¿Cuánto dura la comida antes de que se eche a perder?
Tips y Consejos

¿Cuánto dura la comida antes de que se eche a perder?

Por Kiwilimón - Marzo 2015
¿Sabes cuánto tiempo puedes mantener los alimentos en la despensa, el refrigerador o el congelador antes de que sean dañinos para la salud? Aunque hay alimentos que pueden durar un poco más o un poco menos, este es un promedio que puede ser de mucha ayuda. De manera independiente a esto, te recomendamos asegurarte siempre de que la comida esté en buen estado antes de cocinarla o comerla. Presta mucha atención y toma en cuenta las condiciones del lugar en el que te encuentres.

Alacena

  • Pan: Para que se conserve fresco y crujiente durante cinco díasdebes mantenerlo sellado herméticamente en un recipiente especial o en una bolsa muy bien cerrada. El tostador es un excelente aliado si se reseca, aunque siempre existe la opción de hacer pan molido con los bolillos que ya de plano estén duros como piedras.
  • Cereal de caja: Es muy improbable que este alimento se mantenga fresco durante tanto tiempo pero puedes comer sin problema los cereales hasta un año y medio después de almacenados en las repisas.
  • Granos, enlatados y mermeladas: Lo más aconsejable es, además de revisar muy bien la fecha de caducidad, mantenerlos cuando mucho un año en la alacena, ya que la humedad o las condiciones extremas pueden alterar el sabor o la calidad de estos productos.
  • Pasta: Muy bien sellada puede permanecer en buen estado hasta dos años. No te recomendamos que la dejes allí durante tanto tiempo, pero si tienes un paquete olvidado puedes comerla sin problema.

Refrigerador

  • Frutas y verduras: En promedio los vegetales pueden durar dos días en refrigeración. No es recomendable que pasen más tiempo en la nevera porque se deshidratan y pierden muchas de sus vitaminas, además de que no se encontrarán muy frescos.
  • Pollo (aves de corral): Trata de no mantener en el refrigerador este alimento por más de tres días, ya que se descompone muy rápido y podrías intoxicarte.
  • Carne roja: Este alimento dura un poco más que las aves, puede permanecer hasta cinco días a una temperatura adecuada. Siempre debe mantenerse en un recipiente bien cerrado para que no se deshidrate o se haga dura.
  • Sobras de comida: Si no te acabaste el plato en el restaurante o quedó un poco de comida de ayer, puedes mantenerlo en el refrigerador en un recipiente muy bien cerrado hasta cuatro días. Ten cuidado porque esto depende de los ingredientes  y cuánto tiempo estuvo fuera del refrigerador.
  • Queso: En promedio, los quesos pueden permanecer de una a dos semanas en la nevera. No te fíes de aquellos que tienen más tiempo allí dentro, revisa que no se hayanseparado del suero y que no tengan hongos.
  • Mantequilla: El complemento ideal de todos los platillos puede pasar hasta tres mesessin que se eche a perder. Toma en cuenta siempre la fecha de caducidad y verifica que su textura sea normal.
  • Huevos: De manera sorprendente si los huevos se refrigeran a tiempo, permanecen en buen estado hasta cinco semanas. Te recomendamos que antes de cocinarlos o incorporarlos al resto de los ingredientes, revises cada huevo en un recipiente por separado, de este modo si alguno está en mal estado no contaminarás el resto.

Congelador

  • Pescado: El pescado congelado puede durar de dos a seis meses. Debes revisar su olor, que suele ser muy penetrante y desagradable cuando está echado a perder y que la textura sea firme. Por ningún motivo lo comas si crees que podría estar en mal estado porque es una carne un tanto delicada.
  • Carne molida: Esta carne permanece en buen estado de tres a cuatro meses. Entre menos tiempo tarde en congelarse, la carne conservará mejor sus jugos, por lo que te recomendamos bajar la temperatura al ponerla a congelar.
  • Filetes de carne: Se mantienen buenos de seis meses a un año dentro del congelador.  Un tip es congelar cada filete por separado, ya sea en recipientes o en bolsas de plástico para que sólo descongeles lo que sea necesario y no sacrifiques toda la carne.
  • Aves enteras: Duran hasta un año. Trata de comerlo antes para que la carne tenga mejor firmeza y sea más jugosa, aunque no hay problema si lo congelas durante tanto tiempo.
  • Frutas y verduras: Si se congelan cuando están frescas pueden mantenerse en buen estado hasta un año. Puedes tenerlas ya picadas para ahorrarte tiempo a la hora de cocinar.
Ver artículo original

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La alimentación en el embarazo puede ayudar a la salud metabólica de tu hijo
Tener una buena alimentación influye directamente en la salud y en el correcto funcionamiento de todo nuestro organismo y durante el embarazo, la nutrición cobra más importancia que nunca no sólo porque se necesita una mayor cantidad de nutrientes para darle al bebé lo que necesita, sino porque influye directamente en la salud metabólica de tu hijo. Los alimentos deben proveer los nutrientes que tu bebé necesita para formarse y crecer, por ejemplo, el calcio ayuda a desarrollar y mantener los huesos y los dientes fuertes, así que necesitarás más calcio tanto para tu cuerpo como para el bebé en desarrollo. Un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition arrojó que la nutrición materna durante el embarazo puede tener un impacto a largo plazo en el peso de los niños y que hay periodos específicos de desarrollo en los que la nutrición influye en el crecimiento de los bebés.Una dieta saludable incluye proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y una correcta hidratación.Proteínas. La proteína es uno de los factores más importantes de la alimentación del embarazo, ya que el bebé crece dentro del útero principalmente a base de proteínas, es decir, de los aminoácidos. Los alimentos ricos en proteínas son las carnes de res, aves, pescado, huevos, granos, nueces, por mencionar algunos.Grasas. Las grasas buenas constituyen uno de los nutrientes esenciales durante el embarazo para el desarrollo del bebé. Alimentos que contienen grasas: aguacate, aceite de oliva, aceite vegetal. Hierro. Una de cada tres embarazadas presenta anemia por falta de hierro durante el último trimestre, ya que es cuando el bebé necesita y absorbe este mineral de los depósitos maternos en mayor cantidad que lo habitual. Algunos de los síntomas que pueden detectarse en una embarazada con carencia de hierro son cansancio, sueño, calambres, y al bebé le llega menor cantidad de oxígeno, lo que puede generar trastornos de diversa gravedad.Calcio. Es necesario para el crecimiento y desarrollo de los huesos y dientes del bebé, para la coagulación de la sangre y para las transmisiones nerviosas. Los alimentos más ricos en calcio son quesos, leche, almendras, entre otros. Otro punto importante es estar bien hidratada. Durante el embarazo, tu cuerpo necesita más agua para ti y tu bebé, por lo que es importante tomar suficientes líquidos todos los días.Durante el periodo de gestación, lo que consumes es la fuente primordial de la nutrición y por lo tanto la formación de tu bebé, es por eso que el vínculo entre lo que tu comes y la salud de tu bebé es tan importante. ¡Cuídate con Santander!LikeU es la nueva tarjeta de crédito sin anualidad de Santander que ofrece beneficios personalizables de acuerdo con tu estilo de vida. Además, ofrece seguridad, apoya a causas y mucho más. Conócela.
Té de jazmín para mantener la salud bucal
El té de jazmín va perfumado con el aroma de las flores de la planta de jazmín y aunque a veces se usa té blanco o té negro, la base de esta bebida suele ser té verde, es por eso que el té de jazmín brinda muchos de los mismos beneficios de esta infusión.Por ejemplo, entre los beneficios del té de jazmín tenemos que está lleno de antioxidantes, puede ayudarte si estás en un régimen alimenticio para perder peso, es bueno para el corazón y como remedio casero, puede usarse como enjuague bucal para mantener la salud de tus dientes.Té de jazmín: ¿para qué sirve tomarlo?Como muchos tés, el té de jazmín no tiene valor nutrimental a menos que le agregues leche, azúcar u otra sustancia con valor alimenticio, pero sí contiene algunas vitaminas y minerales en pequeñas cantidades que provienen de las hojas de té verde, como hierro, zinc, potasio y cobre. Puedes tomar hasta 8 tazas de té de jazmín al día, que pueden brindarte los increíbles beneficios de sus antioxidantes, pero no olvides que este té sí contiene cafeína y podría causarte insomnio y nerviosismo si te excedes en su consumo.El té de jazmín está cargado de poderosos compuestos vegetales conocidos como polifenoles llamados catequinas, los cuales actúan como antioxidantes en el cuerpo y protegen a las células contra el daño de los radicales libres. Una catequina particularmente poderosa en el té verde es el galato de epigalocatequina (EGCG), de la cual se ha demostrado que tiene efectos antiinflamatorios y reductores de lípidos en sangre y se ha relacionado con beneficios como la pérdida de peso, un mejor control del azúcar en la sangre, así como la salud cardíaca y oral.Té de jazmín como enjuague bucalYa que el té de jazmín se basa en el té verde, que está lleno de catequinas, puede ayudarte a proteger los dientes contra la caries dental al matar las bacterias formadoras de placa como Streptococcus mutans.Varios estudios han mostrado evidencia de esto y por ejemplo, uno realizado con 15 personas demostró que una solución que contenía catequinas del té verde impidió que Streptococcus mutans produjera ácido cuando se aplicaba a los dientes, el exceso de este ácido puede erosionar el esmalte de los dientes.Otro reveló que el uso de un enjuague bucal a base de catequina de té verde durante 1 semana es tan efectivo para reducir la placa dental como un enjuague bucal antiséptico, mientras que algunos estudios sugieren que el té de jazmín puede combatir el mal aliento al reducir las bacterias que causan el mal olor.
La evolución de la tortilla de maíz, de la época antigua a la actualidad
La tortilla es el pilar de la gastronomía mexicana, así como una pieza clave de nuestra identidad culinaria y de nuestra historia. Por si fuera poco, es un alimento versátil, nutritivo y económico, es por eso que es indispensable en todos los hogares mexicanos, ya que es una buena fuente de calcio.Si quieres conocer más sobre la historia de la tortilla, su origen y su evolución, en kiwilimón te decimos todo lo que tienes que saber sobre el alimento más mexicano de todos. Pues, aunque en México existen alrededor de 700 platillos que se pueden preparar con maíz, la tortilla es, y siempre será, la joya de la corona. ¿Qué es la tortilla? La tortilla de maíz es un pequeño disco hecho de maíz nixtamalizado o harina de maíz, el cual se puede preparar a mano o en máquinas industriales. Años más tarde surgieron las tortillas de harina, las cuales se preparan con harina de trigo y manteca o mantequilla, son más populares en el norte del país, mientras que las tortillas de maíz son imprescindibles en el centro y sur de México. El origen de la tortilla La tortilla, el pilar de la alimentación en nuestro país, es de origen prehispánico y se calcula que se creó alrededor del año 500 a.c., según el estudio titulado “Elaboración y consumo de tortillas como patrimonio cultural de San Pedro del Rosal, México”. Sin embargo, diferentes estudios han señalado que los antiguos habitantes de nuestro país habrían domesticado el maíz e inventado el proceso de nixtamalización entre el año 400 a. C. y el año 100 d. C. En la "Historia general de las cosas de Nueva España", escrito por Bernardino de Sahagún entre 1540 y 1585, el religioso español explica la gran variedad de tortillas que existían en el país: Las tortillas que cada día comían los señores se llamaban totonqui tlaxcalli tlacuelpacholli, que quiere decir “tortillas blancas y calientes dobladas” (...) comían también cada día tortillas que se llamaban ueitlaxcalli; quiere decir “tortillas grandes”, estas son muy blancas y muy delgadas y anchas, y muy blandas (.…) otras tortillas que se llaman cuahuhtlacualli; son muy blancas y grandes, y gruesas y ásperas. Otra manera de tortillas se llamaban tlaxcalpacholli; eran blancas, y algo pardillas, de muy buen comer. (…) unos panecillos, no redondos sino largos, que llaman tlaxcalmimilli; son rollizos y blancos, y del largor de un palmo. (…) Otra manera de tortillas llamaban tlacepoalli tlaxcalli, que eran ahojaldrados; Usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera de ellas se llaman tianquiztlacualli; quiere decir “tortilla o tamal que se vende en el tiánquez”. Otra que se llama íztac tlaxcalli ética tlaoyo, quiere decir “tortilla muy blanca que tiene dentro harina de frijoles no cocidos” (…) Comían unas ciertas tortillas hechas de las mazorcas frescas del maíz, que se llaman elotlaxcalli o xantlaxcalli; otra manera de tortillas hechas de mazorquillas nuevas de maíz, que se dice xilotlaxcalli.Cabe mencionar que el maíz, y las tortillas, eran tan importantes para los pueblos indígenas que Tlaxcala era conocido como “el lugar de tortillas o pan de maíz”. Según información publicada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, en Tenochtitlán existían varios mercados en los que se vendían tortillas solas o con chile carne, miel, huevo, mole y otros acompañamientos.También puedes leer: ¿Cómo hacer tortillas de colores? La evolución de la tortilla Además de ser la única cuchara comestible en el mundo, la tortilla se ha convertido a un elemento imprescindible en la gastronomía mexicana porque se utiliza para preparar todo tipo de platillos: enchiladas, tacos, chilaquiles, totopos, tostadas, quesadillas, flautas, entre muchos otros. Dependiendo del maíz que se utilice para su producción, podemos encontrar tortillas blancas, amarillas, azules y moradas. La revolución de la tortilla Durante la época antigua se utilizaba el metate para moler maíz nixtamalizado, para después formar las tortillas y cocerlas en comales. Sin embargo, todo cambio durante la colonización, pues llegó el molino y años después la máquina de tortillas, un instrumento que cambió la historia de la tortilla y de la producción de alimentos en nuestro país. En nuestro país, comenzaron a inventarse y patentarse máquinas para hacer tortillas desde mediados del siglo XIX, sin embargo, la máquina tortilladora que de verdad cambió la industria alimenticia no salió a la luz hasta 1963, cuando Fausto Celorio creó y patentó una máquina con un sistema de rodillos para troquelar y transportar la tortilla, además, esta funcionaba con gas y no petróleo. Según información publicada por el Archivo General de la Nación, antes de Fausto Celorio, Julián González, presentó una patente para pulverizar todo tipo de granos en 1859. Años más tarde, Genaro Vergara presentó una máquina más moderna para la producción de tortillas.También puedes leer: Maizajo, kiwifav de la semana
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD