¿A qué sabe la gastronomía de la mixteca?
De Kiwilimón para ti

¿A qué sabe la gastronomía de la mixteca?

Por Shadia Asencio - Octubre 2021
Difícilmente olvidaré ese día. A lo largo y ancho de la hacienda de la familia Maza, los tambores y los acordeones marcaban el paso de los danzantes tradicionales. Alrededor, cocineras de toda la región mostraban su oficio a través de moles de todos los colores, adobos espesos y caldos picantes. El mezcal se abría paso entre las mesas. 

Tal escenario sólo podría significar una cosa: celebración. Unos minutos antes se había realizado el sacrificio de chivos en La Tradicional Matanza, Huajuapan de León, en el marco del festival Cofradía Mixteca. Con esta primera verbena se dio también por inaugurada la temporada de mole de caderas, tradición de las regiones mixtecas de Oaxaca, Puebla y Guerrero. 

Los organizadores –Alejandro Ruiz (chef de Casa Oaxaca y presidente de la CANIRAC en Oaxaca), Rodolfo Castellanos (chef de Origen), José Manuel Baños (chef de Pitiona) e Israel Loyola (chef de Restaurante Sin Nombre)–, por segundo año consecutivo, dieron cita en Oaxaca a cocineras tradicionales y a chefs de los restaurantes más emblemáticos de México. Durante los cuatro días que duró el festival fuimos invitados a un desfile de saberes y cultura volcada al plato con el fin de probar una de las siete gastronomías oaxaqueñas más relevantes: la mixteca. 

En el restaurante de Doña Chonita recibimos el sol con una taza de atole blanco en la mano y su desayuno mixteco. En el restaurante Obispo nos paseamos por un menú degustación con paradas de barbacoa, maíz quebrado y menudencias. Una de las noches brindamos con los mezcales de trazabilidad de Archivo Maguey y comimos tetelas rellenas de amarillito en Maguey y Maíz. Pero quizás la cumbre sucedió en el cierre, el domingo. Los treinta y cinco cocineros invitados hicieron uso de los ingredientes, las técnicas y los guisos de la región para inspirar sus propias sazones. Comimos toda suerte de delicias oaxaqueñas y otras más con toques del mundo: mole con curry (de Oscar Torres), estofado de chivo no nato (de Chuy Villarreal), el mole de luto (de Celia Florián), jocoque con setas (de Alfredo Villanueva), pepián de hoja Santa y coliflor (de Daniel Nates).

Y es que se necesitan muchos días y decenas de manos para exhibir la gastronomía mixteca como se merece. La región resalta por la pobreza de sus suelos sobre las que crecen pocos ingredientes; en cambio, la creatividad de las comunidades es la que ha dado múltiples frutos. (Si cada familia tiene una forma de cocinar cierto guiso, la variable de platillos es infinita.) En la lista de tradiciones gastronómicas locales se encuentra la crianza del chivo –actividad relevante desde la llegada de los españoles–, el uso del guaje y el chile costeño, así como el cultivo de diversas especies de maíz.

El mole de caderas

La chef Olga Cabrera Oropeza es mixteca. Ella aprendió todo lo que sabe de cocina de su abuela –Doña Chonita–, de su madre y su suegra. En el restaurante Tierra del Sol, instalado en la capital oaxaqueña, recupera los sabores de su comunidad en un contexto idílico.

Para ella, “el mole de caderas es uno de los platillos con más identidad puesto que está preparado con ingredientes locales, como el chile costeño, que le da picor a toda nuestra cocina mixteca. Y luego también tiene guaje. Es tan importante que, de hecho, Huajuapan significa ‘guajes junto al río’”. Las cabras además son cebadas de manera natural con hierbas, como la pepicha, que crecen únicamente en la región. Esto le otorga un sabor único y penetrante al mole de caderas. Cuando la temporada termina, la fiesta continúa. Los locales preparan un mole de barbacoa, de sabor similiar, que se realiza a partir de los huesos del chivo.

Los otros guisos mixtecos

Olga me explicó que la cocina mixteca tiene cinco estandartes culinarios: el chileajo, el pozole mixteco, el huachimole, el mole de fiesta y los otros moles hechos con semilla de guaje. De chileajos los más comunes son el rojo y el amarillo. Y como su nombre lo indica, se prepara con ajos asados, clavos de olor, chiles costeños amarillos y ajonjolí.

Confieso que nunca había probado el pozole mixteco. Bajo el cuidado de Doña Chonita y de Olga, difícilmente lo olvidaré. A diferencia de otros, se prepara con un maíz nativo, más duro que el pozolero, por lo que hay que estar atizando el fuego de la leña durante toda la noche. El caldo, hecho con hoja Santa, tiene un color neutro. Cuando se le añade un mole especiado, con fuerte sabor a clavos, es que adquiere ese color rojizo particular. Además del mixteco, en la temporada de pozole en el mes de septiembre se prepara un pozole verde y el pozole de la costa.

El mole de fiesta mixteco es considerado negro, aunque su color apunta más hacia el colorado. Es ligeramente dulce. Picante, sólo lo suficiente. “El mole de fiesta mixteco es un mole espesado con muchas semillas: mucha almendra, ajonjolí; las semillas del chile no las quemamos. Solamente pasan por un tostado. Los chiles deben de quedar crujientes, pero no deben de quemarse porque este no es un mole amargo”, confirma Olga.

En la cocina mixteca se pueden encontrar panes con fermentación de pulque que generalmente se cuecen a nivel de piso en hornos de piedra. “Tenemos dulces de calabaza, panes rellenos de calabaza, encaladas o regañadas”. Las encaladas son unas tortillas dulces, elaboradas a partir de harina de trigo, y cubiertas por una capa blanquecina que se asemeja al betún. Lo adornan salpicones de color rosa. Por su parte las regañadas son una suerte de galletas con el sabor de la manteca de cerdo y revolcadas con azúcar y canela.

Hay mucho más. En cinco días probé todo cuanto pude pero las recetas se me escapaban entre los dedos. Faltaría sentarse a la mesa de cada casa y descubrir preparaciones únicas como la que la cocinera tradicional y dueña de Obispo, Uveira Cruz me dio a probar el primer día: un estofado hecho con aceitunas y pollo que me aseguró, no probaría en otro lugar. No se me va de la cabeza. Así es la mixteca. Cada familia es un libro de historias y herencias y, cada guiso, un lenguaje tan único como la propia sazón. 

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Es difícil imaginar una cena de Acción de Gracias sin el clásico puré de papa, el popular puré de camote, la deliciosa salsa de arándanos, el tradicional mac & cheese, el icónico pay de calabaza y, por supuesto, el característico pavo al centro de la mesa. Esta escena se repite múltiples veces en series de televisión, películas y anualmente en millones de hogares a lo largo y ancho de los Estados Unidos el cuarto jueves de noviembre. El Thanksgiving Day es tan importante en los Estados Unidos que está catalogado como la fiesta familiar más grande del país, pues moviliza a un número importante de personas que ansían reunirse con familiares o amigos para disfrutar de la tradicional cena de Acción de Gracias. Si bien, expresar el agradecimiento por las buenas cosechas es una actividad muy común en los distintos festivales que se celebran alrededor del mundo, el concepto de la cena del Día de Acción de Gracias se remonta a un festín entre peregrinos ingleses que fundaron la colonia de Plymouth—actualmente Massachusetts—y los indígenas de la tribu de los Wampanoag. Aunque no se sabe la fecha exacta de ese mítico festín, se considera que la primera cena de Día de Acción de Gracias de la historia tuvo lugar en 1621, pues el cronista peregrino Edward Winslow hizo mención de los preparativos previos en una carta: “Ya que aseguramos nuestra cosecha, nuestro gobernador envió a cuatro hombres a cazar aves para que podamos alegrarnos juntos una vez que hemos reunido los frutos de nuestro trabajo. Los cuatro mataron tantas aves en un día que, con un poco de ayuda, duraron para la compañía casi una semana.” Por si fuera poco, Edward Winslow describe más adelante lo que parece ser la primer cena de Acción de Gracias de la que se tiene registro: “En ese momento, entre otras actividades, usamos nuestras armas, muchos de los nativos vinieron con nosotros, y entre ellos estuvo su gran rey Massasoit, con unas noventa personas, a quienes entretuvimos y celebramos durante tres días, y ellos salieron y cazaron cinco venados, que trajeron a la plantación y los concedieron a nuestro gobernador, al capitán y a algunos otros. Y a pesar de que no siempre será tan abundante, por la gracia de Dios, estamos tan lejos de la necesidad que deseamos compartir con ustedes nuestra abundancia”. De acuerdo con distintos historiadores, es poco probable que el pavo fuera el única ave al centro de la mesa en los festines de fin de la cosecha, pues diferentes productos de la cosecha, venados, cisnes, gansos, patos, y otras aves pequeñas también pudieron haber sido parte del menú como lo indica el recuento de Edward Winslow. Con el paso de los años, la tradición de expresar el agradecimiento por las buenas cosechas con un banquete se convirtió en una actividad habitual en Nueva Inglaterra y su popularidad fue tal que en 1863 que el presidente Abraham Lincoln proclamo el Día de Acción de Gracias como feriado nacional anual que se celebra hasta nuestros días.
Durante la época navideña, es común que las familias mexicanas disfruten de bebidas calientes como el ponche de frutas, chocolate caliente y rompope. Cabe mencionar que esta bebida es muy tradicional en nuestro país, pero existen versiones casi idénticas en otros países. En Estados Unidos se le conoce como eggnog y Bélgica y Holanda se le conoce como advokaat. Además de su increíble sabor y su textura cremosa, el rompope tiene una historia única, pues fue inventado por un grupo de monjas durante la época de la colonia. Aquí te contamos la increíble historia detrás de esta bebida y también te recomendamos los mejores postres con rompope, no podrás resistir a probarlos.También puedes leer: 4 Formas de Hacer Rompopes Caseros¿De qué está hecho el rompope?Esta deliciosa bebida de origen conventual se prepara con los siguientes ingredientes:Leche Huevo Azúcar Canela AlcoholAunque la receta tradicional es la más popular, también existen versiones de rompope con nuez, piñón y café, entre otros sabores. Cualquier sabor de rompope es una gran opción para celebrar Navidad y Año Nuevo con nuestros seres queridos.¿Quién inventó el rompope?El tradicional rompope mexicano fue inventado por un grupo de monjas clarisas capuchinas, quienes habitaban un convento en Puebla. En aquellos años, el convento era un punto de encuentro para personas importantes, por lo que las monjas preparaban diversos manjares para deleitar a sus huéspedes. Se dice que la monja que inventó el rompope se llamaba Eduviges, sin embargo, esto no era fácil, pues en aquel entonces las monjas tenían prohibido tomar bebidas alcohólicas, por lo que la monja recibió un permiso especial por parte del obispo para probar el delicioso rompope mientras la preparaba.También puedes leer: Postres con RompopeSin embargo, el rompope era tan delicioso que era difícil resistirse a su sabor. Fue así que Eduviges habló con el obispo y le convenció de permitir que las monjas y sus familias tomaran una copa al día, ya que era un manjar que solo estaba al alcance de la élite. Años más tarde, el rompope ganó popularidad y comenzó a estar al alcance de todas las familias. Actualmente, existe una gran variedad de rompopes tradicionales y de sabores, los cuales son grandes opciones para preparar todo tipo de cocteles, gelatinas, helados, pasteles y otros postres.Los mejores postres con rompopeSi te gusta el rompope, no dudes en usarlo para preparar las mejores bebidas y postres para la época decembrina. Cheesecake sin Horno de Elote con RompopeFlan de Elote con RompopeAtole de RompopeVasitos de Gelatina NavideñosBomba de RompopePastel de Elote de Tres Leches con RompopeGelatina de Rompope con ChocolatePastel de Chocolate con Cheesecake de RompopePanqué de Rompope y ChocolatePastel de 3 Leches de RompopeCheesecake con RompopeGelatina de Rompope FácilTriffle de CerezaGelatina de Rompope EspecialPastel de 3 Leches con RompopeChocolate de RompopeBolis de RompopeChampurrado de RompopeRompope de ChocolateRompope ClásicoRompope de FresaRompope de NuezGelatina de Rompope con Crema de Chocolate y YoghurtGelatina de Rompope con Escarcha de Café
La hipertensión es una enfermedad que causa una presión arterial elevada, lo que resulta en serios problemas de salud, tales como enfermedades del corazón, derrames cerebrales, enfermedades oculares e insuficiencia renal, entre otros. Sin embargo, es posible llevar una vida sana si le das un giro a tus hábitos, aquí te decimos cómo. 1. Reduce el exceso de peso y cuida la cinturaBajar de peso es uno de los cambios en el estilo de vida más eficaces para controlar la presión arterial. Si eres una persona con sobrepeso u obesidad, bajar incluso una pequeña cantidad de peso puede ayudar a reducir tu presión arterial. Además de perder kilos, en general también debes controlarte el diámetro de la cintura. Tener mucho peso alrededor de la cintura puede hacer que corras un mayor riesgo de padecer presión arterial alta.Los hombres corren riesgo si la medida de la cintura es superior a 40 pulgadas (102 centímetros).Las mujeres corren riesgo si la medida de la cintura es superior a 35 pulgadas (88 centímetros).2. Disminuye el consumo de sodioEn general, se recomienda limitar el sodio a 2300 miligramos (mg) por día o menos, pero un consumo más bajo de sodio (1500 mg por día, o menos) es ideal para la mayoría de los adultos. Para reducir la cantidad de sodio de tu alimentación, considera los siguientes consejos:Lee las etiquetas de los alimentos. De ser posible, elige alternativas con bajo contenido de sodio de los alimentos y las bebidas que normalmente compras.Consume menor cantidad de alimentos procesados. Solo una pequeña cantidad de sodio se encuentra presente de manera natural en los alimentos. La mayoría del sodio se agrega durante el procesamiento.No agregues sal a tus platillos. Una cucharadita rasa de sal contiene 2300 mg de sodio. Usa hierbas o especias para agregar sabor a tus alimentos.Avanza gradualmente. Si consideras que no puedes reducir drástica y súbitamente la cantidad de sodio de tu alimentación, redúcela progresivamente. Tu paladar se adaptará con el tiempo.3. Implementa el ayuno en tu día a díaEsto ayuda a disminuir los triglicéridos, el colesterol, baja niveles de ácido úrico, hígado graso y síndrome metabólico. Por otro lado, promueve la disminución de inflamación, de glucosa, la presión arterial y promueve la pérdida de peso.4. Disminuye el consumo de carbohidratosAumenta el consumo de fibra y la proteína de buen origen o magra, acompaña tus comidas con grasas saludables. Limita tus carbohidratos a 50 gramos, aunque está cantidad depende de cada paciente.5. Limita la cantidad de alcohol que bebesLos expertos señalan que ingerir bebidas alcohólicas aumenta la presión arterial, pero entre más alcohol bebas, tu presión se elevará por más tiempo, lo que puede tener efectos negativos en tu salud a largo plazo.6. Deja de fumarCada cigarrillo que fumas reduce tu presión arterial durante varios minutos después de terminarlo. Dejar de fumar ayuda a que la presión arterial vuelva a la normalidad. Recuerda que dejar este hábito puede reducir el riesgo de una enfermedad cardíaca y mejorar tu salud en general.7. Evita el consumo de cafeínaDebido a que la cafeína causa un súbito aumento en la presión arterial, se recomienda evitar su consumo si padeces de hipertensión.8. Reduce tus niveles de estrésTrata de evitar los factores desencadenantes del estrés cuando te sea posible.Dedica tiempo a relajarte y a realizar actividades que disfrutes. Tómate tiempo todos los días para sentarte con tranquilidad y respirar hondo.Agradece. Expresar gratitud a otras personas, ya que esto puede ayudarte a reducir el estrés.9. Realiza ejercicio y actividad físicaLos expertos indican que hacer algún deporte o actividad física es indispensable para una vida saludable, pues el estilo de vida sedentario causa hipertensión. Si ya padeces de esta enfermedad, hacer ejercicio de manera regular te ayudará a controlar tu presión arterial.10. Aprende a cuidarte con kiwilimónEn kiwilimón nos preocupamos por tu salud, por eso tenemos dos actividades para promover un estilo de vida saludable para aquellas personas que presentan una presión arterial elevada. Si quieres aprender a cocinar platillos nutritivos, deliciosos y aptos para hipertensos, no te puedes perder esta clase con la chef Colibrí, en donde prepararemos pescado empapelado al limón. La clase en vivo se llevará a cabo el lunes 22 de noviembre a las 18 horas, a través de nuestro canal de Instagram. Por otro lado, el lunes 29 de noviembre podrás unirte a un conversatorio sobre cómo cuidarte si tienes hipertensión, de la mano de Shadia Asencio, la Directora Editorial de kiwilimón, y la nutrióloga Jennifer Asencio. La cita es en el Instagram oficial de kiwilimón, a las 18 horas.
La hipertensión es una enfermedad que causa una presión arterial elevada, lo que resulta en serios problemas de salud, tales como enfermedades del corazón, derrames cerebrales, enfermedades oculares e insuficiencia renal, entre otros. Sin embargo, es posible llevar una vida sana si le das un giro a tus hábitos, aquí te decimos cómo. 1. Reduce el exceso de peso y cuida la cinturaBajar de peso es uno de los cambios en el estilo de vida más eficaces para controlar la presión arterial. Si eres una persona con sobrepeso u obesidad, bajar incluso una pequeña cantidad de peso puede ayudar a reducir tu presión arterial. Además de perder kilos, en general también debes controlarte el diámetro de la cintura. Tener mucho peso alrededor de la cintura puede hacer que corras un mayor riesgo de padecer presión arterial alta.Los hombres corren riesgo si la medida de la cintura es superior a 40 pulgadas (102 centímetros).Las mujeres corren riesgo si la medida de la cintura es superior a 35 pulgadas (88 centímetros).2. Disminuye el consumo de sodioEn general, se recomienda limitar el sodio a 2300 miligramos (mg) por día o menos, pero un consumo más bajo de sodio (1500 mg por día, o menos) es ideal para la mayoría de los adultos. Para reducir la cantidad de sodio de tu alimentación, considera los siguientes consejos:Lee las etiquetas de los alimentos. De ser posible, elige alternativas con bajo contenido de sodio de los alimentos y las bebidas que normalmente compras.Consume menor cantidad de alimentos procesados. Solo una pequeña cantidad de sodio se encuentra presente de manera natural en los alimentos. La mayoría del sodio se agrega durante el procesamiento.No agregues sal a tus platillos. Una cucharadita rasa de sal contiene 2300 mg de sodio. Usa hierbas o especias para agregar sabor a tus alimentos.Avanza gradualmente. Si consideras que no puedes reducir drástica y súbitamente la cantidad de sodio de tu alimentación, redúcela progresivamente. Tu paladar se adaptará con el tiempo.3. Implementa el ayuno en tu día a díaEsto ayuda a disminuir los triglicéridos, el colesterol, baja niveles de ácido úrico, hígado graso y síndrome metabólico. Por otro lado, promueve la disminución de inflamación, de glucosa, la presión arterial y promueve la pérdida de peso.4. Disminuye el consumo de carbohidratosAumenta el consumo de fibra y la proteína de buen origen o magra, acompaña tus comidas con grasas saludables. Limita tus carbohidratos a 50 gramos, aunque está cantidad depende de cada paciente.5. Limita la cantidad de alcohol que bebesLos expertos señalan que ingerir bebidas alcohólicas aumenta la presión arterial, pero entre más alcohol bebas, tu presión se elevará por más tiempo, lo que puede tener efectos negativos en tu salud a largo plazo.6. Deja de fumarCada cigarrillo que fumas reduce tu presión arterial durante varios minutos después de terminarlo. Dejar de fumar ayuda a que la presión arterial vuelva a la normalidad. Recuerda que dejar este hábito puede reducir el riesgo de una enfermedad cardíaca y mejorar tu salud en general.7. Evita el consumo de cafeínaDebido a que la cafeína causa un súbito aumento en la presión arterial, se recomienda evitar su consumo si padeces de hipertensión.8. Reduce tus niveles de estrésTrata de evitar los factores desencadenantes del estrés cuando te sea posible.Dedica tiempo a relajarte y a realizar actividades que disfrutes. Tómate tiempo todos los días para sentarte con tranquilidad y respirar hondo.Agradece. Expresar gratitud a otras personas, ya que esto puede ayudarte a reducir el estrés.9. Realiza ejercicio y actividad físicaLos expertos indican que hacer algún deporte o actividad física es indispensable para una vida saludable, pues el estilo de vida sedentario causa hipertensión. Si ya padeces de esta enfermedad, hacer ejercicio de manera regular te ayudará a controlar tu presión arterial.10. Aprende a cuidarte con kiwilimónEn kiwilimón nos preocupamos por tu salud, por eso tenemos dos actividades para promover un estilo de vida saludable para aquellas personas que presentan una presión arterial elevada. Si quieres aprender a cocinar platillos nutritivos, deliciosos y aptos para hipertensos, no te puedes perder esta clase con la chef Colibrí, en donde prepararemos pescado empapelado al limón. La clase en vivo se llevará a cabo el lunes 22 de noviembre a las 18 horas, a través de nuestro canal de Instagram. Por otro lado, el lunes 29 de noviembre podrás unirte a un conversatorio sobre cómo cuidarte si tienes hipertensión, de la mano de Shadia Asencio, la Directora Editorial de kiwilimón, y la nutrióloga Jennifer Asencio. La cita es en el Instagram oficial de kiwilimón, a las 18 horas.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD