verdura es una gran fuente de hierro, aunque eso no quita que las espinacas son un alimento muy sano y con muchas propiedades. ¿Necesitas ideas para el desayuno? Prueba estas Espinacas a la Crema con Huevo¿Cómo comenzó el mito de las espinacas? Toda esta creencia se debe a un error tan simple, que es difícil de creer. A finales del siglo XIX Erich von Wolf, químico alemán, se puso a analizar los beneficios nutricionales de las verduras y todo apunta a que puso mal una coma al apuntar el contenido en hierro de las espinacas, y donde debía decir 3,5 miligramos decía 35. Y, claro, eso es mucho hierro.Además de no tener tanto hierro, las hojas de espinaca tienen altos niveles de unas sales, conocidas como oxalatos, que dificultan la absorción de éste y otros nutrientes, como el calcio, en el intestino. Pero no hay por qué satanizar a las espinacas pues, aunque no sean lo que pensábamos, son muy sanas y sí son fuente de varios nutrientes: tienen muchísimo potasio y magnesio, dos electrolitos fundamentales para nuestra salud. Por otra parte, las espinacas son una fuente importantísima de vitamina K y precursores de la vitamina A, esencial para nuestro sentido de la vista. Y también son unas verduras ricas en sales de ácido fólico.No cabe duda, todos los días se aprende algo nuevo y ahora sabes que si Popeye se ponía fuerte, seguramente era porque comía algo más que espinacas en lata.3 opciones para incluir espinacas en tus comidas:Crema de Espinaca con PoblanoPechugas Rellenas de Queso Crema y EspinacasCrepas de Espinca Rellenas de Champiñones
Pese a que las opiniones están un poco divididas cuando se habla del delicioso sabor, beneficios y por qué es bueno cocinar con margarina, nosotros te contamos algunas propiedades importantes para que sepas cómo incluirla en tu dieta de manera óptima como fuente de grasas saludables.La margarina está hecha de aceites vegetales, por lo que contiene grasas insaturadas conocidas como “grasas buenas”. Estos tipos de grasas ayudan a reducir el consumo de las lipoproteínas de baja densidad (LDL), o colesterol “malo”, cuando las usas como reemplazo de aquellas que sí los incluyen.Chuletas de Cerdo en Salsa PoblanaAsí que, si no tenías claro por qué es bueno cocinar con margarina, te dejamos esto 5 puntos clave para disfrutar de ella sin temor.1. Bajo contenido de grasas trans Aunque algunos alimentos pueden tener grasas trans de forma natural, lo recomendado es restringir el consumo a 1%, pues la ingesta excesiva de éstas puede causar daños en el organismo a largo plazo. Marcas como Primavera® están libres de estas grasas.2. Hecha a base de aceites vegetalesLos aceites vegetales tienen vitaminas A y D, las cuales suelen aportar beneficios a tu piel, por ejemplo, la vitamina A que ayuda a regenerarla y a que luzca saludable.3. Libre de colesterolEl colesterol es un tipo de grasa que se encuentra en alimentos de origen animal y el colesterol LDL, o ‘colesterol malo’, está relacionado a mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. 4. Contiene grasas ‘buenas’Entre las “grasas buenas” hay grasas poliinsaturadas (PUFA), que incluyen grasas esenciales. Se llaman así porque el cuerpo las necesita para funcionar correctamente, pero no pueden producirlas a partir de otros nutrimentos. Por esta razón, tenemos que comerlas como parte de una dieta saludable. Las grasas “buenas” se encuentran típicamente en los aceites vegetales y en los productos hechos de estos, como los líquidos y los productos para untar como las margarinas, también se pueden encontrar en frutos secos, semillas y pescados grasos.5. Brinda gran sabor y textura a tus platillosLa margarina combina perfecto con cualquier tipo de alimentos, por ejemplo, con una chuleta de cerdo, con pollo, con pasta, con carne de res, y a todos les brinda mucho sabor y textura. Pastel de 3 leches de zanahoria en refractarioEl punto clave más importante para disfrutar de la margarina es incluirla en tu dieta de manera balanceada, para que haya un equilibro entre los nutrimentos que dan energía. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la proporción ideal de grasas dentro de tu dieta es de 20 a 30 por ciento.Para inspirarte, aquí tienes algunas recetas que quedan perfectas con margarina:Coditos en salsa de aguacateHuevos rancheros con nopal
El aceite de oliva se ha consumido desde hace miles de años y su uso no sólo se limita al de la comida, pues también funciona en cosmética e incluso tiene usos medicinales. Actualmente ha ganado mucha más popularidad, gracias a sus múltiples beneficios, pues se trata de una grasa monoinsaturada y se considera la piedra angular de la famosa dieta mediterránea. Por su parte, los aceites de oliva extra virgen ofrecen aún más bondades, con un mundo de sabores amargos y frutados que pueden potencializar tus platillos.El alto valor nutritivo del aceite de oliva radica en que es rico en vitamina E, antioxidantes y omega 6 y 3, y entre sus maravillas para la salud, las enfermedades cardíacas o la diabetes son algunas de las dolencias de la larga lista que se pueden evitar y las condiciones que se pueden mejorar con una dieta que incluya aceite de oliva. Un buen aceite de oliva extra virgen debe tener sabor intenso y amargo, con aromas de hierba, tomate y frutos secos, y suele ser una excelente opción para casi todo tipo de cocina. Si lo usas frío, hazlo en aderezos para ensaladas, marinados o en pastas y salsas. Si lo usas caliente, hazlo para asar, rostizar o freír tus alimentos. Ingrediente base de la dieta MediterráneaLa dieta Mediterránea es considerada como una de las más saludables a nivel mundial y está relacionada con la longevidad del ser humano.Esta dieta consiste en un alto contenido de verduras, frutas, legumbres, nueces, frijoles, cereales, granos, pescado y grasas no saturadas, como el aceite de oliva. Además, investigaciones recientes llevadas a cabo por la Manchester Metropolitan University encontraron que las personas que consumen una dieta mediterránea típica son menos propensas a las anomalías en la microbiota gastrointestinal.Todo esto lo aprendimos en la master class con Carbonell, además de poder preparar unas deliciosas hamburguesas botaneras con mayonesa de albahaca y vinagre de ajo.Consulta más recetas preparadas con aceite de oliva:Pescado Empapelado a la VeracruzanaPollo Asado con Chimichurri de AceitunasHuaraches de Nopal con Tinga de Zanahoria
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD