Consejos para mantener la papaya fresca por más tiempo
Tips y Consejos

Consejos para mantener la papaya fresca por más tiempo

Por Adriana Sánchez - May 2021
La papaya es una de las frutas favoritas para el desayuno gracias a su delicioso sabor y múltiples beneficios para la salud, pero si de verdad quieres sacarle provecho, debes aprender cómo hacer que se conserve. Así que no te pierdas estos sencillos consejos para mantener la papaya fresca por más tiempo.

¿Cómo escoger la papaya más fresca?

Uno de los secretos clave a la hora de mantener la papaya fresca por más tiempo es prestar atención a su cáscara para saber si podrás consumirla ese mismo día o si te servirá para después en la semana.



Si notas que la cáscara de la papaya es de tono naranja uniforme, libre de manchas y tonos cafés, además de tener textura firme y suave pero no demasiado blanda, entonces está lista para ser consumida.

En caso de tener tonalidades verdes o manchas amarillas, será mejor que esperes entre 4 y 5 días antes de comerla. Recuerda limpiarla totalmente y guardarla en un lugar fresco, seco y alejada de la humedad y la luz.

¿Cómo conservar la papaya fresca por más tiempo?

Una vez que hayas cortado la papaya y desees almacenarla para después, envuélvela en papel film y colócala boca debajo de donde la cortaste dentro del refrigerador.

También puedes cubrirla con un trapo de cocina limpio o papel con cera de abeja y guardarla dentro de un tupper con tapa hermética. Recuerda colocar la papaya en el lugar donde haga menos frío dentro del refrigerador.

Cada que cortes un pedazo de papaya, deberás repetir este proceso para que se conserve fresca más tiempo. Si lo haces correctamente, podría durarte hasta una semana.

¿Conoces algún otro consejo para mantener fresca la papaya?
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
A veces puede más una taquiza que un ferviente amor, como señala Chava Flores. Así que si amas a papá y quieres consentirlo en grande, no dejes pasar la oportunidad de celebrarlo con los reyes de la comida mexicana: los tacos. El amor también cabe en una tortilla, por lo que si quieres lucirte este Día del Padre, prepárale una taquiza con sus tacos y salsas favoritos; pueden incluso cocinar o hacer las compras juntos para disfrutar la experiencia de principio a fin. Aquí te compartimos los tacos favoritos de Kiwilimón para consentir a papá en su día: Tacos de cecina ¿Quién no ama los tacos de cecina? Son fáciles de preparar y con un sabor inigualable. Esta carne de res salada y secada al sol o mediante un ahumado es un clásico de diferentes partes de México. Te recomendamos cocinarla a la plancha y prepararla al estilo morelense con crema y una generosa porción de aguacate. Ahora que si en verdad quieres brillar en la cocina, prepara estos tacos de cecina con tortillas azules hechas por ti mismo. ¡Todos los amarán! Tacos de mixiote Esta receta te tomará más tiempo pero te quedará exactamente como la de tus tacos favoritos del mercado. El mixiote, u oblea de maguey, es un platillo típico de Hidalgo, el Estado de México y Tlaxcala. Aunque cada estado tiene sus variantes particulares, incluso en el tipo de carne que utilizan (pollo, conejo, chivo o carnero), la regla es que los mixiotes son marinados con una mezcla de chiles y especias que hacen cada bocado memorable. Aquí te compartimos el paso a paso para prepararle a papá unos tacos de mixiote de cordero. ¡No te arrepentirás!Tacos al pastor Si tu papá es de los que siempre empieza con dos y termina con seis u ocho taquitos al pastor con todo, no puedes dejar de prepararle esta increíble corona de tacos al pastor, excelente para compartir con toda la familia. Es una receta sencilla, en la que te decimos cómo marinar la carne al pastor, a base de chiles, achiote, jugo de piña y algunas especias. Un dato curioso de los tacos al pastor es que el asador vertical, donde lo preparan, es un instrumento de origen asiático, en donde cocinan carne de cordero aderezada con diversos condimentos. Este asador llegó a México, específicamente a Puebla, en la década de 1930 donde tuvieron un éxito rotundo y se fueron haciendo variantes de la receta original. Tacos de barbacoa A los fanáticos de este platillo, una barbacoa de res casera debes prepararles. El arte de cocinar en hoyo de tierra u horno y con pencas de maguey es todo un ritual que lleva su tiempo, pero existen métodos en olla exprés o vaporera que te permitirán prepararla de forma más fácil y rápida, sin sacrificar el sabor. La barbacoa es un guiso tradicional de Hidalgo, Puebla, Querétaro, Guanajuato, Estado de México, Michoacán, Morelos y otros lugares donde prevalecía el pulque, que se prepara con un método ancestral de hornos subterráneos. Tacos de cochinita pibilOtro platillo que se cocina bajo tierra y que forma parte de la tradición ancestral maya es la cochinita pibil. Se prepara con carne de lechón o cerdo condimentada en recado rojo y otros ingredientes, originalmente se horneaba en pib de donde viene su nombre y que aún se usa en la península de Yucatán, de donde es uno de los platillos típicos más representativos. Aquí te decimos cómo hacer una cochinita pibil en horno.Este Día del Padre anímate a consentir a papá, como aconseja el gran Chava: con tres cervezas bien heladas y seis machitos pa'cabar… 
Compuesto en su mayoría en agua, el pepino ofrece beneficios más allá de la hidratación, que no es poca cosa, pues además cuenta con un aporte relevante de vitaminas, minerales, fibra y puede ser un aliado útil para cuando buscas bajar de peso.Los pepinos son bajos en calorías y uno sin pelar de 300 gramos contiene sólo 45 calorías, 11 gramos de carbohidratos, 2 gramos de proteína y 2 de fibra. En cuanto a vitaminas y minerales, proporciona porcentajes de la ingesta diaria de vitamica c, k, magnesio, potasio y manganeso que oscilan entre el 10 y el 15 por ciento.Además, los pepinos se componen de aproximadamente 96% de agua, así que pueden ayudarte con tus requerimientos de líquido al día. A continuación, te contamos más sobre los beneficios del pepino.AntioxidantesLos antioxidantes son moléculas que bloquean la oxidación que se da por una reacción química que forma átomos altamente reactivos con electrones desapareados, conocidos como radicales libres. Estos radicales libres dañinos pueden acumularse y conducir a varios tipos de enfermedades crónicas, pero pueden combatirse con frutas y verduras, incluidos los pepinos, ricas en antioxidantes beneficiosos que pueden reducir el riesgo de estas afecciones.Esto está comprobado gracias a un estudio de probeta que investigó las propiedades antioxidantes de los pepinos y descubrió que contienen flavonoides y taninos, dos grupos de compuestos especialmente efectivos para bloquear los radicales libres dañinos.Puede reducir el azúcar en sangreVarios estudios han encontrado que los pepinos pueden ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre y prevenir algunas complicaciones de la diabetes. Por ejemplo, un estudio en animales examinó los efectos de varias plantas sobre el azúcar en sangre y se demostró que los pepinos reducen y controlan eficazmente los niveles de azúcar en sangre. Sin embargo, la evidencia actual se limita a estudios de probeta y en animales, por lo que se necesita más investigación para determinar cómo los pepinos pueden afectar el azúcar en sangre en humanos.Promueve el movimiento intestinal regularComer pepinos puede ayudar a mantener las evacuaciones intestinales regulares gracias a su alto contenido de agua. Mantenerse hidratado puede mejorar la consistencia de las heces, prevenir el estreñimiento y ayudar a mantener la regularidad. Además, los pepinos contienen fibra, que ayuda a regular las deposiciones. En particular, la pectina, el tipo de fibra soluble que se encuentra en los pepinos, puede ayudar a aumentar la frecuencia de las deposiciones.El pepino es además muy fácil de incluir en tus comidas diarias, desde una sencilla agua de pepino con limón, hasta ensaladas, snacks o sopas frías, no dejes de probar nuestras recetas con pepino en casa.Pepinos rellenos de atún a la mexicanaEnsalada cremosa de pepino, chayote, jamón y apioAguachile vegano
El verano es una de las épocas favoritas para disfrutar una buena cerveza. Por eso te presentamos algunos de los estilos que acompañarán perfecto tus tardes libres, sea cual sea el clima: con lluvia o calor. En las tardes de calor se antojan las cervezas ligeras y fáciles de beber como las cervezas de trigo y las de estilo pilsner. Incluso muchas cerveceras producen estilos especiales para la temporada de verano. En los días de lluvia, una cerveza con más cuerpo o con notas de café y chocolate despertarán ese calorcito que buscamos para reconfortarnos. Una cerveza estilo vienna o una porter serán tu mejor compañía. Estas son algunas de las características de estos estilos: Cervezas de trigo Las cervezas de trigo son perfectas para el verano porque son suaves, ligeras y refrescantes. Se elaboran con una mezcla de granos de trigo y cebada, que les dan una textura más suave y una carbonatación más ligera que otros estilos. Existen dos variedades de este estilo: la Witbier (belga) y la Weizenbier o Weissbier (alemana). Las belgas son más ácidas, refrescantes y se les suele añadir ingredientes como la cáscara de naranja o el cilantro, mientras que las alemanas son más densas y con notas a clavo. Ambas son excelentes para combinarlas con pescados y mariscos, prueba con esta receta de tacos de pescado estilo Baja y tu cerveza de trigo favorita.Cervezas pilsner Son cervezas fáciles de beber, frescas y con una efervescencia que nos da un descanso y nos ayuda a limpiar el paladar. Por lo general, sus notas van entre lo herbal, lo especiado y lo floral. Son cervezas ideales para tus tardes de asado, como esta hamburguesa a la parrilla. Cervezas viennaSe trata de un estilo creado en Viena, Austria, que tiene un excelente cuerpo y notas muy marcadas de nuez y café. Estos aromas son el resultado de la mezcla de sus maltas base caramelo, dulce y chocolate. Combínalas con tu postre favorito, como este brownie de chocolate. Cervezas porterSu origen se disputa entre Inglaterra e Irlanda y fue una receta creada especialmente para trabajadores con faenas físicas muy pesadas, la cual combinó tres tipos de ales. Es densa, huele a pan y chocolate, y en boca es robusta. Su mejor maridaje será con sabores ahumados o bien con una rica barbacoa.¿Cuál es tu cerveza favorita para el verano? 
La gastronomía española es famosa por su tradición, sus ingredientes y su gran variedad, por lo que muchos conocemos algunos de sus platillos más emblemáticos, desde la paella, hasta su botana característica: las croquetas de jamón.La historia de la cocina española tiene mucho que ver con la ubicación geográfica del país, el cual se encuentra en la Península Ibérica, rodeada de aguas casi en su totalidad, así que naturalmente, esto hace del marisco uno de los pilares de la gastronomía española y es la causa de la dieta generalmente mediterránea del país. El resto del terreno diverso de España incluye cadenas montañosas, exuberantes pastos, extensas costas y fértiles tierras de cultivo, y proporciona una variedad de productos frescos. Pero también su cercanía con otros países, como Francia, le ha heredado platillos como las croquettes o croquetas, una botana ya típica que se sirve como tapas en bares y restaurantes, rellenas de diversos ingredientes, como bacalao, jamón, espinacas o pollo, por ejemplo.Estos pequeños y deliciosos bocados nacen de las sobras, pues con ellos se aprovecha lo que quedó de cocidos y estofados anteriores. Ahora las croquetas son tan famosas y tan españolas, que incluso tienen una fecha en el calendario destinada a ellas.De acuerdo con el sitio de cocina español Cocinatis, el secreto para las croquetas está en la bechamel, pero también en 6 puntos claves de la preparación:La masa no debe tener grumos: el tip para conseguir esto es templar la leche antes de añadirla al sartén.Cuela la harina: el nombre para esto es tamizar, pero se trata de colar la harina para que queda más fina y se eviten los grumos.Usa una batidora de globo: no hay mejor forma de asegurarte de que la bechamel quedará perfecta que usando una batidora de globo para mezclarla.Fríe el jamón: este paso dará más sabor si lo haces antes de añadir la harina y la leche.Elige bien tu empanizador: para que queden muy crujientes, como debe ser, reboza tus croquetas dos veces, o prueba hacerlas con panko.Hornea en lugar de freír: si quieres una versión un poco más ligera, prueba meter las croquetas al horno, rociarlas con aceite en aerosol y cocinarlas a 200 °C por alrededor de 15 minutos.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD