La comida corrida, el tesoro invisible de la gastronomía mexicana
De Kiwilimón para ti

La comida corrida, el tesoro invisible de la gastronomía mexicana

Por Shadia Asencio - Mayo 2021
Cuando de comida mexicana se habla, los antojitos, celosos, acaparan la atención. Los puestos callejeros se abarrotan ante comensales hambrientos, críticos gastronómicos ávidos por la nota y fotógrafos listos para captar las imágenes que terminarán en Netflix. No se escapan los banquetes de los comedores familiares tradicionales, los restaurantes de manteles largos que aparecen en las listas gastronómicas del mundo. Junto a ellos, a la vista de todos, pero bajo el sutil velo de la invisibilidad, están los locales que nos dejan encima los olores de la verdadera cocina mexicana: los de la comida corrida, los de las fonditas.

Casi siempre, bajo el nombre propio de una mujer –Doña Mari, Doña Margarita, Doña…– las fonditas rotulan la autoría de aquel o aquella que con un presupuesto fijo dan color a los ingredientes de la canasta básica. Por supuesto, hay excepciones a la regla, como Don Arturo, la fondita que me alimentó por casi siete años mientras trabajaba en Polanco. La comida corrida era diariamente ofrecida por un hombre, Don Rubén, cuyos fideos con crema y su budín de pan servían para amainar las jornadas de todos los publicistas que diariamente buscábamos una dosis del hogar al que pocas veces llegábamos. 

El planteamiento en las fonditas es básico y por ello, magistral: un pentálogo de paradas culinarias inamovibles que llenan el estómago y la ropa con los humores de las ollas. Aunque el origen es humilde, casi siempre se localizan en las periferias de los mercados, en las zonas populares, en las avenidas con flujo proletario, mayormente alejadas del bullicio turístico.

En la comida corrida se sabe que no te irás a ningún lado hasta terminar el menú de pé a pá. “El término corrida es un término español que usamos en México cuando una cosa va detrás de la otra; entonces si una persona habla de corrido es porque dice una cosa y luego otra, y otra más”, comenta el ensayista e historiador gastronómico José N. Iturriaga. Una vez que te instalas, la mesera te servirá una sopa y en seguida, el arroz o la pasta. “En el caso del platillo fuerte te van a preguntar qué quieres porque casi siempre hay opciones”, asegura Iturriaga.

La estructura es una institución culinaria que apenas ha cambiado con los años: por un precio que pocas veces rebasa los cien pesos, de la cocina desfilarán una serie de platillos encaminados a saciar el hambre atroz de los estudiantes, del kinestésico trabajador, del ansioso pequeño burgués. Al centro habrá además tortillas o canastas de plástico con bolillo y salsas en cazuelitas. Y es que en la comida corrida todo está dispuesto para reproducir una escena familiar, que se escapa de la gloria celebratoria del sábado o el domingo. 

“La comida corrida siempre viene con un vaso de aguas frescas que puede ser una limonada o un agua de jamaica, de tamarindo, de sandía, de melón, de alguna fruta de temporada”, comenta Iturriaga. 

En términos culturales, como todo lo que se cuece en territorio nacional, la comida corrida es fruto del mestizaje. “El primer tiempo es casi siempre una sopa de pasta. Las pastas traídas por los españoles surgen en China algo así como dos siglos antes de la Conquista. Luego, el segundo tiempo, es un arroz que también es de origen chino y que también lo trajeron los españoles. Le pusimos “mexicano” por que tiene un color rojo del jitomate con el que se cocina. El más clásico lleva chicharitos y unos cuadritos de zanahoria.”

El platillo fuerte es variable, casi siempre es un guiso y no propiamente un antojito. “No estamos hablando de platillos de mucha elaboración, ya que esos son para ocasiones más festivas. Hablamos de una carnita de puerco en salsa verde con verdolagas, tinga de res con la carnita de la falda de res deshebrada. Cuando llega a haber pescado nos darán algún filetito de mojarra o de esos que compras delgaditos para que rinda mejor”. Eso sí, casi siempre irá empanizado para que sea más llenador.

Los que ofrecen opciones fuera del menú casi siempre costarán unos pesos más. Ahí está el huevo o el plátano que decorará en sabor y color al arroz. Y en el fuerte, no falta la reina de la cocina de fondita: la milanesa. “La milanesa debe su nombre a Milán, que hoy es el norte de Italia pero que, en el siglo XIX, era parte del Imperio austrohúngaro. De hecho, las milanesas más famosas del mundo son en Viena, capital de Austria”. 

El postre irrevocable de la comida corrida es el arroz con leche que casi siempre se cocina con canela. “Toda la canela que se consume en el mundo surge de Ceilán, una isla al sur de Sri Lanka”, completa el licenciado Iturriaga. Pero no falta la gelatina, casi siempre de colores vivos –verdes, naranjas y rojos–, los budines con el pan que se queda de otros días, el pastel de tres leches para los días especiales, como los viernes, en los que la propietaria, si está de buenas, agasajará a sus comensales. 

La cocina de las fonditas nos hace sentir en casa en pleno ajetreo del día. De la dueña, del encargado, terminamos por hacernos íntimos, conocernos los temperamentos, acostumbrarnos a la experiencia sápida. “Las fonditas resuelven, sobre todo a quienes diario tienen que comer fuera, ya sea que eres un oficinista o estudiante del estrato socio económico de clases medias bajas y de clases de proletarias, y es que en ellas comemos comes como en tu casa”. 

Hay un tesoro invisible en las ciudades al que le debemos horas periodísticas. Gracias a las sazones de Doña Mari o a Don Rubén o a la doña de nuestra confianza es que se nutren nuestros corazones de una a tres P. M. Sus guisos nos recuerdan que pertenecemos a algo más que a una corporación, que somos seres humanos aún en horario laboral.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Baja California, la tierra por excelencia del vino mexicano, fue seleccionada como la sede de la próxima edición del Congreso Mundial de la Viña y el Vino 2022 y la Asamblea Nacional de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), dos de los eventos más importantes para el mundo del vino.Como parte de la celebración de 45 años del Congreso Mundial y 100 años de la organización OIV, el Comité Organizador determinó que Ensenada, Baja California, será la sede oficial 2022, por contar con los atributos necesarios para hospedar un evento de este nivel.El Congreso Mundial de la Viña y el Vino es un evento de carácter histórico que reunirá a los más grandes expertos nacionales e internacionales del sector vitivinícola del mundo para tratar y exponer temas relevantes y de impacto para el sector en diferentes sedes del estado.Mientras que la conmemoración de un siglo de vida de la OIV reunirá a los representantes más relevantes de la organización internacional, un organismo de carácter científico y técnico que se ocupa de contribuir a la armonización internacional de las prácticas y normas de la producción del vino, uvas de mesa y uvas pasas, así como otros productos derivados de la vid que intervengan en la viticultura.La organización de este magno suceso será un trabajo de coordinación de la SEST, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, El Consejo Mexicano Vitivinícola y los estados productores, dichos órganos trabajarán de la mano para impulsar a México ante el sector vinícola mundial.En nuestro país, Baja California hoy es considerada el punto más importante en materia vinícola, ya que alberga más de 150 bodegas, cuenta con más de 4,000 hectáreas de cultivo de vid, posee paisajes únicos, ruta del vino y ruta antigua, talento en la producción y creación de uvas, calidez como destino, además ser productor del 85% del vino mexicano.¡Aparten las fechas para los dos eventos más relevantes del vino en México!
La ansiedad nos genera un estado de incomodidad e inconformidad. Es un padecimiento más común de lo que imaginamos, la OMS estima que durante las emergencias humanitarias, como la que hoy vivimos, 1 de cada 5 personas se ve afectada por la depresión y la ansiedad.Aunque no hay una dieta específica que elimine la ansiedad, hay alimentos que pueden ayudar a controlarla y aminorarla. También hay otros alimentos que propician que la ansiedad se detone como los que contienen carbohidratos refinados y, en general, los alimentos procesados. En #KiwiTeCuida presentamos el #RetoContraLaAnsiedad, en el que el chef Mau Eggleton preparará una clase de cocina dedicada al tema (19 de julio) y será reforzado por el conversatorio entre la nutrióloga Gina Rangel y nuestra directora editorial Shadia Asencio (26 de julio), para resolver todas sus inquietudes de cómo combatir la ansiedad a través de la alimentación.Algunos otros tips para controlar la ansiedad son los siguientes:Incorpora siempre a tu desayuno proteínas limpias y magras, dan saciedad y ayudan a mantener los niveles de azúcar en sangre para tener energía durante el día.Agrega a tu dieta carbohidratos complejos, pues aumentan la producción de serotonina en el cerebro, lo cual nos ayuda a estar relajados. Los granos integrales como la quinoa, la avena o los panes de masa madre e integrales reposados son excelentes opciones.Evita carbohidratos simples tales como bebidas azucaradas, dulces, harinas refinadas y productos procesados.Ten alimentos preparados y listos para consumir inmediatamente, crudités, galletas saludables, fruta picada y frutas y verduras desinfectadas. Toma mucha agua, pues a veces se confunde la sed con hambre. La ansiedad hace que evitemos hidratarnos y por esta razón sentimos “hambre” cuando en realidad es deshidratación.Limita o evita el consumo de alcohol y cafeína, el alcohol de momento nos hace sentir tranquilidad, pero cuando lo procesamos en el cuerpo, nos produce ansiedad, además que afecta en el ciclo saludable del sueño. La cafeína provoca un efecto de nerviosismo, detona la ansiedad y también interfiere con el sueño.Mantente atento si tienes alguna intolerancia alimentaria, debido a que existen muchas condiciones que pueden detonar la ansiedad, la depresión o los cambios de humor e irritabilidad. Procura mantener una dieta balanceada y saludable y hacer ejercicio. Los alimentos ricos en omega 3 y ácidos grasos nos pueden ayudar mucho.Prepara en casa snacks crunchy, picositos o dulces, te ayudarán a no pecar entre comidas y poder llevar una alimentación saludable.El llevar una vida saludable nos invita a seguir sumando hábitos que nos generen bienestar, reduciendo la ansiedad y gozando de salud integral. Si quieres conocer más a fondo del tema, te invitamos a seguir nuestras transmisiones en vivo los días lunes a través de nuestra cuenta oficial de Instagram de Kiwilimón, en punto de las 6:00 pm. ¡Te esperamos!
Los de Feral Café describen a su café como “salvaje”, sin embargo no hay ápice de descuido en su forma de preparar la taza de café perfecta. Esta pequeña marca, propiedad de Ricardo Soto, distribuye amor en forma de granos de café desde un pequeño local en el mercado de San Juan. Lo puedes tomar ahí, o como yo, pedir a domicilio, entero o molido para filtrarse en el método cafetero de tu preferencia.Su imagen de marca enamora, pero gracias al cielo donde sólo llueve café, lo de ellos es más que sólo una cara bonita. El café que Ricardo Soto selecciona en conjunto con Santiago Sota de Finca Sofía en Puebla, es atención milimétrica a la selección de cada grano, es trazabilidad, es cuidado máximo al tostado.Esta empresa nace en 2019 gracias al estudio y al amor que Ricardo ha profesado hacia esta bebida. En la selección de cada grano su fundador busca calidad y procesos limpios que destaquen el origen. De ahí que tenga granos procedentes de diversas latitudes cafetaleras del país: los hay desde Guerrero (Atoyac de Álvarez), Oaxaca (Pluma Hidalgo) y Veracruz (Huehuetecpan, Cosautlán).La trazabilidad, para él y para Santiago, es vital. Este último además, busca activar la economía de las comunidades con las cuales trabaja instruyéndolos en el arte de lograr granos de café con grado de especialidad. Luego, la preocupación de Ricardo y Santiago es elegir un nivel exacto de tueste que le permita a cada origen expresarse en la taza de café: mostrar las características del terruño.Es bajo el ojo y paladar de Santiago que se aplica un tostado que va de los medios a los ligeros para potenciar los sabores intrínsecos de la cereza del café –los frutales y frutales– e incluso los más complejos a chocolate, piloncillo y caramelo, en los que la acidez no es tan pronunciada.Las opciones de Feral Café son varias. Existen orígenes que por la complejidad de sus procesos se disfrutan mejor en métodos de especialidad como Calita, V60, prensa francesa o chemex. Tal es el caso del café lavado procedente de Oaxaca o los red, white o black honey en los que vale la pena poner atención en los aromas y sabores. Si el cliente prefiere disfrutar su café con leche, Ricardo sugerirá el Pluma, Hidalgo en Oaxaca cuyo tostado ligero no interferirá en la mezcla. Al final, la taza perfecta es la que uno tiene en la mano. Mejor que proceda del comercio justo y del amor por el café.Si quieres conocer un poco más de Feral Café te dejo sus redes sociales: @feralcafe
Baja California, la tierra por excelencia del vino mexicano, fue seleccionada como la sede de la próxima edición del Congreso Mundial de la Viña y el Vino 2022 y la Asamblea Nacional de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), dos de los eventos más importantes para el mundo del vino.Como parte de la celebración de 45 años del Congreso Mundial y 100 años de la organización OIV, el Comité Organizador determinó que Ensenada, Baja California, será la sede oficial 2022, por contar con los atributos necesarios para hospedar un evento de este nivel.El Congreso Mundial de la Viña y el Vino es un evento de carácter histórico que reunirá a los más grandes expertos nacionales e internacionales del sector vitivinícola del mundo para tratar y exponer temas relevantes y de impacto para el sector en diferentes sedes del estado.Mientras que la conmemoración de un siglo de vida de la OIV reunirá a los representantes más relevantes de la organización internacional, un organismo de carácter científico y técnico que se ocupa de contribuir a la armonización internacional de las prácticas y normas de la producción del vino, uvas de mesa y uvas pasas, así como otros productos derivados de la vid que intervengan en la viticultura.La organización de este magno suceso será un trabajo de coordinación de la SEST, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, El Consejo Mexicano Vitivinícola y los estados productores, dichos órganos trabajarán de la mano para impulsar a México ante el sector vinícola mundial.En nuestro país, Baja California hoy es considerada el punto más importante en materia vinícola, ya que alberga más de 150 bodegas, cuenta con más de 4,000 hectáreas de cultivo de vid, posee paisajes únicos, ruta del vino y ruta antigua, talento en la producción y creación de uvas, calidez como destino, además ser productor del 85% del vino mexicano.¡Aparten las fechas para los dos eventos más relevantes del vino en México!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD