¿Conoces qué especias son orgullosamente mexicanas?
De Kiwilimón para ti

¿Conoces qué especias son orgullosamente mexicanas?

Por Shadia Asencio - June 2020
No existe pollo flaco o hervido que continúe tristeando por las esquinas de una olla si se le añade un baño de especias. Más aún si se trata de especias mexicanas. El uso en la cocina de los también llamados condimentos se remonta al antiguo Egipto y es tan viejo como nuestro deseo por hacer que lo nutritivo pase al cuerpo sin tener que taparse la nariz. Y es que, como si fueran un rey Midas del sabor, las especias tienen el poder de darle sazón a todo lo que tocan gracias a su concentración de aromas provenientes de las semillas o de la corteza de algunas plantas aromáticas.

Hay que frotarlas como a una lámpara maravillosa. Una ráfaga de aromas saldrá de su interior invitándonos a embriagarnos con ellas. ¡Pero cuidado! Hay que ser sutiles a la hora de usarlas y cuidar de no tostarlas demasiado para que decoren cada bocado sin abrumar. Las especias de México no son la excepción. Son explosión pura. Son razón suficiente para voltear hacia la tierra –o al cielo– para agradecer lo que nos da.

Sin las especias mexicanas al mundo le faltaría algo así como su Quinta Sinfonía de Beethoven, sus Meninas de Velázquez, culinariamente hablando. Ahí tienen a la vainilla. ¿Qué sería de las tartas de manzana sin un helado con su sabor? ¿De qué serían de los pasteles de bodas sin sus bizcochos avainillados? A la crema pastelera le faltaría el cincuenta porciento de su alma. A las galletas su olorosa estampa. ¡Olvídense del rompope! La vainilla planifolia es una especia originaria de México y en Papantla es donde alcanza su plenitud. Esta especia mexicana es de esas cosas –dieciséis en total– a las que se les ha defendido con una Denominación de Origen por parte del gobierno. En el caso de la vainilla, este rango celebra pedazos de tierra –treinta y nueve municipios entre Veracruz y Puebla–, procesos y mano de obra de quien sabe cómo cuidar las orquídeas de vainilla desde tiempos prehispánicos. De esa pequeña vaina, con el sencillo movimiento de un cuchillo, salen partículas que huelen a una flor suave pero pungente.

Otra especia orgullosamente mexicana es la pimienta gorda o pimienta Tabasco, que también cuenta con el título nobiliario de Denominación de Origen. Y aunque a veces a la pimienta gorda se le confunde con pimienta negra, por su sabor es fácil diferenciarla: una mezcla entre clavo, canela, nuez moscada y pimiento. Su fama llega a la India, en donde se muele para preparar masalas y posteriormente currys cremosos y especiados. Sin ir más lejos, es un ingrediente esencial en el rezo de especias ocupadas en el mole, pero también en el sazón y sabor de embutidos, salchichas y salsas BBQ.

La canela, por su parte, aunque es originaria de Ceilán (actualmente Sri Lanka), se ha llegado a denominar canela mexicana porque es el país con mayor producción. Sólo piensen por un segundo: ¿qué no huele a canela en México? Su sabor ligeramente picante –como todo lo que gusta al mexicano– combina a la perfección con lo dulce o lo salado. La canela nada en un mar de aguas de horchata, en la molienda especiada del mole, en los recados. Está en los panes dulces que pasean los jóvenes en sus canastas y en los carritos de churros de las esquinas. Es perfume en pepianes y adobos. Está en todo.

No nos olvidamos de otra gran especia mexicana, el achiote, sin el cual la cochinita sería una simple carne cocida y los tacos al pastor –¡de nada, mundo!– no existirían.

México sabe a chile, por su puesto. Pero también a la festividad de sus especias y a las hierbas de olor (que son harina de otro costal y al cual nos zambulliremos pronto). En conjunto, las especias mexicanas le dan identidad a una despensa a la que es correcto llamar barroca e incluso churrigueresca. Sólo basta recordar que el mexicano no come pollo ni chayote hervidos más que en la enfermedad. Más vale muertos que sencillos, hasta en la comida. Lo nuestro es combinar densidades y capas de sabor, técnicas y preparaciones que dan lugar a una sinfonía compleja llamada gastronomía mexicana.

¿Cuál es tu especia mexicana favorita?
Califica este artículo
Calificaciones (1)
GaBy Adu
26/06/2020 22:45:45
😁
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El racismo existe en el mundo y los ejemplos están en el día a día de cualquiera, pero recientemente, los sucesos en Estados Unidos, después de la muerte de George Floyd, han colocado el tema como principal en el escenario de cosas urgentes por las que hay que tomar acciones.Así, marcas con mucha historia han tenido que replantear sus logos, pues tienen un pasado racial innegable. Es por eso que Quaker Oats decidió cambiar la marca y logotipo Aunt Jemima, la cual tiene más de 130 años de existencia.En un comunicado a CNN Business, la compañía declaró que están trabajando para “avanzar hacia la igualdad racial a través de varias iniciativas”, por lo que también se han detenido a revisar su portafolio de marcas, con el fin de que reflejen sus valores y “cumplan las expectativas de nuestros consumidores”.Aunt Jemima tiene su origen en una canción llamada “Old Aunt Jemima” y el logo está inspirado en Nancy Green, una narradora, cocinera y trabajadora misionera, pero ambos están relacionados con la esclavitud.“Si bien se ha trabajado a lo largo de los años para actualizar la marca de una manera que sea apropiada y respetuosa, nos damos cuenta de que esos cambios no son suficientes”, dijo Kristin Kroepfl, directora de marketing de Quaker Oats en América del Norte.Aunque aún no han revelado el nuevo logotipo, este tipo de cambios son un gran ejemplo de cómo las marcas también reflexionan y se preocupan por aportar y cambiar el mundo en temas relevantes. Además, la marca se comprometió a donar 5 millones de dólares durante 5 años, “para crear un apoyo y compromiso significativo y continuo en la comunidad negra”, de acuerdo con CNN.Más marcas como esta, que con sus cambios ponen el ejemplo a gran escala para que reflexionemos sobre problemáticas que nos incumben a todos.
Los nopales parecen tener beneficios inagotables, pues además de proveernos de fibra cuando los comemos, también tienen propiedades que los hacen perfectos para hacer productos cosméticos, como champús o cremas. Así, dos jóvenes de Guadalajara han encontrado un uso más y hacen piel tipo cuero a partir de cactus.Sus nombres son Adrián López y Marte Cázares, y lo que buscaban era crear un material amigable con el medio ambiente, con cualidades textiles como transpirable y duradero y, por supuesto, que no se tuviera que extraer de animales.Para lograr crear este cuero vegano, los dos jóvenes tuvieron que recorrer un trayecto de dos años y su idea surgió a partir de darse cuenta de que, si el nopal tenía propiedades cosméticas para la piel, entonces “por qué no crear piel a partir de él.”López contó a medios que muchas personas los creyeron locos, pero ellos dijeron: “¿Cómo que no? Estamos en México, somos mexicanos, ¿qué materia prima hay para aventar pa’arriba?, pues nopal; crece solo, no necesita mucho riego, no se gasta mucha agua”.En su investigación, se dieron cuenta de que ya en Europa se hacen este tipo de materiales a partir de piña y manzana, así que el nopal era viable, pues además de que es una planta muy noble, su producción se da todo el año y cada cactácea genera hasta 100 nopales en su vida productiva.Su producto es una mezcla de nopal y algodón orgánico, y puede cubrir necesidades en varios ámbitos, como moda, muebles, marroquinería e incluso en el sector automotriz.Estos jóvenes ya tienen su propia empresa y con ella no sólo ofrecen una opción más amigable con el medio ambiente, sino que además generan trabajos en el país.
Si bien es cierto que lavar la ropa ha sido casi una enseñanza básica desde edades muy tempranas en muchos hogares, la realidad es que esta sencilla tarea del hogar se vuelve cada vez más desenfadada, cómoda y hasta divertida. La tecnología no solo está presente en nuestras áreas de entretenimiento, recámaras y cocinas, sino también en las áreas de lavado de nuestra ropa.De hecho, podríamos decir que, gracias a los avances en la tecnología, ahora es más sencillo lavar, quitar manchas de la ropa y mantener las prendas en mejor estado a pesar de las lavadas. Esto lo podemos lograr con el mínimo esfuerzo y sin gastar fortunas en productos de limpieza.Lavar la ropa se ha vuelto un tema de alta tecnología, gracias a la nueva tendencia en la industria del lavado, que es el lavado inteligente y que tiene que ver con la creación e implementación de ciclos de lavado para tejidos específicos, esto ya está implementado en las lavadoras disponibles para todos nosotros; ya no es cosa de las grandes empresas dedicadas al cuidado de la ropa. Las lavadoras LG con la exclusiva tecnología AI DD, ofrecen una experiencia de lavado hiper personalizada. No te pierdas: Cómo eliminar gérmenes de la ropa de los niños Una de las mejores formas de lavar la ropa, es hacerlo con la tecnología adecuada y para eso está la magia de las lavadoras LG con tecnología AI DD, en pocas palabras, las lavadoras más inteligentes de la industria. De hecho, son las únicas podríamos decir que “saben lo que necesita el usuario” y por eso pueden detectar una carga mixta de cualquier tipo de ropa que se introduzca en la máquina y programar el ciclo de lavado con movimientos, temperaturas y tiempos personalizados ideales para las prendas. Esto se logra gracias a la ayuda de inteligencia artificial, por lo que la única tarea del usuario será poner la ropa en la lavadora y después sacarla. Probablemente, muchas personas piensen que entre más tecnología es más probable el riesgo de fallas, sin embargo, debemos decir que eso es totalmente falso; una prueba de ello es la función LG Proactive Customer Care, que es un sistema que aprovecha la inteligencia artificial avanzada para alertar inmediatamente a los usuarios sobre posibles problemas antes de que ocurran, asimismo, el usuario tiene acceso a consejos útiles de mantenimiento para que los dispositivos LG funcionen de la mejor manera, aumentando así su tiempo de vida.No te pierdas: 7 pasos para desinfectar ropa sin maltratarla Para este momento, seguramente pasará por tu mente que esto es como una escena de película, y que la tecnología ha llegado demasiado lejos y ha facilitado totalmente la vida de las personas, y sí, tienes toda la razón, porque hoy en día la forma de vida va más enfocada en tener casas inteligentes que hagan las tareas más fáciles que nunca, por lo tanto, las lavadoras LG con AI DD son clave para lograrlo, porque no sólo cuidan tu ropa, sino que te hacen la vida más sencilla hasta cuando de comprar productos de limpieza se trata.Sin duda, la mejor forma de lavar la ropa jamás volverá a ser tan clásica como solía ser muchos años antes. Ahora será eligiendo los mejores electrodomésticos que hagan de esta sencilla tarea, algo divertido y, sobre todo, cómodo.
Así como la gastronomía mexicana está llena de antojitos, chile y mucha tortilla, la gastronomía mediterránea también tiene muchos ingredientes característicos de la región.Principalmente, podríamos mencionar el pan, el aceite de oliva y el vino como sus pilares. Como su nombre lo describe, esta comida es típica de la cuenca del Mediterráneo, en especial al sur de Europa y el norte de África.¿Cuál es la comida mediterránea?Como la comida mediterránea se cocina prácticamente en todo el territorio europeo en el que se da el árbol de oliva, esta engloba una variedad de culturas.Entre las comidas mediterráneas entonces tenemos la italiana, la española o la griega y ellas comparten no sólo preparaciones con pan, aceite de oliva y el vino, sino que también tienen en común guisos de carne con verdura y tomate, o pescados curados con sal.Los pilares de la comida mediterránea se traducen también como trigo (el pan), olivas y uvas, y son ellos los recurrentes en todos los países con esta singular gastronomía, pero se adaptan con otros ingredientes como frutas, verduras y especias típicas de cada zona.En Italia, por ejemplo, destaca el trigo en sus pizzas y pastas, siempre acompañadas de buenos vinos; en España, el pan con tomate es un clásico; Marruecos es famoso por su cous cous, hecho con sémola de trigo, verduras y garbanzos, todas con un sinfín de hortalizas y demás frutas y verduras regionales incluidas.Por supuesto, la costa hace que el consumo de pescados y mariscos sea abundante; el arroz desempeña un papel importante; las hortalizas y las legumbres son una constante en las ensaladas y las frutas más comunes son los cítricos, como naranjas, limones o mandarinas.Las carnes que más se utilizan en la gastronomía mediterránea son la de cordero y la de cerdo, esta última sobre todo en embutidos, como el jamón. Finalmente, para condimentar sus comidas, las especias más populares son el tomillo, orégano, albahaca, pimienta, hierbabuena; también se usa el vinagre.Cabe mencionar que la gastronomía mediterránea es algo completamente diferente a la dieta mediterránea, cuyas principales características son reducir el consumo de carnes y carbohidratos, y aumentar el de vegetales y grasas monoinsaturadas.Ahora que conoces un poco sobre la gastronomía de la cuenca del Mediterráneo, quizá puedas poner en práctica un poco de turismo culinario y probar todo lo que la región tiene para tu paladar, o si tienes curiosidad, mira lo que la gastronomía árabe tiene para ti.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD